Saint Seiya Ancient Chronicles
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

User del Mes

Mapycozo
El gran ilusionista

¡Prepárense para vivir las vacaciones en la playa!
Próximamente...

Temas Importantes


[Villa Rodorio] Consultorio Widget14
Últimos temas
» Magical Hope {Afiliación élite}
[Villa Rodorio] Consultorio EmptyMiér Jul 17, 2019 2:41 am por Invitado

» Hantā no Odessei {Afiliación Elite}
[Villa Rodorio] Consultorio EmptyMar Jul 16, 2019 9:20 pm por Invitado

» Busquedas de Rol
[Villa Rodorio] Consultorio EmptyLun Jul 08, 2019 7:11 pm por MapyCozo

» Ficha de Entrenamiento de Alderion De tauro
[Villa Rodorio] Consultorio EmptyJue Jul 04, 2019 12:31 pm por Alderion

» Ficha de entrenamiento de Virgil Juez de Griffo
[Villa Rodorio] Consultorio EmptyMiér Jul 03, 2019 1:23 pm por Sasha

» Petición Caballeros de Athena
[Villa Rodorio] Consultorio EmptyMiér Jul 03, 2019 1:16 pm por Sasha

» [Reino de Poseidón - Alta] La Manzana Dorada
[Villa Rodorio] Consultorio EmptyDom Jun 30, 2019 10:24 pm por Boreas

» Petición Espectros de Hades
[Villa Rodorio] Consultorio EmptyVie Jun 28, 2019 11:11 pm por Sasha

Ganador de la 1º Era

AFILIADOS ELITE
_________

Harry Potter Avada Kedavra
Saint Seiya Eternal Spirit
boton 150x60
Infinity: We Can Be Heroes
Boku No Hero: Academia

One Piece: Ascension

Fire and Blood

La Leyenda de Shenlong

World Of Shadows

Descendants Ouat

Oddisey RPG

Eras del Mundo
Deathless Love +18

Magical Hope
Magical Hope
Damned Worlds
Vit Astrale
Digital Pocket

La cancion de Eventyr
Ilvermorny School

Fate/Requiem

Fate/Light of Extinction

Nine Beast, One Symbol
Neoarghia +18
Little Fears
Little Fears

[Villa Rodorio] Consultorio

5 participantes

Ir abajo

[Villa Rodorio] Consultorio Empty [Villa Rodorio] Consultorio

Mensaje por Seiren Sáb Mayo 14, 2011 11:43 am

Dirigiéndonos entre las calles no lejos se situaba el consultorio de un hombre, se decía que aquel era el único que trataba heridas de gravedad debido a los arduos entrenamientos que se sometían los jóvenes no solo provenientes de ese sitio sino de otros países extranjeros, al menos eso fue la historia que uno de los hombres me relataba. Entre mis brazos sostenía a Sisifo para que este no se asustara.. aunque en realidad era yo misma la que me encontraba asustada por todo lo que pasaba. Al llegar el otro joven que portaba una extraña armadura tocó tres veces anunciando que se necesitaba ayuda…

No tardaron ni un minuto en abrir la puerta, donde otro hombre no mayor de cuarenta años nos permitió la entrada, con un aspecto normal se introducían en la casa mientras que yo me limitaba a esperar afuera, el doctor me sonrió saliendo, tomando mi hombro para que también pasara, era bastante nostálgico toda la situación, las personas me recibían con los brazos abiertos y me daban ánimos diciendo que no debía de preocuparme. El doctor que nos atendió tenía por nombre Giles revisó al romano indicándome que las heridas que debían de haber sido tratadas estaban fuera de peligro, que solo necesitaba reposo durante algunos días para que se recuperara, felicitándome me invito a quedarme en su casa, me daba vergüenza aceptar tal invitación pero termine por quedarme. Ofreciéndome de comer y beber no me separaba de lado de Edward, por si llegaba a despertar, nadie me presiono para que fuera a descansar, siempre estaba en una silla a lado de la cama por si algo llegase a ocurrir. Esa noche fue una de total desvelo, acababa durmiéndome arrodillada en el suelo, dejando que mi cuerpo se mantuviera sobre la cama y tomando la mano de Edward sin soltarla.

Entre sueños no dejaba de pensar en Aspros, esperando que se encontrase a salvo, incluso orando entre sueños que le protegieran.. tenía razón y no me arrepentí de la decisión que tomé por ambos.

Seiren
Seiren
Amazona Dorada
Amazona Dorada

Reino : Santuario de Athena

Ataques :

[Villa Rodorio] Consultorio 2h3dl03AD - Lazo Relámpago (1550)
[Villa Rodorio] Consultorio 2h3dl03AD - Pluma de Luz (1650)
[Villa Rodorio] Consultorio 2h3dl03AM - Flecha Fantasma (1750)
AM - Destello (750)


Defensa :

[Villa Rodorio] Consultorio 2h3dl03 Anillos de voltaje

Cantidad de envíos : 354

Volver arriba Ir abajo

[Villa Rodorio] Consultorio Empty Re: [Villa Rodorio] Consultorio

Mensaje por Edward Dom Mayo 15, 2011 4:50 pm

Los ojos cristalinos de aquel hombre se volvian a abrir despues de mucho tiempo. Lo primero que vi es un techo, me sentia como si estuviera en una cama, mi cuerpo estaba reposado, mis ojos aun no abiertos del todo, estaba asimilando que pasaba y donde estaba. Hacia bastante que llevaba sin sentido y ahora mismo eso le parecia un sueño mas. De pronto un dolor le vino a su pecho, un pequeño dolor. Intento llevar su mano hacia el pecho como acto reflejo pero entonces se dio cuenta que alguien sujetaba su mano.

Era su compañera de viaje, Seiren, habia vuelto como prometio para ayudarlo y alli estaba a mi lado, durmiendo apoyada en la cama y con su cuerpo en el suelo, estaba en aquella incomoda posicion solo por estar a mi lado y asegurarse que estuviera bien. Cuando ya tenia los ojos mas despiertos mire mi pecho donde estaba la herida, estaba vendada, y mi frente tambien lo estaba. Mi cinta de la cabeza estaba en una mesa cerca y Sisifo estaba dormido tambien a los pies de la cama.


Tengo unos buenos guardianes aqui, sino fuera por ellos no lo contaria.

Intente reincorporarme hacia delante sin hacer mucho ruido para no despertar a Seiren, si estaba dormida ahi era por que estaba agotada y llevaba mucho tiempo sin descansar. Pero por el momento no podia levantarme y volvia a caer hacia atras, pero no queria estar mucho mas sin hacer nada cuando habia tanto que hacer.

Al caer hacia atras volvia a quedarme mirando hacia el techo, giraba mi cabeza hacia Seiren y ver su cabellera esparcida por toda la cama. Quien iba a pensar que un dia iba a ser salvado por ella. Quizas me estaba haciendo debil, o ella fuerte...
Edward
Edward
Caballeros Dorados
Caballeros Dorados

Reino : Santuario de Athena

Ataques :

[Villa Rodorio] Consultorio 2h3dl03AD - Flecha Sonica (750)


Defensa :

[Villa Rodorio] Consultorio 2h3dl03 Absorción Dorada

Cantidad de envíos : 381

Volver arriba Ir abajo

[Villa Rodorio] Consultorio Empty Re: [Villa Rodorio] Consultorio

Mensaje por Seiren Lun Mayo 16, 2011 7:56 pm

Caía rendida sobre el borde de la cama, mi mano seguía sujetando con firmeza la de Edward, casi me costaba reaccionar debido al cansancio y al nivel de energía que había desgastado descubriendo una nueva habilidad gracias a Aspros. Llegué a entender un poco más las cosas que me rodeaban, todo se conectaba entre nosotros y quizá compartíamos un mismo sentimiento…

No estaba consciente del tiempo que llevaba en esa posición solo alcanzaba a percibir un pequeño movimiento de la cama que me aturdió. Mis ojos realmente me pesaban por mucho que trataba de despertar ante esa acción, ligeramente movía mi mano para no separarme de él hasta que una voz ya bastante conocida para mí fue la que susurro.. me repetía que era entre sueños, era casi imposible que la gravedad de sus heridas hubieran sanado rápidamente y más imposible que ya se encontrara despierto. Aun así debía mantenerme alerta y no crear más molestias en aquella casa, dándome a mí la responsabilidad de cuidar de Edward.

Lograba entreabrir los ojos con esfuerzo, notando ya algo de claridad entre la habitación que nos encontrábamos, la vela ya se había extinguido debido a la brisa fría de la mañana. Lo primero que alcanzaba a ver fue a Sisifo durmiendo cerca de los pies del ex general. Lo segundo que vi fue como mi mano seguía entrelazada con la de él, avergonzada pensé que forzaba su posición pero en realidad tenía que checar como seguían sus heridas.

Me reincorporaba lentamente, mirando a mí alrededor, mi actitud era casi mecánica pues lo primero que hice fue alcanzar un pequeño recipiente y algo de vendas nuevas, junto con la solución que me había dado antes el peliazul para tratar las heridas de mi acompañante. Tranquilamente volvía a lado de la cama, nunca se me paso por ningún momento observar el rostro de él… apenas mi mano se acercaba a su pecho notando su respiración, subiendo y bajando lentamente y fue en ese momento que aprecié el brillo de sus ojos, no evite derramar una lágrima al ver que por fin despertaba de su letargo.


Creí… -negaba con la cabeza, mi voz se quebró por un segundo..- ¿Cómo se siente General?.. –aún tenía la costumbre de llamarle por el rango que alguna vez poseyó, dejando las cosas paseaba mi mano entre sus cabellos acomodándoselos y asegurándome que no tuviera alguna clase de fiebre.
Seiren
Seiren
Amazona Dorada
Amazona Dorada

Reino : Santuario de Athena

Ataques :

[Villa Rodorio] Consultorio 2h3dl03AD - Lazo Relámpago (1550)
[Villa Rodorio] Consultorio 2h3dl03AD - Pluma de Luz (1650)
[Villa Rodorio] Consultorio 2h3dl03AM - Flecha Fantasma (1750)
AM - Destello (750)


Defensa :

[Villa Rodorio] Consultorio 2h3dl03 Anillos de voltaje

Cantidad de envíos : 354

Volver arriba Ir abajo

[Villa Rodorio] Consultorio Empty Re: [Villa Rodorio] Consultorio

Mensaje por Edward Jue Mayo 19, 2011 3:22 pm

Todo estaba muy tranquilo, habia un silencio que invadia toda la habitacion, como mucho podia a escuchar los sonidos que habia Sisifo al dormir, estaba como roncando levemente, esa criatura era muy adorable, y tenia mas agallas de lo que parecia. De nuevo me estaba volviendo el sueño, seguro que era por las heridas que aun me tenian muy cansados, pero fue entonces cuando senti como Seiren se movia, mas no dije nada, solo me limite a seguirla con mis ojos. Estaba cogiendo algo y de nuevo acercandose a mi, seguramente para ver que todo estaba bien en mi.

Pero fue entonces cuando mis ojos se cruzaron con los suyos, pude ver las sorpresa en los ojos de ella, su voz me hablaba, la note algo nerviosa, o mas inquieta, como que no se esperaba verme despierto tan pronto. Hasta yo me soprendia de lo rapido que estaban sanando mis heridas. Como si alguien estuviera velando por ellas para recuperarme rapidamente.


El dolor esta desapareciando poco a poco, aun no puedo moverme bien, pero no creo que tarde mucho mas en recuperarme.

Ya ni le corregia por decirme general, se estaba haciendo una costumbre entre nosotros. Actue con normalidad con respecto a mis heridas, aunque sabia que era muy extraño que se curaran asi de rapido. Me incorpore muy lentamente para no hacerme daño con mi espalda en el cabezal de la cama, queria estar a la misma altura de ella, no me gustaba estar prostado en la cama, pareciando una persona invalida, cuando aun tengo tanto que hacer.

Te agradezco tus cuidados, sin ti no hubiera vivido para contarlo. Te debo mi vida.

Le regale una calida sonrisa, esa chica estaba evolucionando de una manera muy curiosa, y ver hasta donde podia llegar era algo que no me queria perder.

Queria salir de alli cuanto antes, entrenarme y volverme fuerte, buscar a Athena y vencer a aquellos que intentan destruir el mundo, los malvados dioses estaba despertando.


¿Donde estamos Seiren? No reconozco este lugar.


Última edición por Edward el Miér Mayo 25, 2011 8:49 pm, editado 1 vez
Edward
Edward
Caballeros Dorados
Caballeros Dorados

Reino : Santuario de Athena

Ataques :

[Villa Rodorio] Consultorio 2h3dl03AD - Flecha Sonica (750)


Defensa :

[Villa Rodorio] Consultorio 2h3dl03 Absorción Dorada

Cantidad de envíos : 381

Volver arriba Ir abajo

[Villa Rodorio] Consultorio Empty Re: [Villa Rodorio] Consultorio

Mensaje por Sylvanas Lun Mayo 23, 2011 11:04 pm

El hombre me continuó arrastrando, riendo con amabilidad y sin sentido frente al hecho de que continuaba forcejeando para intentar escaparme y mi intento por ser respetuosa se había esfumado. Nos abríamos paso en un pueblo vivaz, donde las voces resonaban con amabilidad y entusiasmo. ¿Era aquel lugar un sueño? ¿Es que acaso eludían toda realidad que yo conocía? Creo que haber percibido tanta alegría me hizo en partes no querer zafarme, pero era todo muy extraño, no parecía real, no le encontraba sentido. El Anicano saludaba a la gente al pasar, y nadie parecía mostrarse extrañado ni agresivo ante mi presencia ni el hecho de que mis manos sangraran, ni siquiera el mas mínimo indicio de sorpresa. Mis ojos se ensancharon al escucharle tocar una puerta, y nuevamente comencé a intentar alejarme.

-¡Suéltame anciano loco!- el viejo solo volvió a reír y me dio una palmada en la espalda, no importaba lo que hiciera el hombre me trataba con la mayor de las amabilidades y una agradable calidez.

-¿Demian que te trae por acá?-

-¡Giles! Mira la que me encontré cerca del cementerio del santuario.- respondió el anciano, palmeando mi cabeza al mostrarme ante el hombre de la casa. Gruñí y torcí mis labios en una mueca enojada, mis cachetes se inflaron. El señor rió un poco y con su dedo índice dio dos toques en el dorso de mis manos. - ¡Au!- replique furiosa pero la risa mas del hombre mas joven me desconcentró de echarle cuanto insulto me venía a la mente.

-¿Una aprendiz del santuario?-

-Amazona Dorada.- tomé con firmeza la caja que contenía la armadura, algo desconfiada.

-Pero es tan solo una niña. Uf mira esas manos…- sentí sus robustas manos tomar mis pequeñas palmas e inspeccionar las heridas. –Me trae recuerdos. Y hablando de recuerdos, deberías ver al que llego hace unas horas. A ver, encarguémonos de esos magullones pequeña. – me guió hacia el interior de la casa, un olor fuerte a alcohol inundaba la habitación. Aparentemente el tal Giles era el medico del pueblo, me indico que me sentara en un banco y se sentó frente a mí, tomando mis manos una vez mas para revisarlas bien. –Los huesos no parecen estar rotos por suerte, has de entrenar mucho. Esto picara un poco…-

-¡ARDEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEE!- chillé al sentir esa sensación punzante cuando colocó el frío alcohol sobre mis nudillos heridos. Me retorcí mientras el hombre intentaba vendar mis manos.

-Ya, ya. Una guerrera no chilla por esto.- lo miré con enojo, aguantando querer seguir mis quejas, pero tenía razón. No debía actuar como una niña, era una guerrera, eso no era nada. Aun así odiaba los médicos, y ese lugar era algo demente.

-¡Están todos locos aquí!- refunfuñé levantándome y corriendo a la primer puerta que encontré, cerrando al pasar y regocijándome de haber salido de allí. Algo malo debía pasar con esas personas, no había forma que fuesen tan…buenos. Pero pensé en Alde, recordé que también me había llevado esa primer impresión con él. “Ups” Pensé no solo había actuado como una idiota chiquilina, sino que encima ni siquiera había logrado salir verdaderamente de allí. Al parecer me había confundido de puerta, pues me percate de dos presencias detrás de mí.

-Emm…- no tuve ni tiempo de decir dos palabras que la puerta se abrió, golpeándome y tirándome al suelo. Acaricié mi cabeza recuperándome del porrazo.

-¿Estas bien? Pequeña no debes molestar aquí, hay alguien descansando.-

-------------------------------------------------------------

Off: Lamento no haber esperado a que se editara, pero por si acaso para no entrar en lista de riesgo.
Sylvanas
Sylvanas
Amazona Dorada
Amazona Dorada

Ataques :

AD - Eterno Resplandor (1850)


Defensa :

Fuerza de voluntad

Cantidad de envíos : 130

Volver arriba Ir abajo

[Villa Rodorio] Consultorio Empty Re: [Villa Rodorio] Consultorio

Mensaje por Seiren Vie Mayo 27, 2011 2:09 am

Pasaba a sentarme solo al borde de la cama, era un pequeño espacio pero el suficiente para llegar a acomodarme, la punta de mis dedos apenas y si se mantuvieron pocos segundos acariciándole, comprobando que ya no tenía esa temperatura. Recibía su respuesta mientras mis ojos se fijaban en ambos vendajes, uno en su cabeza y otro justamente que rodeaba su torso, aguardaba en silencio sosteniendo aquella pasta que me otorgó Aspros, seguiría sus indicaciones a pesar de que el médico del lugar dijera que estaba fuera de peligro pero no por ello dejo de alabar aquella extraña medicina.

Me dio miedo perderte… -logrando pensar inocentemente en ello colocaba el pequeño recipiente sobre la mesa, donde precisamente se encontraba esa cinta roja que siempre Edward llevaba en la cabeza. Dispuesta a retirar los vendajes para ver como seguía el romano intentaba levantarse- No debería moverse.. –replicaba temerosa a que se fuera a hacer daño, levantándome igual casi por instinto y sujetándole por los hombros evitando que se lograra lastimar o pudiera provocar que sus heridas se abrieran nuevamente. Al escuchar eso último me sonrojaba, me hizo recordar el momento en el que le confesaba a Aspros que quería a Edward, mis ojos permanecieron fijos unos instantes más sin saber cómo actuar o responderle. Evadía su mirada algo nerviosa, por mucho que cambiara aun me costaba ser totalmente franca con las personas y mucho más demostrar un sentimiento de cariño o afecto, era algo torpe para ello, podía atribuírselo a mi edad…Solo hice lo que pude… –decía tímidamente, era verdad que fui a buscar por ayuda pero solo se limitó a eso mis acciones, sino fuera por aquella persona seguramente. Agachada mi mano tocaba superficialmente la venda, sintiendo un calor inusual que emanaba de su pecho, con seriedad permanecí en esa posición unos segundos más hasta que él mismo me distrajo cuando me pregunto dónde nos hallábamos y eso era una larga historia que debía explicar pero debido a su estado no sabía si era lo más correcto. Sin tener más opción terminaba por convencerme en que debía decirle toda la verdad, un pequeño suspiro se escapó de entre mis labios casi resignándome ante cualquier tipo de reacción.

Quiero pedirle disculpas… tomé una decisión que no me correspondía pero debe de saber que no tenía más opción, sus heridas eran demasiado graves. Nos encontramos en Grecia… por lo que tengo entendido esta es la villa de Rodorio. –mi mano alcanzo la suya para estrecharla, ahora le miraba a los ojos en cada momento prosiguiendo con mi historia o al menos revelándole las razones por las que hice todo ello.- Como entenderá el conflicto entre Roma y Egipto siguen vigentes, así que era arriesgado que me encontraran con usted en las condiciones en las que estaba y mucho peor si trataba de buscar ayuda en Egipto... no.. creo saber lo que piensa, no estuvo inconsciente durante varios días, cuando fui a buscar ayuda conocí a un hombre… ese hombre me habló sobre este lugar. –seguramente era demasiado por lo que aguardaba en silencio unos instantes, no tenía idea de cómo reaccionaría pero al menos estaría a su lado para explicarle, tomaba su rostro de manera afectuosa haciendo lo que nunca antes… sonreírle.- Por ahora descanse General, ya habrá momento para decirle todo aunque necesito revisarle solo dígame si quiere que llame al doctor o le atiendo yo, como se sienta más cómodo.

La mañana parecía estar en total calma, si bien era temprano no era lo suficiente para que comenzaran los ciudadanos a ejercer sus labores en aquel sitio. Algo me distrajo que terminaba por apartarme de Edward, al parecer al otro extremo de la habitación una niña lloraba casi molesta al recibir las atenciones del doctor, no fue cuando en ese instante se abrió la puerta y una niña no mayor de los nueve años cruzaba, tenía unos ojos hermosos a mi parecer, simulaban a una bella neblina, por su aspecto lucía confundida, me quedaba quieta a lado de mi acompañante. La puerta era abierta por la esposa del médico reprochándole a la niña de manera dulce, al ver como caía terminaba por levantarme y ayudarla a colocarse de pie aunque antes de que lo hiciera podía ver sus manos, las observaba fijamente hasta que miraba a la mujer…

Descuide mi acompañante acaba de despertar y se encuentra en mejor estado, debo de decir que le agradecemos tantas atenciones. -cerciorándose que le decía la verdad asomó por unos instantes su rostro observando a Edward en mejor estado terminando por sonreírse. Buenos días caballero… - al terminar de saludar volvió a dirigirse hacia a mí - Jovencita pueden quedarse el tiempo que crean conveniente, nosotros… quiero decir mi esposo está encantado de poder ayudar a aquellas personas que nos protegen. mis ojos se entrecerraron al no entender con la suficiente claridad el significado de sus palabras aunque todo terminó cuando extendió la mano hacia la chica que sujetaba entre brazos.- No se moleste, me encargaré de ella.

Sin contradecirme la mujer abandonaba la habitación, no fue en ese entonces que al volver a sostenerla de sus muñecas escuchaba ese suave tintineo, uno que hace años dejé de escuchar desde la invasión a Egipto, mis ojos cayeron hacia el sitio donde se efectuaba tal sonido reconociendo al instante el brazalete de mi madre- ¿Cómo obtuviste el brazalete de mi madre?.

Nada me engañaba a esas alturas, reconocía a la perfección la única posesión más valiosa de la persona que amaba, si era cierto entonces ella aún seguía con vida.
Seiren
Seiren
Amazona Dorada
Amazona Dorada

Reino : Santuario de Athena

Ataques :

[Villa Rodorio] Consultorio 2h3dl03AD - Lazo Relámpago (1550)
[Villa Rodorio] Consultorio 2h3dl03AD - Pluma de Luz (1650)
[Villa Rodorio] Consultorio 2h3dl03AM - Flecha Fantasma (1750)
AM - Destello (750)


Defensa :

[Villa Rodorio] Consultorio 2h3dl03 Anillos de voltaje

Cantidad de envíos : 354

Volver arriba Ir abajo

[Villa Rodorio] Consultorio Empty Re: [Villa Rodorio] Consultorio

Mensaje por Sylvanas Sáb Mayo 28, 2011 2:33 am


Aquella voz, ese aroma impregnado en el aire con el mecerse de sus cabellos. Mis ojos se ensancharon…tan familiar. Quedé atónita como si un sueño hubiese cobrado vida, lentamente deslicé mis manos liberándome de las suyas, pudiendo llevarlas a su rostro. El tacto de su sedosa piel, los rasgos de su rostro…Una revelación del cielo.

-¿Madre?- murmuré entrecortadamente, mi pecho se compungía al punto de sentir que me faltaba el aire, y no me importaba. Ni siquiera pensar, solo sentir mi corazón galopando con fuerza, en la oscuridad de mi mente se dibujaba una imagen, aquello que mis manos me permitían ver. Era ella. ¡Era ella! Un resplandor, una luz cegadora tornó esa ínfima reproducción en mi cabeza y la volvió una realidad, llevándome nuevamente al pasado, a los recuerdos de un trágico momento.

***

Lagrimas comenzaron a rodar por mis mejillas, desbordando sin contención alguna, tan puras y abundantes como la caída de una cristalina cascada. Acaricié el rostro de la mujer que me había adoptado como su hija, esa expresión cansada y serena, a pesar de estar muriendo por la maldita enfermedad y la miseria de la pobreza. Ella sonreía y con su mano temblorosa acariciaba mi cabello y secaba mis lágrimas.

-No te vayas, mama… Seré buena…Por favor…No me dejes.- murmuraba tomando con fuerza su mano, queriendo sostenerla, evitar a toda costa que aquellos agotados ojos se cerraran. Incluso con el maltrato del tiempo ella seguía tan bella e impecable, su piel tersa, sus cabellos azabaches esparcidos en las sabanas brillaban como si la luz de la mañana quisiera honrar su belleza. Su sonrisa, incluso en la agonía ella sonreía con tanta calidez, con tanto amor. No podía dejar de verle a los ojos, orbes profundos como el océano, tan llenos de esperanza y tranquilidad.

Tomó mis manos, las frías perlas, el tenue tintinear. Fijé mi mirada en aquello que había puesto en mi muñeca, su más preciado amuleto…Mi único recuerdo de ella, el símbolo de mi eterno anhelo por una familia.

-No, debes tenerlo siempre contigo, es lo único que te queda.- trataba de insistirle. “No te vayas, no te vayas.” Rogaba en silencio, no quería permitirlo.

-No… Tú eres quien me acompaño hasta ahora…no esa pulsera… Ahora será tuya, para que lleves mi vida contigo y mis sueños… Tu hermana… Te guiará a ella, algún día…-tosió y busco volver a tomar aire, un hilo de sangre delineaba el contorno de su mandíbula y podía notarse lo que le costaba cada palabra, en cada respiro se le iba la vida. – Se que la encontraras… Siempre las estaré cuidando, así que llévala siempre… cerca de tu corazón.- me sostenía con fuerza por el dolor, por no estar tan débil como para no brindarme hasta la última gota de su cariño. Su tacto se volvía frío, ella que siempre emanaba una calidez hermosa y acogedora.

-No digas mas, yo te cuidaré…yo seguiré aquí a tu lado…¡Por favor no me dejes!- la desesperación, volvía a sentir esa terrible angustia y terror que me paralizaban el cuerpo, que me tensaban cada músculo sosteniéndola con firmeza. Quería decirle que sería fuerte por ambas, que todo estaría bien. Pero las manos de la muerte ya la tenían entre sus garras, ella lo sabía, y por mucho que me negase a creerlo…yo también. Arrodillada al borde de aquella cama, posé mi cabeza en su pecho, hundiendo mi rostro en él para llorar, para embriagarme con su aroma y sentir los latidos de su corazón lentamente desapareciendo.

-Has sido la luz en mi oscuridad… siempre estaré agradecida… de haberte conocido…Te amo…Mi niña…- sus brazos me rodearon conteniendo mi dolor y mi pesar.

-Y yo a ti mama…Te amo, te amo, te amo.- Aferré mis manos a su vestido maltrecho y humedecido en tantas lagrimas que me ardían los ojos. Mi voz se ahogaba. De pronto dejé de sentir sus brazos contra mi espalda, elevé rápidamente la cabeza observando perpleja como estos caían inertes. La sacudí con desespero, no podía tolerar la idea de que no volviese a despertar.

-Regresa…Regresa…Devuélvanmela…Mama…Mama…- por horas estuve en ese estado frenético, abrazando su cuerpo sin vida, maldiciendo a los dioses, al mundo. Era todo lo que tenía y me lo arrebataron, odiaba estar viva si no podía estar a su lado, estaba enfadada por no haber sido otra cosa que una carga, por no haber podido protegerla. Me repetía que podría haber hecho algo más. Miré nuevamente su rostro, lo tomé entre mis manos, acariciándolo, quitándole algunos mechones de cabello de encima. Sollocé como nunca en mi vida lo había hecho, admirando su expresión, incluso en la muerte sonriendo apacible, el rostro de un ángel…

***

La luz nuevamente me cegó, más allá de mis ojos ciegos, un relampagueo que deslumbró mi mente trayéndome nuevamente a la realidad. Al rostro de aquella joven, cada movimiento, cada caricia que mis manos hacían me aclaraban la imagen de su apariencia. Y volví a llorar como en esa infausta tarde, tiritando frente a la idéntica imagen de mi madre pero más joven. Tantos años de búsqueda, de anhelo, justo cuando la esperanza parecía desaparecer… ¿Destino?

-¿S-Seiren?- el cascabel tintineo sin movimiento alguno ¿Era una señal? ¿Era broma de los descarados sueños? Si era un sueño, jamás quería despertar. –Hermana…¡Hermana!- grité abalanzándome sobre ella en un abrazo, cayendo ambas al suelo. La felicidad y al mismo tiempo la tristeza me invadían, las lagrimas no dejaban de brotar, quise quedarme por siempre en ese momento. En haberla por fin encontrado, en ese sentimiento como de tener nuevamente a mi madre entre mis brazos, me aferré a ella sin pensar ni en las consecuencias ni en la situación, en nada. Solo vivía para ese momento…

“No me sueltes.”


--------------------------------------------------------------------

Off: lo que esta entre los asteriscos (***) es flashback
Sylvanas
Sylvanas
Amazona Dorada
Amazona Dorada

Ataques :

AD - Eterno Resplandor (1850)


Defensa :

Fuerza de voluntad

Cantidad de envíos : 130

Volver arriba Ir abajo

[Villa Rodorio] Consultorio Empty Re: [Villa Rodorio] Consultorio

Mensaje por Edward Dom Mayo 29, 2011 8:08 pm

Seiren no dejaba en ningun momento de cuidarme y asegurarse de que todo estaba bien para mi, aquella chica egipcia cada mostraba mas de su corazon, la fria mujer se habia liberado al fin para mostrar al mundo la calidez de su corazon y de sus actos. Habia nacido para ayudar y no para odiar al mundo como antes lo hacia. La fria mirada se transformaba en pequeñas sonrisas que iban mostrando lo hermoso que puede ser el poder del corazon.

Esperaba con mi espalda recargada contra la cabecera de la cama a que ella me respondiera a la pregunta de donde estaba. Seiren se encontraba sentada tambien a los pies de la cama, cerca de Sisifo que continuaba dormido. La cara de la joven era de alguna preocupacion, como si no quisiera confesar donde nos encontrabamos, pero yo la continuaba mirando, esperando la respuesta que me tenia que dar, asi que no podia escapar a mi mirada.

Escuche su relato de que era muy peligroso ir a nuestros paises natales. Entonces... donde nos encontrariamos.. era un misterio para mi. Y si estabamos tan lejos, como habiamos conseguido llegar y como Seiren habia podido cargar conmigo.. estabamos en Grecia, un sitio donde nunca habia estado, o eso creia...

Grecia.. aqui es donde se encontraba el santuario de Athena segun mis recuerdos, por eso era, que este lugar tenia una sensacion extraña para mi, la sensacion de que algo me estaba llamando, era mas fuerte aqui, mas fuerte de lo que podia ser en Roma o quizas en Egipto.

Comprendo... asi que nos hemos alejado.. ahora que estabamos tan cerca...

Me sentia algo impotente, habia estado tan cerca de Athena, pero no tenia caso, Seiren habia hecho lo correcto, cualquiera habia hecho lo mismo en su lugar y debia agradecerselo como se merecia, no con miradas tristes o serias, sino con una grata sonrisa.

No te preocupes, ya volveremos a tomar nuestro rumbo. Hiciste lo correcto.

Me dijo que por ahora olvidara ese tipo de asuntos, que ahora debia recuperarme, lo peor es que era cierto, por mucho que quisiera moverme no podia, asi que tenia que recuperar fuerzas por que me harian mucha falta. Me pregunto si queria que ella me atendiera o si deseaba llamar al doctor, la verdad no queria seguir siendo una molestia para ella, antes estaba dormida en el suelo, eso significaba que debia estar muy cansada por mi culpa.

Como tu desees, si necesitas descansar puedes hacerlo, debes estar agotada.

En ese momento un fuerte sonido se escucho en la puerta y se abrio, una pequeña niña con un color de cabello parecido al de Seiren entro para cerrarla de nuevo, pero alguien mas entro siguiendo los pasos de esa pequeña, era una mujer al parecer de ese consultorio.

Buenos dias, gracias por todo lo que han hecho por mi.

Le respondi amablemente, la mujer queria llevarse a la niña como era normal, pero Seiren lo impidio extrañamente, cuando se fue, comenzaron a hablar entre ellas, yo no podia escuchar muy bien lo que decian entre ellas, hasta que escucho como la niña llamaba a Seiren hermana y se lanzaba desconsolada a sus brazos. Una sorpresa para mi, y es que Seiren nunca hablaba de ella misma, asi que enterarme de aquella manera que tenia hermana fue una sorpresa.

No sabia que tenias hermana Seiren.
Edward
Edward
Caballeros Dorados
Caballeros Dorados

Reino : Santuario de Athena

Ataques :

[Villa Rodorio] Consultorio 2h3dl03AD - Flecha Sonica (750)


Defensa :

[Villa Rodorio] Consultorio 2h3dl03 Absorción Dorada

Cantidad de envíos : 381

Volver arriba Ir abajo

[Villa Rodorio] Consultorio Empty Re: [Villa Rodorio] Consultorio

Mensaje por Seiren Vie Jun 03, 2011 2:58 am

Todo parecía congelarse a mi alrededor, logrando observar el brazalete que poseía esa niña… ¿estaría imaginándolo?. Un fuerte dolor emergía de mi pecho, inundándome no solo en la tristeza sino que de la misma forma envolviéndome entre la nostalgia. Con dulzura mi mano se deslizaba hasta posicionarse en su muñeca, contando las cuentas negras que rodeaban su mano hasta toparme con ambos cascabeles…

Los sentimientos que creía perdidos surgían de una manera que ni yo misma podía creer, me daba cuenta que durante todo este tiempo había cambiado. Aun me costaba aceptar lo que estaba sucediendo. Sus manos se libraban de mi agarre para acariciar mi rostro, no reconocía que podía significar ese gesto pero tampoco me vi con el valor de apartarla, arrodillada dejaba que sus dedos delinearan el contorno de mi piel… era sumamente extraño, pero cada movimiento que describían sus manos me permitían escuchar esa tintineo tan familiar.

Al abrir mis ojos fue cuando me di cuenta de más detalles, a pesar de ser una niña sentía a través de mi piel el mismo maltrato que sufrieron sus manos. Fue entonces cuando detuve su recorrido, tratando de mirarla frente a frente aunque ella no pudiera hacerlo conmigo, una sorpresa más se marcaba entre nosotras, mi nombre… mi nombre era articulado a través de sus labios, no decía nada pero cada músculo de mi cuerpo se tensaba y ella seguramente lo notaría con la fuerza en la que la tomaba de sus manos.

Era incapaz de hablar, solo una fina abertura se colocaba sobre mi boca. Lanzándose sin dudar hacia a mí me estrecho llamándome de una forma muy peculiar, entonces fue cuando me di cuenta las razones por las que ella poseía ese brazalete, la oscuridad en mis ojos se hizo totalmente visible gracias a la sombra que ofrecía mi flequillo aunque había algo que no podían ocultar y eran las lágrimas que rodaban marcando mis pómulos, mejillas…


Tranquila

Mi mano derecha se posaba justamente por su cabeza, recargando mi mentón por encima de esta mientras que la otra se colocaba sobre su espalda.

Edward me llamó la atención, declarando que era la primera vez que descubría algo de mí, la verdad que evitaba hablar de mi familia… no estaba preparada para ello y mucho menos estaría preparado él, después de todo por más que quisiéramos evitarlo.. el destino que nos envolvía era sumamente doloroso como para poder encararlo juntos.


Yo tampoco lo sabía…-por un momento iba a decir la palabra “General”, me detuve ya que la persona que acogía entre mis brazos le costaría entender las razones por las cuales estaba a lado de ese hombre, dando un largo suspiro dejaba que ambas nos desahogáramos. No lloraría.. prometí no hacerlo aceptando las cosas como debían de ser pero…- Te lo agradezco… pudiste encontrarla por mí.. ¿no es así?.

El paradero de mi madre siempre me fue desconocido desde que nos separaron, siempre orando por su seguridad, libertad y al mismo tiempo felicidad. Lo único que parecía estar inestable en mí eran los latidos de mi corazón, resonando fuertemente contra los de esa pequeña que se aferraba lo más posible a mí. No había necesidad de que me explicara las razones por las que esa niña se encontraba justamente en Grecia.

La culpa, la tristeza, el dolor. Varias emociones deseaban presentarse y que yo no permitía, no me parecía el momento para desmoronarme y mucho menos frente a Edward, desde que me uní a su lado aceptaba el hecho de rehacer mi vida, reconociendo las consecuencias de no poder volver a ver a mi familia. Era justamente como lo decía Aspros, mis padres me habían preparado para que yo viviera por mi cuenta, dándome las herramientas necesarias para afrontarla solo que… era difícil aceptar la idea de separarte de ese ser amado, nadie te preparaba para el momento de una inminente despedida.


Todo está bien no tienes por qué llorar… anda estoy segura que a nuestra madre no le gustaría verte así… además ella se encuentra en un lugar mejor. Tienes que aprender a aceptarlo.

Podría ser que mis palabras sonasen duras pero era la misma sinceridad que expresaba con el corazón, también quería que se diera cuenta que no era nada buena mirar hacia atrás… eso era algo que aprendí gracias a Edward y estaba agradecida por ello. Lentamente la separaba de mí para sostener con una mano su mentón, apartando la humedad que quedaba impregnada sobre ese rostro…

Las lágrimas no le sientan bien a una niña linda como tú.

Peinando sus cabellos descubría las facciones de su cara, estaba pidiendo demasiado para alguien tan joven, me dolía demasiado tener que actuar así. Sabía que no podía verme pero eso no evitaba que sonriera para ella, sonreía con más fuerza reemplazando esa acción por las posibles lágrimas que trataban de escaparse de mi mirada.

¿Podrías regalarme una sonrisa?
Seiren
Seiren
Amazona Dorada
Amazona Dorada

Reino : Santuario de Athena

Ataques :

[Villa Rodorio] Consultorio 2h3dl03AD - Lazo Relámpago (1550)
[Villa Rodorio] Consultorio 2h3dl03AD - Pluma de Luz (1650)
[Villa Rodorio] Consultorio 2h3dl03AM - Flecha Fantasma (1750)
AM - Destello (750)


Defensa :

[Villa Rodorio] Consultorio 2h3dl03 Anillos de voltaje

Cantidad de envíos : 354

Volver arriba Ir abajo

[Villa Rodorio] Consultorio Empty Re: [Villa Rodorio] Consultorio

Mensaje por Sylvanas Vie Jun 03, 2011 10:46 pm

Estaba demasiado sumida en el torbellino de emociones que me enredaba en su caos, tanto que no pude percatarme de nada a nuestro alrededor, olvidando que estaba en una casa ajena, frente a alguien mas que acompañaba a Seiren. Pero era tal el furor en mi pecho, había encontrado aquello que ya tan solo creía poder alcanzar en sueños.

-¡Hermana…hermana…hermana!- no podía contener las lagrimas, no podía describir lo que sentía en ese momento. Como una ola feroz me arrasó nuevamente la esperanza perdida, la felicidad, pero también surgió en mi la tristeza, la nostalgia…por sobre todo el miedo.

Miedo a que mis anhelos pudiesen destruirse con la facilidad con la que se despierta de un sueño, que no pudiese aceptarme, o no quisiese hacerlo. Sentí mi cuerpo estremecerse de tal forma que creí perdería el sentido, pero contrariamente a mis temores ella me sostuvo con tanto cariño, con un abrazo acogedor y tierno como aquellos que mama solía darme, con aquellos en los que consolaba mis pesares y mis miedos. Me aferré aún mas a sus ropajes, hundiendo mi rostro, tenía tanto miedo que pudiese desaparecer. Sentí la frialdad de sus lagrimas caer en mi cuello… “Lo siento” solo eso pude pensar, ni siquiera tuve el aliento para decírselo, mi presencia traía consigo la noticia de seguro mas nefasta para aquella joven, pues sabía que ella debía de amarla tanto como yo llegue a hacerlo. Aquella mujer que me adoptó como parte de su familia, era verdaderamente un ángel caído para salvarme, y yo no había sido capaz de salvarla. A pesar de la tranquilidad y el ánimo de sus palabras que intentaba transmitirme, no podía dejar de sentir esa culpa, ese dolor, no había podido juntarlas como tanto soñaban.

Como podía esperar de aquella maravillosa hermana de la cual mi madre me contaba, nuestra madre siempre orgullosa de la fortaleza y el valor de su hija, de su gran corazón. Me preguntaba si podía vernos en ese preciso momento, si estaría sonriendo al ver nuestro encuentro que con tanta esperanza presagiaba. Volví a sentir la calidez de cada palabra que liberaban sus labios, cada caricia con la cual secaba mis lagrimas y me transmitía su cariño… No me conocía, había aparecido de la nada enturbiando su vida y aun así me trataba con tanto afecto. Era indescriptible la felicidad que me surgió desde el fondo del alma, pudiendo así brindarle la sonrisa que deseaba, sincera y emotiva. Tal vez las lagrimas no dejaran de bordear mis mejillas pero ya tampoco sabía si ese llanto no era de alegría. El corazón me palpitaba de forma que parecía irse a salir de mi pecho.

“Por favor…no seas solo un sueño.”


Intente secar mis lagrimas, volviendo a abrazarla con fuerza, no quería despegarme, no quería soltarme de aquel momento, de ese sentimiento resurgiendo en mi interior..hacía tanto que no sonreía con sinceridad, que no sentía la felicidad, a pesar de que mi ceguera era relativamente reciente, hacia tiempo que había dejado de apreciar los colores que me rodeaban, que verdaderamente podía disfrutar la belleza a mi alrededor. Esos últimos días mi vida había pasado de un juego a ser nuevamente una vida, algo por lo cual levantarme y seguir caminando, por lo cual luchar y volver a sentir.

-Tenía tanto miedo… Ya no creía posible poder encontrarte, por años te busque pero no podía hacer mucho. Las defraudé, quería que pudiesen verse y estar juntas, pero fui muy débil para protegerla. Fui tan tonta e infantil que no pude evitar que pasara…- sentí las palabras arremolinarse en mi garganta y ahogarse, pause tragando con dificultad conteniendo un prominente sollozo. -…Tenía…tanto miedo…de que no me aceptaras, de que no me quisieras…porque…porque no soy mas que alguien perdido a quien mama recogió y aún así no pude hacer nada por ella. Perdóname hermana…Se que mama esta feliz, está orgullosa de ti, siempre lo estuvo… Pensé que jamás podrías verme como parte de tu familia. Gracias, gracias por ser la maravilla de la cual mama me hablaba, por no cerrarme tus brazos.- musité tenuemente, prácticamente entre susurros, mientras volvía a abrazarle, sentí su estremecimiento, por mas que me mostrara en ese momento tanto cariño la pena le afligía. Pude sentirla conteniéndose, siendo fuerte como podía.

-No estés triste…a veces sueño con mama y vuelvo a encontrarme con ella. Es feliz, sonríe mucho más que antes, y puede estar con las dos en todo momento, ella siempre estará con nosotras. En verdad lo creo, ser ciega no ha resultado tan malo una vez que descubres algunos secretos.- le susurré intentando acercarme levemente a su oído, que solo ella escuchara aquello. Luego me separé cerrando serenamente mis ojos y sonriéndole.

-He crecido, y me he vuelto fuerte… No volveré a fallarles, pues el destino me ha mostrado también el camino para poder proteger a quienes quiero.- musité con algo mas de espíritu, volteando mi cabeza para sentir los susurros de la armadura dentro de su caja junto a la puerta. Tal vez aquello era algo que lo decía mas para mi misma, pues no sabía si Seiren lo comprendería, pero sentía en ella esa misma fuerza y calidez con la que Alde resplandecía. Ahora mas que nunca deseaba ser mas fuerte, por ambas, por no volver a perder jamás a alguien a quien apreciaba. Por un momento mi expresión se volvió algo apenada, me preguntaba que sería de mi maestro, esperaba que estuviese bien y poder volver a verlo. Volví a sonreír ínfimamente, si había podido encontrar a mi hermana entonces no podía perder esperanzas, seguro volvería a verlo a él también.

Recién entonces me percate del hombre detrás de nosotras el doctor lo había mencionado…el herido. ¿Sería un guerrero? ¿Un soldado? Me sentí algo avergonzada por ni siquiera reparar en su presencia. Ladeé el rostro como si lo observara por encima del hombro de mi hermana. Pero aún no podía quitar mi atención de Seiren por lo cual intentar ver su apariencia con mis sentidos no estaba siendo muy efectivo. Me digne al menos a pedir disculpas.

-Lo siento señor. Creo que he causado un poco de disturbio aquí. – musité rascando mi cabeza, no solo debía de haber irrumpido en su descanso y recuperación también había creado una situación algo frustrante tal vez.

Sylvanas
Sylvanas
Amazona Dorada
Amazona Dorada

Ataques :

AD - Eterno Resplandor (1850)


Defensa :

Fuerza de voluntad

Cantidad de envíos : 130

Volver arriba Ir abajo

[Villa Rodorio] Consultorio Empty Re: [Villa Rodorio] Consultorio

Mensaje por Edward Miér Jun 08, 2011 12:07 pm

Aquel tema era tan importante y delicado como para que Edward estuviera alli escuchando y ojala no hubiera estado para darle la privacidad que se merecian esas dos muchachas que acababan de recuperar a una hermana perdida. Me sentia algo incomodo, pero mas por ellas que se veian delante de un casi desconocido en una situacion tan importante en sus vidas. Seiren estaba sorprendida como yo, pues ella tampoco sabia de la existencia de una hermana pequeña. Ellas dos seguian hablando y yo intentaba seguir al margen tanto como podia.

Despues de unos momentos de tension y angustia al menos se podia notar la felicidad en ambas. Hasta que la pequeña se percato de la presencia del romano en la habitacion y con educacion aunque notandose que aun era una niña, se disculpo por todo el alboroto que habia creado desde que habia entrado a la habitacion.


No te preocupes, creo que es mas importante que encontraras a tu hermana que interrumpir tu descanso. Disculpame a mi por presenciar vuestro encuentro, si me hubiera sido posible os habria dejado a solas.

Esa niña.... tenia algo. Cuando me miro... cuando sus ojos se posaron en mi.. fue extraño. Era como si realmente no me mirara, como si su mirada estuviera algo perdida, como su fuera diferente los demas. Puede ser.. que esa niña fuera ciega, sus ojos eran completamente blancos, pero aunque lo fuera, sabia perfectamente donde estaba... y no solo eso, sus manos, llenas de vendas, no eran tipicas de una niña, no era tipico que tan joven alma tuviera un cuerpo asi.

Y lo mas inquietante aun, era lo que podia sentir dentro de ella, un gran universo a punto de explotar, un gran poder... el cosmos que podia notar en ella era inmenso para alguien de su edad. Quizas... mas fuerte de lo que notaba por ahora en Seiren. Quienes eran esas dos hermanas.


Pequeña.. cual era tu nombre? ¿Y que edad tienes?

Me intereso muchisimo esa niña, la curiosidad me invadio al notar su cosmos y tambien al ver sus ojos...puede que esa niña fuera un prodigio para el cosmos. Pero quizas no fuera consciente del todo.. de su poder, o quizas si...

Mi nombre es Edward, me alegra conocer a la hermana de Seiren.
Edward
Edward
Caballeros Dorados
Caballeros Dorados

Reino : Santuario de Athena

Ataques :

[Villa Rodorio] Consultorio 2h3dl03AD - Flecha Sonica (750)


Defensa :

[Villa Rodorio] Consultorio 2h3dl03 Absorción Dorada

Cantidad de envíos : 381

Volver arriba Ir abajo

[Villa Rodorio] Consultorio Empty Re: [Villa Rodorio] Consultorio

Mensaje por Seiren Jue Jun 09, 2011 1:58 pm

Mi rostro reflejaba una acción contraria a la que sentía, no había manera de que siguiera de esa forma. Aquella niña no evitaba lanzarse sobre mí y confesarme cada uno de sus miedos.

El rechazo es algo que tuve que enfrentar siempre, ya sea por mi género, raza e inclusive mis propias creencias pero al menos en mi soledad me resguardaba para no ser lastimada, solo que a mi paso no veía a los que hería con tal actitud. Transformaba mi expresión en una de total serenidad, lo comprendía…-
Está bien tener miedo a veces pero las cosas pasan por algo… siempre existe un propósito en nuestras vidas.. –a pesar de que solo me dirigía hacia mi hermana mis palabras estaban dedicadas incluso hasta para Edward- Escucha… yo no culpare a nadie por su muerte, simplemente sucedió.. ahora estás conmigo y eso es lo que importa ¿no crees?

Te diré un secreto y fue porque lo acabo de descubrir, el brazalete que posees fue el que le regalo mi padre cuando conoció a esa persona especial. Ella siempre me relataba esa historia antes de dormir justo cuando solía tener tu edad.. lo importante es que fue este objeto lo que te guío a mí, puedo sentir el amor de ella impregnado..
–entonces fue cuando tocaba con dulzura su pecho, sobre su corazón..- si bien posees el brazalete que te otorgó es porque ella vive a través de tu corazón…

El primer rayo del sol se colaba por la ventanilla, el vivo calor chocaba contra mi espalda dándome cuenta del tiempo que había transcurrido. La chica no dudo en volver a abrazarme, un escalofrío recorrió mi espalda pues tal parecía que supiera todos mis sentimientos, mis ojos se abrieron por el miedo… sin explicación la tomaba por los hombros, no era natural que por el simple contacto se percatara de mis verdaderos sentimientos.

Estoy segura que así será… -replicaba para ponerme de pie, después de que ella misma se había presentado ante mi acompañante. Me urgía salir de la habitación lo antes posible, la compañía de ambos me estaba asfixiando literalmente, ladeando mi rostro notaba que tenía que cambiar el agua para poder tratar adecuadamente las heridas de Edward.. sujetando la mano de ella la guiaba a la cama a lado de Sisifo, el cual había despertado. Acercándose perezosamente restregó su cuerpo y todo su suave pelaje contra la piel de mi hermana, era demasiado afectuoso…- necesito cambiar el agua para tratar sus heridas.. no tardaré demasiado… -me limitaba a sonreír pero al dar la vuelta justo ante la mirada de Edward una gota se desprendía cayendo perladamente al suelo, sin perder tiempo llevaba la pequeña tina con ambas manos… cerrando la puerta tras de mí al fin me sentía libre de cualquier mirada. La primera persona que me topé era el doctor, ofreciéndose él mismo a intercambiarla pero debido a mi insistencia me dejo ir sola.

Cerca de un pozo apoyaba el recipiente al borde, cubría mi boca con mi mano derecha mientras la otra sostenía mi abdomen encogiéndome. Fue en ese momento que lloraba, el saber que ya no estaría conmigo me quebraba totalmente, no dejaba de sollozar.. le tiempo que demoré en regresar era incierto pero solo quería estar sola. No me culpaba, no culpaba a nadie solo era el dolor que tenía que arrancar de mi alma, desgarrar ese sentimiento.


No llores.. no llores…

Repetía constantemente entre pensamientos.. podía ser que no quedaba nada para mí pero mi madre me regalaba una nueva familia, aun después de su muerte seguía protegiéndome a toda costa. Eso era lo que precisamente desmoronaba mi interior, si bien intentaba ser fuerte ante el mundo me dolía que tras ese esfuerzo me viera como alguien débil, insegura…

Regresaba a la casa del doctor con el cambio de agua, solo a diferencia que estaba totalmente empapada de la cabeza hasta mi cintura, no quería que hubiera rastro de lágrimas en mi cuerpo. Edward me veía sorprendido pero solo explicaba que había tropezado y necesitaba limpiarme, el romano notaba esa expresión forzada y mi hermana.. bueno no estaba segura que pensaría ella, la mujer me otorgó ropa seca para que no me resfriara, reprochándome por ese descuido. Al entrar nuevamente llevaba ropas diferentes.. una camisa holgada de manga larga cruzada junto con unos pantaloncillos rojos, algo totalmente extraño pero no me quejaba era lo único que podían ofrecerme hasta que se secaran mis ropas.

Estando segura que Sylvanas no vería nada dejaba que se entretuviera con Sisifo el cual comenzaba a jugar con la niña. Las risas de ella resonaban fuerte dentro del cuarto mientras que yo dedicaba mi tiempo en seguirle curando, todo era más calmado. El tiempo paso.. tres semanas exactamente siendo acogidos los tres en el consultorio, el cuerpo de Edward sanó completamente dejando apenas una visible cicatriz. Teníamos que seguir, habían hecho tanto por nosotros… dando las gracias abandonábamos el lugar.


OFF: Manipulación permitida por Edward y Sylvanas.
Seiren
Seiren
Amazona Dorada
Amazona Dorada

Reino : Santuario de Athena

Ataques :

[Villa Rodorio] Consultorio 2h3dl03AD - Lazo Relámpago (1550)
[Villa Rodorio] Consultorio 2h3dl03AD - Pluma de Luz (1650)
[Villa Rodorio] Consultorio 2h3dl03AM - Flecha Fantasma (1750)
AM - Destello (750)


Defensa :

[Villa Rodorio] Consultorio 2h3dl03 Anillos de voltaje

Cantidad de envíos : 354

Volver arriba Ir abajo

[Villa Rodorio] Consultorio Empty Re: [Villa Rodorio] Consultorio

Mensaje por Jezzara Vie Abr 06, 2012 8:58 am

Antes de seguir con el camino escuché las palabras del muchacho que, notablemente arrepentido de lo que había dicho antes, cambiaba su respuesta de una manera inmediata. No me extrañó demasiado que mencionara el Santuario y a la propia Athena, en especial que declarara estar en busca de eso precisamente. Aunque sí me sorprendió la decisión con que mencionaba las cosas; la mayoría que los que llegaban a Rodorio lo hacían confundidos y sin creer verdaderamente en las historias aunque con curiosidad. Este muchacho era algo distinto. Desde el principio había visto algo extraño en él, algo increíble aunque no podía identificarlo con claridad. Ahora lo veía más claro.

Caminando por las calles hasta el consultorio de villa Rodorio, donde vivía ese hombre que sabana las heridas de los guerreros, me detuve poco antes de tocar a la puerta. El joven Alexer parecía saber lo que decía, por lo que decidí explicarle de qué se trataba y quizás, guiarlo hasta las cercanías, porque no creía que le dejaran pasar siquiera el primer Templo del Santuario.

Entiendo. De hecho conozco mucho acerca del Santuario. Sé que estas muy seguro de lo que dices y puedo ayudarte. –Mencioné con un gesto serio en mi rostro. –Pero antes de llevarte hasta allá debes entender de qué se trata. Ven, voy a hablarte de eso, pero ahora necesitas que revisen tus heridas.

No creía que aún fuese el momento indicado para decirle que yo precisamente pertenecía a la guardia especial del Santuario, que era una amazona dorada. No quería darle tanta información de repente, podía quizás confundirlo. Por eso iba a ir de a poco.

Me adelanté a paso rápido y toqué la puerta, esperando unos segundos a que alguien atendiese. El hombre no se tardó demasiado y abrió la puerta viéndonos detenidamente por unos segundos.

Buenas tardes –Pronuncié amablemente –, tengo entendió que usted suele sanar a los viajeros que pasan por esta villa. Necesito que revise a este joven. –Y miré a penas un momento a Alexer, indicándole al doctor que él era a quien debía ver.

Así es, jovencita, mi nombre es Giles, y puedo ayudarles. Pasen por favor – Dijo mientras se adentraba en el edificio –. Tendrán que esperar unos minutos, ya que estoy ocupado en este momento.

Asentí con la cabeza mientras el sujeto se adentraba en la otra habitación, según parecía no éramos los únicos que necesitábamos de sus servicios. Dejé la caja de mi armadura en el suelo cerca de mí y me senté en un sillón que estaba a un lado señalándole a Alexer que se acercara.

¿Así que conoces historias acerca del Santuario? –Inquirí –Este pueblo precisamente está en las cercanías del Santuario de Athena, la diosa lo cuida y bendice todos los días. Los habitantes de este lugar veneran a la diosa y le ruegan que les proteja día y noche. Es por eso que todos llegan a este lugar buscando información acerca del tema.

Si iba a guiarlo en el camino hasta el Santuario, tenía que saber antes hasta dónde conocía de esas historias el chico. Por lo que suspirando ligeramente dije:

Ahora… disculpa mi atrevimiento, pero ¿Qué es lo que conoces tú acerca de esas historias? ¿Buscas el Santuario por algo en especial? –A pesar de querer estar segura de hasta dónde conocía el muchazo acerca de Athena, lo preguntaba especialmente por curiosidad. Nunca había conocido a alguien que estuviera tan seguro de lo que buscaba como parecía estarlo ese chico.

No estaría de más conocerlo un poco mientras esperábamos a que el doctor se desocupara y pudiera atenderlo.

Jezzara
Jezzara

Reino : Santuario de Athena

Ataques :
[Villa Rodorio] Consultorio 2wcdtgiAD - Light and Dark illusion (2000)
[Villa Rodorio] Consultorio 2wcdtgiAD – Illusory Copy (2150)


Defensa :
[Villa Rodorio] Consultorio 2wcdtgi Psychic Barrier

Cantidad de envíos : 193

Volver arriba Ir abajo

[Villa Rodorio] Consultorio Empty Re: [Villa Rodorio] Consultorio

Mensaje por Alexer Sáb Abr 07, 2012 9:41 am

El rostro de aquella mujer había cambiado, si bien conservaba lo dulce también era mucho mas serio que antes. Mientras caminábamos me dijo que me ayudaría a saber sobre ese Santuario. Mis pasos eran firmes pero con cada uno que daba mi nerviosismo aumentaba. Mi curiosidad también crecía en especial cuando me dijo que debo entender de qué se trata.
Inmediatamente recordé la historia sobre una torre que relataba mi abuelo y como justamente Athena nos libro de ella. Siempre pensé que era un mito, pero esta joven reforzaba la historia con su seriedad a la hora de hablar sobre el Santuario. No me anime a preguntar en ese momento. Cuando me di cuenta habíamos llegado a una casa. Luego de unos segundos un hombre abre la puerta indicándonos pasar que en un rato nos atendería. Mi mano derecha estaba que estaba cubierta por la bandana seguía brillando levemente. Pareciera que Jezzara no se había dado cuenta de eso así que la oculte por detrás de mi espalda, no quería que viera ese fenómeno, ni yo entendía que era eso.

Jezzara me indica que me acerque a ella. Tratando de ocultar el raro brillo no vi cuando se sentó. Di pequeños pasos acercándome a ella. Cuando llegue ella me relata sobre Athena y sobre este pueblo. En cierta forma la historia me recordaba a la vecina Asgard. Allí mi padre decía que era la ciudad del dios Odín. Porque creería esas cosas a tan temprana edad ?. Eran solo cuentos para dormir cuando me los relataron. Ahora ya no parece ser tan mitos sino que estaba viendo la realidad. Con mi mente pensando en esas cosas , Jezzara me devuelve al ahora con su pregunta.

Ahora… disculpa mi atrevimiento, pero ¿Qué es lo que conoces tú acerca de esas historias? ¿Buscas el Santuario por algo en especial?

No sabia que responderle... que le diría? que solo fui enviado por un sirviente moribundo?

-- uhmm pues. La verdad es que mi abuelo solía decirme cosas sobre personas que defendían la tierra y Sandival , un sirviente de nuestra familia también me contó que Athena velaba por la justicia...es difícil de explicar pero quiero que nos ayude en contra de los Romanos. Ellos tomaron nuestras tierras , asesinaron a mi familia , Quien mas sino Ella podría hacer algo en contra de ellos¡¡¡-- Le dije mientras mi mano derecha suelta la bandana y un resplandor azul se da a conocer.

Llevo mi mano hacia el frente y mi rostro mostró la sorpresa al ver que mis heridas en esa mano estaban curadas.

--Qu...Que?? No puede ser ¡¡-- Grite al ver mi mano.-- Como es posible? mi mano esta sana.-- mire a la señorita con mucha confusión , esperando su asistencia.

OFF: Pienso
Hablo
Alexer
Alexer

Status :

[Villa Rodorio] Consultorio 1zewlh


Cantidad de envíos : 26

Volver arriba Ir abajo

[Villa Rodorio] Consultorio Empty Re: [Villa Rodorio] Consultorio

Mensaje por Jezzara Mar Abr 10, 2012 8:42 am

La historia que el muchacho relataba en cierta manera me apenaba; ahora entendía por qué deseaba encontrar con tanta desesperación el Santuario y a la misma diosa que a éste pertenecía. Me resultaba muy decidido y lleno de fe, eso me impulsaba a querer ayudarlo aún más. De hecho luego de que Giles nos atendiera lo llevaría, al menos a las cercanías ya que nadie más que los Santos dorados -aquellos que portaban su armadura por supuesto- podían cruzar el trayecto de las doce casas. Si alguien más lo intentaba, era considerado un invasor.

Estaba a punto de responderle cuando de pronto vi que la bandana que cubría su mano se deslizaba mostrando un brillo sin igual, un color azul que a pesar de ser tenue, era fácilmente manifiesto para cualquiera que dominara las artes cósmicas, como un santo de Athena por ejemplo. Por eso pude sentirlo, el cosos celestial y puro que irradiaba de la mano de aquel muchacho me sorprendió tanto hasta el punto de dejarme paralizada por unos segundos; sólo con pensamientos sorpresivos que invadían mi mente.

Ese cosmos... –Pensaba mientras que atónita lo miraba –Tan puro y celestial... es la energía de un Santo. No puede ser ¿Acaso él está destinado a luchar al lado de Athena, al igual que muchos de nosotros?

Salí de lo profundo de mis pensamientos de un momento para el otro, vi como sus heridas se habían sanado como si nada. Evidentemente era un poder sorprendente el que aquel muchacho poseía y seguramente por lo que decía, no conocía, tal vez no tenía ni la más mínima idea de los que eso significase.

Tranquilo –Le aconsejé en primer lugar pues se veía bastante alterado con aquel hecho –. No es nada malo, Alexer, al contrario, eso indica que hay algo muy especial en ti. Algo que todos poseen, pero pocos pueden demostrarlo de esa manera... pocos pueden descubrirlo y usarlo en su beneficio.

Hablaba claramente del cosmos aunque de seguro él no lo entendería todavía.

Lo que te haya traído en busca del Santuario, te trajo al lugar correcto. Tal vez no lo entiendas ahora, pero cuando lleguemos al Santuario de Athena encontrarás muchas respuestas.

Por más que demostrase de esa manera su cosmos, no podía apresurarme a explicarle todo, lo confundiría demasiado. No muchos eran creyentes de la historia de Athena, sus caballeros y la guerra Santa. Por eso mismo debía dejar que el joven se tomara su tiempo para entener poco a poco lo que le ocurría.

Ya no tenemos motivo por el cual quedarnos aquí. Es hora de que te guíe hasta donde quieres llegar, Alexer. –Respondí en un tono apacible mientras me levantaba del sillón y tomaba la caja de mi armadura.

Tenía que llevar al muchacho cuanto antes al Santuario, o al menos a las cercanías. Era necesario que entendiera lo que estaba pasando con él, a dónde pertenecía y por qué había presenciado ese hecho en que su cosmos había sanado las heridas de sus manos. Tenía que encontrar las respuestas que buscaba cuanto antes. ¿Y qué mejor lugar que el mismo sagrado Santuario?

Entonces me dirigí hacia la puerta de entrada del lugar, esperando por Alexer.
Jezzara
Jezzara

Reino : Santuario de Athena

Ataques :
[Villa Rodorio] Consultorio 2wcdtgiAD - Light and Dark illusion (2000)
[Villa Rodorio] Consultorio 2wcdtgiAD – Illusory Copy (2150)


Defensa :
[Villa Rodorio] Consultorio 2wcdtgi Psychic Barrier

Cantidad de envíos : 193

Volver arriba Ir abajo

[Villa Rodorio] Consultorio Empty Re: [Villa Rodorio] Consultorio

Mensaje por Alexer Mar Abr 10, 2012 9:42 am

Tras sus palabras de apoyo, Jezzara se levanto. Tomo la extraña caja que llevaba con ella y se dirigió a la puerta. Tenia razón sin mis quemaduras era inútil estar aquí. Confundido aun por los hechos de los últimos 2 días algo me calmaba, desde que llegue a las proximidades de la villa siempre encontré serenidad en momentos donde antes hubiera explotado en ira.

Camine hacia la chica de cabellos dorados Mientras lo hacia coloque la bandana en mi bolsa. Aquel resplandor celeste que irradiaba mi mano había desaparecido segundos atrás. -- Solo explíqueme eso señorita -- haciendo clara alusión a la luz que surgió de mi extremidad. -- Por que no te asustaste??-- .
Solo basto una mirada de ella para entender que pronto mis dudas serian aclaradas. Cuando salimos por el portal de aquella casa la luz del sol se poso sobre mis ojos dejándome algo ciego unos momentos. La señorita Jezzara se adelanto unos pasos. Aun sin comprender mucho hice un par de pasos pero me detuve unos segundos mirando a la chica. Cuando ella voltea le sonrío calidamente pensando " No cabe duda... ella es un Santo . Mi abuelo y Sandival tenían razón.".

Con el afán de conseguir las respuestas seguí a aquella muchacha. ya casi alejándonos del consultorio mire hacia atrás , como había llegado aquí? , que cosas pasarían mas adelante? , Que me espera? . Como siempre cuando las dudas llegaban una brisa se sentía que me empujaba y se llevaba mis dudas.
Acelere mis pasos hasta quedar al alado de ella. La miraba de reojo tratando de que no sintiera mis ojos sobre ella. De a poco creo que se daba cuenta sobre eso , así que directamente le pregunte en tono gracioso Falta mucho??. Reí un poco ante ella y luego ya me puse serio. -- La verdad quería preguntarte en que porque confías en mi? Como sabes que no soy alguien malvado?--


" pienso "
-- Hablo --

OFF : Lo continuas donde quieras Jezz jaja al fin llegare al santuario jaja

Alexer
Alexer

Status :

[Villa Rodorio] Consultorio 1zewlh


Cantidad de envíos : 26

Volver arriba Ir abajo

[Villa Rodorio] Consultorio Empty Re: [Villa Rodorio] Consultorio

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.