Saint Seiya Ancient Chronicles
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

User del Mes

Mapycozo
El gran ilusionista

¡Prepárense para vivir las vacaciones en la playa!
Próximamente...

Temas Importantes


MERCADO DE ESPADAS Widget14
Últimos temas
» Magical Hope {Afiliación élite}
MERCADO DE ESPADAS EmptyMiér Jul 17, 2019 2:41 am por Invitado

» Hantā no Odessei {Afiliación Elite}
MERCADO DE ESPADAS EmptyMar Jul 16, 2019 9:20 pm por Invitado

» Busquedas de Rol
MERCADO DE ESPADAS EmptyLun Jul 08, 2019 7:11 pm por MapyCozo

» Ficha de Entrenamiento de Alderion De tauro
MERCADO DE ESPADAS EmptyJue Jul 04, 2019 12:31 pm por Alderion

» Ficha de entrenamiento de Virgil Juez de Griffo
MERCADO DE ESPADAS EmptyMiér Jul 03, 2019 1:23 pm por Sasha

» Petición Caballeros de Athena
MERCADO DE ESPADAS EmptyMiér Jul 03, 2019 1:16 pm por Sasha

» [Reino de Poseidón - Alta] La Manzana Dorada
MERCADO DE ESPADAS EmptyDom Jun 30, 2019 10:24 pm por Boreas

» Petición Espectros de Hades
MERCADO DE ESPADAS EmptyVie Jun 28, 2019 11:11 pm por Sasha

Ganador de la 1º Era

AFILIADOS ELITE
_________

Harry Potter Avada Kedavra
Saint Seiya Eternal Spirit
boton 150x60
Infinity: We Can Be Heroes
Boku No Hero: Academia

One Piece: Ascension

Fire and Blood

La Leyenda de Shenlong

World Of Shadows

Descendants Ouat

Oddisey RPG

Eras del Mundo
Deathless Love +18

Magical Hope
Magical Hope
Damned Worlds
Vit Astrale
Digital Pocket

La cancion de Eventyr
Ilvermorny School

Fate/Requiem

Fate/Light of Extinction

Nine Beast, One Symbol
Neoarghia +18
Little Fears
Little Fears

MERCADO DE ESPADAS

2 participantes

Ir abajo

MERCADO DE ESPADAS Empty MERCADO DE ESPADAS

Mensaje por Drakins Vie Mayo 20, 2011 9:10 am

Spoiler:
MERCADO DE ESPADAS 1952566-espadas-en-la-tienda

Su caminar, era lento, calmado, y tranquilo, reflejando la paz que llevaba consigno, el joven caballero de athena, mientras que los rayos del sol chocaban contra su rostro, haciéndolo cerrar un poco sus ojos puesto que tanta claridad le molestaba en los ojos. Las fuertes brisas que chocaban contra su ropa, hacia que esta bailara conjunto al viento, su mirada casi cerrada, siempre al frente, y sus pasos, firmes, mostraban cierta determinación no se detendría por nada su camino seguiría adelante, tenía que obtener la armadura de bronce del fénix, y ser un santo de athena. Su camino lo llevaba hacia el gran mercado de espadas, un lugar completamente, fascinante para el joven caballero, que tenía una espada, única y poco común.

Parece que en ninguna parte esta mi espada, realmente es un diseño y propósito único.

Decía en voz baja el joven caballero, que continuaba su camino observando todo su entorno, el cual estaba compuesto por muchas espadas, sables y catanas de todo tipo para todo propósito. Eran impresionantes, pero esto no parecía demostrando lo impresionado que estaba. Ya que para él su espada era la mejor no avía nada que tuviera un filo mayor a su querida espada.

Solo hay una espada más filosa que la mía y es la legendaria espada escalibar. Pero creo que ya no existe en forma física. Pero debo seguir mi camino, pero espero encontrar al poseedor de esa espada algún día en mis viajes.
Drakins
Drakins

Status :
MERCADO DE ESPADAS 1zewlh


Defensa :

MERCADO DE ESPADAS 2af71y Esfera Espectral

Cantidad de envíos : 61

Volver arriba Ir abajo

MERCADO DE ESPADAS Empty Re: MERCADO DE ESPADAS

Mensaje por Zelghadis Vie Dic 30, 2011 10:19 pm

Zelghadis experimentaba una sensación agradable al ir avanzando sin la necesidad de utilizar sus pies. Esta era la primera vez que se subía a un vehículo y a pesar de su comodidad no la reflejó en su rostro ni en su mirada. Ponía total énfasis al sonido de las ruedas de madera crujir por causa de la empedrada. En ocasiones aquel coche daba un pequeño salto pero nada de que alarmarse.

El ocio se asomaba en los custodios, aquel que mantenía su rostro con un turbante negro extrajo de sus holgadas vestiduras un extraño libro. Zelghadis los conocía, había visto a personas en las colonias romanas usarlos, entendía que ahí se lograban escribir aventuras, historias y que plasmaban la cultura de muchas naciones.

El misterioso sujeto ojeó el librillo hasta encontrar al parecer una página marcada, se santiguó de una forma extraña y en un tono demasiado bajo recitaba palabras ininteligibles pero con una pequeña cadencia, similar a un cántico. Los ojos de Zelghadis encontraron un nuevo punto de interés pues dos de los custodios sacaron de sus bolsos de cuero unos pequeños recipientes.

En aquel reducido espacio se las ingeniaron para sentarse uno enfrente del otro y aunque las pupilas de Zelg se ensancharon todo lo que pudo no fue capaz de mirar a primera mano lo que introducían en los recipientes. Lo primero que imaginó era que estaban preparándose para tomar algún líquido, idea que desechó cuando ambos agitaron aquellos objetos produciendo en su interior un sonido como si en ellos hubieran colocado algunos pequeños guijarros.

No entendió mucho pero al parecer mantenían una especie de juego. De los cuatro guardias sólo uno iba con los brazos cruzados y el mentón clavado sobre el pecho. De vez en cuando emitía un pequeño ronquido por lo que era evidente que dormitaba por todo el camino. Zelg tuvo la intención de imitarlo, los párpados comenzaban a hacerse más pesados y el cansancio sin duda le reclamaba un ligero descanso.

Cerró sus ojos alrededor de cinco segundos cuando el movimiento irregular del vehículo se detuvo. Sus ojos se abrieron de par en par y mientras intentaba que la visión borrosa se esfumara escuchó de nueva cuenta la voz de Morticus. En esta ocasión no pudo entender palabra alguna pero si observar como entablaba una platica con un individuo detrás de una pequeña mesa. A sus espaldas brillaban a la par de las antorchas armamento de distintas formas, algunas espadas curvas, otras rectas y unas más tan misteriosas que podrían haber pasado por alguna otra cosa en lugar de espadas.

Morticus echó de lado su túnica revelando sobre su costado una espada enfundada misma que liberó de su funda para después entregarla por la hoja al sujeto que le miraba con un creciente interés. La tomó por el mango poniéndose de pie y con una gran destreza blandía el acero de un lado hacia el otro, en ocasiones describía círculos y en otras tanta la pasaba de una mano a la otra.

Dejó aquel pequeño juego para examinar la hoja una y otra vez. Al parecer hubo un acuerdo entre los dos pues el sujeto de la espada en un momento entraba en su hogar dejando a solas a Morticus. No pasó mucho tiempo cuando por el umbral de la puerta volvía a aparecer con dos pequeñas bolsas en una mano, las pasó y dejó en posición del lanista y éste meneó la mano calculando el peso.

Ambos se dieron la mano y en un momento era Morticus quien regresaba al carro para emprender la marcha. A pesar de que la distancia comenzaba a alejarlos de aquel punto, Zelg no apartaba la mirada de aquella casa, se quedó pensativo analizando lo que había visto, reflexionaba y asimilaba para sus adentros mientras que el sueño y el cansancio desaparecían de su cuerpo.
Zelghadis
Zelghadis

Status :
MERCADO DE ESPADAS Wgtd93


Defensa :

Vórtice Marino

Cantidad de envíos : 56

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.