Saint Seiya Ancient Chronicles
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

User del Mes

Mapycozo
El gran ilusionista

¡Prepárense para vivir las vacaciones en la playa!
Próximamente...

Temas Importantes


Villa Miseria Widget14
Últimos temas
» Magical Hope {Afiliación élite}
Villa Miseria EmptyMiér Jul 17, 2019 2:41 am por Invitado

» Hantā no Odessei {Afiliación Elite}
Villa Miseria EmptyMar Jul 16, 2019 9:20 pm por Invitado

» Busquedas de Rol
Villa Miseria EmptyLun Jul 08, 2019 7:11 pm por MapyCozo

» Ficha de Entrenamiento de Alderion De tauro
Villa Miseria EmptyJue Jul 04, 2019 12:31 pm por Alderion

» Ficha de entrenamiento de Virgil Juez de Griffo
Villa Miseria EmptyMiér Jul 03, 2019 1:23 pm por Sasha

» Petición Caballeros de Athena
Villa Miseria EmptyMiér Jul 03, 2019 1:16 pm por Sasha

» [Reino de Poseidón - Alta] La Manzana Dorada
Villa Miseria EmptyDom Jun 30, 2019 10:24 pm por Boreas

» Petición Espectros de Hades
Villa Miseria EmptyVie Jun 28, 2019 11:11 pm por Sasha

Ganador de la 1º Era

AFILIADOS ELITE
_________

Harry Potter Avada Kedavra
Saint Seiya Eternal Spirit
boton 150x60
Infinity: We Can Be Heroes
Boku No Hero: Academia

One Piece: Ascension

Fire and Blood

La Leyenda de Shenlong

World Of Shadows

Descendants Ouat

Oddisey RPG

Eras del Mundo
Deathless Love +18

Magical Hope
Magical Hope
Damned Worlds
Vit Astrale
Digital Pocket

La cancion de Eventyr
Ilvermorny School

Fate/Requiem

Fate/Light of Extinction

Nine Beast, One Symbol
Neoarghia +18
Little Fears
Little Fears

Villa Miseria

2 participantes

Ir abajo

Villa Miseria Empty Villa Miseria

Mensaje por Argol Dom Ago 08, 2010 11:51 am

Villa Miseria. Hogar de la mayoria de los combatientes romanos. Eran chozas hechas de madera y reforzadas con barro en sus exteriores. Tenia un amplio campo de entrenamiento con estafermos en la parte de atras y una gran empaladiza de madera que rodeaba el perimetro del lugar. Argol habia entrenado y vivido alli desde que se alisto a las filas romanas. No dormia alli cuando viajaba con el ejercito o en la gran campaña de los Germanos, donde aprendio muchisimo el arte de la pelea y el compañerismo.

Sus cabellos castaños se mecian ligeramente con la brisa del calido viento que pasaba justo por alli. Sonrio al recordar que su madre siempre le decia que tenia que cortarse esos cabellos ya que le daban un aspecto rebelde. Nunca le hizo caso. Siempre mantuvo el largo hasta un poco mas abajo de sus hombros. Si su madre le viera ahora...

Cruzo la empaladiza y siguio caminando. Observo a la mayoria de los novatos con espadas de un tamaño mediano y con armaduras desgastadas y rotas. Inmediatamente recordo el pasado, cuando solo era un muchachito entrenando contra feroces soldados que no dudarian en cortarte el cuello. Siguio avanzando...

Escucho los gritos y los golpes de las espadas contra los estafermos seguido de algun que otro grito de un superior. Al parecer nada habia cambiado todavia.
Entro a una choza, empujando la puerta de madera de la misma. Escasos rayos de sol entraban por la unica ventana que tenia su "hogar" iluminando apenas la gran cama. Se podia ver perfectamente en el aire muchas pelusas y tierra. Reviso rapidamente con sus ojos el lugar y fue a la estanteria donde tenia varios libros. Tomo uno y le soplo la gran tierra que tenia encima. Habia que limpiar un poco aqui ya que hacia mucho que su habitacion no tenia vida.
Se sento en la cama, levantando gran polvo que inundo el lugar. Argol estaba serio con ambas manos apoyadas en su menton y observando hacia lo que la ventaba mostraba del exterior.
Tenia que buscar a este sujeto... Ioros... pero no sabia ni que color de ojos tenia, que color de cabellos, como era fisicamente, nada. Luego lo buscaria por la Villa, ahora era tiempo de un merecido baño.
Argol
Argol

Status :
Villa Miseria Thesferaathenares3copia


Cantidad de envíos : 42

Volver arriba Ir abajo

Villa Miseria Empty Re: Villa Miseria

Mensaje por Argol Lun Sep 06, 2010 11:26 pm

Finalmente regrese a mi villa, trapasando los muros de madera con mi prolijo y recto andar. Un andar que me habia ganado de las inumerables marchas que haciamos por todos lados. Desde entrenamientos, desde guerras y desde solo trasladarse de un lugar hacia otro. Siempre en marchas sincronizadas y en perfecta coordinacion. Eramos romanos despues de todo, los perfectos del mundo.

Entre a mi vieja choza y deje la puerta abierta para que los rayos del sol iluminen mi habitacion. En un costado vi mi lanza con una pequeña cinta debajo de su punta. Mi espada y las partes de la armadura.
Me sente sobre la cama y empeze a desvestirme lentamente.

Se coloco encima de su cuerpo y una tunica roja a modo de proteccion de su armadura. Tambien se coloco una especie de banda sobre su frente, del mismo color que su tunica. Encima de la tela se coloco una armadura de escamas bastante pesada pero que Argol no notaba aquel peso, sera por sus incontables batallas y años de entrenamiento. Es mas, se sentia bastante ligero. La tela de su tunica roja llegaba hasta por encima de sus rodillas. Luego se coloco un cinturon de guerra con pequeños accesorios extras que caian por encima de la tunica de debajo. Coloco encima de la cama su lanza, su espada, su daga, y su escudo junto con su pica, pala, hacha, y varios utensillos de viveres.
Tomo una percha de madera y alli ato con una cuerda una lona gruesa para el frio y debajo engancho su mochila provisionada de comida y demases cosas. En sus costados colgaban varios utensillos para la comida. Tambien enredo su pico y pala.

Se colgo la percha con todo aquello colgando de ella en su espalda. Guardo su daga en una funda ubicada por su cintura y su espada la guardo por encima de su cintura en vertical. Pasando por una funda colgante. Tomo su lanza en una mano y su escudo en el otro y con su casco sobre la cabeza empezo a andar hacia los establos en busca de su corcel.

Una vez alli tomo a su caballo de las riendas y colgo por detras de la montura su percha con la mochila y los demases accesorios. Observo al criadero y le pidio ayuda amablemente. Argol subio a su caballo que relincho levemente y el criadero le alcanzo su escudo el cual colgo sobre su pierna y parte de la montura, ocultando un tercio del cuerpo del romano. La lanza se la colgo en su espalda y despidiendose hizo marchar a su caballo el cual acelero el paso a medida que se alejaba de alli.
Argol
Argol

Status :
Villa Miseria Thesferaathenares3copia


Cantidad de envíos : 42

Volver arriba Ir abajo

Villa Miseria Empty Re: Villa Miseria

Mensaje por Argol Miér Oct 27, 2010 6:29 pm

Argol volvia nuevamente a la villa a un trote suave. Queria adelantarse para ya dejar a su equino bajo la responsabilidad del establo. Traspaso la entrada de la muralla de madera y se aventuro de lleno por la villa. Aun se escuchan los gritos de algunos soldados que estaban entrenando en el patio. Golpes de espada contra estafermos de madera o contra otras espadas. En ese lugar entrenaban dia y noche y se sangraba todo el año.

El romano dejo su caballo al cuidado del establo. Retiro sus pertenencias: el escudo, la lanza, los materiales propios para acampar y una mochila que habia colgado a un costado del animal.

-Veanle las patas. Esta herido-

Le ordeno Argol al muchacho que llevo su corcel hacia dentro. Habia recordado las palabras de Aldebaran. Sin verlo si quiera a las patas dijo que estaba herido. Algo raro, un don bastante saludable. El grandulon serviria para las filas de medicos si tenia ese adivinamiento.

Argol avanzo hasta la puerta donde Hachi le esperaba sentado, moviendo su cola de un costado hacia otro. El romano le acaricio la cabeza y con un chiflido el perro se escabullo por la Villa. El canino tambien tenia que descansar.

El legionario aguardo en la entrada por Dahinten. Tenia su escudo en el brazo derecho y su mano izquierda aferrada en la empuñadura de su espada. Colgando de su espalda estaba la lanza con el resto de accesorios.
Argol
Argol

Status :
Villa Miseria Thesferaathenares3copia


Cantidad de envíos : 42

Volver arriba Ir abajo

Villa Miseria Empty Re: Villa Miseria

Mensaje por Dahinten Jue Oct 28, 2010 12:28 am

Llegaron al fin a una villa rodeada por altas murallas de madera, Argol entró confiadamente con su caballo, mientras Hachi se echaba cerca de la entrada de el establo. Dahinten no se atrevía a entrar sin ser invitado...

Argol se dirigió directamente hacia el establo, a dejar su caballo. Entre tanto, Dahinten se entretenía viendo hacia todos lados, llamó su atención especialmente un patio de la villa, donde al parecer había gente luchando o entrenando; pues se escuchaba un sonido característico de chocar espada contra espada y contra algun otro objeto que Dahinten no logró saber que era.

Momentos después salió Argol del establo, se agachó y acarició a Hachi seguidamente; Hachi salió casi que volando y se perdió en la villa.

Argol se detuvo en la puerta, todas las cosas que su caballo llevaba, ahora era el legionario quien cargaba con ellas. Parecía que aguardaba a que Dahinten se acercara. Con un poco de recelo, porque se sabía extranjero y desconocido; Dahinten avanzó hacia donde se encontraba Argol sin soltar el pomo de su espada, preparado para cualquier cosa que pudiera pasar.

Finalmente llegó hasta donde estaba el Romano y le dijo:

-Me parece un bonito lugar, señor Argol. ¿Es algun lugar de entrenamiento? ¿O me equivoco?-

Dahinten estaba sinceramente sorprendido por encontrarse en Villa Miseria, y se preguntaba al mismo tiempo porqué había sido llamada de tal modo...pero estaba convencido de que seguramente el tiempo mismo le haría saber eso y muchas cosas más sobre el poblado en el que se encontraba ahora.
Dahinten
Dahinten

Status :

Villa Miseria 285mkn


Cantidad de envíos : 68

Volver arriba Ir abajo

Villa Miseria Empty Re: Villa Miseria

Mensaje por Argol Sáb Oct 30, 2010 7:27 pm

El porte de Argol era firme y con su pecho inflado. Habia aprendido a pararse asi en las marchas y cuando hacian filas y los centuriones les observaban y daban sermones con gritos y saliva. El romano sonrio cuando Dahinten por fin habia arribado.

-Asi es. Aqui la mayoria de los legionarios entrenan. No te preocupes por los gritos y ruidos de espadas, te acostumbraras... ven te mostrare el...-

De pronto Argol se quedo sin habla y llevo una mano a su pecho. Le estaba costando respirar y hablar. Abria su boca queriendo decir algo pero nada salia de sus labios. Tuvo que arrodillarse, el dolor en su pecho lo estaba debilitando rapidamente. Su vista se nublo y empezo a tantear entre sus pertenencias para ver si tenia algo pero era inutil. Dejo caer su escudo y todas las cosas que tenia encima menos su armadura ya que la tenia puesta y se tumbo en el piso de tierra, levantando un poco de polvo. Hacia unos ruidos de espasmo de su boca ya que no podia articular palabra alguna. Se aferro de las manos de Dahinten.

-Da...hinten... hachi...-

No pudo decir mas. Dentro suyo lo unico que queria asegurarse era que el can este en buenas manos y el extranjero parecia un buen hombre para cuidar del animal. Por eso le confio el can, o eso intento.

Sus ojos estaban cerrandose poco a poco. Era ironico que a un soldado de Roma, un guerrero que habia librado incontable batallas ahora su corazon le este dando una mala pasada. Un paro cardiaco era una forma muy estupida de morir o eso se le cruzaba por la mente al romano que estaba atrangandose con su propia saliva.

El dolor lentamente empezo a detenerse y con ello la vida de Argol empezo a irse. Por su mente pasaron imagenes de su niñes recordando a sus padres. Eso seria lo ultimo que veria el legionario.

Off rol: bueno dahinten aca le pongo fin a argol. a partir de ahora podes manipularme si queres y quedarte con los derechos de Hachi, mi hogar y el caballo. Ademas podes recoger mis mochilas y eso.
Argol
Argol

Status :
Villa Miseria Thesferaathenares3copia


Cantidad de envíos : 42

Volver arriba Ir abajo

Villa Miseria Empty Re: Villa Miseria

Mensaje por Dahinten Jue Nov 04, 2010 1:53 pm

Argol estaba parado serenamente, quizás pensando en algo que le traía recuerdos que no lograba suprimir completamente de su rostro, pues tenía una mueca un tanto extraña.

Argol dirigió su mirada hacia Dahinten y le dijo que ahi era donde todos los legionarios entrenaban y que no se preocupara por los gritos y todo el ruido de el lugar, pero de pronto, la voz de Argol se quebró y su pecho empezaba a inflarse y desinflarse de una manera alarmante.

Argol se llevó una mano al pecho, y insensiblemente empezó a caer al suelo, haciendo un supremo intento de sobrevivir, Argol se arrodilló pero no pudo soportar el peso de su cuerpo y de la armadura que portaba. Dahinten lo tomó de una mano mientras el legionario caía al suelo en un horrible espasmo de muerte.

-¡Auxilio! ¡Auxilio!-. Gritaba Dahinten desesperadamente, deseando que alguien lo escuchara y pudiera acudir en ayuda de su amigo que ahora se encontraba moribundo y con la mirada perdida.

De la boca de Argol salieron unas palabras apenas audibles, tanto que Dahinten tuvo que acercarse al Romano para saber que decía...

-Da...hinten... hachi...-. Fueron las últimas palabras de Argol.

Dahinten comprendió al instante que Argol partía hacia el otro mundo y que deseaba que Hachi se quedara con el. Algunas personas se habían acercado, pero parecían comprender que nada se podía hacer por el buen hombre que estaba tendido en el suelo.

En medio de un dolor terrible, Argol dió su ultimo suspiro y su vida se consumió. Dahinten no pudo reprimir sus sentimientos y tomó mas fuertemente la mano de Argol que continuaba entre las suyas...como queriendo darle una parte de su vitalidad para que el romano sobreviviera; pero era imposible. Un par de lagrimas corrieron de los ojos del extranjero pero se dió cuenta instantaneamente que no servía de nada llorar. Pero los sentimientos son por lo general mas fuertes que cualquier otra cosa.

Hachi apareció en aquel momento y en un gesto de compañerismo y cariño lamió a Argol en el rostro y se puso a aullar lastimeramente. Dahinten comprendía el sentimiento del fiel can, pues la muerte es una de las cosas que mas duele tanto a humanos como a animales.

Dahinten se levantó y se acercó a Hachi, lo acarició como queriendo consolarlo. El pequeño perro le devolvió una mirada de tristeza y lamió la mano del rubio.

Seguidamente, Dahinten tomó el cuerpo ya sin vida de Argol y lo llevó dentro de la cabaña del legionario. No quería que la gente viera a Argol en ese estado, pues el siempre había sido muy vivaracho y fuerte, y seguramente se hubiera sentido avergonzado de que lo vieran así.

Dahinten habló con un hombre anciano que llegó a la cabaña, el anciano le dijo que lo mejor era enterrar el cuerpo de Argol, en ese mismo lugar. El lugar donde había derramado sangre y sudor en su afán de convertirse en legionario y en donde había pasado a mejor vida.
Así lo hizo Dahinten esa misma tarde, en un lugar que le habían indicado cavó una fosa y depositó cuidadosamente el cuerpo de Argol envuelto en unas mantas. Dahinten dejó junto a Argol su lanza, su armadura y en su dedo un anillo que el romano tenía. Cubrió con tierra el cuerpo de Argol y colocó unas flores silvestres sobre su tumba y una cruz de madera en la cual decía:

Legionario Romano
Argol

Dahinten
Dahinten

Status :

Villa Miseria 285mkn


Cantidad de envíos : 68

Volver arriba Ir abajo

Villa Miseria Empty Re: Villa Miseria

Mensaje por Dahinten Miér Nov 10, 2010 1:20 pm

Tras la trágica muerte de Argol, Dahinten se sentía confuso. Habló con el mismo anciano que le había recomendado que enterrara el cuerpo de Argol en la villa y el hombre le dijo que como Dahinten era nuevo en el lugar y que además venía con Argol, tomara su cabaña, su caballo, al perro y las pertenencias de Argol.

Dahinten se sentía extraño por tomar cosas que no eran de él y por entrar al hogar de Argol sin haber sido invitado. Finalmente, Dahinten entró a la cabaña seguido de Hachi que ahora era propiedad suya.

Ojeó toda la habitación, era un lugar bastante cómodo para vivir. Seguidamente Dahinten salió y se dirigió a las afueras de la villa para conseguir madera para poder hacer una hoguera con la cual calentarse en las horas nocturnas. Entre la madera, encontró dos trozos bastante planos los cuales unió y formando una cruz, talló con la menor de sus espadas las letras "Argol". Al terminar colocó la cruz en un lugar bastante visible, como un recuerdo a la memoria de su amigo.

Se sentó en la cama y observó largamente hacia afuera por la puerta ligeramente abierta. Quizás este era su destino, entrenarse fuertemente en Villa Miseria y convertirse en un legionario romano, a pesar de que no procedía de tal lugar...

El fuego crepitaba alegremente, mientras Hachi se acercaba a el lo suficiente como para calentar su peludo cuerpo. De pronto Dahinten se vió dueño de algo, dos animales dependían ahora de el y de sus cuidados, por el oro no debía preocuparse todavía; puesto que en Villa Miseria podrían cuidar del caballo sin que el pagara nada.
Dahinten
Dahinten

Status :

Villa Miseria 285mkn


Cantidad de envíos : 68

Volver arriba Ir abajo

Villa Miseria Empty Re: Villa Miseria

Mensaje por Dahinten Jue Nov 18, 2010 1:41 am

Tras varios días en Villa Miseria, Dahinten decidió emprender el camino. Sabía que ahora la cabaña en la que se encontraba era suya y que sus cosas estarían seguras. A pesar de tal seguridad que ofrecía la cabaña, Dahinten no se confió mucho.

Argol dejaba algunas cosas en la cabaña, pero la mayor parte del tiempo llevaba sus mochilas, sus armas y algunas posesiones con él, pero aún así en la cabaña dejaba cosas como implementos de cocina, ropa y algunos muebles.

-¡Hachi!-. Llamó Dahinten al can que tomaba el sol fuera de la cabaña. -Iremos de paseo, pequeño amigo!-. Dijo Dahinten al perro mientras lo acariciaba detrás de las orejas. Ya que no tenía prisa, el rubio tomó sus espadas, se las colocó al cinto; se aseguró de tener el medallón del león en el cuello. Asímismo, tomó un poco de ropa que seguramente había sido de Argol y la metió en una mochila que también perteneció al romano.

Colgó de unas perchas de madera una especie de lona la cual le podría servir para montar una tienda si era necesario dormir al aire libre, adjuntó también un pico, una pala y varios trozos de cuerda. En otra de las mochilas metió fruta seca, y agua.

-Vámonos Hachi!-. Dijo Dahinten al perrito y ambos se dirigieron hacia el establo para ir por el caballo. Dahinten acomodó todas las cosas en los arneses especiales del caballo, lo tomó de las bridas y lo llevó fuera del establo. Caminaron los dos animales y Dahinten en silencio hasta llegar a las murallas de Villa Miseria. Dahinten se subió al caballo y dió una postrera mirada a Villa Miseria, la cual ahora era su hogar...

Mientras avanzaban por el bosque, Dahinten silbaba aburridamente, mientras Hachi movía la cola de puro contento. El extranjero pensaba en su futuro, se visualizaba como un hombre de mucho poder, que luchaba incansablemente por la justicia. Pero si iba a lograr ser todo eso, el destino lo diría...

Pensaba en dirigirse a Roma para buscar su destino, y así lo hizo.....llegando a la Villa Romana de Cambre.......
Dahinten
Dahinten

Status :

Villa Miseria 285mkn


Cantidad de envíos : 68

Volver arriba Ir abajo

Villa Miseria Empty Re: Villa Miseria

Mensaje por Dahinten Mar Feb 08, 2011 11:58 am

Dahinten traspasó las altas murallas que rodeaban la villa, Hachi parecía muy feliz de volver a su casa, al igual que Silver. Dahinten no parecía tan contento.

Lo primero que hizo fue ir a las caballerizas, un criado salió y tomó al caballo para instalarlo de la mejor manera. Previo a esto, Dahinten desenganchó sus mochilas, las perchas y los artículos que llevaba en los arneses especiales de su caballo. Con paso lento se dirigió a su cabaña, Hachi corría y saltaba de puro contento. Al fin llegó a la puerta, con desgano sacó una gran llave y abrió la puerta; todo seguía igual que como lo había dejado y la única huella de su falta era una gran capa de polvo sobre los muebles, el piso, la cama y los marcos de las ventanas y la puerta.

Tras haber sacudido un poco el polvo de la cama, Dahinten se sentó y dejó en ella sus mochilas. Sobre una desvecijada mesa dejó las perchas y los artículos para acampar. Realmente aquel lugar era muy acogedor y además ahí podría entrenar de buena manera con los entrenadores de la villa. Tras descansar un momento, Dahinten se levantó y se dirigió a donde los restos de Argol descansaban.

Estando de pie ante la tumba de Argol, Dahinten recordó todo lo que el romano le había enseñado, recordó también todo lo que había conseguido gracias a los consejos y la ayuda de Argol. Dahinten extrañaba a su amigo, pues el rubio consideraba a Argol como su primer amigo...y hasta el momento el único. Cierto era que conocía a mas personas como al Senador Mauritius, Aldebarán, Sylvanas, la señorita Yeterni, etc. pero a ninguno de ellos los consideraba aun como sus reales amigos.

Tras visitar la ultima morada de su amigo, Dahinten se dirigió a su cabaña nuevamente, la noche ya empezaba a hacer su aparición en el firmamento. Hachi se encontraba en el rincón de costumbre en actitud tranquila y calmada. El rubio hizo fuego en el centro de la cabaña utilizando unos carbones y trozos de madera que habían allí. Sacó de su mochila un poco de fruta y algunos trozos de pan con lo cual sació su apetito y el de Hachi. Y durmió placidamente preparándose para un nuevo día...
Dahinten
Dahinten

Status :

Villa Miseria 285mkn


Cantidad de envíos : 68

Volver arriba Ir abajo

Villa Miseria Empty Re: Villa Miseria

Mensaje por Dahinten Sáb Feb 12, 2011 11:35 pm

Tras haber dormido plácidamente durante toda la noche, Dahinten despertó.

Realmente había estado muy cansado el día anterior, y necesitaba un buen descanso. Mientras se levantaba de la cama, un rayo de luz solar entró por la ventana iluminando poco a poco el interior de la cabaña. Tras haberse lavado la cara, el pecho y los brazos; Dahinten tomó pan y frutas de su mochila y comió con buen apetito. Hachi hacía varias gracias para obtener un poco de comida como ponerse en dos patas, sentarse y hacerse el muertito. Así que Dahinten se levantó y en una vasija puso un poco de agua y le lanzó varios trozos de pan.

Tomando su espada y el medallón del león, Dahinten salió de la cabaña y se dirigió hacia uno de los varios campos de entrenamiento de la villa.

Mientras caminaba recordaba a su amigo Argol, el había sido quien lo había llevado ahi. Cuando llegó a el primer campo de entrenamiento, se encontró con el antiguo entrenador de Argol, éste era un hombre de avanzada edad pero muy sabio también.

Dahinten le expuso sus intenciones de entrenar ahí un tiempo, quiso engañar al maestro diciéndole que lo hacía para ser un mejor gladiador, pero al parecer el maestro sabía sobre el cosmos y todo eso.

-Yo te puedo entrenar físicamente, pero para entrenar tu manejo del cosmos debes hacerlo solo.-

-Maestro, como sabe usted del comos?- Dijo Dahinten serprendido.

-Yo tengo muchos años de vivir, y he entrenado a muchos. Tengo mucha experiencia con esto. Eso es lo que yo te recomiendo.-

-Muy bien maestro, voy a hacerle caso. Espero algún día volverlo a ver y que usted se sienta orgullos de mí.-

-No te preocupes, ya estoy orgulloso de conocerte Dahinten, espero que sirvas a tu Dios con todo, y que no lo decepciones. Ve tranquilo-.

Dahinten regresó a su cabaña, y sin demora arregló todo su equipo. Con Hachi trotando a sus pies, Dahinten salió corriendo hacia las caballerizas, se sentía muy animado y con ganas de salir y entrenar. Preparó rapidamente a Silver y montado en él, salió de Villa Miseria seguido de cerca por Hachi...
Dahinten
Dahinten

Status :

Villa Miseria 285mkn


Cantidad de envíos : 68

Volver arriba Ir abajo

Villa Miseria Empty Re: Villa Miseria

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.