Saint Seiya Ancient Chronicles
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

User del Mes

Mapycozo
El gran ilusionista

¡Prepárense para vivir las vacaciones en la playa!
Próximamente...

Temas Importantes


El reencuentro Widget14
Últimos temas
» Magical Hope {Afiliación élite}
El reencuentro EmptyMiér Jul 17, 2019 2:41 am por Invitado

» Hantā no Odessei {Afiliación Elite}
El reencuentro EmptyMar Jul 16, 2019 9:20 pm por Invitado

» Busquedas de Rol
El reencuentro EmptyLun Jul 08, 2019 7:11 pm por MapyCozo

» Ficha de Entrenamiento de Alderion De tauro
El reencuentro EmptyJue Jul 04, 2019 12:31 pm por Alderion

» Ficha de entrenamiento de Virgil Juez de Griffo
El reencuentro EmptyMiér Jul 03, 2019 1:23 pm por Sasha

» Petición Caballeros de Athena
El reencuentro EmptyMiér Jul 03, 2019 1:16 pm por Sasha

» [Reino de Poseidón - Alta] La Manzana Dorada
El reencuentro EmptyDom Jun 30, 2019 10:24 pm por Boreas

» Petición Espectros de Hades
El reencuentro EmptyVie Jun 28, 2019 11:11 pm por Sasha

Ganador de la 1º Era

AFILIADOS ELITE
_________

Harry Potter Avada Kedavra
Saint Seiya Eternal Spirit
boton 150x60
Infinity: We Can Be Heroes
Boku No Hero: Academia

One Piece: Ascension

Fire and Blood

La Leyenda de Shenlong

World Of Shadows

Descendants Ouat

Oddisey RPG

Eras del Mundo
Deathless Love +18

Magical Hope
Magical Hope
Damned Worlds
Vit Astrale
Digital Pocket

La cancion de Eventyr
Ilvermorny School

Fate/Requiem

Fate/Light of Extinction

Nine Beast, One Symbol
Neoarghia +18
Little Fears
Little Fears

El reencuentro

4 participantes

Ir abajo

El reencuentro Empty El reencuentro

Mensaje por Vergilius Sáb Ago 20, 2011 9:20 pm

Pensaba en una forma de escapar de todo el tormento que lo estaba aquejando. Mientras los eventos que había visto iban siendo más claros en su mente, como si con el pasar del tiempo cada pieza fuera encajando en su lugar. Ahora recordaba que no estaba enfermo y también cuál fue la causa de haber atacado a su prima. El engaño y la traición no era algo que tuviera un buen sabor, y eso era lo que había hecho la pelirroja al mentirle durante tanto tiempo. ¿Amor? Esas no eran más que patrañas profesadas por esa chiquilla. Lo único que estaba buscando era mantener a Hades prisionero, algo con lo que no habría tenido problema alguno si dicha prisión no hubiera sido su cuerpo o si tan sólo hubiera tendió la delicadeza de decirlo. No podía creer que ella no lo supiera, era muy conveniente. Esa arpía no iba a volver a jugar con sus sentimientos. De hecho ni siquiera quería volver a ninguno de esos mentirosos, ni a su tía, a la cual había visto con un atuendo de zorra, o a Gelum, el cual había saltado a defender a la arpía.


- ¿Donde estamos? - preguntó el pelinegro con voz baja, dirigiéndose a su Teniente. Lo recordaba con claridad por entre el dolor: aquel sujeto se llamaba Kagaho, un soldado que había luchado junto a él para ascender al puesto que anteriormente compartía la niñera de...Sophia. - ¡Agh! - Se quejó el romano, dándose una palmada en la frente...debía dejar de pensar en su prima, el hacerlo lo lastimaba de gravedad y eso era para ese entonces, inadmisible. Debía levantarse, debía empezar a moverse y dejar de ser...
- Patético. - Dijo una voz en su cerebro, la de Hades, que aún estando dormido estaba al pendiente de las actividades del romano.
Vergilius
Vergilius
Dios/a
Dios/a

Reino : Inframundo

Ataques :

El reencuentro 21m5578El reencuentro 2af71y AD- Levantamiento de los Muertos (4750)
El reencuentro 335eipl AM- Naturalezas Opuestas (5250)
El reencuentro 2af71y AF- Putrefacción (5950)
El reencuentro 10z61is AF- Canto del Demonio Satanás (6050)


Defensa :

El reencuentro 2af71y Oscuridad Eterna

Cantidad de envíos : 278

Volver arriba Ir abajo

El reencuentro Empty Re: El reencuentro

Mensaje por Vergilius Dom Ago 28, 2011 11:03 pm

La cabeza y el resto de lugar daban vueltas, como si todo estuviera a punto de caérsele encima, como lo demás. Su vida había ido en declive, y una parte de él esperaba que hablar con Kagaho, aunque como siempre éste se mostraba estoico y misterioso, algo que le ponía nervioso, y de pronto comenzó a sentirse paranoico. Todas las personas en las que alguna vez confió le habían clavado un puñal en la espalda, e insistían en hacer que esa herida se volviera más profunda. Recuerdos… los recuerdos eran tan doloroso, a pesar de que habían sido eventos tan recientes que todavía podía verlos al cerrar los ojos, incluso sentir la misma atmosfera y la plumas blancas que caían, como de ángeles, cuando en realidad eran lechuzas, ingratas lechuzas, de plumaje tan blanco como el color que cubría los alrededores. Definitivamente iba a tener a esas bestias revoloteando en su subconsciente un buen tiempo. Aquellas aves que eran el símbolo de Athena, además de ese cosmos cálido, como una trampa para que bajara la guardia, haciéndolo sentir seguro para después transformarse en un monstruo, desechando ese aspecto de doncella que tenía su actual recipiente. Sintió que las energías volvían a largarse de su cuerpo y finalmente se cayó de rodillas, como si ya no pudiera sostenerse a sí mismo. Los copos de nieve cayeron sobre su cabello y rostro. En verdad se encontraba lejos de casa.
Vergilius
Vergilius
Dios/a
Dios/a

Reino : Inframundo

Ataques :

El reencuentro 21m5578El reencuentro 2af71y AD- Levantamiento de los Muertos (4750)
El reencuentro 335eipl AM- Naturalezas Opuestas (5250)
El reencuentro 2af71y AF- Putrefacción (5950)
El reencuentro 10z61is AF- Canto del Demonio Satanás (6050)


Defensa :

El reencuentro 2af71y Oscuridad Eterna

Cantidad de envíos : 278

Volver arriba Ir abajo

El reencuentro Empty Re: El reencuentro

Mensaje por Kagaho Dom Sep 04, 2011 2:15 pm

El teniente se encontraba sumiso profundamente en sus pensamientos, tanto asi que no se percato de todo lo que sufría el general Vergilius hasta que el mismo cayo sobre el suelo y provoco con esto, un ruido sordo que libero del trance al joven Kagaho. Esto le hizo despertar mas aun se hallaba perdido entre las cosas, una mirada a los ojos de su Comandante le cambiaron el semblante, aquel hombre sufría y algo debía hacerse.

Lentamente, como quien aun no sabe que hacer, se acerco a la posición de Vergilius y colocando su rodilla derecha en el suelo, descendió en aras a hacerle compañía y consolarle, una serie de palabras salieron airosas de la prisión de su boca y las ataduras de su lengua -Señor, debe dejar de sufrir por todos aquellos que le han traicionado, aun existimos muchos que le somos leales, y sino muchos, al menos uno lo es...- Mientras comentaba estas cosas, la diestra del muchacho se posaba sobre la espalda del Legado y pretendía mostrarle apoyo.

Unos minutos de silencio continuaron tras la quizás insignificante revelación para que luego, el teniente se alzara de la tierra y con esto, elevara también el cuerpo de Vergilius para sentar al ultimo sobre una de las pocas comodidades que yacían en aquel lugar. Una vez, ambos estaban sobre sus pies, nuevas palabras se formaron y fueron dichas -Señor, que sucede?... Que sucede en verdad?- Nuevamente hubo silencio, uno que se mantendría hasta que fuera roto por alguien mas, aparte de kagaho.
Kagaho
Kagaho

Status :

El reencuentro Dgqf4z


Defensa :

Sheut

Cantidad de envíos : 60

Volver arriba Ir abajo

El reencuentro Empty Re: El reencuentro

Mensaje por Vergilius Dom Sep 04, 2011 2:58 pm

Se sentía tan perdido en aquel lugar. Era ridículo que no pudiera saber si lo que recordaba era real o un sueño muy real, producto de una enfermedad o si era una verdad absoluta. Sólo recordaba el vuelo de las lechuzas, a Sophia, la figura de aquella mujer con el cetro, a su tía comportándose como otra persona y a él recibiendo el pendiente de la estrella como si fuera controlado por un poder maligno, que misteriosamente era lo único que no había desaparecido, lo cual le pareció por de más extraño, que unos ladrones se llevaran su ropa pero que le dejaran aquel objeto que lucía valioso.

Se frotó los ojos. Desde hacia un rato no podía ver con claridad, como si todo se estuviera moviendo dentro de la tienda. Era una sensación molesta, la cual quería desaparece cuanto antes. Podía ser que en verdad estuviera muy enfermo después de todo, ya que además de los eventos de fantasía, podía recordar haberse caído de un caballo por la fiebre. Pero eso no aportaba una explicación substancial de cómo había llegado tan lejos, siendo lo más lógica que sólo Hades podía ser responsable. Ya estaba cansado de darle vueltas al asunto, diciendo que no era cierto cuando todas las pruebas indicaban lo contrario. Estaba siendo necio.

Escuchó a Kagaho y se dejó elevar por él. De nuevo parecía poder leerlo como a un libro abierto. No le sorprendía ya que siempre habían sido así las cosas entre ellos. Se preguntaba si debía de contárselo todo. Seguramente divulgaría que estaba loco por la historia que le iba a relatar. Ya no sabía en quién era prudente confiar. Pero también era justo recordar que Kagaho era de sus hombres más leales, y si no podía confiar en él, ¿en quién sí podía hacerlo? –Sabes que soy un hombre de pocas palabras, pero nunca miento. Necesito que me creas lo que te voy a decir Kagaho, por muy extraño que vaya a sonar. Fui poseído por un…- Antes de poder completar la frase que estaba por decir, sintió una fuerte presión en la cabeza, llevando sus manos a la parte posterior y rezando porque pasara rápido aquella agonía.
Vergilius
Vergilius
Dios/a
Dios/a

Reino : Inframundo

Ataques :

El reencuentro 21m5578El reencuentro 2af71y AD- Levantamiento de los Muertos (4750)
El reencuentro 335eipl AM- Naturalezas Opuestas (5250)
El reencuentro 2af71y AF- Putrefacción (5950)
El reencuentro 10z61is AF- Canto del Demonio Satanás (6050)


Defensa :

El reencuentro 2af71y Oscuridad Eterna

Cantidad de envíos : 278

Volver arriba Ir abajo

El reencuentro Empty Re: El reencuentro

Mensaje por Kagaho Dom Sep 04, 2011 3:19 pm

El legado hablaba francamente con el joven teniente, su relación era de esa manera. A pesar de estar separados por rangos, en cierta forma y en algún punto, se hicieron algo así como amigos, tenían confianza en el otro y tecnicismos o formalismos, no se interpondrían en esto. –Sabes que soy un hombre de pocas palabras, pero nunca miento. Necesito que me creas lo que te voy a decir Kagaho, por muy extraño que vaya a sonar. Fui poseído por un…- Las palabras de Vergilius fueron detenidas por una fuerza superior, según se movía y actuaba, parecía como si su cabeza deseara estallar.

Kagaho, aprovecho este silencio para meditar un segundo e intentar completar la frase de su amigo -Que? Ahora me dirás que al utilizar ese collar representativo a la estrella de la muerte, Hades, fuiste poseído por un espíritu maligno o divino que hace alusión al dios del inframundo y que lentamente has estado visitando las diferentes legiones para así utilizar a los soldados bajo tu mando, transformándolos en espectros bajo tu reinado, dándoles un poder mas alla de lo humanamente posible y con esto, has traído las victorias que se consideraban imposibles elevando la gloria y el honor de nuestro hogar?... No juegues, Vergi... Que sucede en serio?...- Una pequeña sonrisa se formo en el rostro del teniente, de verdad podía hablar cualquier tema con el legado y aun así permanecer inmutable, las palabras que se libraban del otro -al menos desde la percepción de Kagaho- eran "ley absoluta" y "verdad innegable".

Tras ver que el dolor abandonaba el cuerpo de Vergilius, hizo nuevo uso de sus palabras. -Entonces dime, realmente que sucede? Pocas palabras o muchas, serán suficientes para yo comprender... O al menos, eso creo-
Kagaho
Kagaho

Status :

El reencuentro Dgqf4z


Defensa :

Sheut

Cantidad de envíos : 60

Volver arriba Ir abajo

El reencuentro Empty Re: El reencuentro

Mensaje por Sokaro Dom Sep 04, 2011 4:19 pm

Sin saber lo que pasaba dentro, sin importarle si interrumpía una escena de valor y realmente…sin importarle ni una sola verga cortada las dos personas que se encontraban dentro de la tienda, el General de la Décimo Séptima Legión Romana tan solo accedió con su usual actitud intempestiva preparado para anunciar que se marcharían de una buena vez por todas de aquel infierno congelado…y el señorito Legado lo tendría que acompañar, quisiera o no.

Después de todo, era el jefe máximo del ejército y no se podía permitir el andar vagando por las montañas, menos cuando había sido asaltado, posiblemente violado y despojado de todo…incluyendo su honor.

Curioso, nacido con todo a su lado y ahora no parecía tener ni las ganas de vivir consigo mismo…¿y aquel era el cabecilla y heredero de la nación más grande de la época? Menudo chiste.

Disculpe señor Máximo General…vengo a interrumpirlo para informarle que nuestra charla se ha demorado un largo rato; ha surgido una emergencia y nos hemos vistos forzados a partir de inmediato hacia a la Capital. Y claro, su presencia es indispensable. informó Sokaro con su voz carrasposa y adusta, sin siquiera notar que todavía su mano se encontraba machacando el antebrazo del pelirrojo conocido como Traian…y ¿cómo notarlo? Era como tener una ramita entre los dedos. Si quiere motivos, es que hemos descubierto que todos los ciudadanos de aquí tuvieron que ver con la muerte de uno de sus Generales internos, el mantecoso ese…no recuerdo su nombre, el que era quien planeaba todo…y sino estoy mal, también con la posible desaparición del uniceja que los acompañaba. En resumen, se alzaron con la ayuda de una princesita bárbara y ahora han sido… explicó el mayor, deteniéndose a escuchar como el barullo afuera se terminaba por apagar. ...eliminados.

Como sea, partimos ahora mismo…su soldadita y usted pueden empezar a arreglar sus pertenencias, o lo poco que tengan. Por cierto, nos llegó este pergamino hace unos días de parte de las Legiones que partieron hacia el Oeste…puede serle de más interés de lo que fue para mi.
finalizó el General, saliendo de la tienda sin mirar atrás y todavía, arrastrando a Traian consigo.

Finalmente, finalmente saldrían de aquel maldito hoyo.
Sokaro
Sokaro
General Marino
General Marino

Reino : Atlantida

Ataques :

El reencuentro 29wsihdAD - Vibración Mortuoria (1650)


Defensa :

El reencuentro 29wsihd Giro Funerario

Cantidad de envíos : 117

Volver arriba Ir abajo

El reencuentro Empty Re: El reencuentro

Mensaje por Astrid Mar Sep 06, 2011 5:51 pm

3 Post para 2° Ataque Medio [Maestría Manipulación de la Mente]


Levantando el brazo izquierdo dominaba la nieve a mi alrededor, la frialdad de los copos calmaban mi ansiedad por lo que una ventisca seguía generándose alrededor de las tiendas cercanas. Dispersando el poder de manipular ese elemento, los lanzaba empuñando ahora la alabarda hacia adelante apartándolos de mi camino, el hombre que sostenía en mi brazo lo arrojaba como si su peso se tratase de una ligera pluma. Caminaba afueras de las carpas sintiéndome atraída por una fuerza, algo me decía que debía acercarme pero a la vez un dolor que atravesaba mi pecho se expandía ferozmente, apretaba los ojos resistiendo ese dolor por lo que supuse que debía seguir buscándolo a toda costa.

Cada paso que marcaba formaba un pequeño bloque de hielo bajo de mí que se expandía en el suelo como en el crecimiento de una flor, lo que antes era capaz de crear vida ahora solamente la marchitaba para congelarla.

Antes de proseguir me detuve en un punto en específico, dos voces se escuchaban en el interior por lo que atreviéndome a acercarme intente levantar la cortina.. mi mano se aproximaba hasta detenerse súbitamente casi temblando, en seguida tuve que llevar mi mano por encima de mi pecho, algo parecía cortarme por dentro, podía afirmar con seguridad de que se trataba de una espada. Presionaba con fuerza por encima de la ropa para extraer ese dolor, después como navajas los recuerdos se presentaban.. ¿atormentándome?. No… no se trataba de eso, querían decirme algo después de todo.


FLASHBACK


La verdad es que no deseo verte ni escucharte todavía. Ahórrate lo que hayas venido a decirme. No me interesa. –la espada del dios se manifestaba por encima de ella, lo más curioso es que no lograra ver en ningún momento el rostro del hombre al que encaraba, no le temía.. sabía que tenía una culpa pero… ¿cuál?.

Vas a sentir un GRAN dolor.
Fin

Escuchaba con claridad su voz, desesperada enterraba los dedos sobre mi pecho sintiendo como algo me quemaba por dentro, jadeando desataba la poca energía para levantar a mi alrededor una especie de muro que se entrelazaba de manera irregular dejándome dentro, la temperatura que se conservaba estaba mucho más allá que un humano lograba soportar, aun así sentía como seguía ardiendo sin hallar alivio alguno.

De ahora en adelante sólo eres una muñeca y nada más.

Ha... –un pequeño quejido provino de mis labios tratando de descifrar ese nombre, el responsable por el que me encontraba en aquellas condiciones. Tenía que dejar ir todos esos sentimientos, estaba en ese estado por lo que aun podía sentir y las palabras de ese…

Mi... DIOS.

Fragmentándose esa prisión se clavaba como intensas agujas, de alguna manera tenía que sacar a flote todo ello manifestándolo porque actuando de forma involuntaria.

Destrucción del dragón.

El hielo se deformaba para formar el cuerpo de esa bestia, que lentamente crecía frente a mis ojos para tomar la apariencia de un animal que se creía extinto, los dragones eran los principales enemigos de mi pueblo y ahora… ahora era dueña de uno de ellos. Su piel era cubierta por sus escamas madreperla que se reflejaban blanquecinas y rosáceas, algunos soldados gritaban exclamando pero antes de que fueran capaces de alertar a los demás expulsaba tras sus fauces un fuego de tono azul el cual congelaba a todos al instante. Ayudándome a ponerme de pie dejaba que guardara la salida para no ser interrumpidos, deseaba descubrir la fuente dónde provenía esa voz tan familiar pero a medida que me acercaba… ya no sentía nada.

Para mi sorpresa reconocía a uno de los hijos del César, Vergilius. Adentrándome desaparecía la alabarda mostrándole que no venía para atacarlo, la sensación de que me seguía quemando permanecía más lo que pude leer a través de sus ojos hizo que confirmaran su historia.


¿Por qué debería mentirte?.. –estaba agotada, mantener la forma consciente del orgullo requería de mucha fuerza mental, manteniéndome por primera vez fui capaz de colocar una rodilla sobre el suelo. Me he visto forzada a despertar para protegerlo.. cabe la posibilidad que se encuentre en peligro.
Astrid
Astrid
Dama del Pecado
Dama del Pecado

Reino : Inframundo

Ataques :

El reencuentro 2wcdtgiAD - Ghost of a Thousand Shades (2550)
El reencuentro 2wcdtgiAD - Empty Soul (2650)
El reencuentro 2wcdtgiAM - Reflection (2850)
AM - Dew Bleeding (1950)
El reencuentro 2wcdtgiAM - Projection & Presence (2950)
El reencuentro 2wcdtgiAF - The Curse of Narcissus (3150)


Defensa :

El reencuentro 2wcdtgi Sombra del corazón herido

Cantidad de envíos : 457

Volver arriba Ir abajo

El reencuentro Empty Re: El reencuentro

Mensaje por Vergilius Sáb Sep 10, 2011 1:07 pm

El dolor pasó, y una mirada fulminante fue lo único que recibió Kagaho por su comentario. No podía ser que le estuviera diciendo algo serio y así como así, se tomara la libertad de hacer bromitas. Le molestaba que se comportara de esa manera, ya que trataba de introducir un tema serio y él lo decía con tal facilidad, como si fuera una fantasía infantil. Suspiró, captando que su teniente se iba a tomar el asunto con la madurez que esperaba y procedió a explicárselo todo de la forma más clara y resumida posible. –Algo así. Desde que tengo este pendiente cosas extrañas han estado pasando entorno a mí, es casi como una sombra de desgracias que se cierne sobre todo lo que he edificado en mi vida. Tengo estas extrañas imágenes en mi cabeza, de mí siendo tomado por Hades. Hasta ahora estuve tratando de convencerme de que era un sueño, pero no está funcionando, recuerdo claramente lo que pasó así que debo dejar de evadirlo. Es real.- Culminó, no podía estar mintiendo por la forma en la que hablaba, ya que no proyectaba ser un demente, se dirigía con el mismo porte imponente de siempre.

Estaba por salir de la carpa, una vez dicho eso sólo quedaba cerrar la charla con Sokaro, si quería una plática no tenía problema alguno. Antes de que el muchacho pudiera emprender su camino, el General se apareció expresándole nuevas noticias, o quizá no tan frescas, pero que ciertamente eran eventos de los que no se había enterado. Hizo a un lado lo que concernía a la rebelión bárbara, centrándose en algo que le inquietaba más. ¿Su cerebro táctico, muerto? ¿Noah desaparecido? No lo podía creer. Se tomó un minuto en silencio, dándole la espalda a Sokaro, que como llegó se fue, sin darle tiempo de decir nada. Normalmente reprocharía ese tipo de trato hacia él, ya que no era cualquiera, se trataba del hijo del César, y lo mínimo que podían hacer era mostrarle respeto. Lo iba a dejar sólo por esa vez al tratarse de una emergencia.

Apoyó su mano en el hombro de Kagaho, tratando de sacar de escena el tema inicial y pensando en el nuevo que Sokaro había puesto sobre la mesa. Verdaderamente la muerte de aquellos hombres era una pérdida significativa, algo que afectaba mucho a Vergilius, tanto que se quedó sin habla por la conmoción y despejando su fachada de hombre frío y reservado, manifestando la preocupación que le causaban todos esos cambios tan drásticos en su vida: primer su prima y ahora esa nueva sorpresa desagradable. Aquel se estaba convirtiendo paulatinamente en el día más nefasto de su existencia, ya que al menos cuando Hades lo poseía no tenía que encarar a la realidad directamente. A las afueras de su refugio el barullo era cada vez más incesante, lo normal en un campo de guerra. En su mente ya estaba trazando una forma de escapar del enemigo en caso de que la situación fuera peor de lo que pensaba.

Por extraño que sonara, se sentía invencible, posiblemente porque comenzaba a subírsele a la cabeza que un dios habitaba dentro de su cuerpo y por ello no le iba a dejar perecer en combate. Parecía que era el día de entrar sin avisar a su tienda, ya que todos estaban con el ánimo de interrumpir e importunar al pelinegro. -¿Quién eres tú?- Le preguntó a la extraña mujer que se había aparecido, notando que se encontraba seriamente herida, dejando pasar el hecho de que su alabarda se disolvió en el aire. Vio cosas mucho más extrañas el día en el que la deidad despertó, así que ya era difícil que se asombrara con algo así. .

Estuvo por ignorarla y ordenar a Kagaho que se marchase con él. Se había olvidado de algo por estar tan ensimismado en sus problemas, los bárbaros no tardarían en llegar. Aunque aquella mujer pudiera ser una de ellos no la tomaba como amenaza por su condición. La actitud de la fémina indicaba que no había ido hasta ahí a pelear, y ella misma confesaba su deseo por protegerlo. –Deja de decir tonterías, ¿quién eres? Responde ya.- Vociferó. Quería saber por qué se arrodillaba y le ofrecía protección cuando no se conocían, no la recordaba de nada.
Vergilius
Vergilius
Dios/a
Dios/a

Reino : Inframundo

Ataques :

El reencuentro 21m5578El reencuentro 2af71y AD- Levantamiento de los Muertos (4750)
El reencuentro 335eipl AM- Naturalezas Opuestas (5250)
El reencuentro 2af71y AF- Putrefacción (5950)
El reencuentro 10z61is AF- Canto del Demonio Satanás (6050)


Defensa :

El reencuentro 2af71y Oscuridad Eterna

Cantidad de envíos : 278

Volver arriba Ir abajo

El reencuentro Empty Re: El reencuentro

Mensaje por Kagaho Dom Sep 11, 2011 2:11 pm

El semblante preocupado permanecia en el rostro del Teniente, tras ver la mirada fulminante y escuchar las palabras del Legado –Algo así. Desde que tengo este pendiente cosas extrañas han estado pasando entorno a mí, es casi como una sombra de desgracias que se cierne sobre todo lo que he edificado en mi vida. Tengo estas extrañas imágenes en mi cabeza, de mí siendo tomado por Hades. Hasta ahora estuve tratando de convencerme de que era un sueño, pero no está funcionando, recuerdo claramente lo que pasó así que debo dejar de evadirlo. Es real.- su rostro cambio entre burla y entendimiento. -Vaya, soy amigo de un dios... Y de menudo dios, del rey del inframundo... La muerte ya no sera un problema, eh Vergie- Una leve sonrisa se formo en su rostro para luego tornarse serio. -Ya hablando en serio, eso es... No hay forma para describirlo, lo que te sucede, lo que ha sucedido con las legiones... Todo en cierta forma cobra sentido pero a la vez, lo pierde... Que es real, mas alla de esta verdad aparente?...- El muchacho suspiro para expulsar la idea y hallar otra junto al respiro pero antes de poder continuar alguien irrumpio en su tienda.

Se trata del General Sokaro, quien se adentraba con un mensaje de suma importancia para el Legado, consigo llevaba a un muchacho a rastras por su rostro (el del muchacho) y el modo en que lo sostenia, parecia no percatarse de la existencia del susodicho dado que lo movia de un lado a otro como un niño a una rama que utiliza de varita. -Disculpe señor Máximo General…vengo a interrumpirlo para informarle que nuestra charla se ha demorado un largo rato; ha surgido una emergencia y nos hemos vistos forzados a partir de inmediato hacia a la Capital. Y claro, su presencia es indispensable.- Tras decir esto, el general se marcho junto a su acompañante, no dejando tiempo a Vergilius responderle o siquiera ordenarle alguna que otra tarea, la verdad no parecia molestarle en ese momento, el haber sido insultado e ignorado por un subordinado, su mente se hallaba inmersa en las informaciones dadas por el comandante de la legion decimo septima.

En busca de soporte, apoyo su mano sobre el hombro de Kagaho, en aras a cambiar de tema y darle un nuevo vistazo a los ultimos sucesos, era grave, perder a grandes guerreros de un modo tan misterioso, el teniente los conocia a leguas, escucho sus nombres y revisaba paulatinamente sus hazañas. Seguido de esto, una mujer se introdujo en la tienda y con esto se desarmo a si misma al, segun el entendimiento de Kagaho, desvanecer sus armas en el aire mismo. Teniendo en cuenta que hace cinco minutos, su mejor amigo era el envase de un dios padre y superior, el mismisimo Hades, cosas como estas no lo sorprendian del todo mas si le resultaban fascinantes. La mujer rapidamente dirigio unas palabras hacia Vergie -¿Por qué debería mentirte?... Me he visto forzada a despertar para protegerlo.. cabe la posibilidad que se encuentre en peligro.- Palabras que este en cierta forma ignoro y se dispuso solamente a preguntar sobre su identidad y propositos a esa mujer.

En el borde de la duda, el teniente desato su lengua y hablo con tranquilidad, sus palabras se notaban llenas de duda y especulaciones. -Quizas, mi buen amigo... Esta chica sea parte de tu "Nuevo ejercito"... Esperar que todos sean de tu hogar natal quizas no sea lo que tu "amigo" desee y por ello, haz tenido complejo de conquistador ultimamente, no para ganar fama y fortuna para roma sino para hallar a aquellos que le serviran a "el"...- El teniente se movio con cuidado acercandose a la mujer que yacia postrada frente al duo mas directamente frente a Vergie o en este caso -y segun su flujo de pensamiento- Hades. -Levantate chica, si realmente estas aqui para protegerle, colocate sobre tus pies y sirve para la tarea... Nos estamos moviendo de manera inmediata...- Dicho esto, espero la reaccion de ambos, aunque segun su punto de vista, ambos estaban sumergidos en sus ideas y pensamientos, cavilando asuntos que el aun no era capaz de comprender.
Kagaho
Kagaho

Status :

El reencuentro Dgqf4z


Defensa :

Sheut

Cantidad de envíos : 60

Volver arriba Ir abajo

El reencuentro Empty Re: El reencuentro

Mensaje por Astrid Miér Sep 14, 2011 9:52 pm

La tensión con la que hablaba el cuerpo que eligió Hades pareció desesperarse, tratando de exigir respuestas que esas alturas deberían ser ya obvias. Inmediatamente otro hombre de cabello oscuro y facciones ligeramente más toscas se dirigía a mí para ordenarme que me colocara de pie, parpadeando hasta el lugar donde se ubicaba barría la vista en torno a toda su silueta.

Respirando profundamente me levantaba pero no por la petición de ese romano sino para complacer al menos las dudas de… Vergilius.


¿Quiere saber mi identidad o la del cuerpo que poseo?.. –manteniendo mis ojos sobre los suyos apagaba mi cosmos, un sutil aroma a lirios nos rodeaba, seguramente comprendería ahora a lo que me refería con esas palabras. Cerrando los ojos entonces decidía a responderle ambas cosas pues ya había sido testigo de su impaciencia.

Este cuerpo es el de la última princesa germana, su nombre es irrelevante a estas alturas... pero para su conocimiento Señor Vergilius, yo soy uno de los siete pecados capitales… la estrella infernal del Orgullo.

En resumen soy perteneciente al ejército que comanda el Dios del Inframundo Hades, mi aparición a esta zona se debió a que el alma divina que reside en su cuerpo me envió a este sitio, más nunca imaginé que también dispondría de su avatar en estas tierras. Es por eso que me vi forzada a despertar, no solo los germanos están en su contra… sus demás parientes mitológicos recobran fuerzas y en este estado vulnerable sería un blanco fácil, lo que conoce como peligro no es lo más remotamente cerca a lo que su experiencia como General le ha conferido en esta vida.


Logrando hacer una pequeña pausa se retiró dos pasos hacia atrás creando con su poder el poder suficiente de una ilusión, alrededor del espacio de la carpa esta desaparecía mostrando diferentes cambios de paisajes. Las sensaciones que experimentaban podían ser tan reales que se diría que ya no se encontraban en Germania.

Supongo que esto es suficiente para plantear lo que trato de decirle.
Astrid
Astrid
Dama del Pecado
Dama del Pecado

Reino : Inframundo

Ataques :

El reencuentro 2wcdtgiAD - Ghost of a Thousand Shades (2550)
El reencuentro 2wcdtgiAD - Empty Soul (2650)
El reencuentro 2wcdtgiAM - Reflection (2850)
AM - Dew Bleeding (1950)
El reencuentro 2wcdtgiAM - Projection & Presence (2950)
El reencuentro 2wcdtgiAF - The Curse of Narcissus (3150)


Defensa :

El reencuentro 2wcdtgi Sombra del corazón herido

Cantidad de envíos : 457

Volver arriba Ir abajo

El reencuentro Empty Re: El reencuentro

Mensaje por Vergilius Dom Sep 18, 2011 10:04 pm

Estaba entretenido escuchando las conjeturas que hacía Kagaho, que de nuevo no parecían estar nada mal encaminadas. Sabía que no podía desconfiar de lo que el Teniente le dijera, ya que después de todo era de sus hombres más inteligentes y rara vez le había fallado con sus deducciones, y hasta ahora todo lo que suponía o decía era acertado.

La mujer pasó a presentarse como uno de los siete pecados capitales. No entendía nada de nada, ya que todo eso seguía siendo un mundo diferente para él. Era curioso, parecía que Kagaho se adaptaba con más velocidad a la descabellada idea. Se podría tomar lo que decía la rubia como un delirio, pero a esas alturas no sabía quién estaba cuerdo y quién no, y era le menos indicado para ponerse a juzgar a otras personas.

Observó que el ambiente a su alrededor comenzaba a cambiar. Fue una mala idea. Si la mujer quería convencerlo esa no era la forma, ya que lo único que hizo fue tomarlo por sorpresa y desconcertarlo, poniendo en completo desorden sus ideas. Gracias al pequeño truco del Orgullo lo único que se le ocurrió decir fue: ¿Qué fue lo que hiciste?
Vergilius
Vergilius
Dios/a
Dios/a

Reino : Inframundo

Ataques :

El reencuentro 21m5578El reencuentro 2af71y AD- Levantamiento de los Muertos (4750)
El reencuentro 335eipl AM- Naturalezas Opuestas (5250)
El reencuentro 2af71y AF- Putrefacción (5950)
El reencuentro 10z61is AF- Canto del Demonio Satanás (6050)


Defensa :

El reencuentro 2af71y Oscuridad Eterna

Cantidad de envíos : 278

Volver arriba Ir abajo

El reencuentro Empty Re: El reencuentro

Mensaje por Kagaho Sáb Sep 24, 2011 12:30 pm

El joven romano escuchaba a la mujer y cavilaba profundamente sus palabras, era obvio que su deduccion anterior era acertada, aquella chica era parte del legendario ejercito espectral del dios mayor Hades, si lo que vergilius decia era cierto entonces este era el envase de dicho dios y por ende, el comandante del ejercito. Por un momento todo parecia una danza sobre las nubes, al menos hasta el instante en que la recien llegada expreso algo que llamo a la atencion de Kagaho -Este cuerpo es el de la última princesa germana, su nombre es irrelevante a estas alturas...- Las ideas del teniente formularon varias conjeturas alrededor de esto y casi de inmediato escucho otro asunto de interés -soy perteneciente al ejército que comanda el Dios del Inframundo Hades, mi aparición a esta zona se debió a que el alma divina que reside en su cuerpo me envió a este sitio, más nunca imaginé que también dispondría de su avatar en estas tierras. Es por eso que me vi forzada a despertar-

Seguido de esto, el chico se mantuvo tranquilo sumergido en sus pensamientos, todo ahora parecía bastante objetivo, cual teatro de la vida y el universo, todos se movian atados a los hilos del destino cuales marionetas sin sentido aparente por aquello mas alla de sus siluetas. La estrella infernal utilizo su poder para alterar el ambiente o quizas para transportarlos a otro lugar, el romano no estaba seguro y verdaderamente aun no era de gran importancia este hecho en particular, de modo que se limito a esperar la reaccion del Legado y escuchando la misma -¿Qué fue lo que hiciste?- se dispuso a hablar, no solo para responder a Vergi sino tambien para enfrentar a la mujer que se presentaba ante ellos de una forma tan peculiar. -Hemos escuchado suficiente, como puedes ver actualmente tu "dios" no esta disponible pero tienes igual o mayor responsabilidad con su envase humano. Protegerlo con tu vida, no es asi?... Entonces comienza a realizar tu empleo...-

El silencio se hizo dominante por algunos instantes mientras Kagaho se acercaba a Vergilius. -Hemos sido llevados, no se si fisicamente o espectralmente a estas tierras para observar aquello que esa mujer desea mostrarnos y al tiempo mismo, conocer parte de su poder. Debemos movernos, el General Sokaro nos espera y el resto de tu ejercito humano y quizas espectro ansia por tu llegada y presencia...- Girandose hacia la posicion de la chica, con un semblante serio pero a la vez como acogedor, se dirigio a la misma. -Necesitamos regresar y movernos... No solo tu llegada repentina ha alterado los planes de todos nosotros, asi que sera mejor que reorganicemos filas y comencemos a prepararnos para guerras que humanos como yo, serian incapaces de comprender...- Nuevamente el silencio domino el lugar pero esta vez otra persona seria la encargada de destruirlo con su voz, Kagaho habia concluido de expresar lo que rondaba su mente.
Kagaho
Kagaho

Status :

El reencuentro Dgqf4z


Defensa :

Sheut

Cantidad de envíos : 60

Volver arriba Ir abajo

El reencuentro Empty Re: El reencuentro

Mensaje por Astrid Dom Sep 25, 2011 6:19 pm

Si eran verdaderas las palabras de Hades entonces la explicación más apropiada para la activación de mi defensa simplemente lograría confundirlo nuevamente, mirando en otra dirección percibía la energía de dos cosmos un tanto familiares, no por el hecho de que conociera a las personas que emanaban esa energía sino el del motivo de a que dios servían. Inclinando ligeramente el rostro cerraba los ojos pues ellos eran la razón por lo que nos protegía más al notar que estas no se alejaban sino que se encontraban casi próximos desde nuestra posición entonces tenía que tomar de una vez por todas medidas sobre el asunto. Me negaba a explicarle al hijo del César por lo que convocaba mi arma, ahora ellos no existían más, tenía que encargarme de alejar a esas visitas no deseadas.

Me temo que si partimos Hades se encuentra en un peligro… dudo que no pueda lograr percibir esas presencias..– deteniéndome tras un instantes hería el aire partiendo la imagen, como si lograra quebrantar solo una parte del escenario que nos había conducido revelando que del otro lado se encontraba solo la tienda en la que se había resguardado principalmente esos hombres, cruzando con calma me separaba de ellos más tenía que advertirles. – Me separare solo un momento, tengo que encargarme de algo, pido que no salgan de este campo de ilusión.. aún permanecen en la tienda Teniente e Hijo del César. No podré proteger a ninguno de ustedes si salen de aquí… cuando regresen yo misma los ayudaré a trasladarse de inmediato a Roma. – chasqueando los dedos encendí mi cosmos, este retumbo como en un imperceptible eco llamando a mi mascota que se colocaba materializándose a mi lado. Su habilidad de viajar haciendo uso de tele transportación nos haría llegar enseguida.

Stern acompañame.
Astrid
Astrid
Dama del Pecado
Dama del Pecado

Reino : Inframundo

Ataques :

El reencuentro 2wcdtgiAD - Ghost of a Thousand Shades (2550)
El reencuentro 2wcdtgiAD - Empty Soul (2650)
El reencuentro 2wcdtgiAM - Reflection (2850)
AM - Dew Bleeding (1950)
El reencuentro 2wcdtgiAM - Projection & Presence (2950)
El reencuentro 2wcdtgiAF - The Curse of Narcissus (3150)


Defensa :

El reencuentro 2wcdtgi Sombra del corazón herido

Cantidad de envíos : 457

Volver arriba Ir abajo

El reencuentro Empty Re: El reencuentro

Mensaje por Astrid Mar Oct 11, 2011 9:40 pm

Había pasado algo de tiempo desde que Astrid abandonaba la carpa, los hombres que servían a Roma ahora tenían un propósito y objetivo, el cual era proteger la vida de Vergilius a toda costa. La influencia que ejercía sobre sus mentes se debilitaba por lo que apresurándose la chica tomaba como conducto el cuerpo de uno de los legionarios.

Al momento de entrar en la tienda el hechizo de la ilusión se quebrantaba, dando la inmediata señal que algo había salido fuera de los planes de la estrella del Orgullo. El hombre con esa mirada tan característica de la joven tomo su postura y se dirigió a los presentes con el mensaje que estaba siendo redactado por la mente del espectro en esos instantes.


Señor Vergilius… la presencia no esperada de antiguos enemigos han localizado su presencia por lo que debe abandonar de inmediato la carpa. El alcance de mi poder no será capaz de retener a este caballero de Athena por mucho tiempo, sé que puede estar sumamente confundido estos instantes pero no hay lugar para explicar la gravedad de la situación en la que se encuentra, debe marcharse junto a Kagaho.

Lamento no poder volver a su lado pero si lo hago caería aun en más peligro pues sería mostrarle el camino a este intruso, debo cortar estos lazos ahora para que no lo encuentren.

Vergilius… las respuestas las hallarás en ese medallón que te fue otorgado, volveré a buscarlo cuando las cosas estén bajo control.


El cosmos de Astrid se desvanecía liberando a ese ejercito de su manipulación y contacto mental, hasta el hombre que estaba frente a esas dos personas se mostraba aturdido y totalmente confundido al no explicarse cómo fue que llego ahí… y por mucho más… que fue lo que había pasado.
Astrid
Astrid
Dama del Pecado
Dama del Pecado

Reino : Inframundo

Ataques :

El reencuentro 2wcdtgiAD - Ghost of a Thousand Shades (2550)
El reencuentro 2wcdtgiAD - Empty Soul (2650)
El reencuentro 2wcdtgiAM - Reflection (2850)
AM - Dew Bleeding (1950)
El reencuentro 2wcdtgiAM - Projection & Presence (2950)
El reencuentro 2wcdtgiAF - The Curse of Narcissus (3150)


Defensa :

El reencuentro 2wcdtgi Sombra del corazón herido

Cantidad de envíos : 457

Volver arriba Ir abajo

El reencuentro Empty Re: El reencuentro

Mensaje por Kagaho Sáb Oct 22, 2011 11:43 pm

Ambos, Kagaho y Vergilius permanecían en la tienda a la espera del regreso de aquella mujer, en la mente del teniente no había mas que ideas acerca de lo que sucedía en la actualidad, en lo personal todo su ser vibraba por la realidad que lo agredía en esos momentos, su señor era la reencarnación del dios hades mientras que muchos de sus aliados eran vasijas para los tantos espectros de las mitologías, en lo posible inclusive el podría volverse una de esas bestias del inframundo.

Entre sus pensamientos, sintió un ruido por lo cual se alerto y presto atención a su ambiente, de repente un hombre comenzó a adentrarse en la tienda y en el proceso, la ilusión creada previamente por la espectro comenzó a desvanecerse por lo cual el chico comenzó a cavilar lo peor, el recién llegado comenzó a hablar por lo cual Kagaho relajo la guardia sin bajarla o descuidarse.

Señor Vergilius… la presencia no esperada de antiguos enemigos han localizado su presencia por lo que debe abandonar de inmediato la carpa. El alcance de mi poder no será capaz de retener a este caballero de Athena por mucho tiempo, sé que puede estar sumamente confundido estos instantes pero no hay lugar para explicar la gravedad de la situación en la que se encuentra, debe marcharse junto a Kagaho... Lamento no poder volver a su lado pero si lo hago caería aun en más peligro pues sería mostrarle el camino a este intruso, debo cortar estos lazos ahora para que no lo encuentren... Vergilius… las respuestas las hallarás en ese medallón que te fue otorgado, volveré a buscarlo cuando las cosas estén bajo control.

Las palabras salian de aquel individuo pero obviamente provenian de la estrella del orgullo quien nos llevo a dicho lugar y quien ahora, aparentemente trataba de salvarnos, el joven soldado debia actuar a la brevedad posible puesto que la seguridad del Legado era primero, de forma que se dirigio a este con rapidez y le exigio una orden a seguir o actuaria por su cuenta y lo llevaria a rastras. Las palabras no fueron necesarias para tal acto, simplemente se giro y establecio contacto ocular con Vergi, eso seria suficiente para comunicar sus ideas, de forma que solo quedaba esperar.
Kagaho
Kagaho

Status :

El reencuentro Dgqf4z


Defensa :

Sheut

Cantidad de envíos : 60

Volver arriba Ir abajo

El reencuentro Empty Re: El reencuentro

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.