Saint Seiya Ancient Chronicles
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

User del Mes

Mapycozo
El gran ilusionista

¡Prepárense para vivir las vacaciones en la playa!
Próximamente...

Temas Importantes


Camino a Tarraconense - Página 2 Widget14
Últimos temas
» Magical Hope {Afiliación élite}
Camino a Tarraconense - Página 2 EmptyMiér Jul 17, 2019 2:41 am por Invitado

» Hantā no Odessei {Afiliación Elite}
Camino a Tarraconense - Página 2 EmptyMar Jul 16, 2019 9:20 pm por Invitado

» Busquedas de Rol
Camino a Tarraconense - Página 2 EmptyLun Jul 08, 2019 7:11 pm por MapyCozo

» Ficha de Entrenamiento de Alderion De tauro
Camino a Tarraconense - Página 2 EmptyJue Jul 04, 2019 12:31 pm por Alderion

» Ficha de entrenamiento de Virgil Juez de Griffo
Camino a Tarraconense - Página 2 EmptyMiér Jul 03, 2019 1:23 pm por Sasha

» Petición Caballeros de Athena
Camino a Tarraconense - Página 2 EmptyMiér Jul 03, 2019 1:16 pm por Sasha

» [Reino de Poseidón - Alta] La Manzana Dorada
Camino a Tarraconense - Página 2 EmptyDom Jun 30, 2019 10:24 pm por Boreas

» Petición Espectros de Hades
Camino a Tarraconense - Página 2 EmptyVie Jun 28, 2019 11:11 pm por Sasha

Ganador de la 1º Era

AFILIADOS ELITE
_________

Harry Potter Avada Kedavra
Saint Seiya Eternal Spirit
boton 150x60
Infinity: We Can Be Heroes
Boku No Hero: Academia

One Piece: Ascension

Fire and Blood

La Leyenda de Shenlong

World Of Shadows

Descendants Ouat

Oddisey RPG

Eras del Mundo
Deathless Love +18

Magical Hope
Magical Hope
Damned Worlds
Vit Astrale
Digital Pocket

La cancion de Eventyr
Ilvermorny School

Fate/Requiem

Fate/Light of Extinction

Nine Beast, One Symbol
Neoarghia +18
Little Fears
Little Fears

Camino a Tarraconense

2 participantes

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ir abajo

Camino a Tarraconense - Página 2 Empty Camino a Tarraconense

Mensaje por Lestat Vie Abr 01, 2011 9:52 pm

Recuerdo del primer mensaje :

Las horas transcurrían y el viento se estaba haciendo más frio en aquel sendero. La noche estaba en su mayor apogeo por lo que el general reducía que por entre las doces de la noche y una de la madrugaba iba transcurriendo el tiempo. Los caballos estaban ya cansados por tan mezquino manejo por parte del jinete y las inclemencias del tiempo como el destrozado camino. Por lo que sin tanto pensarlo el rubio exiliado decidió detener el carruaje y así alzar una pequeña tienda de campaña para que su dama durmiera tranquilamente mientras el trasnochara haciendo guardia.

Bajando de la carreta Lestat se dirigía a la parte de atrás de aquel cajón para así sacar una lona y comenzar a alzar la tienda. Cuando éste termino se dirigió a la puerta y la abrió cargando a Larissa y diciéndole con mesura:


Te dejaría dormir en el carruaje mí amor pero es demasiado estrecha y dormirías un poco incomoda, además es demasiado peso que carga sólo dos caballos, así que dormirás en la tienda hay suficientes cobijas para que no pases frio, el fuego ya esta establecido ¿Tienes hambre?…

Dicho eso la bajó de entre sus brazos para así caminar lentamente a la fogata y sentarse… su postura curva lo decía todo: Lestat estaba derrumbado con aquello que pasaba tan rápido… observando el fuego el general suspiró largo y tendido para tan sólo decir:

-Ven acá Larissa no quiero que cojas un resfriado por mi culpa… ya mal me siento por arribarte a esta situación y más culpa me volvería loco. Además necesito de tus caricias estoy un poco bajado de animo, por favor amor ven… si quieres y me perdonas de todo esto… al fin de cuentas es culpa mía.

Dicho eso Lestat se llevó la diestra a la cabeza y comenzó a repasar sus dedos sobre su cabello mientras que la izquierda jugaba entre el mango de su espada… los ojos de aquel general mostraban un frustración tan grande, mas sin embargo se mantenía en recato para no alterar los sentimientos de su prometida.
Lestat
Lestat

Reino : Olimpo
Templo de la Guerra

Ataques :

Camino a Tarraconense - Página 2 Vrt5a9AD - Lingua infernum (1350)


Defensa : Camino a Tarraconense - Página 2 Vrt5a9 Mirror Ignis
Cantidad de envíos : 126

Volver arriba Ir abajo


Camino a Tarraconense - Página 2 Empty Re: Camino a Tarraconense

Mensaje por Larissa Miér Jun 22, 2011 6:45 pm

Spoiler:



Larissa no dejaba de moverse sintiendo las penetraciones de su marido, estaba más que complacida y deseaba que ese hombre la tuviera de esa manera por bastante tiempo. No había gozo que se le comparase al que estaba sintiendo en ese acto de lujuria donde el deseo era lo que primaba en su totalidad. Aquella danza desconcertante de la que estaba siendo presa Larissa, no dejaba que pensara con claridad hacerca del tiempo que tenían ahí o sobre lo que harían después de eso ya que Lestat había dejado su nación. Nada estaba escrito, nada sabían pero tampoco estaba tan deseosa de saber, porque sabía que para eso ya tendría tiempo.


Con la misma actitud atrevida de antes, el general exiliado tomó las caderas la mujer y la atrajo más a su cuerpo haciendo que su miembro erecto y palpitante se adentrara más haciendo que una serie de
corrientazos eléctricos recorrieran todo el cuerpo de la mujer y llenaran su sangre de endorfinas por completo. NO sabía cuánto tiempo iba a estar en aquel acto, sólo sabía que en cuando terminara extrañaría mucho el realizarlo, pero ya tenía que saber que no había manera de que sus deberes pendientes les permitieran hacer esto todos los días.

-Lestat... Me fascinas no te detengas quiero que dure un poco más... Quiero que no me permitas olvidar nunca todo esto... Te quiero.- Varios gemidos salieron de los labios del joven soldado que acompañaron a los de la mujer de cabellos castaños quien se delitaba con la forma en la que el antiguo soldado se manejaba con el cuerpo de esa mujer que tenía para poseer, su goce era tan grande que apenas si podía hablar y lo que decía era una serie de palabras inconclusas que ella justificaba por el placer que ella le estaba dando. Una corriente eléctrica más fuerte que antes le indicaba que ya estaba a punto de llegar su último orgasmo que terminaría por agotarla casi por completo y concluiría el acto en sí, por lo que Larissa se movió más rápido y luego de varios minutos se detuvo exhalando un grito de placer mientras cerraba los ojos jadeando con lentitud.
Larissa
Larissa
Berseker de Ares
Berseker de Ares

Reino : Olimpo
Templo de la Guerra

Ataques :

Camino a Tarraconense - Página 2 10z61isAD - Anima sola (1650)


Defensa :

Camino a Tarraconense - Página 2 10z61is Canzone d'amore nuovo

Cantidad de envíos : 123

Volver arriba Ir abajo

Camino a Tarraconense - Página 2 Empty Re: Camino a Tarraconense

Mensaje por Lestat Sáb Jun 25, 2011 6:01 pm

Spoiler:
Lestat cerrando los ojos contraía su cuerpo hacia el frente, encorvando su espalda, mientras tomaba los hombros de Larissa, aquella que se movía tan rápido que no podía evitar que aquel gimiera estridentemente de placer. Su orgasmo llegaba tan fuerte con aquella danza de cadera abrupta que hacía la dama desnuda. Lestat agitado dejaba de penetrar en la vagina lubricada de dicha mujer, mientras sentía como su cuerpo temblaba y sus órganos se contraían. Aquel con lentitud comenzaba a besar los senos e Larisa mientras se posaba a un lado recostado en el asiento del carruaje.

Con lentitud descendió sus manso hasta llegar al muslo derecho de la bersekerd para así con suavidad masajearlo mientras que sus labios jugaban con los pezones erectos de aquella que lo hacía gritar enloquecido cada vez que se desnudaban y hacían aquel acto tan lujurioso, aquello que Lestat extrañaría cuando se fuera a servir al cien por ciento a su señor Ares.

Agitado y con su respiración jadeante Lestat tomaba las caderas de su señora y ama, Larissa, para simplemente cargarla y así ponerla sobre de él y su cuerpo húmedo y desnudo, ascendiendo su manos jugando con su silueta y piel agitada, el caballero llegaba hasta sus mejillas para así tomarlas con ternura y alzar el rostro de su prometida, sonriéndole y suspirando aquel le robaba un beso sutil, de aquello que apenas y rosaban las comisuras labiales pero que aun así podía penetrar su lengua en su boca, moviendo su rostro en forma circular mientras soltaba unos ligeros suspiros que remarcaban el tomar del aire para respirar, el joven romano rubio se separaba de aquella sensual boca para así, abrazarla con fuerza y susurrarle al oído:

-Ahsmm… ohhmm… como me encantas de esta manera mi amor, de todas, pero esta es la que más me gusta de ti… Larisa mi señora y dueña de este cuerpo, te amo y juro que seré yo quien te proteja de todos y todo lo malo… mi vida, como quisiera que esta noche no acabara, pero tu cuerpo debe de reposar, descansa mi amor, no quiero quitarte el aliento en una sola noche… y habrá más en la eternidad… Te amo Larissa, y como quisiera decir mis votos a mi señora… ¿Sería correcto que lo digiera ahora?


Dicho eso el caballero ladeó su cuerpo levando su brazo derecho al suelo del carruaje, palpando el aterciopelado suelo para así encontrar los anillos de compromiso con las yemas de sus dedos, tomándolos y formando su puño el caballero de nueva cuenta dijo:

-¿Aun los quieres usar mi amor? Mi mujer hermosa…
Lestat
Lestat

Reino : Olimpo
Templo de la Guerra

Ataques :

Camino a Tarraconense - Página 2 Vrt5a9AD - Lingua infernum (1350)


Defensa : Camino a Tarraconense - Página 2 Vrt5a9 Mirror Ignis
Cantidad de envíos : 126

Volver arriba Ir abajo

Camino a Tarraconense - Página 2 Empty Re: Camino a Tarraconense

Mensaje por Larissa Miér Jun 29, 2011 12:33 pm

Varios suspiros se escucharon en el carruaje por parte de Larissa.Ya todo aquello que estuvieron llevando a cabo se terminó de la manera más placentera, ahora ella estaba cansada pero feliz de haber realizado aquello con su amante y esposo, puesto lo amaba tanto que quería tener ese recuerdo para cuando fueran a servir por completo a su deidad; ahora que ya había cumplido con su deber de esposa, la joven guerrera podía dedicarse a buscar la armadura que le pertenecía y así presentarse ante su señor, dado que el ya había despertado y seguro trataría de llevar a cabo otro de sus planes para tratar de tumbar a Athena del dominio del mundo, cosa que le gustaba bastante.

Un beso tierno y casi débil fue depositado en los labios de la joven de cabellos castaños, quien sonrió mientras observaba a su esposo recostarse en un lado del asiento de terciopelo. Estaba cansado podía verlo en su rostro, pero no iba a decírselo nunca. Era bastante orgulloso. Por ella hubiese sido mejor dejarlo dormir, pero como sólo tenían ese día de libertad, y esa noche era su último momento a solas, prefirió disfrutar con el de su cuerpo y compañía.

-Por supuesto que deseo usar esos anillos mi querido esposo. Quiero llevar el mío todos los días de mi vida, así como quiero que tú lleves el tuyo, porque ese es el símbolo de nuestro amor.


Con una sonrisa, la joven puso su mano encima del puño de su general exiliado y mirándolo con infinita ternura le dio otro beso en los labios para luego depositarle otro en la frente. Estaba enamorada de ese hombre y se alegraba de todo lo que había pasado porque esa noche habían unido su destino para siempre. Ya el asunto del general Talos y toda injusticia de antes habían pasado a un plano superficial. Nada de eso er importante.

-Claro que quiero hacer nuestros votos en este lugar... Mi amado general.
Larissa
Larissa
Berseker de Ares
Berseker de Ares

Reino : Olimpo
Templo de la Guerra

Ataques :

Camino a Tarraconense - Página 2 10z61isAD - Anima sola (1650)


Defensa :

Camino a Tarraconense - Página 2 10z61is Canzone d'amore nuovo

Cantidad de envíos : 123

Volver arriba Ir abajo

Camino a Tarraconense - Página 2 Empty Re: Camino a Tarraconense

Mensaje por Lestat Miér Jun 29, 2011 1:50 pm

Lestat simplemente sonrió al escuchar aquellas dulces frases por parte de su señora, quien después de manera dulce besaba tanto sus labios como su frente, generando en él un suspiro de alivio y un sonrojo de pena. El general exiliado escuchaba el permiso de su dama, para que de inmediato éste se sentara y asimismo tomara a Larisa ente sus brazos, sentándola sobre sus piernas desnudas, para luego tomar su mano izquierda, la cual la llevaba directo a sus labios, pues de estos salió su lengua comenzando a rozar sutilmente el anillo de plata que mostraba el noviazgo romano.

Después de varios segundos de silencio el general romano atrapaba entre su boca el dedo anular de Larissa para así con sus dientes quitar aquella argolla de plata que ya no servía para nada, sacando su dedo y dejando un delgado hilo de saliva, Lestat de inmediato ladeaba su rostro hacia la izquierda escupiendo a unos cuantos centímetros lo que le había quitado a su prometida. Suspirando y sonriendo el general alzaba su rostro, clavando la mirada en la de aquella, para así tan sólo decir:

-Larissa, estoy nervioso, y pues nunca practique para esto, por lo tanto espero que no te confunda mis votos, pero una cosa te digo, son sinceras mis palabras y sentimientos hacia a ti… de verdad eres una mujer perfecta ante mi vista, una dama que siempre amare, no importa que exista inconvenientes o que algo nos divida… el latir de mi corazón es porque te veo, el calor de mi cuerpo es porque te siento, aunque llegues a estar tan lejos de mí… Tus labios son para mí como almohadillas, de las más finas que reconfortan mi tensión, tu saliva el vino de toda una vida, lo único que probare para sobrevivir… Eres mi universo muñeca y te juro que te seré fiel eternamente…

Dicho eso, Lestat besó suavemente a su dama en las mejillas para que de inmediato depositara uno de los anillos de oro en la palma diestra de aquella, mientras seguía sosteniendo la zurda. El caballero estaba más que nervioso, pero sabía que todo aquello pasaría, que no debería ser débil ante su dama, por lo que tenía de una vez por todas terminar con eso, pues el deber con su Dios le iba a acortar demasiado tiempo para estar con su anhelo diario, es decir con Larissa.

--Estas palabras que digo ahora mismo, en la intimidad contigo… son sólo para ti, a nadie más le he dicho tal cosa, es porque en ti encontré el amor verdadero y no lo quiero dejar ir. Soy orgulloso y testarudo eso es más que claro, pero nunca infiel y mentiroso. Esto no son votos en verdad, son confesiones, una crónica tal vez, una ley eterna… tal vez sean palabras simples, o tal vez confusas, pero sinceras y llenas de un sentimiento… sólo uno, que tendré por siempre y para siempre hacia tu persona mi querida Larissa.…

El general romano pausó su dialogo para así tomar un poco de aire y continuar, sino antes por fin ocupar el anillo de oro como debería de ser. Colocándolo en el dedo anular, el caballero besó sus dedos y con fuerza tomó su mano y alzó de nueva cuenta la mirada clavándola a la de su dama, para así por fin decir sus votos:

-Yo Lestat, ex general de la legión terciaba de la gloriosa Roma, ahora Infernatil, uno de los bersecker de Ares, aún no concretado como tal, te tomo a ti… Larissa una ciudadana más de Roma, una mujer que conocí tras un pequeño tropezón, pero que de aquella acción pequeña se formo un gran amor y admiración, te tomo solamente a ti mi querida Annihilon, con la promesa eterna de amarte y respetarte, de pedirte el permiso y el derecho de ser aquel que haga de tus días una poesía, que sea el hombre que te satisfaga en todo sentido, no nada más en la carne pues eso es efímero, quiero ser aquel que robe por una larga eternidad tu atención. Al otorgarme tú eso, te juro que lo agradecerá de la mejor manera que se, siéndote fiel y amándote como se debe, no lo haré por obligación al voto… lo haré por agradecimiento a esta hermosa oportunidad, una que casi nunca se da, no de esta forma. Yo Lestat, juro protegerte y amarte de todas las maneras que se puedan, entrego mi cuerpo, alma y corazón a tu merced, eres mi dueña por siempre y nunca refutare a la forma en que me rijas, te dejo todo a ti, todo… Larissa, sólo puedo decir que estoy demasiado agradecido de haberte conocido, y más por darme esta oportunidad… te amo, mi hermosa dama, te amo y esto nunca cambiara, cada suspiro y latir son por que te pienso, son por que te siento… te amo mujer maravillosa y te juro que tus días conmigo serán de plena felicidad, de no hacerlo, decírmelo, pues te juro que cambiare cuanta veces sean necesarias hasta verte feliz… es mi deber como marido… es mi deber eterno… simplemente, te amo mujer.

Lestat
Lestat

Reino : Olimpo
Templo de la Guerra

Ataques :

Camino a Tarraconense - Página 2 Vrt5a9AD - Lingua infernum (1350)


Defensa : Camino a Tarraconense - Página 2 Vrt5a9 Mirror Ignis
Cantidad de envíos : 126

Volver arriba Ir abajo

Camino a Tarraconense - Página 2 Empty Re: Camino a Tarraconense

Mensaje por Larissa Vie Jul 01, 2011 10:51 pm



La joven mujer de cabellos castaños observó cada una de las cosas que hizo su querido y amado prometido. No podía dejar de mirarlo, le quería demasiado, quería tenerlo toda la vida junto a ella. Con todo el amor del mundo el soldado exiliado la tomó a Larissa en sus brazos, sentándola sobre sus piernas desnudas, esto hizo que ella se sintiera más emocionada que antes, luego el hombre de cabellos castaños tomó la mano izquierda de la joven, y la llevó directo a sus labios, y con la punta de su lengua y comenzó a rozar sutilmente el anillo de plata que mostraba el noviazgo romano, ese anillo que antes le había dato tanta felicidad cuando la recibió.

Pasados varios segundos del silencio que ambos compartían, el general atrapó entre su boca el dedo anular de Larissa y con sus dientes empezó a quitar aquella argolla de plata que estaba en su dedo y dejando un delgado hilo de saliva, provocando que el rostro de Larissa se contrajera de gusto.

Lestat de inmediato ladeó su rostro hacia la izquierda escupiendo a pocos centímetros lo que le había quitado a su prometida. Con un suspiro el dijo muchas cosas que hizo que la mujer se sintiera feliz y totalmente amada.

-Yo también estoy nerviosa, igual te aseguro que esperaba otro momento y otra forma de hacer las cosas, pero después de lo de hoy tengo que decir la mejor forma es exactamente la que puedo compartir contigo. No puedo negar lo mucho que te amo y lo feliz que me siento a tu lado. Tus labios han sido para mí lo más dulce que he probado. Me gusta mucho saber que tengo algo muy lindo esperando por mí, pero la verdad es que no me gusta si quiera pensar en la idea de que estés lejos de mí. Tus ojos son para mí como dos faroles que iluminan mi camino oscuro, tengo que admitir que me reconfortan y me hacen sentir bien… Eres también mi universo y juro que te seré fiel eternamente…

Una sonrisa se esbozó en los labios de la joven mujer de cabellos castaños cuando esta recibió el anillo dorado, estaba tan feliz que lo único que podía compensar su alegría y aumentarla más era el poder usar el vestido blanco que tanto deseaba ponerse.

- Yo, Larissa, berseker de Ares y cuidadana de la infame Roma, te tomo como esposo el día de hoy para amarte y respetarte todos los días de tu vida hasta que la muerte nos separe. Yo, Larrissa juro amarte con todas las fuerzas de mi corazón. Te entrego mi cuerpo, alma eres mi dueño enterno no seré capaz de dejar de amarte nunca. Aún estando separada de tí mi corazón y mi cada célula de mi piel estará deseoso de sentirte otra vez a mi lado. El día de hoy me convierto en tu esposa toda la vida.
Larissa
Larissa
Berseker de Ares
Berseker de Ares

Reino : Olimpo
Templo de la Guerra

Ataques :

Camino a Tarraconense - Página 2 10z61isAD - Anima sola (1650)


Defensa :

Camino a Tarraconense - Página 2 10z61is Canzone d'amore nuovo

Cantidad de envíos : 123

Volver arriba Ir abajo

Camino a Tarraconense - Página 2 Empty Re: Camino a Tarraconense

Mensaje por Lestat Sáb Jul 02, 2011 1:14 pm

-No, no serás mi esposa toda una vida… sino por toda la eternidad mi niña. Gracias Larissa, te juro que todo será diferente de ahora en adelante, mi querida esposa…te amo.

Musitó el general exiliado tras las palabras de aquella que por fin, después de tantos inconvenientes se casaban, no de la forma que él o ella hubieran gustado en realidad, pero por fin terminaban siendo marido y mujer. El joven de cabellos rubios suspiró y formando una media sonrisa se quedó en silencio observando el rostro de Larissa. Alzando su mano derecha y acariciando la mejilla de ésta, ladeó su rostro y así lentamente se acercó.

Su respiración aún agitada se podía escuchar claramente en aquel carruaje. Sus labios pedían a grito ser una vez más refrescados y embriagados por la saliva y aliento de su dama desnuda, por lo que si pedir permiso en esa ocasión, el general se aproximó lentamente al rostro de Larissa tomando sutilmente sus mejillas. Lestat antes de reclamar un beso más de aquella dama dijo:

-Y ahora te puedo dar el primer beso como esposo… así que, sólo abre tu boca amor… ábrela por favor y deja el resto a mí… que juro que será hermoso y difícil de olvidar.

Dicho eso el caballero con ambos pulgares comenzó a dibujar las comisuras labiales de aquella que era su esposa, para así echar su tórax hacia el frente, rosando su cuerpo desnudo con el de ella y sin tanto que pensar, el joven guerrero de rubia caballera inició aquel beso. Mordisqueando con sus labios los de Larissa, haciendo que su lengua inspeccionara su cavidad bocal, descendiendo su diestra hasta el cuello de aquella, mientras que la zurda osaba escudillar con apenas las yemas de los dedos la parte baja de su seno.

Suspiros salían de aquel, mostrando que tan ansioso estaba por todo aquello. Su cuerpo de nueva cuenta comenzaba a tomar una apenas notoria danza serpentina en sus piernas y espalda, con el propósito de chocar su cuerpo con el de su esposa. Lestat lentamente surcaba a Larissa entre sus brazos sin detener aquel beso, para así levantarse del carruaje, cargarla y simplemente girar, recostándola en el asiento de aquel lugar estrecho, quedando él en medio de sus piernas, tomando sus caderas y besándola con descontrolada pasión, para que tras un ultimo suspiro que absorbía aire para así no morir ahogado, se separara de aquellos casados labios y sonriendo musitó:

--Te amo…


Dicho eso el caballero simplemente recostó su cabeza sobre los bien torneados senos de su esposa para así escuchar su latir de corazón, esperando respuestas y reacciones por parte de aquella exuberante y bella mujer que tanto amaba el muchacho exiliado.
Lestat
Lestat

Reino : Olimpo
Templo de la Guerra

Ataques :

Camino a Tarraconense - Página 2 Vrt5a9AD - Lingua infernum (1350)


Defensa : Camino a Tarraconense - Página 2 Vrt5a9 Mirror Ignis
Cantidad de envíos : 126

Volver arriba Ir abajo

Camino a Tarraconense - Página 2 Empty Re: Camino a Tarraconense

Mensaje por Larissa Jue Jul 07, 2011 5:06 pm

Larissa ya había logrado su cometido. Había logrado que aquellas palabras de amor que su prometido tenía para ella, fuesen expresadas de tal modo que ahora se convirtieron en votos irrompibles. No sólo Lestat había hecho feliz a alguien ese día, sino tambíen Larissa, quien había dicho sus votos, no de la manera tan romántica en la que lo había hecho su prometido, pero sí de la forma perfecta que dejaba ver de ella todo el amor que tenía para él. Los besos de su esposo una vez más se hicieron presentes, haciendo que la joven de cabellos castaños se envoviese otra vez en un laberinto de amor y pasión que fue demostrado por una serie de suspiros y jadeos que no terminaron hasta que el beso hubo concluído al final, una vez que esto pasó, la mujer empezó a decir:

-Yo también me siento feliz de poder darte el beso como mi esposo, no hay mejor alegría para mí, que el poder tener este anillo en mi dedo, te prometo llevarlo hasta el día de mi muerte.- La mujer dio otro beso a su amado y luego se dejó recostar en el asiento del carruaje teniendo a su esposo recostado sobre su pecho mientras le acariciaba los cabellos. Lo quería bastante, pero el llamado del deber le estaba diciendo que ya era más que suficiente y que tenía que irse a buscar algo importante para servir a su deidad, puesto que aunque no lo demostrara como tenía que ser, la mujer de ojos café sabía que tenía una misión muy importante y vivía mucho para servir a su superior y no decepcionarlo, aunque por la tardanza eso ya estaría pasando sin que ella lo pudiese evitar.


-Yo también te amo tanto Lestat. Te quiero para siempre a mi lado, luchemos juntos todos los días mi querido esposo, puesto que yo no puedo ser feliz si tú no estás a mi lado. Una cosa es que yo cumpla mi deber por sobre todas las cosas, y otra cosa es que te ame y haga cosas por tí no por obligación, sino por todo lo que te amo.
Larissa
Larissa
Berseker de Ares
Berseker de Ares

Reino : Olimpo
Templo de la Guerra

Ataques :

Camino a Tarraconense - Página 2 10z61isAD - Anima sola (1650)


Defensa :

Camino a Tarraconense - Página 2 10z61is Canzone d'amore nuovo

Cantidad de envíos : 123

Volver arriba Ir abajo

Camino a Tarraconense - Página 2 Empty Re: Camino a Tarraconense

Mensaje por Lestat Sáb Jul 09, 2011 11:08 am

Lestat en total silencio escuchaba las palabras de su esposa. Su mirada mostraba seriedad absoluta, simplemente fijando sus ojos a un costado, observando sin siquiera parpadear el asiento aterciopelado del carruaje. Las palabras de Larissa hacías que entrara en conciencia Infernatil y que empezara a formarse ideas como el que ya había pasado mucho tiempo en total diversión con su esposa y que tenían que retomar sus deberes como un servidor más en el ejército de Ares.

Por lo que relamiendo sus labios y suspirando, el joven se levantó de la comodidad de los pechos de Larissa para así sonreírle y suavemente besar su frente, sentándose a un lado y repasando las yemas de sus dedos delgados sobre los aún erectos pezones de su esposa, Lestat sonrió y así contestó:

-Amor, creo que es demasiado tiempo el que utilizamos para ambos en esta exquisita intimidad. Y aunque sinceramente no quiero dejarlo, pues te necesito de mil maneras, sino es que más, nuestro deber primordial es estar con Ares, por lo que es necesario entrenar un poco más para poder ir a reclamar nuestras armaduras ¿Qué te parece mi vida? Vamos vístete y entrenemos un poco más nuestro cosmos… sabe s que te amo y que mi deber no intervendrá con los que tengo ante mi esposa… ante ti, te amo y así por siempre…

Dicho eso el caballero tomó parte de su ropaje que yacía arrugadas por un lado de Larissa para así taparse las ingles y poder salir tranquilamente del carruaje, esperó tranquilamente a que su esposa se vistiera y le siguiera. Mientras el joven de cabellos rubios después de ver por todos lados y percatarse que ningún humano normal yacía merodeando, se dirigió de inmediato ala parte de atrás, desempacando algunas que otras cosas que iban a servir para su huida de Roma, hasta por fin encontrar aquella hoz que le habían obsequiado una hermosa dama tiempos atrás en Egipto.

Lestat le observó cuidadosamente y comenzando a elevar su cosmos, que aún no podía dominar a la perfección. Tomó dicha hoz la cual extrañamente reaccionaba a la energía cósmica que dicho individuo expedía de poco a poco. El joven rubio de repente sentía un inmenso calor recorrer su ser, por lo que cerrando los ojos comenzó a caminar alejándose de las cosas que se podían incendiar fácilmente. Cayendo hincado por el malestar en s cuerpo el muchacho simplemente bajó su rostro, soltando la hoz un costado de su cuerpo, cruzándose de brazos y repagándolos a su abdomen, mientras sentían como se iba deshidratando. Suspirando una que otra vez, rogaba a los dioses que Larissa no lo viera en aquellas pésimas condiciones, pero sabiendo que tenía que entrenar para ser digno ante la vista de Ares y así permanecer con Larissa el joven romano cerró sus ojos para así poder concentrar la energía quien comenzaba a despertar en él, generando un pequeño campo invisible en derredor que apuradamente hacia encender el pasto, el cual lentamente se consumió en llamas.


Primer post de cuatro con respecto al tema: primer ataque débil
Elemento: Maestría de fuego
Lestat
Lestat

Reino : Olimpo
Templo de la Guerra

Ataques :

Camino a Tarraconense - Página 2 Vrt5a9AD - Lingua infernum (1350)


Defensa : Camino a Tarraconense - Página 2 Vrt5a9 Mirror Ignis
Cantidad de envíos : 126

Volver arriba Ir abajo

Camino a Tarraconense - Página 2 Empty Re: Camino a Tarraconense

Mensaje por Larissa Jue Jul 14, 2011 4:28 pm

El tiempo que los dos esposos tenían para darse cariño y disfrutar de su compañía había llegado a su fin, tenían ahora el deber de despertar más sus poderes para de esa forma poder estar de nuevo al servicio de su superior. Como estaba demasiado acalorada, la mujer de cabellos castaños decidió primero tomar un baño antes que todo, puesto que su cuerpo le pedía sentir el agua fría resbalar con lentitud para de esa forma sentirs más relajado y animoso para el entrenamiento.

Con toda la tranquilidad del mundo, la joven guerrera de Ares se puso de pie y salió del carruaje para buscar el barril con agua y empezar a hechar el contendio del mismo encima sintiendo como cada célula de su cuerpo se relajaba en solo cuestión de segundos, luego con su mano tomó algo de jabón para deslizarlo sobre su piel y al fin cuando terminó de hacer esto se hechó encima otra vez una gran cantidad de agua que terminó por hacer que ella temblase del frío. Había empezado a descender la temperatura porque ya era la madrugada, así que era más que claro que ella tenía ya su señal para terminar el aseo de su cuerpo, y así con más rapidez que antes, la mujer se dirigió al carruaje y sacó del mismo una muda nueva de ropa para ataviarse de una vez y poder empezar con su labor.

A lo lejos sintió el cosmos de INfernatil y un deseo creciente por tratar de ir a buscarle nació del interior de Larissa, pero como estaba consciente de que al igual que ella estaba con deseos de despertar su poder, la joven Anhilion decidió mejor seguir en lo suyo, mientras pensaba en la manera de despertar su poder; sin embargo no había nada que ella pudiese hacer para tener una pista de cómo hacerlo, porque no estaba en la situación de antes, como para poder despertar su poder a la fuerza.

-¿Qué será lo que tengo qué hacer? Quisiera recordar cómo fue que empecé a manejar mejor mi cosmos, pensé que con la ayuda de Larissa todo sería más fácil, pero veo que yo misma no puedo entenderme... ¿Cómo le estará yendo a Lestat?
Larissa
Larissa
Berseker de Ares
Berseker de Ares

Reino : Olimpo
Templo de la Guerra

Ataques :

Camino a Tarraconense - Página 2 10z61isAD - Anima sola (1650)


Defensa :

Camino a Tarraconense - Página 2 10z61is Canzone d'amore nuovo

Cantidad de envíos : 123

Volver arriba Ir abajo

Camino a Tarraconense - Página 2 Empty Re: Camino a Tarraconense

Mensaje por Lestat Dom Jul 17, 2011 8:24 pm

Y ahí estaba el caballero de ojos azules y cabellos dorados doliéndose por aquello que manaba de su cuerpo tan repentinamente, dejando atrás el éxtasis sublime por estar con su esposa y ama Larissa. Sus ojos se cimbraban como sus labios, su respiración se alteraba y su cuerpo comenzaba a expedir una especia de sudor tan frio que generaba un malestar atroz en su fornido cuerpo. Veía a los lados por si acaso su acompañante venia, pero solo estaba, por lo que surco una dolida sonrisa mostrando que tan aliviado estaba, pues aquel no quería espantar a su doncella, no después de a haberle regalado una noche perfecta.

Fuero escasos los segundo que el fuego tomó para consumir todo el pasto del derredor de aquel dolido joven, quien simplemente echaba su brazo hacia la izquierda buscando el mango de su enorme y lúgubre hoz, la cual le tomó para usar como un bastón y así poderse levantar con gran facilidad. Cerrando sus ojos y sintiendo el sereno de la mañana rosar entre sus mejillas, sonrió y así comenzó a elevar su cosmos, lo único que le importaba para ese entonces era aumentar la posibilidad de ser un perfecto seguidor de Ares, para cumplir su labor como legionario y aún mejor defender a su esposa.

De repente un fulgor cegó el bosque por fracciones de segundo, para que de repente brotaran pequeñas llamaradas de un abrazador fuego entre las manos de Lestat, quien sostenía su hoz. De inmediato aquel elemento corrosible comenzó a darse paso por el asta del objeto bélico hasta acumularse en las puntas de las cinco dagas que se escurrían por debajo de la hoja, estas de inmediato quedaban encendidas en un vivaz fuego.

Lestat sorprendido miraba hacia el frente, mientras daba uno que otro paso hacia atrás y su mentón cimbraba por el temor de que pasaría a futuro. El guerrero neonato de Ares sentía como todo su cuerpo se iba transformando de poco a poco, como si en vez de correr sangre por sus venas fuera una especia de líquido que quemara, pero en vez de sentir dolor, sentía una excitación indescriptible, estaba más que ansioso, se sentía invencible con todo aquello, quería pelear, quería ver que tanto podía hacer con aquel nuevo cosmos, pero aún estaba débil, no podía en si manejarlo a la perfección, por lo que tras un escalofrió que rasgo su columna provocó en Lestat que simplemente bajara la guardia, apagando el fuego que se había acumulado en sus dagas envenenadas.


Segundo post de cuatro con respecto al tema: Despertar de primer ataque débil
Maestría de elemento: Manipulación de Fuego
Lestat
Lestat

Reino : Olimpo
Templo de la Guerra

Ataques :

Camino a Tarraconense - Página 2 Vrt5a9AD - Lingua infernum (1350)


Defensa : Camino a Tarraconense - Página 2 Vrt5a9 Mirror Ignis
Cantidad de envíos : 126

Volver arriba Ir abajo

Camino a Tarraconense - Página 2 Empty Re: Camino a Tarraconense

Mensaje por Larissa Miér Jul 20, 2011 8:13 pm

La mujer de cabellos castaños había terminado ya todos sus menesteres relacionados con encargarse de sí misma, ahora tenía un asunto mayor que tratar, el cual era estar al tanto de cómo iba su esposo y tratar de copiarlo un poco para ver si así lograba encontrar la manera de obtener el poder que necesitaba para poder servir a su señor; ya no quería seguir perdiento su tiempo sin hacer nada, pues aún tenía mucho por aprender y lo que menos deseaba era que sus otros compañeros se burlasen de ella y de su esposo al ver que se aparecían tarde ante ellos, aunque sabía que si eso pasaba no tendría mucho para quejarse porque ella misma había decidido pasar ese rato con su hombre a sabiendas de que algo como eso podría pasar.

Con tranquilidad, la futura guerrera de la armadura de Anhilion se dirigió con lentitud hacia donde sentía una enorme energía que pertenecía por completo a su querido esposo, el guerrero Infernatil. Con bastante asombro, la mujer de cabellos color avellana se acercó a una distancia prudente para observar lo que hacía Lestat, pero por desgracia, el proceso de liberación de poder del guerrero ya había dado inicio, de modo que la mujer determinó que ya no podía ejecutar su plan inicial porque había llegado tarde para ver las partes importantes del mismo. COmo pudo la mujer trató de elevar su cosmos para hacer que su poder despertase, pero su armadura no se presentaba ante ella como tenía que ser, y su poder o su primer ataque tampoco se manifestaba. La fustración de la mujer llegó a ser tan grande que al final luego de intentar tres veces liberar su cosmos en vano, Larissa cayó al suelo de rodillas mientras decía en actitud suplicante:

-Señor Ares, le ruego me permita elevar mi cosmos para tener mi armadura frente a mis ojos, sé que no tengo la utilidad suficiente para servirle pero mi deseo por hacerlo es enorme, déjeme estar en sus filas una vez más gran deidad de la guerra.

Larissa
Larissa
Berseker de Ares
Berseker de Ares

Reino : Olimpo
Templo de la Guerra

Ataques :

Camino a Tarraconense - Página 2 10z61isAD - Anima sola (1650)


Defensa :

Camino a Tarraconense - Página 2 10z61is Canzone d'amore nuovo

Cantidad de envíos : 123

Volver arriba Ir abajo

Camino a Tarraconense - Página 2 Empty Re: Camino a Tarraconense

Mensaje por Lestat Dom Jul 24, 2011 8:58 pm

Agitado y todo desubicado Lestat tan sólo observaba el piso, mientras se apagaban las llamas que aún seguían ardiendo entre las dagas de su Hoz. Sus oídos que eran sensibles al sonido, pudieron percatarse de los paso débiles de su doncella, por lo que dándose media vuelta aquel divisó la silueta de Larissa, tragando saliva y bajando su rostro simplemente se quedó pensativo, aquello debía de acabar cuanto antes y su dama no podía ver la debilidad de uno de los guerreros del gran Ares, pues aquel era demasiado presuntuoso con eso, y para Lestat era imperdonable mostrarse débil ante la mujer que amaba.

El joven de rubios cabellos pudo sentir como aquella trataba de alzar su cosmosenergía, extrañándole por completo y a la vez preocupándolo, pues su faceta no se veía muy bien que digamos y temía por la salud de su esposa. Comenzando caminar el caballero dejaba atrás su hoz, mientras que por cada paso que daba el suelo se encendía en vivaces llamas, aquel giraba su rostro para ver los resultados de su proceder… en verdad aquello era más que extraño, pero no podía hacer nada, más bien… simplemente no le importaba, pues lo único que quería en aquel momento llegar hasta su esposa y poder ayudarle en lo que fuera necesario.

Sin embargo Lestat se quedaba con la boca entreabierta al ver como Larissa de la nada se desplomaba, cayendo hincada al suelo. El joven rubio pudo escuchar las suplicas por parte de ella, a lo que bajando su rostro y suspirando esperó a que ella culminara, para así decirle:

-Linda, es inútil que pidas tal cosa… pues aún no es el tiempo adecuado, antes que nada entrenemos un poco más, para poder ser dignos de poseer una armadura obsequiada por Ares, y eso será hasta que vayamos a nuestro verdadero hogar… ahora bien, ven linda yo te ayudare, siempre juntos hatea el final de los tiempos… siempre apoyándonos y defendiéndonos… ven corazón… ven…

Dicho eso el caballero comenzó de nueva cuenta a elevar su cosmos y así retomar sus paso hasta llegar a donde Larissa yacía hincada suplicando, tomándolo de los hombros le ayudaba a levantarse para así abrazarla y susurrarle:

-No te ensucies tu delicado cuerpo… ahora a ponernos serios y comenzar a entrenar, yo estoy aquí contigo, apoyándote en lo que sea necesario…

Dicho eso besó su mejilla derecha y la soltó dando uno que otro paso hacia atrás, elevando aún más su cosmosenergía aquel hacía aparecer su temible hoz, la cual reacciono por las ondas de calor manadas de su cuerpo, de inmediato las cinco dagas se encendía. Sonriendo y alzando su rostro observó con incertidumbre a Larissa, ladeando s roso simplemente dijo:

-Bueno pues querida esposa comencemos con todo este rollo…


Tercer post de cuatro con respecto al tema: Despertar de primer ataque débil
Maestría del elemento fuego
Lestat
Lestat

Reino : Olimpo
Templo de la Guerra

Ataques :

Camino a Tarraconense - Página 2 Vrt5a9AD - Lingua infernum (1350)


Defensa : Camino a Tarraconense - Página 2 Vrt5a9 Mirror Ignis
Cantidad de envíos : 126

Volver arriba Ir abajo

Camino a Tarraconense - Página 2 Empty Re: Camino a Tarraconense

Mensaje por Larissa Miér Jul 27, 2011 6:23 pm

La mujer de los cabellos color avellana una vez más estaba pensando que nunca cería capaz de hacer lo necesario para poder obetener su armadura y así de esa manera poder llegar aser una guerrera digna de su querido y amado señor de la guerra. Bastaba sólo con ver a Lestat obtener parte de su poder en tan solo segundos o minutos mientras ella aún haciendo todo lo que puede para poder si quiera despertar su cosmos, no podía o no tenía idea de como invocar su primer ataque.

Lestat quien estaba frente a ella vio las acciones de la joven y como todo esposo amoroso se acercó a consolarla, a decirle que sí podría hacerlo pero que no se adelantase, que las cosas ya iban a darse de manera natural, por lo que tenía sólo que tranquilizarse y dejar que todo tomara su curso. Como siempre los besos de su amado esposo no se hicieron esperar, y al final como en tiempos antiguos el gurrero de Ares se ofreció a ayudarla haciendo un gran uso del despliegue de su poder para así incitarla a pelear. Larissa por su parte estaba bastante insegura de si podía o no empezar con tales cosas, por lo que sólo se puso de pie e intentó elevar su cosmos para ver alguna manifestación de su poder; al final de todo el intento unas alas de color rojo aparecieron frente a la esposa de lestat, pero estas apenas se mostraron desaparecieron en cuestión de segundos, porque aún le faltaba poder a la joven guerrera.

-Lestat aún no estoy segura de que sea buena idea que entrenemos entre nosotros... No te preocupa la posible afectación en el desempeño de ambos? - Larissa retrocedió un poco mientras pensaba en la forma que ella podría tener para defenderse del ataque de su amado haciendo uso de la canción que aprendió cuando empezó a despertar como una de las bersekers de Ares, pero tenía entendido que no cabía espacio para la duda, porque ese era su deber y tarde o temprano tendría que hacer que su destino fuese llevado por ese camino y no había más opciones que aceptar eso o morir.
Larissa
Larissa
Berseker de Ares
Berseker de Ares

Reino : Olimpo
Templo de la Guerra

Ataques :

Camino a Tarraconense - Página 2 10z61isAD - Anima sola (1650)


Defensa :

Camino a Tarraconense - Página 2 10z61is Canzone d'amore nuovo

Cantidad de envíos : 123

Volver arriba Ir abajo

Camino a Tarraconense - Página 2 Empty Re: Camino a Tarraconense

Mensaje por Lestat Vie Jul 29, 2011 8:35 pm

Lestat preocupado observaba las acciones de Larissa. Su faceta desanimada causaba una terrible preocupación por parte del joven de cabellos dorados, bajando así su guardia hasta que su hoz caía por un costado. Aquel joven guerrero, no podida tratar a una dama como a un hombre, por lo que simplemente suspiró y musitó:

¿Qué pasa amor? ¿Por qué tan insegura?

Después de eso se reanimo una vez más al ver como aquella y trataba de elevar su cosmos. Provocando que él le contestara de igual manera. Pero todo fue inútil, pues las alas que había formado la energía cósmica de su esposa desaparecían de inmediato. Aquel bajaba su rostro y simplemente rascaba sus sienes, escuchando con algo de irritación aquellas lamentaciones. Relamiendo sus labios y suspirando el joven guerrero de Ares simplemente contestó:

¿Por qué no quieres entrenar conmigo? ¿ es acaso que te lastime la anterior vez? ¿No confías en mí? ¿Quieres que te deje sola hasta que te sientas más segura de encararme? … por que preguntas eso niña, para nada, yo estaré contigo siempre, así que animo mujer, vamos eleva tu cosmos y atácame, no lo hare yo… por este turno me limitó a solo ser quien reciba el ataque vamos, no temas de lo que puedes ser capaz de logar

Dicho eso el caballero guardó silencio y simplemente espero que su esposa tuviera más confianza de su poder. Mirándola tiernamente simplemente extendió sus brazos a todo lo que daba y movió su rostro indicando que atacara cuanto antes, sino antes decir:

-No siempre tendrás esta oportunidad, no con otro de las filas de Ares, así que te recomiendo que te vuelvas más segura y fría, de lo contrario te destrozarán en el palacio de nuestro Dios… perdón que lo diga de esta manera, pero no seas tan cobarde de lo que puedes llegar a ser… vamos nena aquí estoy para ti siempre, ahora ataca y deja de estar flaqueando n tus decisiones
Lestat
Lestat

Reino : Olimpo
Templo de la Guerra

Ataques :

Camino a Tarraconense - Página 2 Vrt5a9AD - Lingua infernum (1350)


Defensa : Camino a Tarraconense - Página 2 Vrt5a9 Mirror Ignis
Cantidad de envíos : 126

Volver arriba Ir abajo

Camino a Tarraconense - Página 2 Empty Re: Camino a Tarraconense

Mensaje por Larissa Miér Ago 03, 2011 6:27 pm

La mujer de cabellos largos estaba pensando que su función en el ejército de Ares era nula, debido a la poca utilidad que podría prestar alguien como ella en ese lugar, pero luego de ver cómo una parte de su poder estaba despertando decidió estar más que resuelta a mostrarle a todos que ella también podía ser una digna integrante de las filas de Hades así le costaste todo su cosmos, total sabía que su señor le había dado una fuente inagotable de poder con el fin de propagar la destrucción y el mal por donde pasara.

La voz de su esposo una vez más se escuchó en los oídos de la mujer de cabellos largos. Este a diferencia de ella estaba confiado en su poder y más que nada tenía en Larissa una fe bastante aumentada, era como si de pronto el supiese que ella era capaz de muchas cosas aún cuando ella no lo había demostrado. Como no tenía el tiempo para seguir dudando, la mujer de cabellos color avellana empezó a cantar otra vez con los ojos cerrados haciendo que un cosmos de color rojo saliera disparado hacia la silueta de su esposo; esperaba que el se pusiera en pos de defenderse, pero antes que eso sucediese su poder se extinguió en un segundo, como si jamás hubiese estado ahí.

-No creas que me voy a rendir con eso. Estoy interesada en probarte lo fuerte que soy y no voy a rendirme para nada. Ares es mi poder y con el puedo hacer todo lo que me proponga Infernatil. Espera unos segundos más y podrás sentir el poder de Anhilion.- Larissa cerró sus ojos y elevó su cosmos empezando a imaginar la forma de us armadura para poder dar paso a la manifestación de su poder. Pronto la voz de Larissa se escuchó cortando el aire dando otra vez paso a unas alas de color carmesí que se posaron frente a ella y en pocos segundos se morvieron y lanzaron unas ondas de sonido que tomaron forma y color chocando contra un gran número de rocas a las cuales desintegraban. Aún este poder no estab controlado, pero el sólo hecho de haber logrado que aquellas alas carmesí hicieran su aparición era un logro bastante grande para la mujer de las filas de Ares.

-Lo ves Lestat? No soy tan cobarde como tú dices, sólo que mi poder aún noh abía despertado y era más que necesario que me tomase el tiempo para mostrarte de lo que soy capaz. Vamos mi querido esposo muéstrame también tu poder porque quiero ver de qué eres capaz- Una vez dicho esto, un brazo de Larissa brilló dando paso a la insinuación de su ataque, el cual pronto sería más fuerte.

Primer post para la maestría sonido-


Última edición por Larissa el Jue Ago 11, 2011 11:42 pm, editado 1 vez
Larissa
Larissa
Berseker de Ares
Berseker de Ares

Reino : Olimpo
Templo de la Guerra

Ataques :

Camino a Tarraconense - Página 2 10z61isAD - Anima sola (1650)


Defensa :

Camino a Tarraconense - Página 2 10z61is Canzone d'amore nuovo

Cantidad de envíos : 123

Volver arriba Ir abajo

Camino a Tarraconense - Página 2 Empty Re: Camino a Tarraconense

Mensaje por Lestat Dom Ago 07, 2011 4:10 pm

Lestat simplemente se quedaba en silencio escuchando aquel canto que brotaba de los hermosos labios de su esposa ¿Un hechizo acaso? Más que nada es lo que pensaba el joven romano, pues al escuchar aquel canto su cuerpo entraba en un estado de hipnotismo que embelesaba su sistema al grado de perder por segundos la noción del medio. Y por lo visto así era, pues de repente de entre la silueta de Larissa, salieron una especie de hilos hechos de cosmos color escarlata, generando que el guerrero que apenas despertaba ante las filas de Ares se echara hacia atrás y comenzara a elevar su cosmos, sonriendo esperaba que aquel ataque fuera certero pero como se había formado así se extinguía dejando un poco desubicado al joven, quien simplemente suspiró y escuchó las palabras por parte de la dama. La forma en que hablaba aquella mujer extrañaba de cierta manera al muchacho. Por lo que simplemente arqueó una ceja y después contestó:

-Adelante pues, nadie te detiene niñita, dale a ver qué cosa me vas a mostrar. Que tanto la fe para con Ares repercute en tu fuerza…

Y de nueva cuenta aquella comenzaba a elevar su cosmos dando paso a la creación de aquellas especies de alas escarlatas, de inmediato el joven de cabellos dorados se ponía en guardia. No entendía el mecanismo que emplearía su esposa para la creación de su nuevo cosmos, aun así eso le generaba una intriga que lo hacia permanecer ahí sin interrumpir sus movimientos. El joven guerrero del gran Ares, daba un paso hacia atrás cuando veía como aquellas ostentosas alas se mecían hacia el frente, soltando una especie de ondas sonoras que impactaba con las rocas formando un gran estallido y como producto de éste el alzar del polvo. Arqueando una de sus cejas escuchó el argumento de Larissa, para así simplemente suspirar y contestar:

-¡Ah! Pero si yo sé que no lo eres sólo lo dije para provocarte un poco… bueno amor, no atacare con fuerza, por que no quiero lastimar tu perfecto cuerpo… pero tampoco lo hare con debilidad…

Dicho eso el joven romano tomaba entre sus manso el mango de la hoz, rotando el asta y generando que las dagas que se mantenían recogidas y colocadas por debajo de la enorme hoja de manera inteligente. De inmediato estas comenzaron a mecerse por cuestiones de las largas cadenas que las sostenían y por el elevar del cosmos de Lestat que de inmediato hacía prender en llamas las dagas, emanando así una terrible sensación de calor.

Alzando ambos brazos por arriba de su cabeza, cerró sus ojos y se concentró a sólo pegar por un costado de Larissa. Y como fue, aquel se movía bruscamente lanzando las dagas encadenadas a su hoja blanquecina, golpeando por un costado y haciendo que el suelo comenzara a arded demasiado… suspirando y sofriéndole a su bella dama, dijo:

-Je, lo siento que hiciera eso, pero no quiero lastimarte tu bello cuerpo amor mío


[color=yellow]
Ultimo pos de cuatro con respecto al tema: Despertar del primer ataque débil
Maestría de elemento: Manipulación del Fuego[/color
]
Lestat
Lestat

Reino : Olimpo
Templo de la Guerra

Ataques :

Camino a Tarraconense - Página 2 Vrt5a9AD - Lingua infernum (1350)


Defensa : Camino a Tarraconense - Página 2 Vrt5a9 Mirror Ignis
Cantidad de envíos : 126

Volver arriba Ir abajo

Camino a Tarraconense - Página 2 Empty Re: Camino a Tarraconense

Mensaje por Larissa Jue Ago 11, 2011 11:45 pm

Larissa lo había entendido. Si no confiaba en que podía lograrlo, su ataque jamás tendría el efecto deseado y siendo que ese asunto sólo dependía de ella, la mujer de cabellos largos pronto comprendió que podría lograr algo si se empeñaba en su labor. Aún no comprendía bie cómo manejaba su ataque, pero ya le bastaba con saber la manera de manejar su cosmos, así que por ese lado ella estaba cubierta. Lestat como siempre estaba dándole ánimos de su peculiar forma, la cual aunque pareciera extraño hacía que la mujer se sintiese mucho mejor y con más confianza para pelear. No es que el otro fuese una mala persona al hablarle así, aunque entre los berseker incluso ese trato era cordial; pero es que si se analizaba bien, las cosas eran como se estaban exponiendo en ese lugar. Si Larissa no encontraba rápido la confianza en sí misma, nunca iba a poder ser una guerrera útil, además que la cosas como la piedad o la compasión no se veían en el campo de batalla, así que para sobrevivir era vital que ella olvidase el miedo y la timidez. Tenía que ser fuerte costara lo que costara.

-Bueno... Entonces creo que ya es tiempo de que me ponga seria- Larissa cerró sus ojos y otra vez emitió su canto especial, el cual sin ni un fallo, ni una vacilación o insinuación de querer desaparecer la defendió del ataque por medio de ondas sonoras que alteraron la trayectoria del mismo haciendo que este pareciera nunca haber existido. Una vez que esta amenaza hubo pasado, la mujer de cabellos castaños cerró otra vez sus ojos y cantó como nunca haciendo que su cuerpo brillase con una luz roja y nuevamente aparecieron aquellas alas carmesí que antes se habían mostrado ante Lestat. El viento que corría en ese lugar donde predominaba la pampa hacía que los cabellos de la mujer del general exiliado se movieran con violencia haciendo que su aspecto se viera más temible. Poco a poco la dulce joven que antes había predominado en ese cuerpo iba pasando a segundo plano, para dar paso a la chica fuerte y valiente que peleaba por defender el honor de su deidad le gustase o no. Recordando las palabras anteriores de su esposo, Anhilion no pudo evitar sentir deseos de argumentar, por lo que antes de dar paso a su ataque por completo, decidió decir en voz alta, pero en tono neutral lo siguiente:

-Ya es hora de que yo también pueda demostrar mi ataque de la misma manera ostentosa que tú Infernatil- dijo la candidata a berseker y aquellas alas carmesí que estaban frente a ella se elevaron para tomar más altura y aletearon como si fuesen un pájaro haciendo que unas ondas sonoras de color negro se disparasen en dirección a Lestat chocando con un sin número de rocas haciéndolas pedacitos diminutos. Sin duda alguna ese ataque podría llegar a se fatal si Larissa se lo proponía.

Segundo post para el ataque débil maestría en elemento sonido-
Larissa
Larissa
Berseker de Ares
Berseker de Ares

Reino : Olimpo
Templo de la Guerra

Ataques :

Camino a Tarraconense - Página 2 10z61isAD - Anima sola (1650)


Defensa :

Camino a Tarraconense - Página 2 10z61is Canzone d'amore nuovo

Cantidad de envíos : 123

Volver arriba Ir abajo

Camino a Tarraconense - Página 2 Empty Re: Camino a Tarraconense

Mensaje por Lestat Dom Ago 14, 2011 3:20 pm

Lestat con un gesto indiferente divisaba como aquella dama desviaba su ataque, que en sí no era tan fuerte, pues simplemente era un entrenamiento y aunque fueran demonios de Ares, no quitaba que aún sentimientos humanos tenía su ser y al saber que ella era su esposa no podría simplemente atacarla. Aun así le causaba un poco de gracia el cómo Larissa se dirigía a él, que aunque el tono de voz se escuchaba neutral, simplemente no le quedaba a aquella mujer.

El caballero diviso como el cosmos de su esposa se iba acrecentando y en si eso le gustaba. Por fin las cosas serian serias dejando atrás la lastima personal. Las alas que formaba Larissa con su cosmos comenzaba a alargarse y asimismo a moverse de adelante hacia atrás, aleteando tal cual una mariposa. De repente soltaban unas ondas sonoras que se materializaban en color negro, las cuales con gran desde iban partiendo las rocas que yacían en frente de Lestat.

El guerrero de cabellos dorados simplemente dio un paso hacia atrás, las ondas era demasiado rápidas por lo que no le dio tiempo para por lo menos elevar su cosmos y poder eludirlas. Aquel impacto de cosmos puro generaba que aquel saliera volando unos cuantos metros hacia atrás mientras que su cuerpo se iba cortando por las ondas de sonido. Su dolor era espantoso, pero no lo demostraba, simplemente se quedaba postrado a unos cuantos metros de Larissa, mientras su sangre comenzaba a drenarse hacia a fuera, dejando una inmensa mancha de sangre por debajo de su ropaje blanquecino.

Levantándose como pudo aquel observaba a su esposa y simplemente le sonreía, indicando que esperaba un segundo ataque por parte de ella… Aquello y apenas y comenzaba y por lo tanto no estaba cansado, herido tal vez pero sabría cómo controlar su malestar, ahí lo primordial era que Larissa tuviera confianza de su energía y mostrara determinación en aquel entrenamiento, el cual le daría pauta para una enorme confianza en verdaderas peleas, donde el apiade no era ley para los guerreros de Ares.
Lestat
Lestat

Reino : Olimpo
Templo de la Guerra

Ataques :

Camino a Tarraconense - Página 2 Vrt5a9AD - Lingua infernum (1350)


Defensa : Camino a Tarraconense - Página 2 Vrt5a9 Mirror Ignis
Cantidad de envíos : 126

Volver arriba Ir abajo

Camino a Tarraconense - Página 2 Empty Re: Camino a Tarraconense

Mensaje por Larissa Vie Ago 19, 2011 9:45 am

Larissa ya veìa todo venir de una manera caòtica. Su ataque habìa sido fuerte y toda la cosa, pero aùn faltaba para que fuese lo suficientemente bueno para estar en las filas de Ares. Entendìa que el ataque primario que tenìan los guerreros era siempre uno poco ostentoso y en cierto punto dèbil y hasta fàcil de esquivar, pero no podìa evitar sentir que aún asì este fuese enorme, terrible y bastante impresionante. No importaba lo que sucediese con ella, lo ùnico que querìa la mujer de cabellos castaños era que su tanto su deidad como su esposo se sintiesesn orgullosos de ella en el campo de batalla. Sabìa còmo eran sus compañeros sin siquiera haberlos visto pues todos los bersekers de Ares eran siempre de la misma manera.

El ataque de las alas carmesì funcionò muy bien. Incluso Larissa pensaba que màs de lo que se esperaba, porque Lestat al dejar que el ataque le pegase de lleno habìa dejado que ella viese por completo los efectos que podrìan producir aquellas ondas que salìan como producto de su canto lùgubre y casi mortal, con aquella trampa terrible de esas ondas que chocaban contra todo lo que estaba a su paso sin importar de quien se tratase. Amaba al hombre que estaba frente a ella, pero querìa demostrar cuàn bien podìa hacer las cosas.

-Valla! No sabìa que mi ataque podìa hacer algo tan interesante, sin embargo debo decir que no me gusa el hecho de que no hagas nada para defenderte Infernatil- Larissa suspirò y junto sùs manos mientras elevaba su cosmos, puesto que no le parecìa justo que el la subestimase tanto que no qusiera defenderse de aquella ofensiva lanzada por ella.

-No me gusta que creas que mi ataque es tan tonto que no quieres ni defenderter y tambièn me molesta que en vez de atacarme te quedes ahì sin hacer nada, ahora te darè màs de un motivo para defenderte y atacar como se debe.- Larissa cerrò sus ojos y una vez màs su voz sonò para hacer aparecer esas alas color carmesì que se elevaron sobre su cabeza esta vez màs imponentes, màs grandes y màs fuertes.


Tercer post de maestrìa en elemento sonido.
Larissa
Larissa
Berseker de Ares
Berseker de Ares

Reino : Olimpo
Templo de la Guerra

Ataques :

Camino a Tarraconense - Página 2 10z61isAD - Anima sola (1650)


Defensa :

Camino a Tarraconense - Página 2 10z61is Canzone d'amore nuovo

Cantidad de envíos : 123

Volver arriba Ir abajo

Camino a Tarraconense - Página 2 Empty Re: Camino a Tarraconense

Mensaje por Lestat Dom Ago 21, 2011 12:34 pm

Parecía que Lestat comenzaba a sentir las consecuencias del ataque de su esposa. Sus músculos se contraían por el dolor generado tras las cortadas finas. Su cuerpo en si se cimbraba y podía percatarse como por culpa de aquellas ondas sonoras sus sentidos se alteraban no pudiendo escuchar con claridad las palabras de Larissa. El joven guerrero alzaba la vista y apuradamente divisaba que aquella hablaba, simplemente escuchaba ecos incoherentes golpeteando su sensibles y sangrantes oídos.

-Ashmm… sí, fue algo sorprendente sentir ese ataque, creo que fue mi error el permitir que me golpearas de lleno sin defenderme, veo que aún no tengo despertado todos mis sentidos como guerrero… jeje duele mucho amor.


Agitado se levantó del suelo, sangrante y sin decir más. Aquella obviaba que atacaría de nueva cuenta. Su cosmos se derrochaba por todo el medio, de nueva cuenta aquellas alas carmesíes se formaban por arriba de su cabeza. Cerrando sus puños el joven genera comenzó a elevar su cosmos, provocando que la sangre que escurría de sus heridas comenzara resecarse sobre su piel, dejando así una costra marrón. Y relamiendo sus labios musitó:

-Esta vez estoy preparado Larissa, puedes comenzar tu ataque, esta vez no te subestimare y me defenderé como se debe… terminemos con todo esto y vayámonos de aquí, tenemos que estar con nuestro señor Ares, así que… adelante.

Aún así Lestat estaba demasiado lastimado que a dudas penas podía mantenerse en pie. El viento corría y parecía que mecía el cuerpo moribundo del joven guerrero a su merced. Apretando con fuerza sus puños, bajó el rostro y espero el ataque de aquella mujer que en frente tenía hablándole secamente, como debía de hacer.
Lestat
Lestat

Reino : Olimpo
Templo de la Guerra

Ataques :

Camino a Tarraconense - Página 2 Vrt5a9AD - Lingua infernum (1350)


Defensa : Camino a Tarraconense - Página 2 Vrt5a9 Mirror Ignis
Cantidad de envíos : 126

Volver arriba Ir abajo

Camino a Tarraconense - Página 2 Empty Re: Camino a Tarraconense

Mensaje por Larissa Vie Ago 26, 2011 10:09 am

La mujer de cabellos castaños estaba contenta, puesto que ahora su marido estaba comprendiendo còmo eran las cosas y còmo tenìa que llevarlas de ahora en adelante. Nada tenìa que hacer no atacàndola y dejando que ella tuviese un ventaja injusta, pues entendìa que ella necesitaba enfrentarse de verdad contra alguien poderoso, y si el no le daba esa pelea desafiante que pudiese prepararla para la batalla, entonces todo lo que estaban haciendo era por demàs completamente inùtil.

-Me siento contenta de que ahora lo comprendas, espero entonces recibir un ataque tuyo hecho con el mismo entusiasmo con el que lo hago yo. Con eso seguro es que nuestro señor estarà orgulloso.

Con una nueva fuerza la esposa del general exiliado lanzò un ataque certero contra su contrincante. Esperaba que ese no hiciera nada que lo arruinara, puesto que aunque querìa que se defendiese tambièn estaba deseosa de ver todo el poder de su cosmos, despuès de todo eso era lo que todo guerrero deseaba. El cuerpo del general parecìa como mecido por el viento; tanto asì que Larissa podìa afirmar sin lugar a dudas que no en balde su ataque le habìa quitado tanta sangre y le habìa hecho pasar tanto mal.

-Muy bien Lestat prepàrate para sentir el poder de mi canto, seguro descubriràs que es mejor que el de las sirenas e incluso es màs fatal.- Larissa dijo esto mientras ponìa las manos en sus caderas y esperò que sus alas se agitaran con fuerza. El viento que movìan aquellas alas de la muerte asì como las ondas sonoras que hacìan que muchas rocas y parte del suelo se partiese hacìan ver la figura de la berseker de Ares bastante imponente, tanto que su creadora no tendrìa problemas para poder controlar y perfeccionar su tècnia ya que estaba poniendo todo su esfuerzo para lograr un buen aprendizaje.

-Vamos Lestat quiero ver tu ataque. Quiero ver que intentes utilizar en mì esa fuerza caòtia que no hace màs que motivarme a querer aprender màs para ganarte. Vamos Bazir demuèstrame que eres un berseker de verdad.

Cuarto post de la maestria en especializaciòn sonido.
Larissa
Larissa
Berseker de Ares
Berseker de Ares

Reino : Olimpo
Templo de la Guerra

Ataques :

Camino a Tarraconense - Página 2 10z61isAD - Anima sola (1650)


Defensa :

Camino a Tarraconense - Página 2 10z61is Canzone d'amore nuovo

Cantidad de envíos : 123

Volver arriba Ir abajo

Camino a Tarraconense - Página 2 Empty Re: Camino a Tarraconense

Mensaje por Lestat Dom Ago 28, 2011 3:23 pm

Suspirando el joven guerrero romano escuchaba los diálogos por parte de su esposa Larissa. Aun adolorido estaba por el ataque anterior recibido. Su cuerpo débil yacía sangrando me medio de aquel sendero. Se podía ver como de vez en cuando su cuerpo se encrespaba por el aún prevaleciente dolor, pero que él no demostraba por el orgullo que tenía. Simplemente escuchaba a su mujer y al ver que aquella agarraba más confianza a cada segundo le hacía olvidar por segundos lo tan lastimado que estaba.

-Se me hará difícil atacarte mujer, pero si eso es lo que quieres pues ya que se le va a hacer… sólo por favor no me repeles a futuro por las consecuencias niña. Sabes muy bien que te amo, pero como dices debemos servir a nuestro Dios, el gran Ares.

Después de ello el caballero divisó como de nueva cuenta Larissa comenzaba a acumular su cosmos para atacar de nuevo, eso generó que él se pusiera en guardia puesto que no deseaba morir ahí… esa vez aquel se defendería y complacería las peticiones de su mujer al corresponder el ataque de igual manera. Lestat podía percatarse como de nueva cuenta aquellas alas salían a escena, moviéndose de adelante hacia atrás, generando grande bocanadas de aire que se remolinaban en derredor.

De poco en poco aquel movimiento de vaivén combinado con el cosmos de la muchacha generaba que las rocas yacente en medio de ambos se destrozaban, el joven guerrero podía divisar el trayecto del ataque, por lo que de manera abrupta alzaba su cosmos, partiendo el suelo que le circundaba para que este vomitara una vasta cantidad de lenguas de fuego, que encapsulaba el ataque de Larissa lanzándolo por un costado del joven. Rápidamente Lestat tomaba su guadaña, rotando el mango sacando las dagas que se incendiaban por el cosmos de éste. Corriendo de manera veloz llegaba a estar frente a Larissa, y sin pensarlo dos veces aquel blandía su hoz, la cual detenía a poco nada de rozar su hoja afilada con la piel de su cuello. Agitado, relamía sus labios y simplemente decía:

-Creo que esto ya acabo, es momento de pensar que haremos.
Lestat
Lestat

Reino : Olimpo
Templo de la Guerra

Ataques :

Camino a Tarraconense - Página 2 Vrt5a9AD - Lingua infernum (1350)


Defensa : Camino a Tarraconense - Página 2 Vrt5a9 Mirror Ignis
Cantidad de envíos : 126

Volver arriba Ir abajo

Camino a Tarraconense - Página 2 Empty Re: Camino a Tarraconense

Mensaje por Larissa Sáb Sep 03, 2011 11:35 am

La mujer de los cabellos castaños había lanzado un ataque muy fuerte. Las ondas que chocaban contra cada una de las rocas que se encontraban a su paso, producían el estallido casi completo de cada una de las mismas y levantaban pequeñas partículas que hacían una nube de fino polvo.

Con la misma emoción que al principio, la mujer del ex-general esperaba que su ataque tuviese el efecto deseado aunque luego se preocupase por las heridas feas y extensas que podría llevarse aquel hombre si este dejaba que su ataque lo golpease de lleno. No tenía mucho que esperar, ya que el parecía no estar lo suficientemente fuerte como antes, ni parecía tampoco tener tantos deseos de pelear, pese a sus palabras anteriores; sin embargo parecía que se mantenía en pie sólo por complacerla.

Pasados los segundos y justo cuando Larissa iba a ver otra vez el efecto de su ataque, varias lenguas de fuego aparecieron al rededor de lestat y encapsularon cada una de las ondas sonoras de la berseker cantante, para desviarlas a los lados de la silueta del hombre de cabellos castaño claro. Una vez hecho esto, el cuerpo que contenía a Infernatil tomó la guadaña y en pocos segundos estuvo frente a Larissa apuntándola con el filo de la misma, haciendo que la mujer abriese sus ojos muy sorprendida y respirase agitadamente.


-¿Pensar qué haremos? Bueno yo pienso que deberíamos ir al templo de Ares, después de todo nuestro señor está esperando por nosotros y no debemos defraudarlo- Larissa ladeó su rostro he hizo un mohín para seguir diciendo- Además te apuesto a que nuestros "queridos" compañeros ya estarán más que gustosos de poder fastidiarnos y considerarnos inferiores por el simple hecho de llegar tarde. La cosa es... ¿Qué haremos con todas tus posesiones de tu vida mortal?-Larissa dijo esto mirando con pena todo lo que tenían en el carruaje, le parecía una pena que se desperdiciara cayendo en manos de los ladrones.
Larissa
Larissa
Berseker de Ares
Berseker de Ares

Reino : Olimpo
Templo de la Guerra

Ataques :

Camino a Tarraconense - Página 2 10z61isAD - Anima sola (1650)


Defensa :

Camino a Tarraconense - Página 2 10z61is Canzone d'amore nuovo

Cantidad de envíos : 123

Volver arriba Ir abajo

Camino a Tarraconense - Página 2 Empty Re: Camino a Tarraconense

Mensaje por Lestat Sáb Sep 03, 2011 4:26 pm

El joven romano divisaba como aquella era tomada de sorpresa por su acción de amenaza, generando que se extrañara un poco y con ello suspiraba. En silencio lentamente comenzó Lestat a bajar la guadaña mientras que su esposa Larissa hablaba. La vedad era que aquel joven guerrero no tenía en mente que hacer con todo aquello, era tan nuevo y sinceramente lo aturdía. Pensaba detenidamente que sería lo mejor que podían hacer ambos, también analizaba las palabras de su dama y sinceramente aquello lentamente le comenzaba a irritar.

Suspirando el joven guerrero de Ares bajaba totalmente la guadaña, soltando su mango para qué dicha arma ostentosa cayera al suelo y así no se viera mal él amenazando a la mujer que amaba. El viento repasó una y otra vez en derredor de ellos y después de varios segundos de silencio, éste se decidió a mostrar su opinión, si no antes caminar hacia donde Larissa estaba, pasándose derecho hasta que quedo por detrás de su espalda, dándose media vuelta y abrazando con fuerza aquel beso su cuello y con ello susurró:

-Sí dices que lo correcto es ir al templo, eso aremos Larissa y no pensaremos tanto en el asunto. Así es no debemos de defraudar a nuestro Dios mi reina, por los demás de nuestra clase debería de tenerte sin cuidado, total eso no es importante, bueno para mí no lo es… igual tal vez nos mal vean por estamos cazados, quien sabe, ya se verá, eso sinceramente mujer no debería de preocuparte, me tienes a mí y yo te protejo… además, Buena pregunta con respecto a las cosas, no sé qué hacer, lo mejor es dejarla aquí que las tomen los ladrones a nosotros ya no nos sirven, pero si quieres toma las pocas joyas y úsalas, si quieres conservar el nunca probado vestido de novia, pues adelante, pero la cosa aquí amor es que debemos de irnos perdemos mucho tiempo, aun así decides tú…

Dicho eso el joven guerrero de Ares guardó silencio y con ello recargó su mentón en el hombro derecho de la mujer, besando su cuello, jalando su cuerpo al de él, esperando la decisión de Larissa.
Lestat
Lestat

Reino : Olimpo
Templo de la Guerra

Ataques :

Camino a Tarraconense - Página 2 Vrt5a9AD - Lingua infernum (1350)


Defensa : Camino a Tarraconense - Página 2 Vrt5a9 Mirror Ignis
Cantidad de envíos : 126

Volver arriba Ir abajo

Camino a Tarraconense - Página 2 Empty Re: Camino a Tarraconense

Mensaje por Larissa Jue Sep 08, 2011 5:57 pm

La mujer de los cabellos castaños miró con algo de tristeza todos los objetos que quedarían en ese lugar, pues su parte humana estaba pensando en el esfuerzo que había realizado su hombre para poder tener aquello, en las ilusiones que tuvo cuando las guardó, cuando las reunió y las puso en ese lugar con el deseo de que puedan servirle para hacer feliz a la mujer que amaba. NO podía permitir que esas cosas tan llenas de sueños e ilusiones llegaran a las manos inmundas de un ladrón asqueroso que no merecía tenerlas. Con fuerza, la joven cerró los ojos y respiró fuerte, pues estaba teniendo una idea y aunque era bastante violenta, estaba segura de que esa era la única opción que tenía para impedir aquello que le estaba molestando.

-Ya va a amanecer, y creo que es tiempo ya de que nos vayamos, amor mío toma ese caballo y también el otro para poder viajar con más rapidez dejando atrás esta basura.- Larissa abrió sus ojos y elevó su cosmos para dar paso a aquellas alas de color rojo que se elevaron sobre ella y una vez más se batieron con fuerza para poder lanzar sus ondas terribles, las cuales chocaron contra cada cosa que estaba en el carruaje empezando a destuir todo lo que estaba en ese lugar.
Por primera vez, la joven pensó que hubiese sido mejor que su poder hubeise sido de fuego como aquella técnica que había usado su esposo para defenderse. En pocos segundos cada cosa de valor, cada escritura, cada joya contenida en todos los joyeros que las guardaban fueron reducidas a un polvo fino de color dorado con plateado, debido a la variedad de los materiales con los que habían sido hechas.

-Lestat lamento si esto te molesta o te ofende, pero es que creo que tengo que hacerlo para que esto no caiga en manos de nadie que no las merezca. Yo creo que todo ha terminado aquí, si estás listo podemos irnos ya.
Larissa
Larissa
Berseker de Ares
Berseker de Ares

Reino : Olimpo
Templo de la Guerra

Ataques :

Camino a Tarraconense - Página 2 10z61isAD - Anima sola (1650)


Defensa :

Camino a Tarraconense - Página 2 10z61is Canzone d'amore nuovo

Cantidad de envíos : 123

Volver arriba Ir abajo

Camino a Tarraconense - Página 2 Empty Re: Camino a Tarraconense

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.