Saint Seiya Ancient Chronicles
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

User del Mes

Mapycozo
El gran ilusionista

¡Prepárense para vivir las vacaciones en la playa!
Próximamente...

Temas Importantes


[Alejandría] Habitación de Selene Widget14
Últimos temas
» Magical Hope {Afiliación élite}
[Alejandría] Habitación de Selene EmptyMiér Jul 17, 2019 2:41 am por Invitado

» Hantā no Odessei {Afiliación Elite}
[Alejandría] Habitación de Selene EmptyMar Jul 16, 2019 9:20 pm por Invitado

» Busquedas de Rol
[Alejandría] Habitación de Selene EmptyLun Jul 08, 2019 7:11 pm por MapyCozo

» Ficha de Entrenamiento de Alderion De tauro
[Alejandría] Habitación de Selene EmptyJue Jul 04, 2019 12:31 pm por Alderion

» Ficha de entrenamiento de Virgil Juez de Griffo
[Alejandría] Habitación de Selene EmptyMiér Jul 03, 2019 1:23 pm por Sasha

» Petición Caballeros de Athena
[Alejandría] Habitación de Selene EmptyMiér Jul 03, 2019 1:16 pm por Sasha

» [Reino de Poseidón - Alta] La Manzana Dorada
[Alejandría] Habitación de Selene EmptyDom Jun 30, 2019 10:24 pm por Boreas

» Petición Espectros de Hades
[Alejandría] Habitación de Selene EmptyVie Jun 28, 2019 11:11 pm por Sasha

Ganador de la 1º Era

AFILIADOS ELITE
_________

Harry Potter Avada Kedavra
Saint Seiya Eternal Spirit
boton 150x60
Infinity: We Can Be Heroes
Boku No Hero: Academia

One Piece: Ascension

Fire and Blood

La Leyenda de Shenlong

World Of Shadows

Descendants Ouat

Oddisey RPG

Eras del Mundo
Deathless Love +18

Magical Hope
Magical Hope
Damned Worlds
Vit Astrale
Digital Pocket

La cancion de Eventyr
Ilvermorny School

Fate/Requiem

Fate/Light of Extinction

Nine Beast, One Symbol
Neoarghia +18
Little Fears
Little Fears

[Alejandría] Habitación de Selene

+4
Gelum
Kisame
Illidan
Selene
8 participantes

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ir abajo

[Alejandría] Habitación de Selene Empty [Alejandría] Habitación de Selene

Mensaje por Selene Miér Oct 20, 2010 2:20 am

Trepar por la pared no había sido nada divertido cuando de pronto se dio cuenta que los guardias llegaban. Había tenido que saltar desde una altura bastante considerable del punto más alto de la muralla hacia los jardines interiores del palacio. Solía hacerlo desde pequeña cuando se escapaba de sus tardes de estudio y se iba a jugar por Alejandría perdiéndose, pero hacerlo a esa edad le parecía irritante. Era la maldita reina de todo Egipto y aun así no podía siempre hacer lo que a ella le diera la gana, como, estar sola. La noche había caído hacía mucho y de hecho ya amanecía… cuando Selene se tiró en su cama y escuchó una voz conocida, su niñera desde que había sido solo una muchacha asustada. Era lo más cercano a una madre para ella y su nombre era Nefert.

- ¿Dónde ha estado señora? – Se escuchó que la voz preguntaba con humildad y preocupación. Selene sólo suspiró irritada.

- ¿Quién te ha dado permiso de entrar en mi habitación? - Preguntó colocándose una almohada sobre el rostro para no gritar más de lo necesario. - ¡Dije expresamente que nadie entrara aquí!

- Sólo me aseguraba de que nada perturbara su sueño, si la he ofendido con gusto me quitaré la vida. – La mujer bajó el rostro y se tiro de rodillas al suelo, todos temían a Selene.

- No es necesario, solo mantén tu boca callada sobre este asunto, esclava. – A pesar de que entre ellas había una relación cercana, Selene la trataba con la frialdad de siempre. Así eran las cosas en Egipto.

- Le puedo preguntar donde ha ido mientras la arreglo y aseo. – La mujer levantó su cabeza mirando a Selene. La joven suspiró y se puso de pie elevando las manos para que la vistieran, asearan y pintaran.

- Hazlo rápido. – La mujer se acercó y comenzó a desvestir a Selene para luego frotar su cuerpo con agua de flores y aceites, algo que hacían todos los días. - Estuve lejos leyendo, necesitaba privacidad.

- Tiene mucho que hacer el día de hoy…- Decían mientras masajeaba su espalda con aceite de rosas, un olor que lleno el cuarto de Selene y misteriosamente, en el techo que observaba Selene, comenzaban a crecer enredaderas. La joven sonrió. - Hay mucha gente impaciente esperándola en el gran salón del palacio.

- ¿Están impacientes? ¿Y quien tiene en cuenta mi paciencia? – Selene sonaba cansada, irritada, molesta y bastante impanciente. La mera idea de tener que estar solucionando todo el día asuntos de vida o muerte de hombres, crímenes, la suerte del grano, el destino de los prisioneros romanos… la agotaba. - Que se pudran esperando. Parezco una esclava sacrificándome constantemente por esta gente… ya ni si quiera tengo vida privada…

- Isis… usted es el sol del cielo de Egipto… - La mujer pasaba una toalla de algodón secando el cuerpo de Selene mientras que con un pincel comenzaba a trazar líneas negras por el cuerpo de la joven, decorándolo de esa forma por sus brazos, manos, cintura y espalda. - ¿Acaso tiene el sol vida privada?

- Hasta el sol tiene la noche… - Suspiró Selene mientras en el techo florecían rosas. - Ellos quieren que aparezca todo el día, a cada hora…¿Y para que? ¡Para las ratas romanas! – Gritó mientras bajaba los brazos y lanzaba uno de los vasos del mueble contra la pared. - ¡Para esos malditos canallas que apestan mi palacio con su olor a puercos!

El sonido convulsionó a todo el palacio. La esclava había terminado de pintar el cuerpo desnudo de Selene en donde la tinta se secaba de inmediato. La cubría en tela nuevamente para ajustar su cintura con una prenda de oro y colocar su peluca en el lugar donde iba. En nada, Selene pasaba de parecer un muchacho a toda una reina.

- ¡Que calor hace hoy! ¡El calor de Egipto me oprime! ¡Me sofoca! – Selene se movía el cuello de oro de su ropa de un lado a otro intentando aflojárselo. - ¡Piden demasiado! Te digo esclava que esos puercos no hacen más que torturarme… Después de Diva y Roma, son lo que más odio… ese inmundo aliento de los romanos flota por mi palacio… en mis jardines… quisiera…quisiera… ¡Que murieran todos ellos! ¡Me irritan los Romanos! ¡ME IRRITAN! ¡¿He yo de vivir para ellos o ellos para mi?!

- Lamentablemente Isis… - Dijo la esclava susurrando mientras le acomodaba el cuello y sacaba las manos inquietas de Selene poniendolas en sus costados. - como Reina debe tener una tierra que gobernar… aguantar a los romanos es un mal necesario… usted tiene hombros lo suficientemente fuertes para soportar dicha carga

Pero parecía que Selene no escuchaba, no le interesaba escucharlos. Estaba harta de esos Romanos, los odiaba con el fondo de su alma y haber tenido que aguantar a Edward, Orpheo y Strife por dos días había agotado completamente su paciencia. Despues de todo lo que se había propuesto ya estaba hecho. Sabía lo suficiente sobre sus costumbres como para tratar con su futuro esposo y poder complacerlo.

- Y ahora va a venir una comitiva de esas mugres… a ensuciar mi palacio…¡PUES SE ACABÓ! … Dile a los guardias que el ÚNICO romano permitido en mi palacio de ahora en adelante responde al nombre de Gelum. No quiero volver a ver a ningún otro, ¿Escuchaste? ¡Llamen a Illidan, a él mismo le daré esta orden! Aunque quizás Kisame sería más eficaz… Al que llegue primero!

- Sí mi señora… apenas llegue lo mandaremos a llamar.

___
OFF
El que llegue primero se puede presentar. El resto q espere en el salon si kieren ver a Selene.
(Algunos dialogos clasicos de un emperador xDD que grandes fueron)
Selene
Selene
Dama del Pecado
Dama del Pecado

Reino : Inframundo

Ataques :

[Alejandría] Habitación de Selene 335eiplAD - Espinas de la Ira (3750)*
[Alejandría] Habitación de Selene 335eiplAD - Pétalos Oscuros (3850)*
[Alejandría] Habitación de Selene 335eiplAM - Enredadera del Infierno (4350)*
AM - Cementerio Silencioso (3450)*
[Alejandría] Habitación de Selene 335eiplAM - Tumba del Silencio (4150)*
[Alejandría] Habitación de Selene 335eiplAF - Rosa Sangrienta (4350)*


Defensa :

[Alejandría] Habitación de Selene 335eipl Capullo de Rosa

Cantidad de envíos : 342

Volver arriba Ir abajo

[Alejandría] Habitación de Selene Empty Re: [Alejandría] Habitación de Selene

Mensaje por Illidan Miér Oct 20, 2010 3:29 am

El camino fue demasiado largo, pero fue tan a prisa que el tiempo que paso desde su salida del palacio en el Oasis a su llegada hasta Alejandría, no fue mucho. Illidan bajo de su caballo y como siempre, allí estaban las empeladas de Selene para atenderlo. Les dio su caballo y camino adentro del inmenso palacio, buscando el camino hasta la habitación de Selene. Una vez que lo encontró, camino por él sin preocupación y al llegar hasta las puertas de la habitación misma, las abrió. No pidió permiso, ni nada por el estilo ya que Selene había llamado por él, Illidan pensó que no haría falta.

Una vez dentro y frente a su emperatriz, Illidan hizo una reverencia que dejaba ver su herida en el hombro, por lo que se levanto rápidamente y saludo a Selene, mirándola directamente a los ojos.


-Dignos sean los ojos que te vuelven a ver, mi emperatriz. Paso mucho tiempo y hubo un momento en que pensé que no volvería a verla, pero aquí estoy frente a usted. Para reclamar lo que me pertenece…O eso imagino.

Dijo Illidan mientras que sonreía. Su cargo de ministro había sido puesto en juego en aquella misión y él sabia que había cumplido perfectamente, pagando con algunas heridas en su cuerpo pero habían sido un pequeño sacrificio por el bien de Egipto. La sangre y el legado de Seth se habían borrado completamente de esas tierras y ya no quedaba nada, incluso Illidan no lo mencionaba porque en ocasiones, se olvidaba de su existencia.

-¿Usted me mando a llamar?


Musito el ministro egipcio, como si no supiera lo que la muchacha quería, era obvio que Selene esperaba saber sobre la guerra que se había librado y sobre su resultado en el campo de batalla. Con un tono mas duro y orgulloso Illidan comenzó a contar el resultado de su combate, en el que había tenido dos acompañantes.

-Memphis estaba mas repleta de lo que usted nos contó o incluso de lo que nos podíamos imaginar, un poco menos de mil soldados contra apenas un puñado de hombres egipcios que en gran parte murieron por su tierra. Pero no es hora de contar las dificultades, estoy seguro que solo quiere saber el resultado y es eso lo que me da orgullo contar –Dijo Illidan mientras que sonreía, no se había movido ni tan solo un milímetro desde que comenzó a hablar, estaba firme para que Selene se diera cuenta lo difícil que había sido esta misión y lo orgulloso que estaba de poder realizarla sin mayores dificultades.- Memphis ya no existe, todo rastro de traidores y de aquella ciudad fue reducida a cenizas por el bien de Egipto. Al salir de la ciudad solo quedamos el enmascarado y yo. Hang…Es un verdadero misterio, según él enmascarado esta muerto…Pero estoy seguro que vive y que se fue de la ciudad sin mi permiso, quizás huyo o quizás nos dio por muertos a nosotros…Por su bien, espero que haya muerto en Memphis.

Illidan seguía contando las hazañas de Memphis mientras que noto cierta frustración en el rostro de la joven. Algo le preocupaba o molestaba. Quizás no había sido la batalla para lo único que lo mando a llamar Selene…

-Hay algo más… ¿Verdad?


Dijo mientras que la miro fijamente, de la misma manera que la miro todo el tiempo.
Illidan
Illidan
Dios/a
Dios/a

Reino : Inframundo

Ataques :

[Alejandría] Habitación de Selene CosmocopiaAD - Réquiem de la Oscuridad (1650)


Defensa :

[Alejandría] Habitación de Selene Cosmocopia Esencia de la muerte

Cantidad de envíos : 105

Volver arriba Ir abajo

[Alejandría] Habitación de Selene Empty Re: [Alejandría] Habitación de Selene

Mensaje por Selene Miér Oct 20, 2010 10:58 am


Selene escuchaba con impaciencia las palabras de Illidan, observando la herida en su hombro molesta. Era como si su propia alma debatiera entre ayudarlo y cerrarle aquella herida o gritarle por ser tan descuidado de haberse dejado herir por simples campesinos con palos. Estaba casi sonriente, pues al parecer había salido todo bien, Illidan estaba de vuelta con vida y eso significaba que la rebelión había sido contenida. Pero de pronto el rostro de Selene cambió completamente.

- Memphis destruida… ¿destruida?...¡¿DESTRUIDA?! – Gritó Selene acercándose a Illidan sujetándolo con fuerza. - ¿De que mierda me estas hablando? ¡Nunca di la orden de que destruyeran Memphis, incompetente! ¡Borra esa mirada de orgullo de inmediato porque lo único que has hecho es traer deshonra a tu nombre destruyendo Memphis tarado! – Soltó a Illidan quedando completamente anonadada y dejándose caer sobre el suelo con la mirada perdida. Todas las joyas en su cuerpo sonaron cuando lo hacía y su rostro se volvía más pálido que de costumbre. – La antigua capital de mis ancestros reducida a cenizas… pasaré a la historia como la soberana que quemó Memphis… la ciudad que en un momento alumbró este imperio… ahora simplemente no existe…

Era cierto que desde hacía mucho, sobre todo desde la fundación de Alejandría por los Ptolomeos, linaje del cual descendía Selene, la ciudad de Memphis había sido descuidada por darle a Alejandría la cualidad de verdadera capital del Imperio Egipcio, pero eso no significaba para nada que en el corazón de Selene hubiese habido ansias de destruir su tierra… una ciudad histórica donde tantos reyes de antaño habían gobernado.

- Escúchame bien Illidan… - Dijo volteando su mirada llena de ira hacía él y apuntándolo con el dedo índice. – Perdonaré este pecado porque me imagino… QUIERO IMAGINARME… que destruir Memphis fue inevitable para apagar la rebelión. Ordenarás que se reconstruya lo que tú y la banda de idiotas destruyeron. Memphis volverá a erigirse aunque tu mismo tengas que poner roca sobre roca en ese lugar. – Selene se tomaba la cabeza incrédula aun de lo que escuchaba. – Los dioses me castigan… los dioses me castigan… - Se repetía una y otra vez. – Me libran de Seth y su voz venenosa, de Arianne y su corazón negro de la perra de Diva y su intimidad llena de ladillas… para mandarme a alguien que no piensa… ¿Por qué es tan difícil ser yo?

Selene se puso de pie y miró a Illidan con odio nuevamente. Estaba realmente decepcionada de él por la destrucción completa de Memphis. ¿Cómo era posible que el ministro de finanzas no hubiese previsto la gran revuelta que un acto así causaría en Egipto? Que se enterara el pueblo que una de las sagradas y antiguas ciudades había sido quemada y reducida a cenizas causaría un descontentó general que ni si quiera Selene podría cubrir.

- Si… hay algo más. – Respondió desalentada. - ¡Estoy harta de tener que lidiar con romanos! ¡Me irritan! ¡ME IRRITAN! – Gritó moviéndose de un lado a otro subiendo y bajando las manos con fuerza, pues de verdad estaba enojada por lo de Memphis y recordarle los romanos era como echarle sal a su herida. - ¡Me causa asco su olor a puercos mientras están cerca de mí! Ver sus piojos en esas cabelleras grasientas y descuidadas me causa arcadas. Por lo mismo Illidan, desde hoy en adelante no quiero estar frente a ningún romano, ninguno puede volver a entrar en palacio, esta prohibido completamente que entren y si alguno lo hiciera sabiendo que no son bienvenidos denle muerte. – Lo decía muy en serio, estaba harta de los romanos y pensar en ellos le causaba dolor de estomago. - El único romano que puede entrar en este palacio responde al nombre de Gelum… mi futuro esposo. ¿Soy clara no? No vaya a ser que vas a destruir más cosas sin que te lo pida, inútil.

Selene
Selene
Dama del Pecado
Dama del Pecado

Reino : Inframundo

Ataques :

[Alejandría] Habitación de Selene 335eiplAD - Espinas de la Ira (3750)*
[Alejandría] Habitación de Selene 335eiplAD - Pétalos Oscuros (3850)*
[Alejandría] Habitación de Selene 335eiplAM - Enredadera del Infierno (4350)*
AM - Cementerio Silencioso (3450)*
[Alejandría] Habitación de Selene 335eiplAM - Tumba del Silencio (4150)*
[Alejandría] Habitación de Selene 335eiplAF - Rosa Sangrienta (4350)*


Defensa :

[Alejandría] Habitación de Selene 335eipl Capullo de Rosa

Cantidad de envíos : 342

Volver arriba Ir abajo

[Alejandría] Habitación de Selene Empty Re: [Alejandría] Habitación de Selene

Mensaje por Illidan Jue Oct 21, 2010 1:31 am

Illidan no se movía ante las palabras de Selene, incluso ante los agresivos movimientos de ella. Movimientos de desprecio, de rencor, de ira…Quizás Illidan no había contado la parte de la destrucción de Memphis con mínimo detalle. Selene debió haber imaginado una ciudad pintoresca y nueva quemándose en las llamas, siendo que lo único que las llamas tocaron fueron los restos de la misma. Memphis había sido destruida ya antes que los soldados egipcios llegaran allí, Memphis fue totalmente abatida por los traidores de Seth dejando solo escombros y muerte a su paso. Las llamas del enmascarado quemaron esto, para que Egipto no tuviera las ruinas de una ciudad que les recordara a todos lo que eran capaces de hacer unos traidores organizados.

Sin embargo, Selene pensaba que Illidan había destruido una Memphis que estaba como en los tiempos de gloria egipcios. Y de hecho, tenía motivos para pensarlo, ya que el ministro se había expresado de forma errónea. Por alguna razón, Illidan sonreía al ver el escándalo que hacia Selene, revolcándose en el suelo e insultándolo de todas maneras.

La dejo terminar de hablar, por respeto. Pero unas palabras de las que pronuncio Selene se le quedaron enterradas en la mente al igual que su respuesta, contenida en su garganta. Una vez que Selene dio las ordenes para el ministro, fue cuando su boca empezó a soltarse y decir todo lo que tenia que decir. Illidan no era una persona de callarse nada y mucho menos ante alguien que merecía saber la verdad sobre sus pensamientos.

Las palabras que se quedaron en la mente del caballero fueron aquellas que lo comparaban con Seth, con Arianne y con Diva. Todas personas que habían traicionado a Selene y que no merecían ni ser nombradas. Pero él…Illidan había servido a Selene desde que tenía memoria. Nunca falto a ninguna orden y siempre estuvo dispuesto a cumplir sus órdenes, aunque arriesgara su vida por esto…Como hizo en Memphis.

-¿Usted tiene idea de lo que pasamos en Memphis? –Dijo Illidan mientras que la miraba fijamente a los ojos, a veces ella trataba de bajarlos por odio, pero él los buscaba de todas maneras- No…Usted no sabe lo que hemos vivido allí porque usted solo nos mando a un puñado de hombres a las fauces del lobo, mientras que disfrutaba de su té. Hemos vuelto aquí con la victoria servida para que usted pueda decir de una maldita vez y por todas, que el legado de Seth expiro para siempre de estas tierras… ¿Y esta es su paga?...

Dijo Illidan mientras que su rostro se llenaba de ira, no podía creer lo desagradecida que estaba Selene en ese momento. Hablaba de Illidan como si fuera una basura, una estupida lacra más. Como si hubiera sido cualquiera de los traidores que querían sacarla de su trono para ver a Egipto hecho cenizas.

-¿Usted piensa que yo destruiría una ciudad sagrada, solo por gusto?
–Dijo mientras que seguía molesto, su voz lo demostraba- No, mi señora… Quizás yo no explique bien o usted fue quien me malinterpreto, pero la idea que tiene no es la correcta. Memphis ya estaba destruida cuando llegamos. Nada pudimos hacer para evitarlo. Los traidores habían arrasado con la mística ciudad destrozándolo todo…Casas, habitantes, monumentos, entrada…Todo.

Hizo una pausa para tomar aire, seguía enojado por como lo había comparado su superior. Le molestaba profundamente aquella comparación debido a que las otras personas eran los traidores que él había suplantado y asesinado. Eran aquellas figuras a las que aspiraba no parecerse. Selene estaba tirando todo el trabajo de Illidan al decir aquello. Illidan levanto tres dedos para mostrárselos a la emperatriz


-¿Seth?...-
Dijo tocándose el primer dedo- Yo no he planeado ninguna rebelión contra usted, no la quiero suplantar de su cargo y mucho menos desobedecerla…-Bajo el dedo que se estaba tocando y prosiguió a tocar el segundo- ¿Arianne?... Creo que esta es otra comparación que no tiene sentido. Yo no he hecho nada estupido como para perder mi cargo de ministro…Limpie toda una ciudad de soldados traidores y arriesgue mi vida por salvar su maldita reputación de emperatriz…-Y por ultimo, tomo su tercer dedo mientras bajaba el segundo- ¿Diva?... Yo no huyo de los problemas, mi señora. Si yo hubiera destruido Memphis, usted no me vería más por aquí. No soy tan estupido como usted imagina.

Dijo mientras que seguía buscando sus ojos. Illidan estaba muy molesto por las palabras, a tal punto que se había descontrolado y su lengua empezaba a soltar cosas que quizás debería callar. No era de caballero tratar de esa manera a una mujer.


-Si lo piensa, usted no pasara a la historia por ser quien destruyo Memphis. Pasara a la historia por ser quien mando a eliminar a los traidores que lo hicieron y si es inteligente, así como yo me imagino, mandara a que esclavos la reconstruyan. Para quedar mejor aun…


La furia de Illidan se calmo un poco, por momentos se dio cuenta que estaba siendo descortés, pero era algo que no podía controlar. Illidan miro a la muchacha y recordó su joya de ministro, ya no la quería. Prefería ser solo un soldado al mando de Selene antes que ser un ministro al cual Selene no respetaba. El guerrero egipcio dio media vuelta para atinar a retirarse pero fue entonces cuando recordó lo de los romanos, que en su ataque de furia había olvidado, y contesto esta orden.

-¿Gelum?… Queda entendido. Ningún romano pisara esta tierra…Pero le advierto que no le preguntare el nombre a cada Romano que vea para luego enterrarle mi espada, así que espero que pueda brindarme mas información que simplemente…un nombre.

Illidan
Illidan
Dios/a
Dios/a

Reino : Inframundo

Ataques :

[Alejandría] Habitación de Selene CosmocopiaAD - Réquiem de la Oscuridad (1650)


Defensa :

[Alejandría] Habitación de Selene Cosmocopia Esencia de la muerte

Cantidad de envíos : 105

Volver arriba Ir abajo

[Alejandría] Habitación de Selene Empty Re: [Alejandría] Habitación de Selene

Mensaje por Selene Jue Oct 21, 2010 4:26 am


Selene esperó que Illidan terminara de hablar pues estaban solos. Esa insubordinación y falta de respeto solo la estaba presenciando ella. Cada palabra del hombre hacía que la respiración de Selene aumentara más. Finalmente llegó a un punto que la mirada de Selene se volvió fría y siniestra, jurando en su mente destruir a ese insecto por atreverse si quiera a mirarla de una forma altanera. ¿Con quien creía esa rata que estaba tratando?

- ¿Algo más que agregar o ya cerraste la boca? – Selene estaba siendo cubierta completamente por su enojo… sentía que su sangre le hervía al punto de llegar a ser cruel. Apenas el hombre se calló movió su mano con rapidez justo a su hombro herido y lo apretó con una fuerza descomunal, tanto que sentía que la sangre se esparcía por sus dedos manchando el piso. Lo miraba a los ojos, con una crueldad que hasta ese momento Selene no había sentido… era como si la ira en su corazón opacaran cualquier sentimiento humado como la empatía, el agradecimiento, la bondad, la amistad… sólo quería venganza, causar daño y dolor. – Escucharte hablar ahora, fue como escuchar a Seth hablarme al oído y darme sermones cuando niña. – Su boca permanecía recta, no había una sonrisa en ella ni una mueca de desprecio, sus ojos no brillaban con la intensidad con que siempre lo hacían sino que parecían vacíos. - Pero… Seth al menos tenía la decencia de aceptar mi palabra y mantener la boca cerrada por que sabía que él era un súbdito que vivía porque yo se lo permitía, y no un dios o un faraón… la única diosa cuya palabra es sagrada aquí, es la mía. – Apretó con más fuerza el hombro del hombro, llegando a enterrar sus uñas sobre la piel herida e inflamada del ministro. - Si digo que vas a ir a Memphis a reconstruirla con los dientes me agradecerás por semejante honra, insecto… todos son insectos… insignificantes… tal como Seth. – Apretaba con tanta fuerza el hombro del hombre que sintió un ”crack” en su hueso, al parecer lo había dislocado por su mera ira. – Se te ha olvidado como comportante frente a mi… ya no me amas… ya no me respetas… Estoy harta de estar educando a mis sirvientes a comportarse… si no eres tú es Kisame… Me sofocan con sus palabras… me sofocan… ¡Nadie se hubiese atrevido a hablarle así a mi padre! – Gritó lo último volviendo a su lugar el hueso dislocado en donde se sintió otro crack, para soltar el cuerpo de Illidan y darle la espalda.

A la luz de la mañana que entraba por la ventana Selene de verdad parecía temible, pues ella no le temía a nada. Las rosas que habían estado creciendo en el techo florecían y dejaban caer pétalos… era todo un espectáculo estar en la habitación de esa mujer. De a poco Selene se perdía y cada vez más despertaba aquella oscuridad en su alma… la llamada de Hades.

- Es mejor que te vayas… - Selene se tomaba la frente con su mano temblorosa, pues en ese instante en que miraba hacia los jardines del palacio y volvía a recuperar la respiración… se sentía completamente fuera de si, era como si esas palabras no estuvieran saliendo de su boca por su voluntad… y no entendía que le estaba sucediendo desde que había ido a El Fayum. La mano con la que había apretado el hombro de Illidan cayó muerta hacia un costado y empezó a gotear la sangre con que se había manchado Volteo para mirarlo sobre su hombro y se podía notar en ella una mirada llena de miedo y dudas… no la misma mirada cruel y despiadada de antes, ahora observaba el hombro de Illidan con lastima. Volvio a mirar en frente y no dijo nada.
Selene
Selene
Dama del Pecado
Dama del Pecado

Reino : Inframundo

Ataques :

[Alejandría] Habitación de Selene 335eiplAD - Espinas de la Ira (3750)*
[Alejandría] Habitación de Selene 335eiplAD - Pétalos Oscuros (3850)*
[Alejandría] Habitación de Selene 335eiplAM - Enredadera del Infierno (4350)*
AM - Cementerio Silencioso (3450)*
[Alejandría] Habitación de Selene 335eiplAM - Tumba del Silencio (4150)*
[Alejandría] Habitación de Selene 335eiplAF - Rosa Sangrienta (4350)*


Defensa :

[Alejandría] Habitación de Selene 335eipl Capullo de Rosa

Cantidad de envíos : 342

Volver arriba Ir abajo

[Alejandría] Habitación de Selene Empty Re: [Alejandría] Habitación de Selene

Mensaje por Illidan Vie Oct 22, 2010 12:24 am

El dolor no le importaba…No lo sentía. Lo único que lastimaba en ese momento a Illidan era ver el rostro de furia de la joven emperatriz. Se había comportado como un traidor, como un estupido…Recién ahora se venia a dar cuenta, cuando ya era tarde. Pero al ministro le seguía molestando que su superior lo comparara con Seth, cuando él había hecho todo lo posible por borrar su maldito nombre de la tierra. Pero acepto el dolor, acepto la lastimadura y acepto el desprecio de Selene, pues él haría lo mismo si alguien de menor rango le faltaba el respeto de esa manera…

No dijo ninguna palabra, se quedo en silencio mirando como la muchacha lo lastimaba. Termino su tortura y la emperatriz le dio la espalda. Illidan comprendió el mensaje mucho antes de que ella se lo trasmitiera. Su presencia aquí no era conveniente. Decidió retirarse y dejar atrás todo lo que a su falta de respeto se refería, pero no era esa la forma de actuar que tenia. Si quería remediar lo que había hecho debía de hacerlo bien.

Camino un poco más cerca de Selene mientras que rompió su silencio con unas palabras dichas con todo el respeto y el tono amable que Illidan podía transmitir. Estaba arrepentido y esperaba que su emperatriz se diera cuenta, pero también esperaba que comprendiera que ella le dio los motivos para hacerlo…Todo por un malentendido.


-Quizás…Me he equivocado –Musito el guerrero mientras que bajaba su cabeza y miraba el suelo- Fue un momento de furia que no logre controlar… Pero, aun así pienso que hace mal al compararme con la rata inmunda de Seth.

Selene parecía más calmada pero a la vez Illidan notaba que algo en ella era diferente. Por algún motivo sentía que a la emperatriz de Egipto le estaba sucediendo algo.


-Jamás dejare de amarla o respetarla, mi señora. Podrá abandonarme a mi suerte y exiliarme de Egipto, pero yo creeré que esa elección fue hecha para el bien de mi pueblo. –Seguía notando aquella sensación rara provenir desde la mujer, Illidan comenzó a percatarse cada vez mas de esa actitud y decidió hablar- ¿Qué es lo que le sucede?... Hace tiempo que usted esta… diferente. Es como si alguien la frustrara todo el tiempo, siempre irritada y maldiciendo. ¿Hay algo que le preocupe?

Dijo Illidan mientras que buscaba los ojos de la emperatriz, él sabia que las palabras que menciono anteriormente no se borrarían jamás de la cabeza de Selene, pero si podría evitarlas e intentar hacer algo de nuevo. Aunque no fuera el más indicado para preguntar sobre el estado de la emperatriz, Illidan lo hizo porque ella le preocupaba, a diferencia de todo lo que Selene pensaba de Illidan, en el fondo, Illidan era demasiado fiel.
Illidan
Illidan
Dios/a
Dios/a

Reino : Inframundo

Ataques :

[Alejandría] Habitación de Selene CosmocopiaAD - Réquiem de la Oscuridad (1650)


Defensa :

[Alejandría] Habitación de Selene Cosmocopia Esencia de la muerte

Cantidad de envíos : 105

Volver arriba Ir abajo

[Alejandría] Habitación de Selene Empty Re: [Alejandría] Habitación de Selene

Mensaje por Selene Vie Oct 22, 2010 5:10 am



- No es nada. – Respondió con frialdad. Si se hubiese tratado de cualquier otra persona, se habría derrumbado en ese instante y llorando en los brazos de Illidan explicándole que no sabía que era lo que estaba luchando dentro de ella, que era esa voz que la llamaba desde lejos, que la hacía perder el control y su corazón hervir. Pero Selene nunca fue así, siempre intentaba solucionar todo sola, independiente y autosuficiente. Las tareas que delegaba en sus súbditos eran cosas que no le parecían lo suficientemente importante como para atender ella misma, pero cuando se trataba de cosas de su mente o su cuerpo, nunca admitiría que estaba exhausta. Su padre la había criado para que nunca dijera lo que realmente estaba pensando y por lo general no lo hacía. Decirle a Illidan lo que sucedía podía mostrar debilidad de su parte y lo único que la reina de Egipto debía mostrar para su pueblo y para el mundo, era la figura de poder absoluto guiado por los dioses. – Sólo…

Selene permanecía callada. Pensativa en cada palabra que le iba a decir. Era cierto, lucía siempre irritada y agotada. Respiró profundo, pero no sonrió, permaneció igual de fría que antes pues no iba a quebrarse con nadie y menos con un súbdito. Tenía que dar la imagen de fortaleza siempre, ser todo lo que su padre le había enseñado a ser, una verdadera soberana, una reina guerrera que no le temía a nada ni nadie. Alguien, que llevaba a Egipto sobre todo lo demás, alzándolo en el firmamento entre los dioses.

- Asegúrate que el tal Gelum no sea dañado en ninguna forma. Su seguridad es mi prioridad y si me amas de verdad, no dejaras que nada le suceda. Diva podría haber mandado asesinos para que le quiten la vida y culparme a mí por ello. – La mujer que en un principio la había limpiado la miraba desde un rincón temblorosa, pues nunca en todos sus años de vida había visto a Selene actuar de esa forma, llegando a ese extremo de violencia con un subordinado. Se acercó a ella, arrodillada y le limpió la mano que tenía la sangre de Illidan. Selene la estiró en su dirección sin si quiera observar, manteniendo las cejas rectas mirando por el balcón. - Todo este asunto podría dársenos vuelta, si el chiquillo muriese. Es por ello que no quiero a ningún romano en mi palacio… no me inspiran confianza, la mayoría de ellos trabaja para Diva sin si quiera saberlo.

Su mano volvía a estar inmaculada al igual que el resto de su cuerpo. No dijo nada, pero movió su mano en una forma que sugería que deseaba que la esclava se retirara lo cual hizo de inmediato. Estando sola con Illidan la joven aun no se volteaba. Miraba en el umbral del balcón la ciudad de Alejandría, absorta. Fue entonces que sobre el marco del Balcón, los bordes de los pilares alrededor de Selene se comenzaron a cubrir lentamente de una enredadera de rosa que de a poco fue mostrando hojas de un profundo verde, para luego crecer botones rojos.

Sólo entonces Selene se volteo, mirando a Illidan con algo de miedo, pues todo ese asunto se estaba saliendo de su control, pero intentando mantener la calma para que el hombre no notara lo nerviosa que todo lo que estaba sucediendo a su alrededor la ponía, pues cuando apretó su hombro, por primera vez en ese tiempo, se había dado cuenta que ese poder que le habían otorgado los dioses no lo podía controlar. La estaba controlando a ella.


- ¿Sabes por que entre todos los hombres te elegí a ti Illidan para estar en continua contacto conmigo? – Selene permanecía a unos 5 pasos de Illidan, suficiente distancia. Su cuerpo estaba cubierto en algodón blanco y decorado por joyas en su cuello, dejando su espalda libre. Las joyas emitían un leve sonido, pues Selene temblaba. No sabía como decirlo, no sabía que decir que pudiera explicar lo que sucedía ahí… así que intentó hacerlo de la forma más directa que podía. - Me recuerdas a mi padre… te pareces a él… aunque… el tenía cabellera oscura.

La respiración de Selene se aceleraba, sus ojos se veían somnolientos, su pecho bajaba y subía, al punto de que parecía que la chica había corrido horas y horas. Incluso sus pálidas mejillas se volvían rosadas… algo pasaba con Selene que cualquiera podría haber interpretado como un problema cardiaco, un ataque al corazón, o una grave enfermedad… pero Selene sabía que todo eso se debía al mal momento que le habían hecho pasar. A penas se sintió un poco enojada… todo el resto se había desencadenado solo.

- Illidan… - Selene camino con dificultad hasta donde estaba él y se aferró al hombre abrazándolo y descansando su rostro en el pecho del hombre. – Illidan… llévame… a mi cama…

Por la mente de Selene pasó que estaba muriendo. Había abusado del poder que los dioses le habían dado queriendo más y más… ahora que no podía controlarlo, la terminaría matando.

Selene
Selene
Dama del Pecado
Dama del Pecado

Reino : Inframundo

Ataques :

[Alejandría] Habitación de Selene 335eiplAD - Espinas de la Ira (3750)*
[Alejandría] Habitación de Selene 335eiplAD - Pétalos Oscuros (3850)*
[Alejandría] Habitación de Selene 335eiplAM - Enredadera del Infierno (4350)*
AM - Cementerio Silencioso (3450)*
[Alejandría] Habitación de Selene 335eiplAM - Tumba del Silencio (4150)*
[Alejandría] Habitación de Selene 335eiplAF - Rosa Sangrienta (4350)*


Defensa :

[Alejandría] Habitación de Selene 335eipl Capullo de Rosa

Cantidad de envíos : 342

Volver arriba Ir abajo

[Alejandría] Habitación de Selene Empty Re: [Alejandría] Habitación de Selene

Mensaje por Illidan Vie Oct 22, 2010 9:58 pm

Siempre tan fría, siempre tan cerrada. Illidan no lograba recordar un solo momento que Selene mostrara debilidad en su rostro, todo el tiempo estaba firme y segura Y si a eso le agregamos todo lo que había ocurrido anteriormente y que estaba de espalda, se obtenía una situación demasiado incomoda para Illidan.

El ministro no creía en las palabras de la emperatriz. Algo le sucedía, podía sentirlo en su voz, podía ver como su cuerpo temblaba. Algo le estaba pasando, pero no sabía que era exactamente y Selene no le ayudaba mucho. Ella prefería mantenerse alejada por precaución talvez o quizás para recordarle a Illidan que él era inferior, como todos en Egipto. El ministro sabia esto y también lo aceptaba. Una empleada le limpio el brazo que había sido manchado con la sangre del guerrero, luego de esto la emperatriz le ordeno retirarse para quedar a solas con Illidan, quien seguía con la cabeza agachada en muestra de arrepentimiento. Lo único que el ministro podía ver al mirar hacia la dirección de Selene, era su espalda descubierta. Al parecer, ella seguía molesta con el guerrero.

Luego de unos segundos de silencio que al ministro se le hacían interminables, la emperatriz le dirigió las primeras palabras al guerrero. Hablo sobre los romanos, otra vez. Illidan sonrío, después de todo también le desagradaban los romanos y seria un placer sacarlos de las tierras egipcias. El ministro escucho que Gelum debía de ser protegido a toda costa, habría planes de asesinarlo y echarle la culpa a la soberana de Egipto lo cual no podía ocurrir, porque de creer esta versión los romanos, seria el inicio de una difícil guerra. La descripción que dio Selene sobre Gelum dejo a Illidan pensando.


“¿Chiquillo?... ¿Con quien demonios pretende casarse Selene?
"

No dijo palabra alguna, dejo todo en sus pensamientos mientras que seguía esperando lo que tuviera que decir Selene. Pero antes de pronunciar alguna palabra, la emperatriz volteo y lo miro directamente a los ojos. Su rostro lucia triste, pálido, como si algo estuviera hiriéndola todo el tiempo.

Menciono algo acerca de si Illidan sabia el porque de que lo había elegido a él, en lugar de a cualquier otro guerrero, para ser quien estuviera mas cerca. Illidan no lo sabia y le contesto con su rostro, haciéndole gesto negativo con la cabeza. Esto dejo pensando al guerrero… Es cierto que era el elegido por la soberana, pero ¿Por qué? Gracias a los dioses la muchacha le contesto la pregunta antes de que el ministro se hiciera un lío en su cabeza, buscándola.

La respuesta dejo mas confundido aun a Illidan, Selene lo veía como su padre… Quizás era por los consejos que trataba de darle, para que no cometiera errores. O quizás por su apariencia física. Cualquiera que fueran los motivos, el ministro tomo esto como un cumplido.

Sin embargo, entre las palabras Illidan se dio cuenta de algo irregular. Algo malo pasaba en el cuerpo de Selene y el ministro lo estaba notando. Su cara comenzó a llenarse de color mientras que su respiración aumentaba rápidamente y ella se desesperaba. Cuando ella lo nombro por primera vez Illidan se adelanto hacia ella para intentar agarrarla, pero ella cayo de todas formas quedando con su cabeza recostada en el pecho del guerrero. Illidan se asusto, no sabia que debía de hacer y con una gran impotencia tomo la cabeza de la joven para tratar de escuchar las ultimas palabras que mencionaba.

Tras escuchar lo que la joven dijo, Illidan dejo de lado todo aquello acerca de no tocarla por que su cuerpo era sagrado, ya que la vida de la mujer estaba en riesgo, y la levanto de las piernas, tomándolas con un brazo y con otro tomando su parte superior, desde la cabeza y el cuello. Illidan miro su rostro desvaneciéndose, le dio tristeza. La llevo hasta su cama y la dejo allí, acomodada de la mejor manera. Illidan se sentó en la cama al lado de ella, si algo le estaba pasando a la emperatriz de Egipto, él no se movería del lugar hasta que eso terminara, cualquiera fuera el final.


-¿Qué le sucede, mi señora?...
Illidan
Illidan
Dios/a
Dios/a

Reino : Inframundo

Ataques :

[Alejandría] Habitación de Selene CosmocopiaAD - Réquiem de la Oscuridad (1650)


Defensa :

[Alejandría] Habitación de Selene Cosmocopia Esencia de la muerte

Cantidad de envíos : 105

Volver arriba Ir abajo

[Alejandría] Habitación de Selene Empty Re: [Alejandría] Habitación de Selene

Mensaje por Selene Sáb Oct 23, 2010 12:46 am


Selene se aferraba a los brazos de Illidan con fuerza mientras la dirigía a su cama. El hombre había olvidado por completo la regla sagrada en Egipto de que nadie podía tocar a Selene excepto un hijo de los dioses o sus criadas, las vírgenes sagradas ungidas con aceites divinos proveniente de diferentes templos, educadas por sacerdotes e instruidas a dar en la reina un trato casi divino.

Selene se quejó durante todo el camino con los ojos cerrados viendo escenas de niñas jugando entre los juncos del río Nilo, bañándose, corriendo de un lugar a otro y lanzándose agua, todas observadas de cerca y con ojos sospechosos por Diva.

- No… no le digas a nadie… de esto… - Susurró Selene.

Que una reina sufriera un ataque de ese tipo podía ser un pésimo augurio entre los de su pueblo en especial de la alta clase sacerdotal que podía interpretar su estado como un castigo de los dioses al pueblo egipcio y una premonición de malos tiempos avecinándose. Habría sido el fin de Selene si eso se hubiese sabido, pues nadie seguiría a una mujer enfermiza. Ya era mucho que dejaran que una mujer sin marido y de su edad los gobernara, si se ponía en conocimiento que sufría de extraños ataques habrían comenzados nuevamente los complots para sacarla del trono. Por lo mismo, hacía mucho tiempo había puesto fin a la vida de sus otros hermanos, sus hermanas menores habían fallecido bajo extrañas circunstancias en todo el proceso de rebelión en contra de Diva.

Seth se había encargado de asesinar a sus 3 hermanas menores… recordaba sus nombres con mucho dolor siempre… Djema, de 8 años, solía ser tan vivaz y tener un espíritu tan fuerte como el de Selene y la inteligencia de Diva. Habría sido la primera opción para Seth de no ser que en el testamento de Ankrahsemun decía claramente el orden sucesorio y el siguiente en la lista era Ankrahsemun IV, quien debía casarse con una de sus hermanas para asumir el trono. Como Seth quería deshacerse de Diva, la opción de casar al niño con su hermana Djema era casi impensable, pues si Diva y sus dos hermanos no estaban en la escena, la siguiente al trono era Selene. Si Djema y Ankrahsemun eran asesinados misteriosamente por ser niños, el poder caía en Selene de cualquier modo, por ello había elegido a Selene para mantener el vínculo sagrado de sucesión y poder manipular a Selene desde sus 13 años hacia delante.

Su 3 años menor que ella se llamaba Jezzara. Era una pequeña risueña y bondadosa que tenía algo único entre todos ellos, su cabellera era rubia. Se decía que era una bendición de los dioses y su padre la tenía comprometida en matrimonio con uno de los príncipes persas al momento de fallecer. Solía vivir junto a Selene en El Fayum, y era su persona favorita en el mundo… la única de sus hermanos que realmente llegó a amar y su corazón se deshizo cuando se enteró de su muerte. A pesar de todo eso, Jezzara era hija de una de las concubinas de su padre, pero tal vez había sido la más amada por él, pues aquella mujer de orígenes extranjeros, había sido la única que el hombre había llegado a amar y Jezzara a diferencia de Diva, Selene u Djema, había sido procreada con amor.

Finalmente, su hermana menor, la de 5 años, había sido hija de otra concubina llamada Rahlkora. Recordaba a la mujer como alguien cruel que solía golpearlas si se comportaban mal. Odiaba a esa mujer con toda su alma y detestó a su hija, la princesa Tesha. La niña era idéntica a Selene cuando había tenido esa edad con la excepción de sus ojos que eran de color miel. Tal vez por eso no soportaba a la pequeña mimada.

A pesar de que Jezzara y Tesha no estaban en el testamento de Ankrahsemun por ser ilegitimas y no consideradas como hijas de los dioses Egipcios, se les había dado muerte de cualquier forma, algo que Selene nunca… jamás… de los jamases… hablaba. Era como si lo hubiese borrado de su mente. Pero en ese instante, podía ver el rostro de Jezzara, su largo cabello rubio, sus ojos color miel, su piel pálida y mirada ausente que lograba todo con una sonrisa.

- Jezzara… - Susurró nuevamente cuando Illidan la colocó en la cama. Se tocó el pecho apretándoselo pues le dolía, y apretando los parpados, algunas lágrimas cayeron a su almohada. – Me reuniré contigo…

Selene abrió los ojos llorosos y miró a Illidan con gran dolor. Era evidente que estaba alucinando o al menos eso parecía por la expresión de sus ojos y la forma en que estiraba su mano y tomaba la de Illidan. Rosas rojas crecían por los pilares de su cama y se abrían, dejando caer sus pétalos sobre ella. Era una escena extraña que debió parecer alucinante por el polen altamente venenoso que poseían aquellas flores del infierno.

- Si no… si no puedo… busca la momia de Jezzara… y entiérrala en mí… en mi cámara fúnebre… en el valle de los reyes… - Selene dejo salir un gemido y sonrió. – Gracias… por ponerle fin… a la vida de ese bastardo… me quitó... lo único que ame... en esta vida...

Selene
Selene
Dama del Pecado
Dama del Pecado

Reino : Inframundo

Ataques :

[Alejandría] Habitación de Selene 335eiplAD - Espinas de la Ira (3750)*
[Alejandría] Habitación de Selene 335eiplAD - Pétalos Oscuros (3850)*
[Alejandría] Habitación de Selene 335eiplAM - Enredadera del Infierno (4350)*
AM - Cementerio Silencioso (3450)*
[Alejandría] Habitación de Selene 335eiplAM - Tumba del Silencio (4150)*
[Alejandría] Habitación de Selene 335eiplAF - Rosa Sangrienta (4350)*


Defensa :

[Alejandría] Habitación de Selene 335eipl Capullo de Rosa

Cantidad de envíos : 342

Volver arriba Ir abajo

[Alejandría] Habitación de Selene Empty Re: [Alejandría] Habitación de Selene

Mensaje por Illidan Sáb Oct 23, 2010 4:49 am

El ministro seguía asustado, estaba sentado junto a Selene que parecía estar sufriendo el ataque de alguna gran enfermedad, eso es lo que Illidan notaba de raro en ella. Pero, ¿Por qué esconder esa verdad a uno de sus soldados más fieles? Quizás Selene prefería callarse muchas cosas y tragarse la amargura de no poder contarlas antes de decirlas y arriesgarse a que la persona que recibió el mensaje la debelara o contara su secreto frente a todo Egipto.

Selene le suplico con un tono muy bajo, que no le contara sobre esta recaída a nadie. Illidan era hombre de palabra y cuando prometía algo, no había nada que pudiera romper esa promesa, era fuerte como la roca.

-Se lo prometo… Nadie sabrá de esto…


El ministro la veía allí, tirada en su cama y débil, e imaginaba lo que seria capaz de hacer en este momento Seth si aun estuviera con vida y cerca de la emperatriz. Illidan estaba furioso porque no podía ayudar a su superior, ya que no sabia que le pasaba realmente y ella parecía estar alucinando. Al momento de dejarla en la cama ella tomo su pecho con fuerza, Illidan solo la miraba, de sus ojos comenzaron a caer lagrimas que hicieron que el fondo mas duro y frío del guerrero, se quebrara.

Una palabra que Selene dijo en su agonía hizo que los ojos de Illidan se abrieran de repente, mostrando la gran sorpresa que el ministro se llevaba. Miro a la pobre muchacha que ya estaba pálida y vio como sus lágrimas seguían cayendo por sus mejillas. La emperatriz había nombrado a su hermana, Jezzara. Aquella que había sido asesinada por Seth, al igual que las demás.

El tema de las hermanas de Selene era un tema Tabú en todo Egipto, porque era solo traerle penas y amargura a la soberana. Pero esta vez era ella quien la nombro, mientras que por ultimo dijo que se reuniría con ella. Illidan comprendió que estaba en un estado muy serio y que ella temía la muerte, por lo que se acerco un poco más para hablarle, pero fue interrumpido por unas últimas agonizantes palabras de la soberana.

La muchacha tomo su mano mientras que le agradecía por sacar a Seth de la tierra egipcia y también le pidió que la momia de Jezzara fuera puesta en la recamara fúnebre que le pertenecía. Illidan se acerco más aun para dirigirle unas palabras, mientras que con su dedo índice tapaba el labio de la joven.


-Shhh…No gaste sus energías en agradecimientos
–Dijo mientras que recordó las palabras acerca de la momia de Jezzara-No hable tonterías, mi señora. Usted no morirá…No ahora. –El ministro usaba ahora el mismo dedo con que silencio a la joven y le secaba las lagrimas de los ojos. Le hablaba con mucha confianza, pero en el fondo Illidan tambien dudaba acerca del estado de Selene- Usted es la reina de todo Egipto, Nosotros, sus súbditos, la gente e incluso los muertos que nos miran desde la tierra de los dioses saben perfectamente que usted no puede morir ahora. Los dioses no mandarían a alguien como usted por desperdicio, usted tiene una importante misión…Y debe cumplirla.

Las palabras de Illidan eran sinceras, pero era difícil sacar algo sensible de un corazón que ya no sentía nada. El tema de las hermanas de Selene le recordó al ministro aquella oscura noche en la que perdió toda su familia, recordó aquel accidente que termino quemando la casa de sus padres, con sus dos padres adentro y su hermano gemelo, Arthas. Recordó también como quedo en Shock y no pudo hacer nada para ayudarlos. Recordó cosas que prefería haber olvidado en lo más profundo de su mente, estas cosas lo hacían poner sentimental, pero no podía ponerse así ahora, frente a Selene. Debía de ser el ejemplo que ella siguiera para levantarse de su mal estado y entender que pese a las tragedias de la vida, esta continúa.


-Selene…Yo se que puedes controlar esto que te esta ocurriendo…No te rindas, sino… ¿Quién mas me va a golpear cuando este equivocado?


Finalizo Illidan con tono sarcástico, no le gustaba ser golpeado por una mujer, pero que Selene lo reprochara de esa manera hacia notar el valor de una soberana que no seria fácil de remplazar, si es que lo peor ocurría.
Illidan
Illidan
Dios/a
Dios/a

Reino : Inframundo

Ataques :

[Alejandría] Habitación de Selene CosmocopiaAD - Réquiem de la Oscuridad (1650)


Defensa :

[Alejandría] Habitación de Selene Cosmocopia Esencia de la muerte

Cantidad de envíos : 105

Volver arriba Ir abajo

[Alejandría] Habitación de Selene Empty Re: [Alejandría] Habitación de Selene

Mensaje por Selene Dom Oct 24, 2010 2:42 am


Al escuchar que el hombre le prometía su silencio Selene cerró los ojos y suspiró. Su rostro aun temblaba y sus cejas estaban arrugadas al medio por el dolor. Sentía que su sangre hervía y aquel líquido que se desplazaba por su pecho se esparcía por todo su cuerpo. Se quejaba suavemente, apenas respirando, pues de un punto a otro dejó de estar tan agitada. Era como si su cuerpo estuviese asimilando que no podía luchar contra lo que estaba pasando y simplemente sus mejillas volvieran a su color pálido.
Sintió la presencia del hombre muy cerca de ella, pero estaba tan agotada que ni si quiera se le pasó pro la cabeza que su cercanía era inapropiada, tan solo siguió en su estado de semi conciencia, apretado con firmeza la mano de Illidan. Fue entonces que sintió algo sobre sus labios… piel… era la primera vez que la piel de otro ser humano tocaban sus labios y ni si quiera podía sentirlo… era como si su rostro se le hubiese dormido y estuviera perdiendo completamente la sensibilidad. ¿Era el polen de las rosas lo que causaba esa insensibilidad en ella? No lo sabía, no tenía fuerza para pensar en ello.

- ¿Una misión que cumplir? – Susurró Selene mientras abría los ojos y miraba a Illidan.

Era cierto, había aun muchas cosas que hacer pero en ese instante sentía que ya simplemente no tenía energías para hacerlo. Ese calor en su pecho se estaba acrecentando, las voces en su oído seguían susurrándole… algo más allá de su entendimiento la llamaba y sabía por ese horrible sentimiento que recorría su espalda como si de manos heladas se tratara… no podían ser los dioses.

- No te preocupes… - Le costaba hablar, volvió a cerrar los ojos mientras el joven le secaba las lagrimas que se estaban secando en su mejilla. – Ya se me pasará… no es nada… solo… malestar… - Pero a pesar de que decía eso, sus ojos estaban idos, vacíos, cansados… parecía que ni si quiera respiraba. – Quédate un poco más… solo un poco más Illidan…

Por primera vez en mucho tiempo, Selene se mostraba vulnerable, sin tantas capas de dureza, ni de frialdad… solo el corazón desnudo de alguien que estaba a punto de perderlo todo, su humanidad, su vida, su voluntad, su conciencia… todo debía ser perdido para que Selene fuera simplemente… el instrumento de los dioses que debía ser.

Irónicamente, estaba sujetando la mano de su sirviente… a quien luego ella tendría que servir.. pues lo que Selene no sabía que estaba consumiéndola por dentro, era el poder de la Masei de la Ira, la estrella del infierno. El sello sobre la masei de Hades había sido roto y atraído al cuerpo de Selene cuando la joven había comenzado a despertar el cosmo… para la masei, la emperatriz de Egipto ya estaba lista para servir a un verdadero Dios, a Hades.
Selene
Selene
Dama del Pecado
Dama del Pecado

Reino : Inframundo

Ataques :

[Alejandría] Habitación de Selene 335eiplAD - Espinas de la Ira (3750)*
[Alejandría] Habitación de Selene 335eiplAD - Pétalos Oscuros (3850)*
[Alejandría] Habitación de Selene 335eiplAM - Enredadera del Infierno (4350)*
AM - Cementerio Silencioso (3450)*
[Alejandría] Habitación de Selene 335eiplAM - Tumba del Silencio (4150)*
[Alejandría] Habitación de Selene 335eiplAF - Rosa Sangrienta (4350)*


Defensa :

[Alejandría] Habitación de Selene 335eipl Capullo de Rosa

Cantidad de envíos : 342

Volver arriba Ir abajo

[Alejandría] Habitación de Selene Empty Re: [Alejandría] Habitación de Selene

Mensaje por Illidan Dom Oct 24, 2010 6:54 am

El tiempo pasaba lento ante los ojos de Illidan. Todo estaba cayéndose en pedazos, su visión de un mejor Egipto bajo el mando de Selene y la misma visión del futuro del pueblo egipcio caía al ver a Selene en lo que parecía ser una agonía. Quizás la muerte le estaba llegando a una joven muchacha, lo cual era muy injusto. Pero la voluntad de los dioses era justa para algunos y para otros no tanto, quizás Selene seria más útil en la tierra de los dioses o quizás esta era solo una advertencia. Illidan estaba furioso por la impotencia que sentía, al no poder hacer nada contra aquello que estaba lastimando a la emperatriz por dentro.

Una empleada entro justo entre las palabras de Selene, estaba prohibido que una empleada entrara así como si nada, pero Illidan no dijo nada para no alterar aun mas los nervios de la muchacha. Illidan miro a la empleada y pudo ver el miedo y la desesperación en sus ojos. Nadie sabía con exactitud que es lo que sufría la muchacha, pero quizás la empleada supiera algo que le hiciera dar una idea a Illidan.

“Quédate un poco mas”, dijo la emperatriz mientras que apretaba la mano del ministro. Illidan tomo la mano de la emperatriz mientras que la miraba a sus ojos. El color de su rostro parecía ponerse cada vez más pálido. Esto le causaba conmosion al guerrero que ya no sabia que hacer…


-Estaré aquí todo el tiempo que haga falta, Selene… Se que te mejoraras y que es solo un malestar.


Dijo Illidan mientras que la miraba, la muchacha cerro lentamente sus ojos y el guerrero sintió como la mano de la emperatriz caía a la cama. Se asusto, pero al comprobar que respiraba se dio cuenta que solo se había quedado dormida e inconciente. Era un buen momento para hablar con la empleada. Se levanto de la cama y fue hasta donde estaba la mujer.
-¿Qué tiene mi señora?


La voz de la mujer era desesperada, mientras que los ojos de la misma mostraban miedo y temor. Illidan la saco de la habitación para evitar problemas y hablo con ella afuera.


-Si no lo saben ustedes…Son quien están más cerca de ella.


-La señorita Selene esta rara desde que llego inconciente, que la trajo aquel muchacho…


Illidan recordó aquellos momentos, cuando Hang había puesto sus manos en el cuerpo sagrado de Selene. Entonces quizás aquel bicharraco supiera algo sobre lo que estaba amenazando a la emperatriz, pero no era hora de salir en busca de información y además, no podía hablar sobre la enfermedad de Selene, porque era algo que había prometido a su señora. La empleada se retiro preocupada mientras que Illidan quedo afuera un tiempo, solo…

Se quedo frente a la entrada de la habitación de Selene mirando hacia abajo, pensativo. Las ideas que pasaban por su mente incluyan a aquel muchacho egipcio que había tenido el atrevimiento de tocar a la hija de Isis y que en el combate de Memphis los abandono, desprestigiando su rango. La mirada de Illidan se levanto un poco…


-¡HANG
!


El ministro dio un fuerte golpe a la pared de la entrada, furioso. Sus nudillos comenzaron a sangrar, pero no se inmuto por esto. El dolor era algo que había controlado hacia mucho tiempo. Se limpio la mano con agua y se seco con sus propias prendas para luego entrar a la habitación de Selene. Sus nudillos estaban un poco manchados porque la sangre seguía brotando, pero no lo suficiente como para manchar el suelo con gotas. Una vez dentro Illidan cerró la puerta y se volvió a sentar al lado de Selene, agarro la mano de la emperatriz con su mano izquierda esta vez, para no mancharla con sangre y se quedo en vigía de que ella mejorara…

Siempre con ella, siempre fiel…
Illidan
Illidan
Dios/a
Dios/a

Reino : Inframundo

Ataques :

[Alejandría] Habitación de Selene CosmocopiaAD - Réquiem de la Oscuridad (1650)


Defensa :

[Alejandría] Habitación de Selene Cosmocopia Esencia de la muerte

Cantidad de envíos : 105

Volver arriba Ir abajo

[Alejandría] Habitación de Selene Empty Re: [Alejandría] Habitación de Selene

Mensaje por Selene Dom Oct 24, 2010 8:20 am



La habitación se volvió oscura inmediatamente después de que Illidan saliera de la habitación. Selene estaba durmiendo, finalmente. El dolor ya no la podía alcanzar en muchos niveles y era mejor que hubiera perdido la conciencia a haber seguido en ese estado de tortura. Aun así, los eventos que sucedían no se detenían y estaban lejos de hacerlo.

Pues, en ese instante, mientras en un apartado y ruinoso lugar de Grecia una mujer liberaba del sello de Athena las almas de los espectros de Hades, Selene y su cuerpo estaban pagando hasta entonces las consecuencias de ello. Todo estaba demasiado oscuro, y eso se debía a que por el umbral de la puerta del balcón enredaderas de rosas habían caído y bloqueado la luz con la cual los dioses egipcios protegían a su hija Selene. Las rosas crecían fuera de control por toda la habitación, en los pilares, en las paredes, en el techo, incluso sobre la cama de Selene. Los pétalos rojos como la sangre caían volviéndose negros… sabían lo que estaba cerca de la joven, sabían que ya era el momento para que volviera a la vida la estrella infernal de la ira después de un largo sueño al haber sido castigadas las masei por intentar destruir el mundo de los humanos.

Justo sobre el cuerpo de Selene, las rosas se abrieron y descendió envuelta en una energía púrpura y oscura algo que parecía ser una estatua o al menos una persona normal hubiese pensado eso al verlo. Pero no, no era una estatua…era la maldita sappuri de la Ira, que brillaba como si fuese oro negro. La misma energía comenzó a rodear el cuerpo de Selene, la que abrió sus ojos como que estaban completamente carentes de conciencia, mirando al vacio frente a ella y levantó su mano para alcanzar la Sappuri…

Las rosas se movían de un lado a otro, regocijándose pro ese momento tan esperado por todas ellas. No había mucho más que hacer, seguramente por todo el mundo los espectros de Hades nuevamente estaban despertando y Selene era una más de sus filas. Era su labor volver al lado de su dios… del único al cual ella podría servir y bajar su cabeza.
Selene
Selene
Dama del Pecado
Dama del Pecado

Reino : Inframundo

Ataques :

[Alejandría] Habitación de Selene 335eiplAD - Espinas de la Ira (3750)*
[Alejandría] Habitación de Selene 335eiplAD - Pétalos Oscuros (3850)*
[Alejandría] Habitación de Selene 335eiplAM - Enredadera del Infierno (4350)*
AM - Cementerio Silencioso (3450)*
[Alejandría] Habitación de Selene 335eiplAM - Tumba del Silencio (4150)*
[Alejandría] Habitación de Selene 335eiplAF - Rosa Sangrienta (4350)*


Defensa :

[Alejandría] Habitación de Selene 335eipl Capullo de Rosa

Cantidad de envíos : 342

Volver arriba Ir abajo

[Alejandría] Habitación de Selene Empty Re: [Alejandría] Habitación de Selene

Mensaje por Illidan Dom Oct 24, 2010 10:44 am

Todo se volvió demasiado oscuro mientras que unas rosas arriba de Selene soltaron una energía oscura que parecía soltar algo desde su interior. Illidan miro esta acción intrigado mientras que se levanto y tomo su espada para proteger a Selene. Desde el interior de esta fuerza que emanaban las rosas, salio una estatua o algo por el estilo que se posaba arriba de Selene y hacia que esta reaccionara como si estuviera Poseída. En ese momento fue cuando Illidan comprendió que aquel objeto podía ser la causa de todos los males de la emperatriz, aunque no sabía muy bien porque pasaba esto, sabia que tenia que deshacerse de ese artefacto.

Con su espada y un ágil movimiento de muñeca golpeo el objeto con el filo de su hoja y lo lanzo contra la pared. Lo que Illidan no sabia es que era una armadura, al golpear contra la pared se liberaron las partes de esta. El guerrero se quedo mudo ante lo que había presenciado, pero vio que la emperatriz estaba inconsciente otra vez. Busco un bolso que había en la habitación de Selene y metió las partes de aquella extraña armadura allí mientras que preparaba su plan. Llamo a una de las empleadas.


-Que nadie entre en la habitación de Selene…NADIE, sin excepción.


Las palabras de Illidan serian respetadas al pie de la letra, después de todo era el segundo al mando. Al salir con la bolsa la empleada lo miro, era obvio que se preguntaba que llevaba, pero no decía nada para conservar su cabeza arriba del cuello. Las empleadas que cuestionaban, no duraban mucho.

Illidan se retiro del lugar hacia un templo, donde planeaba encontrar información sobre aquel artefacto con un sabio anciano.

_______________

Off: Susan, postea aquí como que sigues desmayada, yo posteo en un post que sea un templo que sello la armadura y luego vuelvo, así seguimos con la acción 1212 digo, el rol.
Illidan
Illidan
Dios/a
Dios/a

Reino : Inframundo

Ataques :

[Alejandría] Habitación de Selene CosmocopiaAD - Réquiem de la Oscuridad (1650)


Defensa :

[Alejandría] Habitación de Selene Cosmocopia Esencia de la muerte

Cantidad de envíos : 105

Volver arriba Ir abajo

[Alejandría] Habitación de Selene Empty Re: [Alejandría] Habitación de Selene

Mensaje por Kisame Dom Oct 24, 2010 3:23 pm

Kisame estuvo ACA antes de postear aqui


Cuando llegue al palacio de Selene me escabulli por la parte trasera, llegando a la gran pared que daba a la ventana de su habitacion. Lo que me extraño es que mas enredaderas subian hasta el ventanal. Arquie una ceja, algo incredulo al observar esas ramas y tallos que brotaban de la pared. Eso podian significar dos cosas: que Selene habria estado en el faro y ahora aqui mismo o que esas cosas de verdad me estaban empezando a dar que pensar. Trepe por un costado de la pared agilmente, tratando de no meter ningun dedo en esas ramas y hojas.

Abri la ventana lentamente con mis dedos para luego entrar de un salto. La luz de la habitacion habia desaparecido, pero los rayos del sol iluminaban aunque sea un poco el lugar. Observe la cama de la emperatriz y alli estaba la niña, acostada. Me acerque a una mesa y coloque el libro donde habia recolectado la informacion sobre ella, depositandolo lentamente para evitar hacer ruido. Luego me gire y empeze a caminar hacia la cama donde Selene estaba recostada. Tenia su rostro ido y palido. Tal vez viajar con el sol le habia hecho mal. No habia notado los petalos rojos que estaban esparcidos por toda la habitacion, llegando al punto de que ahora empezaba a sentir el aroma, el mismo aroma que sentia en el faro.

Coloque mi mano izquierda sobre la frente de ella para ver si tenia fiebre o algo parecido, pero no. Su piel estaba fria y mojada, producto de la transpiracion. Mi temple se encontraba serio, porque por mas de tratarla de un modo cuando ella estaba consciente, no lo hacia para lastimarla, era mi niña despues de todo. Es un decir.

Meti mi mano en mi abrigo, buscando cierto objeto que me habian dado hace varios años. Un objeto que en su momento habia significado mucho para mi, tanto que pense que jamas me separaria de el. Era un collar de oro puro que me habia entregado el padre de Selene. Era un buen hombre, estricto pero bueno hombre despues de todo. Lo lleve a las manos de la chiquilla y lo enrolle en sus palmas, de seguro le recordaria s u padre. Ademas no queria que me viera de ese modo, nunca nadie me habia visto tan... ¿sentimental? con alguien mas que no fuera con mi camello. Era mejor guardar la imagen que representaba. Vi que intento decir unas palabras pero se lo impedi cerrando su boca lentamente, su vision de seguro era borrosa y no podria haberme identificado bien del todo. Las rosas empezaban a revolotear mas fuerte a mi alrededor, por lo que opte en irme. Observe fijamente el rostro de la mocosa, de seguro era fiebre o alguna de esas enfermedades cortas.

-Adios, mocosa-

Sonrei ante las palabras que habia dicho con cierto cariño. Despues de todo, muy dentro de mi, la apreciaba. Agarre fuertemente del mango a mi espada y como vine, me fui, tan rapido como el viento. Escape por la ventana antes de que alguien mas entrara a su habitacion
Kisame
Kisame
Espectro de Hades
Espectro de Hades

Ataques :

AD - Rafaga Vendeval de la Corona (1400)
AD - Explosión de la Corona Solar (1500)


Defensa :

Cupula de Fuego

Cantidad de envíos : 104

Volver arriba Ir abajo

[Alejandría] Habitación de Selene Empty Re: [Alejandría] Habitación de Selene

Mensaje por Illidan Lun Oct 25, 2010 7:06 pm

Luego de su misión completada, el ministro volvió al palacio para entrar en la habitación de Selene, había algo en el ambiente, algo distinto. Miro por la ventana y comprendió que alguien había entrado, Selene seguia dormida tranquilamente, comprobó que sus ropas no tuvieran señas de lastimaduras o de agarros, para ver si no había sufrido daños de ningún tipo mientras dormía. Quien entro por la ventana podía ser un pervertido, pero no… Estaba tal y como la dejo.

Le molesto que luego de sellar la armadura la muchacha siguiera mal, ya no sabia que hacer. Se saco las prendas superiores de su cuerpo a lo rayos del sol, los cuales alumbraban sus marcados abdominales y se sentó junto a la ventana, mirando hacia la nada. Tratando de despistarse. Por algún motivo ver a la emperatriz así le recordaba la muerte de sus padres, el momento trágico en que no pudo hacer nada para evitar perder a un ser querido. Lo máximo que podía hacer en ese momento era algo parecido, quedarse a ver como la maldición consumía a la muchacha al igual que el fuego consumió su hogar. Al menos, eso pensaba, pero lo que Illidan no sabía era que su acción había dado efecto y que solo había que esperar.

Se quedo sentado en la ventana mirando hacia la nada, rezando a los dioses egipcios para que Selene se mejorara.

________________
OFF: Puedes despertar...O yo te despierto 1212...Perdona lo poco, pero no se me ocurria nada mas para este post.

PD: Mostre los abdominales (h)
Illidan
Illidan
Dios/a
Dios/a

Reino : Inframundo

Ataques :

[Alejandría] Habitación de Selene CosmocopiaAD - Réquiem de la Oscuridad (1650)


Defensa :

[Alejandría] Habitación de Selene Cosmocopia Esencia de la muerte

Cantidad de envíos : 105

Volver arriba Ir abajo

[Alejandría] Habitación de Selene Empty Re: [Alejandría] Habitación de Selene

Mensaje por Selene Mar Oct 26, 2010 5:28 am


Selene abrió los ojos con esfuerzo, pues no sabía si era de noche o era de día. La luz de su habitación había sido completamente bloqueada por las enredaderas en el balcón pero de eso no se dio cuenta. Se sentó sobre la cama, estirando los brazos hacia arriba y bostezando, quitándose la pereza de encima. Tenía una sonrisita de relajación, como si hubiese tenido un excelente sueño. Permaneció sentada un momento mirando a la nada, cuando algo le llamó la atención levantando un cejas mientras miraba para ambos lados… todo su cuarto, desde las paredes hasta el techo, estaban cubiertas en enredaderas de rosas, y el suelo, era una alfombra de pétalos rojos.

- Uhm…¿Qué pasó aquí? – Preguntó en voz alta sin darse cuenta que Illidan estaba en el marco de la ventana.

Se puso de pie y de inmediato sintió deseos de tomar un baño, por lo cual, caminando flexionando el cuello de un lado a otro caminó hacia el balcón. Lo primero que vio fue un libro en la mesa… que le llamó la atención pues no recordaba que era suyo. Abrió la portada y de inmediato vio la horrible caligrafía casi analfabeta de Kisame con ciertos dibujos que tuvo que mover su cabeza en varios sentidos para entender. Abrió ampliamente los ojos llevando el libro hacia arriba para ver si podía entender las instrucciones cuando vio a Illidan y dejó caer el libro con un grito corto, sonrosándose.

– Uhm… me has asustado Illidan. ¿Qué haces en mi cuarto? ¿Sabes que ha pasado que esto esta cubierto en rosas? No me quejo de ello pero si van a decorar mi habitación agradecería que me consultaran antes. – Siguió caminando escondiendo el libro en un mueble, mientras buscaba su propia ropa, algo que no había hecho en años. Ni si quiera pensó porque el cambio, simplemente deseaba hacerlo ella misma. – Me siento tan bien… es como si hubiese dormido sigloes y sigles… lo más curioso es que no recuerdo haber estado realmente cansada… ¿Qué extraño, no?

Abrió el closet donde se encontraba la mayoría de su ropa y por algún motivo… no deseó ponerse ninguna de ellas… el blanco, el rojo, rosados claros, amarillos, el baige… todos esos colores le causaban asco por algún motivo, como si verlos simplemente la irritasen. Tomó la tela entre sus manos y la rajó justo en medio, dejándola caer hacia atrás. Vio su armario de ropajes… todo era lo mismo… colores vivaces excepto un vestido plomo… grisáceo, un color sobrio, como una nube en un día de lluvia. Sonrió tomándolo entre sus manos y decidió que eso iba a vestir ese día.

- Illidan, que tiñan el resto de mis vestidos… púrpura oscuro… gris… y negro… el blanco me ha cansado. – Sonrió en dirección al hombre y se acercó a la ventana que daba con el patio interior, abriéndolas de par en par, para descender por las escalinatas hasta las fuentes de agua que había en los jardines, lugar donde ella generalmente se bañaba.

[Alejandría] Habitación de Selene 3016014

No vio si Illidan la iba siguiendo o no, pues estaba de tan buen humor que bajaba a saltitos los escalares sujetándose por las grandes barandas. Abajo como siempre había doncellas, las que vivían en el palacio por ser sacerdotisas vírgenes de distintas deidades. Selene las miró con repugnancia, la mera presencia de esas mujeres frente a ellas le causó un desagrado inexplicable. No quiso saber nada de ellas, y las mujeres parecieron entenderlo pues cuando llegó Selene todas se retiraron, excepto algunas que se quedaron por oficio de costumbre, lavar a Selene, lavarle el cabello, cortarse levemente para que no sufriera del infernal calor Egipcio, y también, luego, secarla, poner aceites en su cuerpo (sagrados) y vestirla.

- Hoy no deseo, que corten mi cabello… - Dijo cuando vio que se acercaban con tijeras en cuanto Selene se sumergía al agua. – Tráiganme… algo para comer… pan… deseo pan con olivas… y… carne… quiero comer carne… y granadas... por algun motivo deseo comer granadas... - Selene se sumergía en el agua… de verdad parecía de muy buen humor en ese jardín interno del palacio al cual había llegado desde su habitación.
Selene
Selene
Dama del Pecado
Dama del Pecado

Reino : Inframundo

Ataques :

[Alejandría] Habitación de Selene 335eiplAD - Espinas de la Ira (3750)*
[Alejandría] Habitación de Selene 335eiplAD - Pétalos Oscuros (3850)*
[Alejandría] Habitación de Selene 335eiplAM - Enredadera del Infierno (4350)*
AM - Cementerio Silencioso (3450)*
[Alejandría] Habitación de Selene 335eiplAM - Tumba del Silencio (4150)*
[Alejandría] Habitación de Selene 335eiplAF - Rosa Sangrienta (4350)*


Defensa :

[Alejandría] Habitación de Selene 335eipl Capullo de Rosa

Cantidad de envíos : 342

Volver arriba Ir abajo

[Alejandría] Habitación de Selene Empty Re: [Alejandría] Habitación de Selene

Mensaje por Illidan Miér Oct 27, 2010 2:40 am

La desesperación del ministro fue interrumpida por un bostezo, señales de vida, Illidan volteo rápidamente hacia atrás y pudo ver como la emperatriz se levantaba tranquilamente de su profundo malestar. Estaba sonriente, lo que demostraba que su dolor se había expirado, Se levanto algo extrañada por las rosas que había en la cama, sin duda alguna no recordaba nada de lo ocurrido, Illidan se debatía entre contarle la verdad o esconderle todo. Estaba tan feliz en ese momento que quizás la noticia de que estuvo desmayada mucho tiempo entre sombras y flores, no le haría bien.

Siguió con gran estado de salud, mientras que leía un libro que Illidan no había reconocido anteriormente, vio donde lo escondía, pero no lo iría a buscar porque no era de tocar las cosas de los demás. Illidan escucho las preguntas de la joven y por primera vez se decidió a contestar, mientras que camino hacia el centro de la habitación.


No es extraño…-Dijo mientras que se paro erguidamente ante ella, debía de contarle lo sucedido, era su deber como su protector y guardián- Usted durmió mucho tiempo, bastante. Estas rosas comenzaron a aparecer desde el momento en que usted se desmayo frente a mí y cada vez comenzaron a hacerse más negras a medida que empeoraba. Ahora que mejoro, se están yendo, al igual que mi preocupación.

Era feliz por fin de que la maldad que amenazaba Egipto se hubiese retirado. Sin embargo, algo raro ocurría en Selene, los vestidos que mas usaba y sus favoritos los destruyo. La tela de colores brillantes y vivos quedo en el piso mientras que se coloco un oscuro sombrío. Sin lugar a dudas, el espíritu de aquella armadura había cambiado cosas en ella.


-Así lo haré Selene…


Dijo respondiendo a la orden para teñir la ropa. La emperatriz avanzo hacia aquel baño, un hermoso lugar mucho mas beneficiado que el que poseía en ese momento el ministro, pero era obvio, ella era la reina de Egipto e Hija de Isis, sin dudas lo merecía. El ministro avanzo y se paro respetuosamente en una orilla, esperando por si la emperatriz quería dedicarle algunas palabras, pero por las dudas, no hablo por respeto al baño de la emperatriz.
Illidan
Illidan
Dios/a
Dios/a

Reino : Inframundo

Ataques :

[Alejandría] Habitación de Selene CosmocopiaAD - Réquiem de la Oscuridad (1650)


Defensa :

[Alejandría] Habitación de Selene Cosmocopia Esencia de la muerte

Cantidad de envíos : 105

Volver arriba Ir abajo

[Alejandría] Habitación de Selene Empty Re: [Alejandría] Habitación de Selene

Mensaje por Selene Miér Oct 27, 2010 3:34 am


Ahí sumergida en el agua, miraba el techo pensando en muchos asuntos. El primero en que pensó fue en su matrimonio… por algún motivo la idea de casarse en ese momento no le parecía tan buena como antes. Muchos eran los motivos para ello y entre más lo pensaba más le repugnaba la idea de hacerlo. Lo haría de cualquier modo, pero lo haría bajo sus propios términos en cuanto llegara el joven Gelum… el niño consentido de los herederos del emperador que según la carta de Rain ni si quiera era considerado un hombre en Roma por su edad.

- Illidan…¿Qué motivo tengo para casarme?... – Preguntó en voz alta mientras jugaba con el agua. – No ha habido batallas contra los estúpidos romanos en un mes ya… mis barcos están casi terminados, mis graneras llenas, mi oro seguro… ¿Realmente necesito un marido para lograr el gran…sueño…?

Entre más lo pensaba, más tiempo esos estúpidos romanos se habían demorado en mandar a su heredero para casarse con ella. Le había dado suficiente lapso para volver a construir lo que se había caído en Alejandría, se estaban pagando los servicios de muchos guerreros y su ejercito estaba nuevamente fortalecido, se había invertido fuertemente en protección…Había ganado lo que necesitaba sin la necesidad de casarse.

- Mi padre solía decir… piensa como una reina… no seas impulsiva… pero mi padre esta muerto. – Selene se levantó del agua y fue envuelta por toallas de algodón, miró a una de sus doncellas y dio la orden más importante que habría de dar en mucho tiempo. – Traigan mi armadura de oro… mi mejor vestimenta es lo único que me puede cubrir en este momento.

Pasaron algunos minutos en los cuales como siempre se le maquillo, peinó, aromatizó, masajeó hasta que llegaron las jóvenes y la vistieron en túnicas doradas que eran las que había portado durante su coronación como reina de Egipto. Verla en esas vestimentas realmente hacían pensar de que se trataba de la diosas Isis. No había duda alguna, Selene estaba determinada, ya no era la misma persona pensativa y analitica de antes, si quería algo, lo conseguiría sin importar el precio.

Spoiler:
[Alejandría] Habitación de Selene Liz2

- Mi cuerpo fue hecho para ser la madre de un gran rey, de un hombre que cuyo nombre haga temblar a cualquier nación… pero sólo será un gran rey, Illidan… si le doy un gran reino que gobernar. El nombre de mi hijo será venerado como la más grande de las deidades…por ello, creo que… es hora de expandir nuestros límites como regalo a mi nuevo esposo… no lo necesito a él para conquistar el mundo, solo para que me de un hijo y las llaves de Roma.

Selene se acercó a Illidan, lo miró directamente a los ojos con curiosidad mientras pasaba las yemas de los dedos sobre el pecho del general. Acercó su rostro al de él, por algún motivo ya no había la misma serenidad y tristeza en los ojos de Selene, sino una lujuria por poder, por guerra, por supremacía… avaricia de que no sólo Egipto sino que ella misma fuera una soberana de temer, incluso sobrepasando el deseo del bien común de su pueblo sobre el suyo. Sus dedos recorrieron el pecho del hombre hasta acariciar sus impecables abdominales. Acercó su rostro hasta quedar a unos centímetros de sus labios, lo suficiente como para haberlo besado incluso, una forma bastante provocadora que hizo que las damas susurraran entre ellas pues nunca habían visto a Selene tan cerca de un hombre.

- El gran sueño… tu me amas, así que me ayudaras a cumplirlo… - Murmuró mientras miraba a Illidan para luego dirigirse al resto de sus criadas caminando con rapidez por los pasillos, sin decirle a Illidan que la siguiera pero entendiéndose que lo hiciera... - Que se mande un mensaje a mis tropas, que se reúnan en las puertas de Alejandría desde todo Egipto. Encuentren a Kisame y a Hang, díganles que los espero en el acto en la tumba de Alejandro.
Selene
Selene
Dama del Pecado
Dama del Pecado

Reino : Inframundo

Ataques :

[Alejandría] Habitación de Selene 335eiplAD - Espinas de la Ira (3750)*
[Alejandría] Habitación de Selene 335eiplAD - Pétalos Oscuros (3850)*
[Alejandría] Habitación de Selene 335eiplAM - Enredadera del Infierno (4350)*
AM - Cementerio Silencioso (3450)*
[Alejandría] Habitación de Selene 335eiplAM - Tumba del Silencio (4150)*
[Alejandría] Habitación de Selene 335eiplAF - Rosa Sangrienta (4350)*


Defensa :

[Alejandría] Habitación de Selene 335eipl Capullo de Rosa

Cantidad de envíos : 342

Volver arriba Ir abajo

[Alejandría] Habitación de Selene Empty Re: [Alejandría] Habitación de Selene

Mensaje por Illidan Miér Oct 27, 2010 6:27 am

Extraña…Demasiado extraña estaba la soberana de Egipto, algo notablemente había cambiado en ella. Mientras que tomaba su baño recapacitaba cosas sobre su casamiento, que Illidan le había recomendado anteriormente, pero no había querido escuchar. Era como si aquella aura estuviera cambiando a la emperatriz, pero para bien. Porque Illidan seguia pensando que no casarse era la decisión correcta.

Luego y casi sin aviso previo mando a buscar su armadura, aquella armadura que había vestido en su coronación y la cual solo significaba que Selene tenia planeado algo grande, algo que jamás hubiera imaginado el ministro de Egipto. Mientras que tardaban en buscar la armadura, porque ni siquiera las empleadas recordaban donde estaba. A Selene se le preparo de la mejor manera, pareciera que iba a una exposición en vez de a algún lugar donde necesitara su armadura.

Era cierto, el cuerpo de la hija de Isis solo podía engendrar un rey digno. Y solo debía de ser tocado por quien tuviera el poder y el derecho para reclamar ese placer. El ministro notaba como la agresividad en el tono de la emperatriz estaba en aumento, por alguna razón, estaba mas agresiva que de costumbre. Y mas arriesgada, se acerco al cuerpo del ministro, tocando sus abdominales de manera muy provocadora. Illidan no dijo nada por respeto, pero realmente no sabia porque había cambiado tanto la personalidad de una guerrera, solo por aquella armadura. Selene jamás hubiera permitido que Illidan le tocara y era casi imposible que ella lo tocara de esa forma. Acerco cada vez mas su rostro, a tal punto que los labios del guerrero podían sentir los de la emperatriz, pero Illidan no dijo ni hizo nada, se quedo quieto y mirándola a los ojos. Sin ninguna sensación en su rostro, pues ese momento le tomaba por sorpresa. La miro directamente a los ojos y pudo ver esa crueldad nueva dentro de la emperatriz…Algo que nunca había visto en ella.

No era la misma, era totalmente distinta, Illidan no dijo una sola palabra, pero bien que querría contestarle. Pensaba que lo que dijo acerca del rey y su hijo, era totalmente verdad. La virtud de la hija de Isis no seria entregada a un romano en bandeja y mucho menos por negocios que ya no eran necesarios. La agresividad de la muchacha, mezclado con ese nuevo toque sensual que había adquirido hacían de la muchacha un arma letal, sino se la sabía llevar. Y para todo aquel que la supiera llevar también seria peligrosa, pero si por alguna ocasión un enemigo se avivaba e intentaba pasarse de la raya, aprovechando esta actitud de la emperatriz, allí estaría Illidan para cortarle la lengua y los ojos para que pague por su pecado de ver a Selene con otros ojos y que no hable al respecto.

El ministro no pronuncio nada, la siguió con paso lento, dejando que ella siempre estuviera al frente, fuera cual fuera su nueva personalidad, a Illidan le agradaba.
Illidan
Illidan
Dios/a
Dios/a

Reino : Inframundo

Ataques :

[Alejandría] Habitación de Selene CosmocopiaAD - Réquiem de la Oscuridad (1650)


Defensa :

[Alejandría] Habitación de Selene Cosmocopia Esencia de la muerte

Cantidad de envíos : 105

Volver arriba Ir abajo

[Alejandría] Habitación de Selene Empty Re: [Alejandría] Habitación de Selene

Mensaje por Selene Lun Dic 27, 2010 1:37 am

Todo ese asunto del noviasgo la tenían exhausta. Se estiró sobre su cama hundiendo su rostro entre las almohadas. ¿Dónde estaba Hades? ¿Por qué había despertado en una epoca de paz? Su dios seguía durmiendo pero su masei había sido liberada al mundo. No entendía nada de ello. Pero en ese momento Selene era más fuerte que la masei de la ira, aunque sus almas solo fueran una, podía entender perfectamente el choque entre sus deseos como la diosa Egipcia y como una de las damas de Hades. Era como estar conviviendo dos almas en una sola voluntad, lo cual siempre se hacía dificil.
Suspiró mientras cerraba los ojos entre sus almohadas. Extrañaba...si... extrañaba a Kisame. Extrañaba a Illidan. Pensaba en su hermana y dónde se encontraría la pequeña Jezzara en ese momento.

Lo mejor que podría haber hecho era alejarse de Egipto, alejarse de ella. Corría peligro en Egipto, todos corrían el peligro de que Illidan un día sintiera deseos de matarlos a todos y que así efectivamente ocurriera, que el poder del dios de la muerte les pusiera final a sus vidas. No valía la pena pensar en ello en ese momento. El cansancio la invitaba a dormir, pero simplemente no podía con tantas cosas en su mente.

Al día siguiente se casaría con Gelum y seguramente... la proxima noche esa cama la estaría compartiendo con él. Pero había algo que la agobiaba aun más y era sentir que ese hombre con el que soñaba a menudo estuviera cerca. Había evitado el pensamiento todo el día pero no se podía segir engañando... sabía que ese sujeto con el cual soñaba desde niña estaba en Egipto, en Alejandria. ¿Como? no podía explicarlo, simplemente lo sabía. Wyvern estaba cerca. Eso la asustaba.

Miró su anillo de matrimonio y se preguntó si Gelum sería efectivamente el hombre apropiado para hacer de ella una madre o no.
Selene
Selene
Dama del Pecado
Dama del Pecado

Reino : Inframundo

Ataques :

[Alejandría] Habitación de Selene 335eiplAD - Espinas de la Ira (3750)*
[Alejandría] Habitación de Selene 335eiplAD - Pétalos Oscuros (3850)*
[Alejandría] Habitación de Selene 335eiplAM - Enredadera del Infierno (4350)*
AM - Cementerio Silencioso (3450)*
[Alejandría] Habitación de Selene 335eiplAM - Tumba del Silencio (4150)*
[Alejandría] Habitación de Selene 335eiplAF - Rosa Sangrienta (4350)*


Defensa :

[Alejandría] Habitación de Selene 335eipl Capullo de Rosa

Cantidad de envíos : 342

Volver arriba Ir abajo

[Alejandría] Habitación de Selene Empty Re: [Alejandría] Habitación de Selene

Mensaje por Gelum Miér Dic 29, 2010 3:41 pm

Los pasillos del lugr se comenzaban a iluminar por antorchas en cada esquina de las habitaciones, las escalinatas llebaban hacia varios lugares, algunos perdidos e inhospitos para mi y la verdad era lo que menos me importaba por ahora, solo sentia una fuerza dentro de mi que hacia que convirtiera todos mis deseos en un solo, ver a Selene, pedir talvez alguna disculpa por el show de aquellos familiares que se despidieron de una forma tan grosera, pero no sin antes, seguir con el orgullo que aun tenia dentro de mi, y que aunque la pelea pasada hubiera sido completamente humillado, tenia una vaga esperanza de aun ser fuerte, y que en algun momento pudiera redimirme como un guerrero completo.

Camine y camine, hasta cuando vi a lo lejos unos sirvientes que parecian replegarse de un cuarto, donde se veia apenas un poco de luz creado por las velas, me acerque a estos, solo para ver que en verdad se trataba de la recamara de mi esposa, la cual se encontraba por dentro, los sirvientes se enojaron con mi presencia, puesto que aun les parecia un extraño por ahi, pero al ver que se trataba de mi, no tuvieron mas remedio que tragarse su ira, y solo abrirme el paso para que estuviera enfrente de la puerta, toque el picaporte con mis dedos, quizas no seria el momento para que ella estuviera conmigo, los recuerdos de la cena podria atormentarla, mas con la descortesia ahi emitida, pero tenia que pasar, asi que con fuerza de voluntad abri la puerta y me introduje en esta.

Selene, esposa mia, y espero que pueda llamarte asi, pero pasaba por aqui , buscandote, tratando de pedirte una disculpa por lo que Solomon y Lydia cometieron en la fiesta, no creia que mis propios familiares interrumpieran el evento, de Solomon te lo creo, pero jamas de mi prima, espero que esto no perjudique nuestra futura relacion...
Gelum
Gelum
Caballeros Dorados
Caballeros Dorados

Reino : Santuario de Athena

Ataques :

[Alejandría] Habitación de Selene 21m5578AD - Polvo de Diamantes (1500)
[Alejandría] Habitación de Selene 21m5578AD - Líneas de Muerte (1600)


Defensa :

[Alejandría] Habitación de Selene 21m5578 Pureza Cristalina

Cantidad de envíos : 212

Volver arriba Ir abajo

[Alejandría] Habitación de Selene Empty Re: [Alejandría] Habitación de Selene

Mensaje por Selene Miér Dic 29, 2010 8:24 pm

Aun miraba su anillo de estomago contra la cama, hundida entre las almohadas dejaba que el peso del día se escabullera de sus hombros cansados, cuando de pronto un sonido la sacó de su estado de ensimismamiento. Era la voz de Gelum que interrumpía en su habitación. Se sentó rápidamente sorprendida de que aquel joven hubiese tenido el atrevimiento de entrar a su habitación así como así.

- No soy tu esposa. – Respondió arrugando el ceño y mirándolo molesta, para luego suavizarlo, sintiendo algo de lástima por él, pues debió haber tomado mucho coraje entrar a su habitación para hablarle. - … Aun... Aun no soy tu esposa. – Se corrigió aun sentada pero acomodándose, pues se daba cuenta que el joven la veía sin joyas ni peluca, algo que le incomodaba levemente. Debía dar siempre la imagen de la diosa egipcia que era, imponer respeto y temor con su sola presencia.

Se sacudió un poco tratando de alisar las arrugas de la tela sobre su piel, mostrarse lo mejor posible que podía ante el hombre con quien se iba a casar. Mirarlo ahí parado la hacía pensar en la realidad. En horas ellos estarían casados, sería su esposo, el padre de sus futuros hijos… un chico que esa misma tarde la había atacado por la espalda. ¿Podía realmente confiar en él? Suspiró. Después de todo, era solo un muchacho, ¿Qué riesgo podía ocasionarle una hormiga a una flor?

- Descuida.
– Respondió cuando el joven dejó de hablar. - A pesar de que debí haber pedido sus cabezas por la insolencia que cometieron, los perdoné para no opacar nuestras nupcias.

Dejó caer sus tobillos al piso y se puso de pie lentamente, peinándose el cabello desordenado con los dedos mientras seguía hablándole.

- Creo que tanto tú como yo tenemos familiares… indeseados. – Sonrió después de dicho comentario. El joven debía saber sobre los problemas entre ella y Diva y al mismo tiempo, ella sabía los problemas que había entre los herederos del emperador. – Al menos Diva esta a un mar de distancia y nunca tendré que ver su asquerosa cara nuevamente. La tuya la seguiremos viendo el resto de tu vida.

Selene permaneció parada, observando a Gelum con sus ojos fríos, de aquel hermoso violeta que contrastaba con tanta delicadeza con su piel pálida. El silencio reinaba, no se escuchaba nada pues estaban en la habitación de Selene, un lugar al cual nadie podía entrar.


- ¿Hay algo más? De lo contrario deberías volver a tus aposentos, pensé que en tu cultura era mala suerte ver a la novia antes de la boda.

Se cubrió los hombros con un chal esperando la respuesta de Gelum. La verdad... no entendía que hacía ahí el joven.
Selene
Selene
Dama del Pecado
Dama del Pecado

Reino : Inframundo

Ataques :

[Alejandría] Habitación de Selene 335eiplAD - Espinas de la Ira (3750)*
[Alejandría] Habitación de Selene 335eiplAD - Pétalos Oscuros (3850)*
[Alejandría] Habitación de Selene 335eiplAM - Enredadera del Infierno (4350)*
AM - Cementerio Silencioso (3450)*
[Alejandría] Habitación de Selene 335eiplAM - Tumba del Silencio (4150)*
[Alejandría] Habitación de Selene 335eiplAF - Rosa Sangrienta (4350)*


Defensa :

[Alejandría] Habitación de Selene 335eipl Capullo de Rosa

Cantidad de envíos : 342

Volver arriba Ir abajo

[Alejandría] Habitación de Selene Empty Re: [Alejandría] Habitación de Selene

Mensaje por Gelum Jue Dic 30, 2010 11:26 pm

Vamos Selene, creo que se pueden romper algunas reglas mientras estemos a solas, o al menos que me quieras delatar, pero solo queria decirte que no me importa como te mires, no hace falta que halla secretos entre nosotros, y creo que empiezo a quererte selene, es verdad, puede que pienses que solo es una hipocrecia de mi parte, pero desde aquella pelea,... respire, no habia sido completamente una pelea solo una golpiza por mi parte... bueno, de aquel ataque por mi parte hacia tu persona, hizo que comenzara a respetarte como la reina de Egipto, y pues que creo que la relacion funciona con mejor confianza, quisiera ponerme a tus ordenes, no solo por el simple hecho que sea tu esposo, si no porque tengo una segera confianza de que pueda convertirme por lo menos en un ser que tu igual quieras, no pido mas de lo que tu me das, pero solo eso era, y gracias por tu misericordia ante mis familiares que no se merecen tanta bondad.

Camine un poco hacia la puerta cuando de reojo pude ver como ella se comenzaba a arreglar, en verdad durante este pequeño lapso no la habia visto asi al natural, sin tantas pinturas que opacaran su belleza, asi que di la media vuelta y antes de que ella lo notara, estaba ya a solo unos centimetros de ella, frente a frente, tuve el atrevimiento de rozar sus manos con las mias, suavemente, para en un solo movimiento llevar mis dedos hacia su barbilla, para solo acariciarle momentaneamente.

Tu cuidas tu vestido yo te quiero asi,asi como te levantas no tienes que cubrir de cremas a tu piel no, tu asi me encantas, me gusta que seas vanidosa pero mas me gusta soñarte mi esposa y es verdad que con el maquillaje te miras divina no puedo negarme, pero creo que tu belleza es mas notoria sin tanta pintura, pero perdona mi atevimiento pero es verdad.- Era verdad, todo estaba comenzando a salirse de control por instantes, no sabia cual seria su respuesta, solo se que podria estar muerto o mutilado despues de esa provocacion.
Gelum
Gelum
Caballeros Dorados
Caballeros Dorados

Reino : Santuario de Athena

Ataques :

[Alejandría] Habitación de Selene 21m5578AD - Polvo de Diamantes (1500)
[Alejandría] Habitación de Selene 21m5578AD - Líneas de Muerte (1600)


Defensa :

[Alejandría] Habitación de Selene 21m5578 Pureza Cristalina

Cantidad de envíos : 212

Volver arriba Ir abajo

[Alejandría] Habitación de Selene Empty Re: [Alejandría] Habitación de Selene

Mensaje por Selene Vie Dic 31, 2010 2:09 pm

Selene escuchaba las palabras de Gelum mirandolo siempre a los ojos con un tanto de indiferencia. En su mente toda esa palabrería era una muestra de un romano más, uno de esos sujetos que lo único que sabían hacer era engatuzar con palabras bonitas a las mujeres que pretendían y al menos, Selene sabía que ella no era el tipo de mujer que se podría seducir con palabras sino con hechos. ¿Era Gelum o no un hombre al cual podría alguna vez mirar como su igual en orgullo y fuerza? ... Hasta ese entonces al menos la respuesta era negativa. Enfrentarse a sus familiares había sido el comienzo, pero con eso no se acercaba ni de cerca a llamar la atención romantica de Selene, que veía a ese sujeto como un invitado en su hogar con el cual podría conseguir alguno de sus deseos, pero no como ese compañero por toda la eternidad. El motivo de eso, era simplemente que no lo amaba, y por lo que el joven mostraba, al menos hasta ese momento, dudaba que alguna vez lograra de verdad capturar su atención.

Cuando la palabrería había acabo, Gelum se prestaba a retirarse de la presencia de Selene. La joven suspiró algo aliviada pues sabía que nada bueno podría salir de la visita de un hombre a las recamaras de una mujer en medio de la noche. Pero se había distraido tan solo un instante cuando de pronto lo tenía frente a ella sujetando sus manos e intentando acariciar su rostro. Selene reaccionó por instinto retirando sus manos con rapidez y moviendo su rostro hacia atras, mientras que con la palma de su mano le daba una cachetada a Gelum, para luego aprovechar el impulso y volver a golpearlo con el dorso de ésta, dandole dos golpes en las mejillas, uno atras del otro con rapidez. Lo miró muy molesta, demasiado, pues para ella su cuerpo era un templo... un templo que un sujeto como él no podía gozar a menos que fuera invitado a ello.

- Típico de ustedes, tomar lo que aun no es suyo cuando se les presenta la ocasión. - Dijo con desprecio y molestia en sus ojos. - No te esta permitido tocarme a menos que yo lo concienta. Y segun nuestro tratado eso ocurrirá una vez por mes...¿No? Así que no me vuelvas a tocar.

Escuchaba las palabras poeticas del joven que alababa su belleza y enunciaba lo que sentía por ella. Puso una cara de repugnancia mientras lo escuchaba hablar que no podría haber disimulado aunque lo quisiese pues con cada palabra más despertaba el rechazo que sentía hacia los romanos, hacia Gelum, hacia sentimientos tan vulgares como el amor...
Si Gelum hubiese conocido mejor a Selene hubiese sabido que la indiferencia, la altaneria y el orgullo eran los afrodisiacos de esa mujer, no la cercania y el aprecio.

- Yo que me he rodeado de filosofos y poetas toda la vida en la biblioteca de Alejandria... ¿Crees que palabras tan simples lograrían seducirme si quiera? Pareces un poeta muerto de hambre haciendo una oda a lo inalcanzable.


Selene estaba furiosa por tener que escucharlo hablar así. Ella no era una mujer que se pudiera conquistar con palabras cursis que seguramente ese joven venía practicando toda su vida. Por el contrario, era cmo un animal salvaje que se debía domesticar y acercar lentamente y con cuidado, por que en cualquier momento podría acercarse y acabar con la vida de quien la pretende como dueño.

- Retírate de mi cuarto Gelum. No vuelvas a molestarte en entrar aquí a menos que te permita la visita mensual... te desprecio, todo en ti me produce asco a la vista. ¿Escuchaste? ¡Te detesto! No gastes energía en intentar enamorarte de mi pues tu vida se volverá un infierno en mis manos...
Selene
Selene
Dama del Pecado
Dama del Pecado

Reino : Inframundo

Ataques :

[Alejandría] Habitación de Selene 335eiplAD - Espinas de la Ira (3750)*
[Alejandría] Habitación de Selene 335eiplAD - Pétalos Oscuros (3850)*
[Alejandría] Habitación de Selene 335eiplAM - Enredadera del Infierno (4350)*
AM - Cementerio Silencioso (3450)*
[Alejandría] Habitación de Selene 335eiplAM - Tumba del Silencio (4150)*
[Alejandría] Habitación de Selene 335eiplAF - Rosa Sangrienta (4350)*


Defensa :

[Alejandría] Habitación de Selene 335eipl Capullo de Rosa

Cantidad de envíos : 342

Volver arriba Ir abajo

[Alejandría] Habitación de Selene Empty Re: [Alejandría] Habitación de Selene

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.