Saint Seiya Ancient Chronicles
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

User del Mes

Mapycozo
El gran ilusionista

¡Prepárense para vivir las vacaciones en la playa!
Próximamente...

Temas Importantes


Maison Du Solei >>Habitación de Lestat<< Widget14
Últimos temas
» Magical Hope {Afiliación élite}
Maison Du Solei >>Habitación de Lestat<< EmptyMiér Jul 17, 2019 2:41 am por Invitado

» Hantā no Odessei {Afiliación Elite}
Maison Du Solei >>Habitación de Lestat<< EmptyMar Jul 16, 2019 9:20 pm por Invitado

» Busquedas de Rol
Maison Du Solei >>Habitación de Lestat<< EmptyLun Jul 08, 2019 7:11 pm por MapyCozo

» Ficha de Entrenamiento de Alderion De tauro
Maison Du Solei >>Habitación de Lestat<< EmptyJue Jul 04, 2019 12:31 pm por Alderion

» Ficha de entrenamiento de Virgil Juez de Griffo
Maison Du Solei >>Habitación de Lestat<< EmptyMiér Jul 03, 2019 1:23 pm por Sasha

» Petición Caballeros de Athena
Maison Du Solei >>Habitación de Lestat<< EmptyMiér Jul 03, 2019 1:16 pm por Sasha

» [Reino de Poseidón - Alta] La Manzana Dorada
Maison Du Solei >>Habitación de Lestat<< EmptyDom Jun 30, 2019 10:24 pm por Boreas

» Petición Espectros de Hades
Maison Du Solei >>Habitación de Lestat<< EmptyVie Jun 28, 2019 11:11 pm por Sasha

Ganador de la 1º Era

AFILIADOS ELITE
_________

Harry Potter Avada Kedavra
Saint Seiya Eternal Spirit
boton 150x60
Infinity: We Can Be Heroes
Boku No Hero: Academia

One Piece: Ascension

Fire and Blood

La Leyenda de Shenlong

World Of Shadows

Descendants Ouat

Oddisey RPG

Eras del Mundo
Deathless Love +18

Magical Hope
Magical Hope
Damned Worlds
Vit Astrale
Digital Pocket

La cancion de Eventyr
Ilvermorny School

Fate/Requiem

Fate/Light of Extinction

Nine Beast, One Symbol
Neoarghia +18
Little Fears
Little Fears

Maison Du Solei >>Habitación de Lestat<<

2 participantes

Ir abajo

Maison Du Solei >>Habitación de Lestat<< Empty Maison Du Solei >>Habitación de Lestat<<

Mensaje por Lestat Lun Feb 07, 2011 7:45 pm

El silencio era notorio entre aquel recorrido, pero para el general era en verdad sereno, pues no importaba pues su rostro demostraba una satisfacción, leves suspiro salina de su garganta al recordar la cara excitada y los gemidos estridentes que había provocado el con su tacto, a su futura esposa.

Cerrando sus ojos se detenía entre un pasillo oscuro para así ladear su rostro y robarle un efímero beso a Larissa, después despegaba sus labios con los de ella, relamiendo su saliva el general surcaba una sonrisa y una vez mas retomaba la andancia pues no muy lejos su habitación estaba.

Ya estando frente a la puerta de su aposento, Lestat con su cadera empujaba tal tabla y así se adentraba con su dama entre sus brazos, cerrando con sus pies, el caballero apresuraba su caminata para así llegar estar frente a su fría cama, reposando con gran delicadeza a Larissa, el caballero quitaba la capa, se ponía recto y veía detenidamente el cuerpo desnudo de su mujer no pudiendo evitar evitarse por cada milímetro de pie perfecta que escudriñaba.

Suspirando, se sentaba a un costado de ella, mientras que con su mano izquierda masajeaba con delicadeza sus muslos y unas cuantas veces atropellando la piel de su aun excitada de genital, Lestat se echaba al frente besando apasionadamente el cuello de Larissa, para después descender su rostro y recargar su cara sobre el seno derecho de la dama, suspiro el romano dijo:

-Le juro que conmigo nada le faltara, le prometo que siempre estará feliz pues luchare por que así sea… Larissa gracias por aceptarme sin ni siquiera conocerme, por entregarse a mi, por regalarme aquella hermosa danza y excitante canto, por dejar que yo le tocara en un sinfín de modos, al dejarme sentir que su piel es suave y perfumada… gracias Larissa, usted dígame todo, quiero saber todo lo bueno y lo malo de usted para enamorarme aun mas de lo que ya estoy, dígame cuando quiere que me case con usted y yo lo hare si refutar, expréseme que es lo que quiere que haga y yo lo hare con gran pasión… pídame un beso y yo le daré dos… pídame lo que quiera… por favor…

Suspirando Lestat se levantaba de aquel cómodo seno y alzando su mano derecha, el general con una sonrisa y sin despegar la mirada comenzó con su dedo índice a dibujar los sensuales labios de Larissa, esperando a que ella le digiera algo… lo que fuera, pero al fin embriagarlo con su hermosa vos y su perfecta expresión…

-Que hermosa eres mujer, gracias por tropezarte conmigo, por encantarme



OFF: >.< mega súper cursi XD

Lestat
Lestat

Reino : Olimpo
Templo de la Guerra

Ataques :

Maison Du Solei >>Habitación de Lestat<< Vrt5a9AD - Lingua infernum (1350)


Defensa : Maison Du Solei >>Habitación de Lestat<< Vrt5a9 Mirror Ignis
Cantidad de envíos : 126

Volver arriba Ir abajo

Maison Du Solei >>Habitación de Lestat<< Empty Re: Maison Du Solei >>Habitación de Lestat<<

Mensaje por Larissa Mar Feb 08, 2011 6:00 pm


Larissa disfrutaba de aquel recorrido sereno hasta el cuarto de su futuro marido, estaba agarrada del cuello de Lestat y lo miraba con una pasión infinita, ciertamente ese hombre era maravilloso para ella, no había conocido a nadie mejor en su corta vida a excepción de su padre, aún recordaba el placer que había obtenido al someterse a ese ritual pecaminoso pero tan delicioso en el que su amante había soltado más de un incitante y lujurioso gemido que hacía que ella se sonrojara sólo de recordarlos en su oído; con una sonrisa, la joven de cabellos castaños observó detenidamente el rostro del que sería su futuro esposo sintiéndos feliz de tenerlo a su lado.

Nuevamente su amante le daba otro beso en los labios haciendo que Larissa se sonrojara y emocorionara ún más porque tenía en constancia que contaba con marido amoroso que cuidaba todos los detalles del mundo, aunque fuera estrictamente para llevarla a su habitación, o mejor dicho la habitación que sería de ambos, el sitio donde todas las noches o algunas horas del día ellos se divertirían de la misma forma en la que se recrearon en la sala.

Una vez estando frente a la puerta de su cuarto, el general empujó la puerta y llegó con ella a la su fría y tentadora cama, la cual ahora también sería suya; al parecer el futuro esposo de Larissa tenía mucha prisa porque apenas pudo aumentó el paso para llegar al sitio donde dormiría con su esposa y la tendía en la cama para observar con detenimiento su cuerpo desnudo haciendo que la chica de cabellos castaños se avergonzara y un poco y en vano tratara de cubrirse con la capa negra que ya había caído casi por completo al suelo, si bien era cierto cuando estaban en la sala el la había visto sin ropa y no se había avergonzado no significaba que ahora que no estaban haciendo nada ella no sintiera algo de verguenza en esos momentos.
Spoiler:
Varios gemidos se escucharon por parte de la Larissa quien sentía una vez más la mano del rubio general pasar por sus muslos casi llegando como apropósito a su zona íntima haciendo que otra vez su humedad aumentara un poco y su cuerpo deseara sentirlo una vez más, pronto su pecho vio ligeramente presionado por el rostro de su futuro esposo quien dijo en un tono bastante enamorado e ilusionado un sinfín de cosas que hacían que ella se sintiera más enamorada de él.

-Soy feliz ahora porque sé que cuento con usted para ser feliz, usted borrará todo lo malo que me ha pasado, no tiene que agradecer que lo acepte, yo esto agradecida por la forma tan bella en la que me ha tratado, no ha habido mejor amante, mejor hombre y mejor prometido en mi vida que usted, me siento feliz con sólo saber que usted siente lo mismo que yo, no puedo alejarme de usted ahora que lo he conocido; no creo que tenga que manchar esta noche con los defectos de cada uno, porque puedo decir que ni todos los defectos del mundo van a suprimir mi amor hacia usted. No necesito pedirle más que su amor incondicional y yo también le daré el mío... No! Yo ya le dí el mío y si retrocerdiera el tiempo se lo volvería a dar.

Una vez que Larissa dijo esto sintió como su amante se levantaba y le sonreía mientras la observaba fijamente, estaba al parecer dispuesto a seguir jugando con ella, pero antes que todo el quería una respuesta, por lo que al final luego de cerrar los ojos y sentir el placer de ese tacto delicado dijo en voz baja:

-De veras es un regalo de los dioses el estar en este lugar con tan perfecta y hermosa compañía.- Pronto la mano derecha de Larissa tomó el dedo índice de su futuro esposo y con una sutileza propia de ella lo metió dentro de su boca y lo sacó en hermosa parsimonia con los ojos cerrados, quería jugar otra vez con el y quería incitarlo a aquella acción tan interensante que habían llevado a cabo en aquella sala, quería dejar por sentado que su cuerpo estaba pegado al suyo y que jamás sería de otro hombre.
Gomen lo puse en spoiler porque no sé si tenga algo malo o.o
Larissa
Larissa
Berseker de Ares
Berseker de Ares

Reino : Olimpo
Templo de la Guerra

Ataques :

Maison Du Solei >>Habitación de Lestat<< 10z61isAD - Anima sola (1650)


Defensa :

Maison Du Solei >>Habitación de Lestat<< 10z61is Canzone d'amore nuovo

Cantidad de envíos : 123

Volver arriba Ir abajo

Maison Du Solei >>Habitación de Lestat<< Empty Re: Maison Du Solei >>Habitación de Lestat<<

Mensaje por Lestat Miér Feb 09, 2011 2:09 pm

Spoiler:
Lestat no despegaba su mirada de aquellos labios finos que se cargaba la damisela, escucho sus palabras y en verdad eso lo animaba a desearla cada día de su existencia, las ultimas oraciones que proclamaba Larissa causaban un estremecer de sentimientos en Lestat, pero por ser hombre no lo pudo demostrar como el hubiera querido hacerlo.

Suspirando cerraba sus ojos al sentir como Larissa lamia delicadamente su dedo índice, excitándolo aun mas de lo que ya estaba, agitándose un poco de su respiración, y surcando en varias ocasiones una sonrisas de alivio el caballero dijo:

-Larissa ¿Qué haces?… jeje mmm rico…

Acto seguido el caballeo romano echaba su mano hacia atrás, dejando así aquel acto seductor que hacía Larissa al relamer su dedo índice, suspirando y ladeando su rostro, entrecruzaba su mano con la de ella, y alzando su mano izquierda tomaba su mentón delicadamente, acercándose al rostro de su prometida, sacaba la punta de su lengua y lentamente esbozaba la comisura de aquellos ardientes labios, y para cuando llego al centro de ellos, penetro su lengua por completo en su boca, fusionando sus labios con los de Larissa y besarla lentamente, para excitarla y excitarse el.

Lestat movía su rostro de derecha a izquierda, de arriba hacia abajo para hace mas fogoso aquel beso, soltando la mano derecha de Larissa, aquel descendió su brazo hasta llegar a su cintura y así le masajeó delicadamente. Soltando su mentón el caballero rápidamente bajo su mano izquierda y con un arrebato se despojo de las prendas que cubrían su cintura, ingles y muslos.…

Ahora ambos estaban desnudos y al sentir como el cuerpo de Larissa se estremecía le indicaba que aun ella estaba dispuesta a mas de aquel picaresco juego, y al ser sincero Lestat aun deseaba apaciguar sus deseos carnales, por lo que sin despegando su boca con la de Larissa el caballero se acomodo en la cama quedando encama de ella, tomando sus piernas las abría y con fuerza alzaba su cadera, colocándose el en medio de ella, acercando su miembro erecto con la parte intima de Larissa, que al parecer aun semantema cálida y húmeda.

Soltando la pierna izquierda de su dama, una vez más descendió su mano izquierda para así tomar su pene erecto y con delicadeza penetrar en la vagina jugosa de Larissa, hasta estar al tope de su cavidad cálida y húmeda, soltando un suspiro de alivio una vez mas el caballero alzaba su extremidad y sostenía la pierna de Larissa… dejándole de besarla, Lestat lamia ahora su cuello en forma circula con apenas la punta de su lengua, dejando hilos de su saliva, haciendo mas erótico aquel cuadro… mientras movía su cadera de adelante hacia atrás, penetrándole lentamente mientras se estimulaba a cada segundo y soltaba una serie de gemidos que apenas y se escuchaban.
Lestat
Lestat

Reino : Olimpo
Templo de la Guerra

Ataques :

Maison Du Solei >>Habitación de Lestat<< Vrt5a9AD - Lingua infernum (1350)


Defensa : Maison Du Solei >>Habitación de Lestat<< Vrt5a9 Mirror Ignis
Cantidad de envíos : 126

Volver arriba Ir abajo

Maison Du Solei >>Habitación de Lestat<< Empty Re: Maison Du Solei >>Habitación de Lestat<<

Mensaje por Larissa Miér Feb 09, 2011 8:59 pm

´
Spoiler:


El juego que inventó Larissa con su lengua en el dedo de Lestat estaba resultando, el no despegaba sus ojos de ella, era como si lo que ella hicira fuera una danza hipnótica que elno pudiera dejar de ver, ni ella de realizar.ro por ser hombre no lo pudo demostrar como el hubiera querido hacerlo.

Los ojos de la chica de cabellos castaños se cerraron una vez más mientras escuchaba la voz grave de su futuro esposo, aún no en tendía por qué, pero cuando escuchaba la voz de lestat en estado de
excitación, su descontrol y lujuria aumentaban de manera desenfrenada, de modo que no podía evitar realizar sus acciones eróticas.

Luego de varios segundos su amante retiró la mano y ahora empezó a jugar con su lengua de modo que ahora Larissa la sentía en la comisura de sus labios haciendo que su excitación aumentara más; y sus suspiros empezaran a sonar por la habitación. Poco a poco el beso se hizo más erotico, más sensual y más sugerente, su amante se movía de una peculiar forma que hacía que su humedad aumentara lentamente y en un arranque de lujuria su futuro esposo despojó de las prendas que lo cubrían quedando como en la sala, sin nada de ropa que los cubriera.

Aún Larissa estaba extasiada por el acto anterior, de modo que no se fijó en nada de esto hasta que sintió el roce del miembro de su amante con su zona íntima, el placer que la recorrió por completo hizo que se estremeciera y sin poder evitarlo varios gemidos de placer salieron de la boca de la muchacha quien ahora subía las piernas en las caderas de su amante y unía sus talones para que la unión fuera más estrecha y plancentera, mientras se aferraba con fuerza a sus hombros.

-Mmm... Delicioso...- dijo entre jadeos disfrutando de aquel acto quedándose quieta por unos momentos, pero luego decidió hacer algunas cosas más, por lo que al final con delicadeza empujó a Lestat hacia atrás y sacó el miembro de su amante para tomarlo entre las manos y agachar la cabeza; antes de realizar aquel acto que era más que obvio Larissa miró a su futuro esposo a los ojos y luego empezó a pasar su lengua lentamente por la punta de su miembro trasnmitiéndole más placer al general romano, quería escucharlo gemir y suplicar por más porque ciertamente le excitaba escuchar su voz emitiendo sonidos placenteros.

Larissa
Larissa
Berseker de Ares
Berseker de Ares

Reino : Olimpo
Templo de la Guerra

Ataques :

Maison Du Solei >>Habitación de Lestat<< 10z61isAD - Anima sola (1650)


Defensa :

Maison Du Solei >>Habitación de Lestat<< 10z61is Canzone d'amore nuovo

Cantidad de envíos : 123

Volver arriba Ir abajo

Maison Du Solei >>Habitación de Lestat<< Empty Re: Maison Du Solei >>Habitación de Lestat<<

Mensaje por Lestat Jue Feb 10, 2011 9:27 pm

Spoiler:
La danza que hacia Lestat era pausada tras penetrar a su dama, gimiendo un poco apabullante, pues las ondas de fogosidad que recorría su cuerpo era en verdad fuertes, haciendo perder la postura de aquel joven romano, quien sentía como su prometida se aferraba con fuerza y colocaba sus piernas en una forma que causaba ser mas estrecho aquellos dos cuerpos sudados, mutando mas placer en su miembro tras friccionarlo con fuerza entre la cavidad húmeda de la vagina de Larissa.

Mas todo cambio cuando con algo de lujuria Larissa empujaba hacia atrás a Lestat, separándole de aquel jugoso sitio, el romano general tragaba saliva al ver como la sirvienta danzaba por sobre la cama en un tanto seductora, hasta que con su delicada mano tomaba su miembro y bajando su rostro con su legua comenzaba a lamer la punta gruesa de su pene, causando que este se aferrara a las sabanas y cerrara sus ojos, gimiendo incontrolablemente pues la danza de aquella húmeda lengua imperativa sobre su excitado genital, era en verdad placentero…

-Ohhhmm por los dioses Larissa no pares ¡que rico! mmm, ohhh… ammmm Larissa ahss, aaa Larissa ammmm muuu Larissa ohhhohhh…ohhhmmm

Lestat quien se contorsionaba por las ondas de placer que se descargaban en su sensible cuerpo, con la mirada perdida bajaba el rostro y así tras mover su cadera en forma circular, no pudo evitar caer en otro orgasmo haciendo que su pene se contrajera y temblara por entre la lengua de Larissa… mas no eyaculo. Era en verdad sorpréndete todo ese place que se aferraba a su cuerpo, gracias a aquel sexo oral que su dama de una manera tan fogosa le hacia.

Soltando la presión de su pecho con un suspiro de alivio, el caballero tomaba con ambas manos el rostro de Larissa para así verle incitadoramente y empujarla para que esta cayera tendida en la cama, con la piernas contraídas hacia arriba y abiertas aireando su zona intima que estaba demasiada cálida y húmeda; poniéndose a gatas Lestat, comenzaba a lamer su vientre mientras apretujaba en formas circular los carnosos y perfectos muslos de su futura esposa.

Bajando su boca hasta su genital, Lestat con la punta de su ancha lengua, comenzó a lamerle de abajo hacia arriba llegado al clítoris para mordisqueárselo con la comisura de sus labios mezquinos, solo eso lo repitió tres veces, pues no deseaba en esa ocasión apaciguar su sed con los fluidos espesos de Larissa… y una vez mas posándose en frente comenzó a penetrarle pero esta vez con mas fuerza en su cadera, mientras alzaba la pierna izquierda de Larisa y la colocaba sobre su hombro para ser mas placentera aquella posición, echando su pecho al frente el caballero llegaba hasta el oído de Larissa y todo alterado y agitado comenzó a gemir como si fuera una bestia,, perdiendo todo la dulzura que se le conocía por antemano, pero que en aquel acto tan mas sublime no podía guardar su recato…

-Mmmm… ohhhh, ammm, ohhhhhh… mmmmm Larissa Ahsss que rico, ohhh muévete mas rápido linda que quiero hacerte gemir como tu lo estas haciendo ahora… ohmmmm

Decía Lestat entre sus gemidos estridentes cuando le susurraba a Larissa en el oído y cuando no pudo mas, el caballero movió mar rápido su cadera de adelante hacia atrás causando que la cama rechinada por la fuerza que empleaba. Acto seguido sintió como una onda de placer se desataba desde su pena recorriendo todo su cuerpo, el cual se convulsionaba dejándolo todo trémulo y sin aire en sus pulmones, este suspiraba una vez mas soltando un ultimo gemido de alivio pues otro orgasmo llegaba y con ello el culmino de aquella danza de caderas salvajes.

-Ohmmm…

Separándose de ella, el caballero se acostaba a un costado tomando una vasta cantidad de aire, tapando su cara con sus manos y limpiar los hilos de sudor que se habían formado por el esfuerzo físico, ladeándose el caballero recargaba su cabeza sobre su mano derecha, mirando detenidamente Larissa. Suspirando y repasando su mano izquierda por sobre uno de sus senos y pellizcando con las yemas de sus dedos suavemente el pezón pardo de su amante, subió sus dedos hasta llegar a su mejilla y así rosarla con gran delicadeza; surcando una sonrisa, tan solo decía:

-Buaaa que rico, mujer me has dejado temblando y sin fuerzas, eres en verdad sorprendente… mmm que rico. Me has complacido sorprendentemente Larissa espero y yo también, pues de ahora en adelante tengo esa función como tu marido
Lestat
Lestat

Reino : Olimpo
Templo de la Guerra

Ataques :

Maison Du Solei >>Habitación de Lestat<< Vrt5a9AD - Lingua infernum (1350)


Defensa : Maison Du Solei >>Habitación de Lestat<< Vrt5a9 Mirror Ignis
Cantidad de envíos : 126

Volver arriba Ir abajo

Maison Du Solei >>Habitación de Lestat<< Empty Re: Maison Du Solei >>Habitación de Lestat<<

Mensaje por Larissa Vie Feb 11, 2011 9:51 pm

Spoiler:
La pasión y la lujuria mandaban en el cuerpo de la chica de cabellos castaños quien no dejaba de gemir y jadear cada vez que sentía el erecto y duro miembro de su amante entrar y salir de su intimidad con un ritmo acelerado, también ella podía escuchar como el jadeaba de esa forma que tanto le gustaba, ese hombre había perdido la compostura con ella, de modo que ahora estaban presos en aquel ritual de placer que tanto les gustaba y embriagaba de manera permanente.
Pero lo que más llenó de lujuria al futuro esposo de Larissa fue el acto que la chica realizó con su lengua en la punta de su miembro de modo que al final pudo escuchar otra vez su voz con tonos bastante lujurioso y bien subidos de tono que decían cosas que ponían a Larissa en un estado igual que el de Lestat, quien sin poder evitarlo con una serie de gemidos más llegó a otro orgasmo frente a ella, poniendo en su rostro una expresión que le gustaba bastante a su futura esposa.


Luego de aquel acto en el que Larissa tuvo el control del placer, la mirada de su amante recayó sobre ella haciendo que un sonrojo nuevo apareciera, por la forma tan incitante en la que el la estaba mirando, luego otra onda más fuerte de placer se posesionó de ella al sentir la cálida lengua de su amante en el vientre, y las manos de Lestat en sus pechos estimulándolos mucho más haciendo que ella suspirara repetidas veces,p pero estos suspiros se conviritieron en jadeos cuando su amante bajó sus labios otra vez para pasar la lengua sobre su ya excitado clítoris, pero este placer solo le duró unos minutos, puesto que su amante se separó una vez más y ahora empez
ó a penetrarla nuevamente, pero esta vez la posición era un tanto diferente, porque ahora el había colocado la pierna de Larissa encima de su hombro para hacer más placentera la posición y así luego de moverse un poco más.
-Que rico… Sigue así querido no te detengas por favor… Ah… si… eso… me gusta.. ah!

Una vez más Larissa se contorsionó hacia atrás moviéndose como si fuera una serpiente, su cuerpo estaba complaciendo cada uno de los deseos carnales de su futuro esposo, y ella también estaba complaciendo los suyos propios, luego de unos minutos más de placer y el rechinar salvaje de la cama en donde estaban ejecutando su acto, la chica de cabellos castaños cerró sus ojos sintiendo el placer de su orgasmo que llegó justo en el momento en que su amante culminaba su danza de las caderas que se movían ahora lentamente para detenerse con una exhalación de los suspiros de su amante.

-Ah… Eso ha sido maravilloso..

segundos después su futuro esposo estaba mirándola complacido mientras rozaba su mejilla y le decía uns serie de cosas atrevidas que a pesar del tono con el que eran dichas le gustaban bastante.
-Ha sido maravilloso y me sentiré contenta de repetirlo siempre contigo, este acto sólo lo haré contigo y nadie más, espero que siempre te guste lo que haga para ti porque en este acto representaré también todo mi a mor.
Larissa sonrió y cerró sus ojos mientras seguía respirando agitadamente, cuerpo aún estaba afectado por la acción de las endorfinas que recorrían todo su cuerpo llevados por su sangre.
Larissa
Larissa
Berseker de Ares
Berseker de Ares

Reino : Olimpo
Templo de la Guerra

Ataques :

Maison Du Solei >>Habitación de Lestat<< 10z61isAD - Anima sola (1650)


Defensa :

Maison Du Solei >>Habitación de Lestat<< 10z61is Canzone d'amore nuovo

Cantidad de envíos : 123

Volver arriba Ir abajo

Maison Du Solei >>Habitación de Lestat<< Empty Re: Maison Du Solei >>Habitación de Lestat<<

Mensaje por Lestat Lun Feb 14, 2011 3:10 pm

Lestat un tanto trémulo escuchaba detenidamente las palabras que salían de aquellos sensuales labios que se cargaba Larissa, al culminar de hablar la futura esposa del general de la onceaba división de infantería, suspiro y con ternura sonrió, se acostó bien y se echo un poco mas atrás hasta llegar a la cabecera de la cama, con sus manos jalaba a Larisa hacia su cuerpo, para así abrazarla delicadamente, mientras que con la mano izquierda distendía las sabanas y así las echaba sobre ambos cuerpos desnudos, después con leve erotismo tomaba el muslo de su dama y alzando su pierna derecha, la echaba encima de su ingle, quedando Larissa terciada hacia el cuerpo del romano, viéndola detenidamente mientras que con su derecha acariciaba sus largos y perfectos cabellos, le susurraba un poco fatigado:

-Larissa amor mío, princesa… el acto en si no importa, aún así me maravillo en compaginar contigo en esta danza tan pecaminosa, pero para mi con el simple hecho de que este contenta a lado mío será la mayor complacencia que podre tener en este mundo (posando su mano izquierda sobre su mentón y alzando su rostro, Lestat la veía con ternura) tan solo quiero que seas feliz mujer y eso hará que yo este feliz mi niña hermosa (bajando su rostro para así fusionar sus labios efímeramente con los de su mujer) para mi eres lo mas hermoso que existe y existirá… cariño mío.

Suspirando Lestat se acomodaba para ver el techo, surcando una sonrisa y respirando profundamente, decía una vez más:

-Larissa no olvides que mañana tienes una cita conmigo, quiero que no te despegues de mi amor, la cosa es esta… no es que no te veas hermosa… esta perfecta para mi y mas sin ropa jejeje (sonrojándose y tragaba saliva) pero tan solo yo puedo verte así, a lo que quiero llegar es que ¿Tienes otro vestido para usar? Pues el que traías puesto extrañamente se arruino (surcaño una picara sonrisa) yo tengo algunos vestidos que compre para mi antigua pareja, nunca los uso y están hermosos y si tu los lucieras te verías más perfecta, la cosa es que no se si eso te ofendería en algún modo, si es así entonces mañana mismo salgo a comprar uno para ti… mi vida.
Lestat
Lestat

Reino : Olimpo
Templo de la Guerra

Ataques :

Maison Du Solei >>Habitación de Lestat<< Vrt5a9AD - Lingua infernum (1350)


Defensa : Maison Du Solei >>Habitación de Lestat<< Vrt5a9 Mirror Ignis
Cantidad de envíos : 126

Volver arriba Ir abajo

Maison Du Solei >>Habitación de Lestat<< Empty Re: Maison Du Solei >>Habitación de Lestat<<

Mensaje por Larissa Mar Feb 15, 2011 3:03 pm


Larissa estaba muy a gusto en ese lecho donde antes había llevado el acto carnal más delicioso con ese hombre que sería su futuro esposo, estaba ahora mirándolo con mucho amor, al estar pegada al cuerpo de su amado podía sentir el latir del corazón de su amante, las sábanas que la cubrían hacían que el frío de la noche no la afectaran, pero igual sintió un escalofrío recorrer su espalda al sentir como Lestat tomaba su pierna y la ponía su ingle haciendo que quedara más pegada a él.

Los labios del hombre mas lindo del mundo para la chica de cabellos castaños se fusionaron efímeramente con los suyos, en otra de las tantas muestras de cariño que su ella recibía por parte de su ya proclamado, esposo y guardián; una vez que este beso terminó, la voz grave del general se escuchó en la habitación, de modo que la joven lo único que hizo fue escuchar en silencio y luego cuando Lestat terminó de hablar, le dedicó una sonrisa tierna y un beso en la frente.

-Cierto mi travieso general vio como mi vestido por extrañas coincidecias desapareció de la nada.- Larissa añadió un tono sarcástico y luego de reír sonorarmente dijo muy tranquila.- A mi no me ofende usar los vestidos que compró para su anterior esposa, porque seguro me honraría bastante el poder usarlos, su esposa debío ser una mujer muybuena.- El rostro de Larissa se ensombreció un poco y luego de pensar lo que era correcto decir para no molestar a su prometido dijo con tranquilidad mientras le daba un beso en las manos.

-Lo único que no deseo es que usted vea en mí el rostro de su difunta esposa, no puedo pedirle que no la quiera, porque es imposible eso, y menos pedirle que la olvide, pero entienda que yo deseo escribir una historia con usted en el papel de su vida que está escrito a la mitad, yo deseo terminar de escribir esa historia, no quiero que gaste de más por vanidades mías, es por eso que aceptaré esos vestido comprados con mucho amor.
Larissa
Larissa
Berseker de Ares
Berseker de Ares

Reino : Olimpo
Templo de la Guerra

Ataques :

Maison Du Solei >>Habitación de Lestat<< 10z61isAD - Anima sola (1650)


Defensa :

Maison Du Solei >>Habitación de Lestat<< 10z61is Canzone d'amore nuovo

Cantidad de envíos : 123

Volver arriba Ir abajo

Maison Du Solei >>Habitación de Lestat<< Empty Re: Maison Du Solei >>Habitación de Lestat<<

Mensaje por Lestat Mar Feb 15, 2011 4:49 pm

Lestat en silencio escuchabas las palabras de su amada mujer, pudo notar como se ponía mal con respeto al tema de su anterior esposa, y sus palabras le hacían remarcar tan cosa, eso ponía un poco triste al general, bajando la mirada y ensombreciendo su faz mientras Larissa terminaba de hablar, al culmino de sus palabras que intranquilizaban a Lestat, el general no pudo evitar abrazar con gran fuerza a su prometida y así bajar su rostro para besarla con gran pasión, mientras su manos se colocaban en sus delgados hombros y así tenderla en la cama con ternura quedando el encima viéndola fijamente cuando sus labios se despegaban, acariciando su mentón con la izquierdo y con mano derecha repasando su mano en su largo y sedoso cabello, Lestat suspiro y dijo:

-Larissa amor ¿por que me dices eso linda? Mis pensamientos, alma y cuerpo son tuyos ahora, si yo adore mucho a mi antigua esposa y te doy las gracias de que tengas presente que Oliva estará en mis pensamiento, pero es tan solo a memoria de que viví acompañado un tiempo hasta que los dioses me la quitaron, maldecía un tiempo la vida, pero… mírame ahora tengo a lado mío a una mujer hermosa, maravillosa, dulce y que para mi es perfecta mas los dioses mismos, mi corazón te pertenece Larissa, no pienses que cuando te pongas esos vestidos que es algo material veré el rostro de mi antigua esposa en ti, no pienses eso Larisa que me lastima el alma confía en por favor nena… soy de ti por siempre.

Suspirando Lestat se acomodaba y se recostaba perfectamente recto en la cama una vez mas jalaba a su dama, alzando una vez mas su pierna y terciándola sobre sus ingles, Lestat suspiraba y una vez mas decía:

Mujer ya no me gusta que me digas de usted, eres casi mi esposa dime Lestat linda, sabes ya se por que te me pone triste amor, es por que no te he dicho que te amo ¿verdad? Pues entonces te lo digo ahora y con gran sinceridad… Larissa mi hermosa musa, mi eterna acompañante te amo eternamente linda… y no se como expresarme pues al ver tan inocente mirada que te cargas me excitas y me pones nervioso la grado de poner hablar y expresar mis sentimientos hacia a ti, pero sabes que siempre yo esta ahí apoyándote y tratando que nunca llores por que lo que mas quiero es que seas feliz Larissa.

Después de eso Lestat la abrazo con fuerza y suspiro, para tan solo carcajearse y decir una ultimas cosa:

-Amor no pienses tales cosas si por favor… confía en mi y en mis sentimientos.
Lestat
Lestat

Reino : Olimpo
Templo de la Guerra

Ataques :

Maison Du Solei >>Habitación de Lestat<< Vrt5a9AD - Lingua infernum (1350)


Defensa : Maison Du Solei >>Habitación de Lestat<< Vrt5a9 Mirror Ignis
Cantidad de envíos : 126

Volver arriba Ir abajo

Maison Du Solei >>Habitación de Lestat<< Empty Re: Maison Du Solei >>Habitación de Lestat<<

Mensaje por Larissa Miér Feb 16, 2011 11:19 am

Larissa observó el rostro de Lestatquien la escuchaba en silencio y con suma atención, como si lo que dijera fuera un dictámen de los dioses, y no las palabras de una mortal. Aún con toda esa atención solemne que le prestaba el genera, la joven de cabellos castaños pudo notar la tristeza que se asomaba en el rostro de su futuro esposo; con esto era más que suficiente para que Larissa se sintiera mal, pero su prometido evitó eso con su tierno accionar, un abrazazo fuerte por parte del general, además de un beso apasionado y una caricia en su rostro, seguidas de una mirada tierna y cargada de amor hicieron que Larissa guardara silencio y se olvidara de algún sentimiento negativo.

- La razón por la que dije eso fue porque estaba pensando que un hombre tan bueno no podría traicionar la memoria de una persona a la que amó tanto, así tambié he dicho esto es porque pienso que un hombre tanbueno y dulce no apagaría un gran amor aunque esa persona no estuviera ya a su lado; no quería que eso te hiciera entristecer... Yo no haría jamás algo que te lastimara o te hiciera sentir mal, no podría estar feliz si tú no estás conmigo, o si mis palabras te te ponen mal.

Una vez más Lestat regresó a su posición normal y otra vez pegó el cuerpo de su dama al suyo para abrazarla, nuevamente sus palabras inundaron la habitación, esta vez para decirle que la amaba muchísimo, más que nada en el mundo, palabras tan lindas que hicieron que ella se sintiera feliz, por lo que al final cuando el terminó de hablar y decirle que confiara en sus sentimientos una carcajada parecida a la primera que había escuchado de él, sonó en la habitación e hizo que Larissa sonriera y en una explosión de ternura lo besara otra vez con pasión.

-Me encanta esa risa tuya también, te amo tanto lestat jamás desconfiaré de tí, amo todo de tí mi querido prometido.
Larissa
Larissa
Berseker de Ares
Berseker de Ares

Reino : Olimpo
Templo de la Guerra

Ataques :

Maison Du Solei >>Habitación de Lestat<< 10z61isAD - Anima sola (1650)


Defensa :

Maison Du Solei >>Habitación de Lestat<< 10z61is Canzone d'amore nuovo

Cantidad de envíos : 123

Volver arriba Ir abajo

Maison Du Solei >>Habitación de Lestat<< Empty Re: Maison Du Solei >>Habitación de Lestat<<

Mensaje por Lestat Jue Feb 17, 2011 3:21 pm

Un beso llego de la nada y aunque efímero fue causaba el estremecer del cuerpo de Lestat, su dama, su futura esposa, hablaba una ultima vez generando que este se sonrojara y se pusiera nervioso, como cuando la vio por primera vez siendo bañada entre los rayos platinados de aquel astro oxidado en medio de la plaza, suspirando y jalándola mas a su cuerpo, le beso la frente y dijo:

-Y yo te amo a ti Larissa, quiero formar una familia contigo ¿me harías ese honor? ¿Del ser padre?… mañana mismo mi amor iremos al mercado a comprar adornos para la boda, puesto que mis empleados legaran hasta la noche, y además quiero comparte algo especial mi hermosa nena.

Suspirando, el joven Lestat echaba su cuerpo hacia abajo, para así recargar su cabella entre el busto suculento de su mujer, cerrando so ojos y echando su brazo izquierdo para así abrazarla comenzó a suspirar un sinfín de veces para tan solo decir:

-Quiero dormir entre tus senos esta noche y otras mas… y así despertar maña viéndolos y sin recato alguno morderlos para despertarte un tanto excitada y que tu me beses muy apasionadamente, mi hermosa prometida quiero que descanse no deseo verte trasnochada pues me dolería mucho que se te empañara aquel hermoso rostro que te cargas… por culpa mía y mi frenéticos deseos… duerme amor que yo quiero hacerlo mientras tu e acurrucas y así entre sueños susurra un “te amo”… Larissa te amo demasiado.

Dicho eso, Lestat cerraba su ojos pues pesados se ponían al igual su mente se desapartaba de aquella realidad pues el compas de la respiración y la palpitación de su mujer le mutaba una paz que hacia que este comenzara a dormitar.

Lestat
Lestat

Reino : Olimpo
Templo de la Guerra

Ataques :

Maison Du Solei >>Habitación de Lestat<< Vrt5a9AD - Lingua infernum (1350)


Defensa : Maison Du Solei >>Habitación de Lestat<< Vrt5a9 Mirror Ignis
Cantidad de envíos : 126

Volver arriba Ir abajo

Maison Du Solei >>Habitación de Lestat<< Empty Re: Maison Du Solei >>Habitación de Lestat<<

Mensaje por Larissa Vie Feb 18, 2011 2:10 pm

Larissa cerró los ojos tras sentir ese beso efímero que le daba su amado, y que hacía que se le acelerara el corazón, en silencio dio gracias a la vida por conocer a ese hombre tan bueno que tanto amaba y luego suspirar una vez más, la chica de cabellos castaños suspiró y pasó su mano por los cabellos de su futuro esposo escuchando las cosas lindas que el tenía para decirle, de modo que ahora ella no tenía dudas referente a al amor que el le profesaba de manera tan abierta y sincera, de una forma que ella jamás en la vida había podido sentir y escuchar; ese hombre era para ella un sol, una alegría que parecía más bien una recompenza del destino por haber soportado tanto mal y tristezas desde la muerte de sus padres a quienes amó con todo su corazón desde niña aunque no fueran sus verdaderos progenitores.
-Nos casaremos mañana?- Larissa se sorprendió por lo rápido que pasaron las cosas, sin embargo estaba feliz porque jamás imaginó que el hombre que amaba y juraba casarse con ella estuviera tan seguro de ello como para hacerlo al día siguiente, que de paso le hablara de tener hijos con ella, cosa que jamás había escuchado de la boca de uno de sus amores perdidos, talvez quizá de la boca de su difunto último novio.
-Claro que quiero casarme contigo y mañana mismo iremos a comprar todo lo que quieras porque deseo con toda mi alma ser tu esposa mi querido Lestat, no quiero esperar a los empleados ellos llegan bastante tarde la verdad y mi corazónn o soportará tanta espera.
Una vez que Larissa dijo esto, Lestat se recostó entre sus pechos suspiró para decir un sin número de cosas atrevidas que causaron el rubor de la joven que estaba con el, quien no dijo nada puesto que no quería despetar a su querido general, quien luego de decir que la amaba se había quedado dormido sintiendo el compás de su respiración; con cautela la chica de los cabellos color avellana puso su mano derecha sobre la cabeza su esposo y le acarición el cabello, para luego decir en voz baja:
-Descansa querido... Que yo también quiero dormir a tu lado todas las noches, aunque de buena gana sacrificaría mi sueño para podre velar el tuyo... Te amo.- Una vez dicho esto Larissa se durmió lentamente.
Larissa
Larissa
Berseker de Ares
Berseker de Ares

Reino : Olimpo
Templo de la Guerra

Ataques :

Maison Du Solei >>Habitación de Lestat<< 10z61isAD - Anima sola (1650)


Defensa :

Maison Du Solei >>Habitación de Lestat<< 10z61is Canzone d'amore nuovo

Cantidad de envíos : 123

Volver arriba Ir abajo

Maison Du Solei >>Habitación de Lestat<< Empty Re: Maison Du Solei >>Habitación de Lestat<<

Mensaje por Lestat Sáb Feb 19, 2011 9:20 pm

Las horas pasaron serenas en aquella silenciosa habitación, la luz de la luna lentamente se consumió cuando el sol salía de entre las encrespadas montañas. El alba iluminaba las extensas praderas con sus tenues colores de rojo y anaranjado y claro un pequeño toque de amarillo. Las flores que se amansaban al frio nocturno, con aquel ligero calor se alzaban imponentes meneando cada pétalo gracias al céfiro mañanero.

Lestat quien yacía durmiendo sobre el pecho de su mujer, lentamente comenzó a despertar, clareciendo su vista tras cada parpadeo, y cuando las imágenes fueron límpidas para sus ojos, ahí estaba el excitante busto desnudo de su dama, sonrojándose un poco, relamió sus resecos labios y con ello pasó su lengua lentamente sobre uno de sus pezones dormidos, acto seguido posaba sus manos en cada costado de la figura de su bella durmiente, y haciendo una leve fuerza, levanto su tórax. Viendo el rostro de Larissa, quien aun permanecía dormida, aquel suspiró y surcó una sonrisa.

Bajando su rostro no pudo evitar despertar a su prometida con un profundo beso, donde su lengua con desesperación golpeaba la cavidad bocal de Larissa y sus labios mordisqueaban la comisura labial de ella. Separando su boca, Lestat besó ahora su frente y así ladeó su rostro y le susurró al oído, mientras se levantaba de la cama:

-Muy buenos días mi amor… si deseas seguir descansado tu sensual cuerpo adelante amor, mientras me iré a bañar para que salgamos al mercado romano… linda los vestidos están en aquel ropero de la derecha, cual te guste y te quede mejor escógelo amor… aunque te doy una sugerencia, que el rojo color sangre te quedara exquisitamente perfecto…

Dicho eso Lestat se levantó desnudo y así se dirigió al frete donde la puerta del baño cerrada se mantenía, adentrándose al cuarto de limpieza comenzó a acarrear un poco de agua que fría estaba, siendo el general acostumbrado estaba, por lo que con gran tranquilidad y normalidad se baño, tallando con hiervas de olor y unas cuantas sales su cuerpo fornido, paso aproximadamente quince minutos y este sintió que su figura pura ya estaba por lo que secando la humedad de su piel y enrollando la toalla en su cintura para tapar sus ingles y muslos, el joven salió del baño y con tranquilidad a su dama se dirigió:

-Linda iré a la sala a limpiar el desurde que hice ayer, luego estaré en la cocina lavando los trastes, por favor amor veme haya, para que te ayude a hacer un ligero desayuno, te dejo en tu privacidad para acicalarte con tranquilidad, con tu permiso, mi futura señora de Martel

Lestat dio media vuelta y con su toalla enrollada a sus piernas y cintura se dirigió a la puerta de la habitación y con tranquilidad giró la perilla, pero antes de salir se detuvo y con un suspiro dijo:

-Amor me llevas por favor alguna toga apropiada para que me vista mas tarde y así salgamos a nuestro destino… con su permiso linda.

Después de eso caminó unos cuantos pasos al frente y cerró con mesura la puerta para así dirigirse a la sala.
Lestat
Lestat

Reino : Olimpo
Templo de la Guerra

Ataques :

Maison Du Solei >>Habitación de Lestat<< Vrt5a9AD - Lingua infernum (1350)


Defensa : Maison Du Solei >>Habitación de Lestat<< Vrt5a9 Mirror Ignis
Cantidad de envíos : 126

Volver arriba Ir abajo

Maison Du Solei >>Habitación de Lestat<< Empty Re: Maison Du Solei >>Habitación de Lestat<<

Mensaje por Larissa Lun Feb 21, 2011 9:48 pm


Lentamente el sol entró por la ventana del cuarto donde estaban dormidos ese día la joven de ojos color avellana y el general de los cabellos rubios, quien había hace pocas horas propuesto matrimonio a Larissa, quien sin saber bien hasta qué punto era bueno todo eso decidió aceptar confiando en el amor que ella tenía hacia él, y el amor incontrolable que el profesaba hacia ella y que hacía olvidar todos los malos momentos que ella había pasado y todos los amores perdidos que hicieron que su vida se opacara y se pusiera sombría.

La respiración de Lestat se alteró un poco indicando que estaba ya despierto, y tal como el había dicho iba a dormir sobre los pechos de su futura esposa con el fin de verlos todos los días y morderlos atrevidamente para despertar su pasión, cosa que cumplió completamente haciendo que la chica de los cabellos castaños empezara a despertarse y correspondiera lentamente a los besos del general, quien luego de decirle como siempre cosas hermosas, se puso de pie y se dirigió al cuarto de aseo para refrescarse, y luego de unos minutos salir para hacerle algo de comer, no sin antes decirle que le llevara algo para ponerse encima porque no podía estar con una toalla todo el día; aunque ante la percpeción de Larissa el se lo veía muy bien con esa prenda, pero era igual que como ella no podía estar desnuda ante nadie, el tampoco podía estar desnudo así no más frente a los demás.
-Los vestidos...Cierto tengo que ponerme uno.- Larissa se puso de pie y empezó a caminar para tomar uno de los vestidos que decía su esposo tenía que usar, y se dirigió al cuarto de aseo para darse un baño, una vez que se refrescó empezó a secarse y vestirse lentamente, luego se vistió y se puso unas sandalias, y salió a su cuarto para entonces tomar una toga y llevársela a su futuro marido.
-Lestat tiene razón, este vestido rojo me queda muy bien, aunque no es que me guste tanto el color, pero si a él le gusta entonces lo usaré además que es muy lindo.- Larissa se miró al espejo al espejo y salió de la habitación para buscar a su querido futuro esposo.
Larissa
Larissa
Berseker de Ares
Berseker de Ares

Reino : Olimpo
Templo de la Guerra

Ataques :

Maison Du Solei >>Habitación de Lestat<< 10z61isAD - Anima sola (1650)


Defensa :

Maison Du Solei >>Habitación de Lestat<< 10z61is Canzone d'amore nuovo

Cantidad de envíos : 123

Volver arriba Ir abajo

Maison Du Solei >>Habitación de Lestat<< Empty Re: Maison Du Solei >>Habitación de Lestat<<

Mensaje por Lestat Miér Mar 23, 2011 9:09 pm

Tal parecía que los sirvientes del aquel romano general estaban más atentos al tema de la boda, ya que nunca le detuvieron dando la bienvenida a su hogar, generando que Lestat se sintiera más alivianado pues sus deseos era que su dama y él se alistaran lo más rápido para proceder con la boda. Caminando entre los pasillos el hombre no pudo evitar hablar:

-Que suerte ¿no lo crees Larissa? Ya que no nos hemos encatrado con ningún de nuestros criados, los cuelas inevitablemente nos quitarían el tiempo por que estemos a solas en la habitación alistándonos con el simple tema de felicitación y elogio… Los Dioses ésta noche están de nuestro lado.

Guardando silencio el general siguió caminando cargando a Larissa entre sus anchos brazos. Pasaron aproximadamente diez minutos en que ambos permanecieron cayados recorriendo los pasillos hasta quedar frente a la puertezuela de la habitación: lugar que la noche anterior había sido ocupada en un acto salvaje por ambas partes. Lestat bajó a Larissa y así giró la perilla adentrándose él primero en el aposento tomando la mano derecha de la dama para que cuando caminara ambos se pudieran adentrar. El general cerró la puerta y con ello se recargó en la misma, se cruzó de brazos y con ello dijo en vos baja:

-¿Quieres que prepare la temperatura del agua para que te bañes en lo que yo mando a traer el vestido que te obsequiare para la boda y prepare mi uniforme de guerra? (caminado lentamente y abrazando por la espalda a Larissa repagando su cuerpo al de ella y suspirando) ¿Quieres que te ayude a quitar éste vestuario que no sirve para nada?

Con sus manos lentamente contorneaba la silueta de Larissa y con ello llegaba a sus hombros para que con sus dedos índices descendieran los tirantes del vestido carmín de la dama y con ello dejara que su pecho se desnudara. Lestat dejaba que aquella prenda de seda se deslizaba por ella misma hasta que tal se estancaba en la curvatura de la cadera de la mujer. Acercándose aún más a ella y bajando su rostro para que así comenzara a besar su cuello y parte de su hombro derecho le susurró:

-Mmm… aún ésta prenda se aferra a tan perfecta piel… no la culpo yo lo haría, pero… ¿Es a caso que me reta para que le despoje de un jalón? ¿Sera eso o que quiere continuar dándole calor a la dama? Si es calor lo que quiere proporcionar a tan bello cuerpo de eso no debería preciarse ya más el vestido ¿No lo crees mi reina? Para eso ya estoy yo…

Dicho eso comenzó a ponerse en cuclillas sin no antes rozar sus labios lentamente en la espalda desnuda de Larissa y posando sus manos temblorosas en las caderas de la misma éste con fuerza despojaba el vestido restante del cuerpo de su prometida. Parándose y comenzando a caminar hacia el frente provocando que Larissa hiciera lo mismo ya que le empujaba por la espalda, llegaban ambos al quicio de la cama, con mesura tomaba sus costados por debajo de tan imponente par de senos y con ello hacia una ligera proyección de fuerza empujándola para que cayera tendida de pecho sobre la fría cama. Lestat se quitaba su capa subiendo así en la cama quedando a un costado de Larissa para decirle:

-¿Qué quiere que haga mi señorita? ¿Quiere que me retire y le deje en su intimidad o que me quede y la distraiga de sus deberes? Su orden es ley para mi criterio…

Dicho eso Lestat tomaba el cuerpo de Larissa y la jalaba hacia a él haciendo que dicha mujer ya desnuda quedara sobre de su toras descubierto y sin recato alguno comenzara a masajear sus glúteos mientras que su labios escudriñaba con apenas roces la piel de su cuello y pecho.
Lestat
Lestat

Reino : Olimpo
Templo de la Guerra

Ataques :

Maison Du Solei >>Habitación de Lestat<< Vrt5a9AD - Lingua infernum (1350)


Defensa : Maison Du Solei >>Habitación de Lestat<< Vrt5a9 Mirror Ignis
Cantidad de envíos : 126

Volver arriba Ir abajo

Maison Du Solei >>Habitación de Lestat<< Empty Re: Maison Du Solei >>Habitación de Lestat<<

Mensaje por Larissa Sáb Mar 26, 2011 12:35 am



Larissa llegó junto con su amado prometido y vio con satisfacción que los sirvientes de la casa del general romano estaban ocupados con el asunto de la boda, que no se detuvieron a decirles cosas lindas para felicitarlos, lo cual hizo que las cosas fueran más rápidas para que ellos pudieran alistarse más rápido, ya andando en la soledad de los pasillos, Lestat no pudo evitar decir cosas a las que Larissa tuvo que responder de la siguiente forma:

-No creo que sea tanta la suerte, algo me da mala espina en todo esto acerca de la reunión del senado, no confío para nada en la forma en la que hacen las cosas esa gente tonta que no sabe tomar decisiones por sí misma... Lestat tengo tanto miedo de perderte que sólo pensaré que los dioses ésta están de nuestro lado, cuando pueda casarme finalmente contigo.

Larissa suspiró, puesto que su amado prometido estaba ahora en silencio caminando casi con prisa para poder llegar a su cuarto, el corazón de esta mujer latía con fuerza, estaba pensando que si no se casaba con Lestat ese día su corazón iba a marchitarse para siempre, por mucho que ella dijera que su labor como mujer era esperar por la venida de su marido de las guerras que libre, ella no pensaba que eso realmente tenía que ser así, pero todo esto sólo lo pensó, sabía que no era el momento para decirlo, por lo que sólo continuó en los brazos de su futuro esposo guardando silencio. Unos pocos segundos más pasaron y al fin Larissa pudo ver como era llevada a la habitación donde antes habían llevado a cabo su acto de amor y lujuria desenfrenada que los había unido para siempre; Lestat giró la perilla de la puerta, y al fin pudo permitir la entrada de ambos, dejando ahora que Larissa pudiera caminar para poder adentrarse en los aposentos de su general.

-Ay Lestat siempre tan lindo conmigo... Claro que quiero que esté el agua muy a punto para poder darme un baño, pero sólo si es contigo- Larissa suspiró sintiendo como su amante la abrazaba por la espalda y se pegaba a ella suspirando, para luego continuar- Está bien si me ayudas a sacarme el vestido, porque lo que deseo ahora es llevar el vestido de novia que me compraste.


La mujer de cabellos color avellana cerró los ojos y sintió como su amado prometido con sus manos contorneaba su silueta y llegaba a sus hombros para descender los tirantes de su vestido rojo carmín que cubría su cuerpo haciendo que su pecho lentamente se desnudara; pronto su prometido dejaba que aquella prenda de seda roja hiciera su trayecto descendente deslizándose por su figura hasta que la misma se estancara en la curvatura de la su cadera, luego de esto el hombre de cabellos castaños acercándose aún más a ella y besando su cuello y parte de su hombro derecho con su sensual voz le susurró:

-Puede ser que te rete para que la despojes así , tu deberías conocerla, ya que tú la compraste...- Larissa sonrió traviesamente y siguió diciendo- Cierto es que me da calor, pero tengo que admitir que me gusta más el calor que me das tú, no puedo evitar sentir deseo hacia tí, aunque si es cuestión de calor… Creo yo que si estoy sin ropa sentiré lo contrario a eso.

La respuesta de Larissa se continuó con el accionar de Lestat, quien comenzó a ponerse en cuclillas no sin antes rozar con los carnosos labios de su futura esposas, los labios de su boca mezquina, y luego descender por su espalda da desnuda; tal y como había dicho Lestat estaba nervioso, puesto que ahora posaba sus manos temblorosas sobre las caderas de su prometida, para luego despojarla de sus ropas dejándola ahora sí desnuda y en un acto un tanto salvaje la empujó para que cayera en la cama y pudiera el observarla con lujuria desmedida.

-Qué lindo que eres mi querido general, pero si me distraes de mis deberes entonces ¿Cómo nos habremos de casar? Yo quiero estar lista cuanto antes sólo para poder ser tu esposa muy amada.

Dicho esto Larissa dejaba que su prometido tomara su cuerpo y lo jalara hacia a él haciendo que ella quedara sobre su tórax descubierto y nuevamente como la primera vez empezó a masajear sus glúteos y a rozar sus labios con su cuello y pecho haciendo que Larisa se encendiera mucho.

-Lestat dime... Quieres casarte hoy día conmigo? NO quiero que nada nos distraiga de nuestra labor, cuando esté casada contigo quiero estar así para poder complacerte, pero no quiero perderme la oportunidad de casarme hoy día contigo mi querido general.
Larissa
Larissa
Berseker de Ares
Berseker de Ares

Reino : Olimpo
Templo de la Guerra

Ataques :

Maison Du Solei >>Habitación de Lestat<< 10z61isAD - Anima sola (1650)


Defensa :

Maison Du Solei >>Habitación de Lestat<< 10z61is Canzone d'amore nuovo

Cantidad de envíos : 123

Volver arriba Ir abajo

Maison Du Solei >>Habitación de Lestat<< Empty Re: Maison Du Solei >>Habitación de Lestat<<

Mensaje por Lestat Sáb Mar 26, 2011 7:09 pm

-Jejeje… niña tonta (Lestat musitaba al escuchar las palabras de Larissa entrecortadas) Claro que me quiero casar contigo hoy en este mismo instante si es posible… ¡Traigan al ministro¡ jajajaja… sólo que no lo pude evitar lo siento ¿fue una mala obra la que hice? Pero tú cuerpo dice lo contrario… está alterado, rojizo y se estremece con mi tacto. Tanto tú como yo excitados estamos Larissa no lo niegues por favor.

Dicho eso el general romano ascendió ambas manos para así tomar el mentón de Larissa y con ternura fundir sus labios con los suyos en un beso apasionado. Donde sus lenguas jugueteaban al compás de su respiración y asimismo lentamente echó el cuerpo de Larissa hacia atrás sin despegarse de ella hasta sentarla y quedar él de igual manera.
Ahora Lestat soltaba el mentón de la dama y con ello entrecruzaba las yemas de sus dedos de la mano derecha entre su largo cabello mientras que la izquierda lentamente comenzaba a masajear sutilmente su busto, soltando así unos cuantos suspiros de excitación. Mas sin embargo su obra fue cortada con el tocar de la puerta. Lestat fruncía su ceño y así susurraba:

-Pero que… por todos los Dioses… espera aquí linda no te me muevas por favor amor.

Besando sus manos se levantó y así se dirigió a la puerta de su habitación, giró la perilla y con ello divisó la silueta de un esclavo que parecía estar demasiado asustado. El joven rubio trago saliva y solamente recibió un pergamino mientras la servidumbre se alejaba. Cerrando de nueva cuenta la puerta y dando media vuelta surcando una sonrisa a Larissa el general se recargo en la pared y así leyó en voz alta:

“Mediante la presente se informa a usted, General Lestad, si es que en verdad merece llevar ese título, la degradación de su puesto asimismo como la reorganización de ese pequeño grupo de soldados que no alcanzan a ser ni la mitad de una legión, el ejército romano es un asunto que debe ser tomado en serio, el llamado de un general romano de más alto rango no debe ser obviado a menos de que hayan verdaderos motivos, los cuales usted nunca tuvo ni tendrá. Regresara a ser un soldado raso y se le ordena su traslado a las tropas en Germania de manera inmediata, de no ser acatado se le acusara por traición, perdiendo sus posesiones, su libertad y a ser tratado como un esclavo, terminando prestando sus servicios como gladiador.

Ordenando y firmando: Talos Almenara, general de la dieciseisava legión y parte del consejo de los cinco generales más cercanos al Emperador”


Lestat se quedaba con la boca abierta y asi soltaba el papel que lentamente caia al suelo, surcando una sonrisa que indicaba el no creer en esas palabras simplemente dijo:

-Para variar escribió mal mi nombre es Lestat no Lestad jejeje… (Cayendo sentado al suelo y llevándose la diestra sobre su cabeza, éste cerraba los ojos) ¿Qué voy a hacer ahora Larissa? Ese maldito general que no tiene vida propia viene y simplemente arruina la de los demás, no seré tan glorioso como él pero la ciudadanía romana me respeta…o me respetaba. Ahora mi nación por la que moría incluso me ha dado descaradamente la espalda… ¿traidora es Roma? ¿O traidor soy yo? (levantándose desanimado y mirando a su prometida) ¿Tengo que ir Larissa a Germania y dejarte a ti sola en este lugar?… No, ahora Roma ere tú para mi mujer levántate y vístete no nos casaremos en ésta tierra que me da la espalda malcriadamente sin agradecer mi servicio de años…

Dando media vuelta y abriendo la puerta el general todo enojado exclamó:

-Sirviente prepare mi carruaje y maletas… en la habitación de Oliva mi difunta esposa está el dinero y papeles de propiedad traerme el pergamino donde se me abala ser dueño de unas cuantas tierras en Hispania y empacar un cofre de monedas de oro que suelto está… lo demás repártanselo desde hoy libres son…

Dirigiéndose a Larissa y extendiendo su mano derecha éste sonrió y dijo:

-Hasta que la muerte nos separe mi bella dama ven conmigo y se el farol que alumbre mi umbroso camino… se aquellos ojos de éste ciego… ciego pero de amor y cariño… se mi razón de vida y de traición… se mi esposa y vive conmigo humildemente que juró por los Dioses que Talos lo pagara con su vida a futuro… vamos Larissa no te niegues a mí por favor… hoy más que nunca te necesito… te juro que en tierras de verdadera honrares no éste lugar podrido por el poder nos casaremos y haremos un vida juntos… ven por favor mi daga de corazón.
Lestat
Lestat

Reino : Olimpo
Templo de la Guerra

Ataques :

Maison Du Solei >>Habitación de Lestat<< Vrt5a9AD - Lingua infernum (1350)


Defensa : Maison Du Solei >>Habitación de Lestat<< Vrt5a9 Mirror Ignis
Cantidad de envíos : 126

Volver arriba Ir abajo

Maison Du Solei >>Habitación de Lestat<< Empty Re: Maison Du Solei >>Habitación de Lestat<<

Mensaje por Larissa Miér Mar 30, 2011 3:13 pm


-Y como voy a negar tal cosa? Es obvio que deseo tenerte otra vez en este lecho. Pero no puedo negar que mis deseos de casarme contigo hacen que me desespere. MI alma misma está más que emocionada y deseosa de poder pertenecer para siempre a la tuya, por eso es que, aunque no es mala obra lo que estás haciendo, deseo detenerla hasta después porque quiero que nos casemos antes.

Una vez que Larissa dijo esto empezó a suspirar y a sonrojarse más, puesto que el general romano fundió sus labios con un beso apasionado, jugando así con su lengua, haciendo que sus deseos por el aumentaran bastante, con el pasar de los segundos. La mujer de cabellos castaños ya no estaba recostada, sino que estaba sentada a la misma altura de su futuro esposo, cuyas manos traviesas y atrevidas estaban ahora jugando con los cabellos de la dama y masajeando su busto haciendo que el sonrojo de esa mujer aumentara mucho más; al parecer no iba a poder detener aquella obra que estaba haciendo su amante, porque ella misma deseaba que avanzara para brindarle nuevamente el más embriagante de los placeres que había recibido de él.

Un toque sutil de la puerta hizo que Lestat se distrajera de su labor y se levantara, no sin antes decirle a Larissa que se quedara en su sitio, ella ya sentía algo terrible avecinarse, pensaba que lo único que podrían llegar en ese momento y por esa puerta era exactamente lo mismo que podría llegar del mismo senado: Malas noticias.


Por mucho que Lestat se haya despegado de Larissa besando sus manos y mirándola con ternura, la preocupación de esa joven mujer no se disipó por ningún segundo, pero no quería hacer que su rostro pusiera mal a su futuro esposo, por lo que sencillamente Larissa sólo se dedicó a esperar pacientemente a que su amado leyera el pergamino que tenía en las manos, no sin antes dedicarle una sonrisa a Lestat en contestación a la que el le había dado antes.

La voz del amado general de la chica de ojos color avellana sonaba monocorde por toda la habitación. Larissa no podía creer lo que estaba escuhando, habían degradado a su amado a un simple soldado raso, pero lo peor estaba si quiera siendo mencionado, ya que esa degradación llegó con la orden de que su futuro esposo se presentara en un sitio específico para marcharse a otra guerra estúpida y sin sentido. Impasible, mudo e implacable caía al suelo el pergamino que portaba aquella sentencia de infelicidad para ambos, no le importaba si Roma necesitaba de su amado o no, Larissa simplemente no tenía deseos de que el fuera a morir por una nación manchada con sangre, y era fácil entenderlo, ya que ella no era específicamente romana, ella llegó del otro lado del mar, de unas tierras que nadie, ni siquiera ella conocía.

-Ese general debe ser un inepto o quizá un imbécil, como para no tener ni idea de cómo se escribe el nombre de la persona a la que vas a degradar. Roma contigo ha perdido al único general que valía la pena.- Larissa se acercó a Lestat y lo abrazó mientras pensaba en la mejor forma de decirle a su amado que abandonara esa nación y que huyeran. NO se lo decía abiertamente porque tenía miedo de que el se enojara mucho, pero al final fue Lestat mismo quien con sus palabras alivió la tensión de Larissa.

-¡Claro que tienes que irte! ¡Miran cómo te han pagado! ¡Esta nación está más que llena de basura y podredumbre humana!- Larissa se puso de pie y se vistió nuevamente, acto seguido destendió la cama y tomó algunos objetos de valor para envolverlos con la misma, tenía que encargarse de que su amado no pasara necesidades por dinero, esa era su labor, para eso iba a ser su mujer, para aliviarle la carga de tener que preocuparse por esos esos asuntos.

-Deberías guardar esto que te he envuelto, podrías venderlo a un buen precio cuando nos marchemos de este lugar, si algún día falta el dinero estoy segura que tú sabrás lo que puedes hacer con esto.

Una vez dicho esto Larissa escuchó lo que decía su futuro esposo y se acerco a darle un abrazo fuerte, tenía miedo de perderlo esa misma noche, pero si no se arriesgaban en busca de algo mejor, sencillamente ambos serían los únicos perdedores. No le importaba para nada acerca de vengarse del general estúpido que quería quitarles la vida. Lo único que deseaba era poder permanecer con Lestat el resto de sus días, razón por la cual, la mujer de cabellos color avellanas no dudó un solo segundo y tomó la mano de su futuro marido mientras le sonreía ocultando su preocupación.


-Hasta que la muerte nos separe, y contigo hasta el fin del mundo mi amado general, puesto que este título te corresponde por toda la eternidad, no importa que otro te lo haya retirado por puro capricho. Te prometo que yo jamás te daré la espalda como esta nación a la que tú amaste con tanta intensidad. Yo te prometo que no habrá fuerza en este mundo que me aleje de tí, tú eres mi futuro esposo. ¡No! Tú ya eres mi esposo y mi dueño, y es por eso que yo deseo estar a tu lado en donde tú me digas. YO no tengo lazos con esta nación que tan descaradamente te escupe sin detenerse a pensar en tus años de esfuerzo y sacrificio. Vamos de una vez a los establos, debemos marcharnos ya.

Una vez dicho esto, Larissa tomó la mano de Lestat y lo guió hasta la puerta de salida, quería llegar cuanto antes a los establos, tomar un carruaje y conducirlo como una desquiciada con tal de poder tomar un camino que los llevara lejos de ROma. No importa si para eso tenía que robar todos los barcos de la flota romana, ellos tenían que dejar ese sitio en el menor tiempo posible.
Larissa
Larissa
Berseker de Ares
Berseker de Ares

Reino : Olimpo
Templo de la Guerra

Ataques :

Maison Du Solei >>Habitación de Lestat<< 10z61isAD - Anima sola (1650)


Defensa :

Maison Du Solei >>Habitación de Lestat<< 10z61is Canzone d'amore nuovo

Cantidad de envíos : 123

Volver arriba Ir abajo

Maison Du Solei >>Habitación de Lestat<< Empty Re: Maison Du Solei >>Habitación de Lestat<<

Mensaje por Lestat Vie Abr 01, 2011 9:34 pm

Larissa hablaba y hablaba, pues era normal la mujer quería tranquilar el malestar de su general, quien cabizbajo observaba el suelo sin contestar ni demostrar nada a aquella dama presente. Su mirada se ensombreció por el odio que comenzaba nacer en su interior, en ese instante cuando Larissa lo abrazaba Lestat quería empujarla y gritar que se callara para dejarlo pensar lo que era obvia tenia que hacer.

Pero era un caballero y aunque sentía un asfixiante sentimiento se recató a dejarse ser estimulado por parte de su prometida, quien sólo quería ver feliz al desdichado romano. Lestat estaba devastado pero no lo demostraba su faz era incierta en sentimiento; su mirada se fijaba como la mujer comenzaba a coleccionar objetos de valor que a futuro podía el canjear por vieres u oro para sobrevivir en el exilio que le daba su ingrata Nación.

-Vasta Larissa eso es denigrante para mí…

Susurró Lestat pero al parecer su mujer no le escuchaba, por lo que cerró sus puños y siguió observando el piso mientras Larissa seguía haciendo de las suyas antes de escapar de la mansión del Sol. Lestat culminaba el dialogo en donde solicitaba que ésta le fuera fiel y le siguiera divisando como le tomaba la mano y así una vez mas se expresaba queriendo darles animo… El joven militar surcó una sonrisa con aquellas última palabras por parte de Larissa a lo que simplemente contestó:

-Muchas gracias Larissa, de verdad gracias por quererme animar… perdóname por haberte jalado a tan penosa situación, perdóname por favor amor os juro que arreglare esto… lo juro.

Después Larissa lo guiaba hasta la salida, tal parecía que quería salir cuanto antes del lugar, y era claro podía ser que ya alguna escolta del ejército Romano estuviera encamino para matarlo o encarcelarlo, pero Lestat tenía presente su promesa ante aquella maravillosa dama, por lo que deteniéndose y despegándose de entre la cálida mano de Larissa con nerviosismo musitó:

-Espera amor, te prometí que me casaría con el atuendo de mi perfección. Aunque Roma me haya dado la espalda tan atrozmente yo sigo siendo lo que soy: un hombre al servicio de una nación, aunque esta no me reconozca como tal. Yo he sido soldado prácticamente toda mi vida y así debo de morir… y si en el camino me he de encontrar con mis verdugos debo vestir con apropie… si debo de casarme con la mujer más perfecta de este mundo debe ser con lo que soy… un saldado romano.

Dicho eso se regresó corriendo de inmediato a su habitación. Abriendo su ropero donde aquel ostentoso vestuario permanecía inerte… era su armadura de general que sólo ocupaba en cuestiones de fiesta por tan pesado metal que se empleaba ya que en pela seria demasiado difícil ser hábil con tan estorboso caparazón. Observándolo detenidamente por escasos segundos Lestat rápidamente comenzó a fraccionarlo y así colocarlo sobre su atlético cuerpo.
Comenzaba con las sandalias, seguido por el pantalón de cuero y las esquinelas metalices. Grilletes de oros sobre su muñecas, después sacó la sobreveste de metal un poco pesada para el general, sin embargo no imputaba en aquella ocasión de huida. La coraza la observó y repasó sus manos delineando los tatuajes que tenia mostrando lo glorioso de aquel armatoste, poniéndose primero el peto metálico y por ultimo el espaldar para así simplemente unirlos con correas y hebillas para que este no se cayera.

Tomando una espada: regalo de hace aproximadamente un año por parte del senado; le coloco en un costado… ignorando el escudo paso a tomar el casco para así cubrir su cara y cabeza. Inhalando por última vez el aroma humedad de aquella casa por ultimo el general Lestat tomaba una cruz ancorada que ponía sobre su pecho en el lado izquierdo cerca del corazón.

De inmediato éste se dio media vuelta y camino rápidamente hacia su dama, tomándola de su mano y saliendo coarriendo de inmediato al establo para así tomar el carruaje que sus criados ya le habían preparado para que huyeran a Hispania si no antes besarla en la frente y susurrarle delicadamente:

-Lo único que quiero tener por el resto de mi vida son tus beso ya que comunican a mis labios tal soplo de vida que me reanima Larissa, por favor nunca me los niegues amor… por favor… al diablo Roma y sus leyes, te tengo a ti y nunca te perderé.
Lestat
Lestat

Reino : Olimpo
Templo de la Guerra

Ataques :

Maison Du Solei >>Habitación de Lestat<< Vrt5a9AD - Lingua infernum (1350)


Defensa : Maison Du Solei >>Habitación de Lestat<< Vrt5a9 Mirror Ignis
Cantidad de envíos : 126

Volver arriba Ir abajo

Maison Du Solei >>Habitación de Lestat<< Empty Re: Maison Du Solei >>Habitación de Lestat<<

Mensaje por Larissa Sáb Abr 02, 2011 12:28 pm



Al parecer las cosas que la joven mujer estaba diciendo al joven romano, no eran del todo agradables para él. Por unos minutos la joven sintió que las cosas no estaban bien, que tal vez lo mejor era que ella se marchara de su vida para siempre, de ese modo así no cometería su acto de traición, que aunque quisiera negarlo, le molestaba de sobremanera, que por ella el tuviera que hacer eso, estaba más que segura de que si el no estuviera enamorado de ella, entonces no habría acto de traición a cometer por parte suya, ya que es por ella que el estaba actuando así, cuando menos eso le parecía a la mujer de cabellos color avellana.

-Lo lamento.... Yo... Sólo trataba de...

Larissa no pudo terminar de hablar porque su querido prometido estaba ahora diciéndole que la disculpara por arrastrarla a tan penosa situación, cosa que para ella no era cierto, ya que para ella el poder estar al lado del hombre que amaba, fuera en la situación que fuera, no era para nada penoso, sino más bien algo que le daba mucha alegría, amaba mucho a ese general y quería verlo sufrir, pero tampoco quería tenerlo lejos de ella, sus aires posesivos no le dejaban si quiera pensar que el tuviera a ROma primero que ella.

-Lestat querido, no digas eso, yo no estoy mal, y para mí el dejar Roma contigo, sea en las circunstancias que sean, no es ni la mitada de penoso, ni molesto, puesto que tú eres el hombre que amo y con el que quiero permanecer, para mí, mi hogar es aquel en el que yo pueda permanecer contigo. para mí no existe nada más.

Larissa decía esto mientras era llevada por su amado hasta la puerta de su habitación para poder salir a los establos, donde ya tendrían todo para poder escapar, sin embargo un sentimiento raro para la mujer invadió el ser de su esposo, quien argumentando que se quería casar con ella portando el traje que lo caracterizó tanto tiempo como un general; decidió regresar rápidamente a su armario para ponerse aquellas cosas un tanto pesadas, que bien podrían dificultar la huída de ambos. Sin embargo Larissa no dijo nada a aquel hombre, puesto que ya había perdido demasiadas cosas en ese lugar.

Una vez que el joven general tomó lo que necesitaba otra vez empezó a llevársela para que tomaran su camino a los establos, no sin antes darle un beso y decirle que lo único que necesitaba saber: Para él ella era tu todo, y su nación que tanto descaro había tenido en negarle su reconocimiento, no significaba ya, absolutamente nada para él.
Larissa
Larissa
Berseker de Ares
Berseker de Ares

Reino : Olimpo
Templo de la Guerra

Ataques :

Maison Du Solei >>Habitación de Lestat<< 10z61isAD - Anima sola (1650)


Defensa :

Maison Du Solei >>Habitación de Lestat<< 10z61is Canzone d'amore nuovo

Cantidad de envíos : 123

Volver arriba Ir abajo

Maison Du Solei >>Habitación de Lestat<< Empty Re: Maison Du Solei >>Habitación de Lestat<<

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.