Saint Seiya Ancient Chronicles
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

User del Mes

Mapycozo
El gran ilusionista

¡Prepárense para vivir las vacaciones en la playa!
Próximamente...

Temas Importantes


Las calles del mercado - Página 11 Widget14
Últimos temas
» Magical Hope {Afiliación élite}
Las calles del mercado - Página 11 EmptyMiér Jul 17, 2019 2:41 am por Invitado

» Hantā no Odessei {Afiliación Elite}
Las calles del mercado - Página 11 EmptyMar Jul 16, 2019 9:20 pm por Invitado

» Busquedas de Rol
Las calles del mercado - Página 11 EmptyLun Jul 08, 2019 7:11 pm por MapyCozo

» Ficha de Entrenamiento de Alderion De tauro
Las calles del mercado - Página 11 EmptyJue Jul 04, 2019 12:31 pm por Alderion

» Ficha de entrenamiento de Virgil Juez de Griffo
Las calles del mercado - Página 11 EmptyMiér Jul 03, 2019 1:23 pm por Sasha

» Petición Caballeros de Athena
Las calles del mercado - Página 11 EmptyMiér Jul 03, 2019 1:16 pm por Sasha

» [Reino de Poseidón - Alta] La Manzana Dorada
Las calles del mercado - Página 11 EmptyDom Jun 30, 2019 10:24 pm por Boreas

» Petición Espectros de Hades
Las calles del mercado - Página 11 EmptyVie Jun 28, 2019 11:11 pm por Sasha

Ganador de la 1º Era

AFILIADOS ELITE
_________

Harry Potter Avada Kedavra
Saint Seiya Eternal Spirit
boton 150x60
Infinity: We Can Be Heroes
Boku No Hero: Academia

One Piece: Ascension

Fire and Blood

La Leyenda de Shenlong

World Of Shadows

Descendants Ouat

Oddisey RPG

Eras del Mundo
Deathless Love +18

Magical Hope
Magical Hope
Damned Worlds
Vit Astrale
Digital Pocket

La cancion de Eventyr
Ilvermorny School

Fate/Requiem

Fate/Light of Extinction

Nine Beast, One Symbol
Neoarghia +18
Little Fears
Little Fears

Las calles del mercado

+59
Teiroth
Chrystalle
Kardia1
Solomon
Dhoko
Ganymede
Drakins
Michiru
Dahinten
Ambrose
Arwen
Aixa
Octavius
Talos
Jezzara
Lukas
Larissa
Lestat
Alize
Burzum
Khrysis
Ada
Lydia
Andrea
Kainan
Ace
Helena
Albireo
Armand
Aramse
Aglaya
Cassie
Arone
Deuteros
Gintoki
Steven
Diva
Nia
Defteros
Maka
Lady
Astrid
Sheznarda
Alucard
Samantha
Pandora1
Gelum
Fye
Vergilius
Jabranth
Sophia
Alessa0
Mauritius
Lucy
Ioros
Aspros
Argol
Enya
Luna
63 participantes

Página 11 de 13. Precedente  1, 2, 3 ... 10, 11, 12, 13  Siguiente

Ir abajo

Las calles del mercado - Página 11 Empty Las calles del mercado

Mensaje por Luna Lun Ago 02, 2010 2:15 am

Recuerdo del primer mensaje :

Cubría mi rostro con la capucha para disimular un poco la mascara, simplemente no me acostumbraba a no usarla, tan solo en privado o frente a algunas personas no la utilizaba. Pero bueno tampoco era la idea llamar la atención, así que nada que unos harapos no hicieran pasar desapercibido.

-Tsk…hmhmhm –
Contenía la risa, ya que la mascara haría ecos un poco extraños. Pero ver la reacción de la gente a nuestro alrededor cada vez que el estomago de Enya rugía de hambre era en verdad gracioso. Aunque mejor eran esas caras que ponía de ruego por llegar a las tiendas del mercado.

No fue mucho lo que habíamos caminado cuando comenzamos a ver algunos de los puestos ambulantes en el horizonte. Pero el calor y el sol hacían el camino mas extenuante, nos habíamos alejado un poco de la brisa que traía el río. Cada vez había más puestos, más grandes, con más variedades. Por instantes me detenía observando lo que exponían en alguno que otro pero suponía que el hambre de mi amiga ya la estaría hostigando mucho. – ¿Viste algo que le apetezca al ruidoso?- inquirí volteándome, pero me encontré hablando a la nada ya que Enya no estaba allí. Dirigí mi mirada unos metros mas adelante encontrando a mi compañera ya en un puesto. –Haha que impaciente.- musité mientras me acercaba a ella a ver que había encontrado.

Luna
Luna

Cantidad de envíos : 8

Volver arriba Ir abajo


Las calles del mercado - Página 11 Empty Re: Las calles del mercado

Mensaje por Lady Miér Feb 02, 2011 2:16 pm

Caminaba junto a Madareth por las calles del mercado, notaba que algunas mujeres que pasaban la miraban muy detenidamente, no sabía por qué motivo lo hacían, a decir verdad yo no veía nada raro en ella, pero quien sabe, la gente tiene sus motivos. Iba callada sin mencionar absolutamente nada, tampoco tenía nada para decir asique no lo hacía, tan solo miraba hacia delante, no me importaba mirar las tiendas ni los vendedores ni nada de lo que allí se encontraba, había pasado millones de veces por el mercado, se podía decir que lo conocía de memoria. Pronto escuché a mi compañera hablar de Bazir, era cierto lo que decía, había notado esa actitud cuando traté con él en el cementerio, entonces decidí contestar.

-Eso es cierto... he notado esa asquerosa actitud de Bazir en el cementerio... es una idiotez que un berseker mantenga esa humanidad... ¿De que sirve? Solo para que sea pisoteado sin piedad y muera más rápido...- Decía con respecto a lo que ella había mencionado con anterioridad. -Pero bueno... allá él... nosotras tenemos cosas más importantes que hacer...- Comenté luego, después otro largo silencio se hizo hasta que por fin llegamos a la entrada de una taberna, noté a Madareth que sonreía y pronto decía unas palabras, a las que contesté de inmediato.

-Bien... hay que molestar un rato... veamos como reaccionan esos asquerosos santos Atenienses...- Dije por último aceptando aquellas palabras de Madareth, primero debíamos comprobar al enemigo, aún había mucho tiempo por delante y no estaría mal divertirnos un rato antes de empezar con el verdadero trabajo, en eso estaba totalmente de acuerdo.
Lady
Lady
Berseker de Ares
Berseker de Ares

Reino : Olimpo
Templo de la Guerra

Ataques :

Las calles del mercado - Página 11 34g3dckAD - Violent Twister (2100)
Las calles del mercado - Página 11 34g3dckAD - Burning Winds (2200)
Las calles del mercado - Página 11 34g3dckAD - Icy Winds of Destruction (2400)


Defensa :

Las calles del mercado - Página 11 34g3dck Escudo de Viento

Cantidad de envíos : 196

Volver arriba Ir abajo

Las calles del mercado - Página 11 Empty Re: Las calles del mercado

Mensaje por Lukas Jue Feb 03, 2011 10:10 am

Finalmente el joven de cabello blanco abre sus ojos y al ver que el sol ya casi no estaba sobre las calles de Roma, supo que se quedo dormido, el cansancio lo consumió y no importo el barullo de toda la gente de la calle, se termino durmiendo sin darse cuenta.
Limpio su baba que salio de su boca al dormí profundamente y desconcertado y aturdido, se levanto lentamente mientras se refregaba los dedos con sus ojos.
Tras despabilarse y tomar un poco la razón toco sus bolsillos y sus pertenecías para ver si estaba todo en orden, su Katana , su collar, y el dinero que tenia estaban. Todo en orden para seguir en el lugar, tambaleando como si fuera un ebrio caminaba por las calles, todavía estaba dormido, pero conciente


-Mierda me quede dormido, si esto hubiese pasado en el Tibet, ya no tendría ningún bien personal. Tengo suerte- Pensaba mientras colocaba su mano en su cabeza y miraba a su alrededor para ver si había algún peligro, No había mucha gente, tan solo unas personas que estaba hablando allí y riendo, no les dio importancia a ello y siguió caminando.


-¿Hey tienes una moneda?- Dijo en vos alta un hombre de actitud sospechosa mientras se ponía en el camino de Lukas, ese hombre pertenecía a el grupo del cual el ya había divisado –No tengo nada de dinero….la próxima vez será- dijo el peliblanco a el muchacho con una sonrisa en su rostro y caminando para dejar lo atrás
Tras unos segundos de caminata lukas pudo ver como un cuchillo se posaba sobre su garganta a punto de degollarlo
. –Déme todo el dinero, Cabron- murmuro en voz alta el ladrón que justamente fue el mismo que le pidió una moneda.

- No tengo nada ya te lo eh dicho…- dijo con una voz tranquila y con su sonrisa pacifica como si nada estuviera pasando. Luego de ver su cara el ladrón quedo confuso, el lo estaba robando y todavía seguí con una risa en su rostro.
-Hey imbecil¡¡¡ de que carajo te ries?¡¡-dijo al ver que su cara no inmutaba y que Lukas estaba riendo.
-Me río de esto- tras decir esas palabras el muchacho desenfundo tan rápido la Katana que apenas el malviviente lo pudo ver y luego de hacer un movimiento hacia atrás con la espada le corto con un solo corte al brazo que empuñaba el cuchillo.
La sangre salía a borbotones y los gritos desesperados que el hombre ejecutaba eran terribles. El brazo sin embargo seguía en el piso, Lukas desenfunda su Katana y se da la media vuelta con su sonrisa de siempre,mientras que el otro sale corriendo y cae desangrado a los 100 metros.
Lukas
Lukas

Status :
Las calles del mercado - Página 11 1zewlh


Cantidad de envíos : 48

Volver arriba Ir abajo

Las calles del mercado - Página 11 Empty Re: Las calles del mercado

Mensaje por Talos Jue Feb 03, 2011 8:41 pm

Talos se quedo afuera del consultorio médico, ya que le habían pedido que lo hiciera para que el doctor realizara bien su trabajo, tuvo que aceptar aquella solicitud mas por Nicole y su pronta recuperación ya que si fuese por lo que sentía se quedaría allí, velando por que se levantara y se encontrara bien, volver a disfrutar de su presencia y de su hermosa sonrisa, sentía un nudo en la garganta no sabía qué hacer ni que decir para calmar ese sentimiento de ansiedad, esta vez se sentía pequeño e inútil, de que le servía ser uno de los mejores generales de todo el Imperio, o uno de los más ricos de Roma si podía perderlo todo nuevamente en la figura de Nicole? La historia se repetía de nuevo, había perdido a sus padres y a su hermana y esta vez iba a perder a esa pequeña luz de esperanza que había iluminado su oscura vida.

Aquel sentimiento de impotencia de transformo en rabia, su puño quedo incrustado en la pared del consultorio, necesitaba descargar su frustración y aquel acto le sirvió para hacerlo, se quedo unos instantes observando la pared y pensando en todo lo que pasaba o mejor los malos recuerdos que le traía, aquella felicidad que alguna vez experimento al lado de su familia era lo que reflejaba la compañía de Nicole, y ella al igual que en un pasado se le estaba escapando de las manos, ¿porque tenía que soportar nuevamente la pérdida de un ser querido?, acaso que estaba pagando?. Dio unos pasos hacia atrás y se recostó contra una pared cercana, levanto la mirada al cielo como si desde ese lugar sus padres y su hermana le observaran, realmente tenía muchas cosas por las cuales pagar, después de la muerte de su familia se dejo consumir por la oscuridad y por la falsa alegría que los vicios y placeres mundanos podían otorgarle, era una persona de dos caras, aquel glorioso general ejemplo a seguir por parte de todas las tropas, inteligente, habilidoso una gran estrella táctica que podía ganar cualquier batalla con todo en contra, un joven virtuoso y noble; por otro lado estaba el Talos corrupto que solo miraba para sus propios intereses y necesidades que manipulaba a todos a su alrededor, un depravado que había usado a un niño (porque eso era realmente Alizé) para sus más bajos deseos y por si no fuera suficiente con él un montón de muchachitas a quienes tenia comiendo de la palma de la mano ya que había lavado sus mentes para nunca dejar de servirle ni reprocharle lo que les exigía.

Si se ponía a ver las cosas como estaban realmente tenía mucho por lo cual pagar, pero porque Nicole debía hacerlo si quien debía sufrir era él, no ella, que sentimiento tan puro, realmente no se reconocía dejaba de pensar en sí mismo y se preocupaba por el bienestar de alguien más, no para el beneficio de Talos si no de ese ser amado, si esto era una lección de la vida quedaría escrita en el con sangre y seria imborrable, se quedo viendo hacia la puerta del consultorio, en su mano había quedado con un poco de polvo debido al golpe en la pared, mando su palma a su pecho y encontró un objeto colgando de su cuello que había ignorado por…. Años. El dije del collar era una piedra de color azul, realmente era un estúpido al haber olvidado que siempre había llevado consigo aquel objeto, era el recuerdo de su hermana Isabella, cuando habían recorrido con su padre el Mediterráneo y en una de las islas cercanas a Grecia su hermana recogió aquella joya en una playa y le hizo aquel collar, la inocencia de la niñez les había hecho creer a los dos que aquella piedra era mágica y le daría felicidad a Talos, el joven sonrió observándola, tal vez su hermana tenia razón por que recordarla le estaba trayendo la calma en esos momentos tan difíciles.

Talos
Talos
Juez del Inframundo
Juez del Inframundo

Ataques :

Las calles del mercado - Página 11 2qlsew7 AD- Dynames (1800)


Defensa :

Las calles del mercado - Página 11 A1jtxf Kyrios

Cantidad de envíos : 150

Volver arriba Ir abajo

Las calles del mercado - Página 11 Empty Re: Las calles del mercado

Mensaje por Octavius Jue Feb 03, 2011 9:44 pm

El momento de tomar las decisiones había llegado por fin, y fue por eso mismo que Octavius había decidido contar con la ayuda de Aspros en caso de que necesitase una mano que pudiese orientarle. Sin embargo, no fue explícito con lo que deseaba de él ni mucho menos para que lo quería exactamente. Se limitó únicamente a comunicarle cuales serían los pasos a seguir y nada más, sin revelar mayores planes a futuro ni nada por el estilo. Confiaba en él, pero sólo sus acciones y reacciones ante los acontecimientos que se avecinaban, iban a ser los parámetros usados por el general máximo de Roma para medir que tantas esperanzas serían depositadas en su persona.

Mientras caminaban por las calles del mercado ambos iban comentando cosas sin mayor relevancia ni trascendencia, procurando guardar hasta el más mínimo detalle las apariencias en el hipotético caso de que alguien se interesase por mirarles y se tratara de algún conocido. Para los que no eran conocidos de ellos, más allá de identificar la imagen de Octavius como una leyenda en vida, sólo parecerían dos seres hablando sobre diversos temas de la actualidad romana de forma amena, sin risas pero tampoco con amargura. Desde luego, ambos sabían que sólo estaban actuando y tenían muy poco interés en lo que salían de sus bocas, por lo que de seguro cada uno estaría pensando en sus cosas privadas mientras esperaban llegar al punto que deseaba ubicar el hijo mayor del emperador.

A medida que avanzaba por las sucias y contaminadas calles de la zona comercial de Roma, aquel sujeto alto y de cabello negro pensaba en las posibilidades que le otorgaban las situaciones venideras. Ya el paso dos de su plan estaba completo, puesto que ya contaba con un sujeto que si bien podía sentir ciertos aires extraños en él, no tenía motivos que motivara una posible traición. Era un aliado perfecto, ya que sólo se necesitaban por conveniencia y no los unía nada más que alcanzar sus propias metas personales. De esa manera, podía arriesgarse y arriesgar la vida del otro sin preocupaciones excesivas, a consideración de si Octavius, por ejemplo, consideraba en sus planes a sus hermanos menores. Aquello era algo que no podía permitir, en lo más mínimo. Ellos ya estaban en su mundo y no quería interrumpir más sus vidas ni sus posibles felicidades. Ya mucho le debía a Vergilius el que le hubiese traído su trasero devuelta a Roma, y si bien su relación con Lydia era fría, le recordaba a su madre y eso era razón suficiente para no entrometerla en asuntos que, de todas formas, ni ella ni su hermano podrían entender del todo.

Ahí está… - Le comentó sin indicarle ni hacer mayor seña a Aspros, pero suponía fácilmente que él podría identificar de lo que estaba hablando su por el momento “camarada”.

Con el viento moviendo sus ropajes y el mechón de su cabello, se acercó con calma y sin hacer ruido hasta la ubicación donde se encontraba aquel sujeto con el cual había querido hablar desde hace mucho tiempo.

No es común ver a un general romano tirado en el piso con apariencia demacrada, ni siquiera en un campo de batalla.– Señaló a la vez que se paraba justo frente al rostro de Talos, separado apenas por unos cuantos metros. – Necesito hablar contigo, ya que tú fuiste el último ser del que tengo conciencia pudo relacionarse con mi padre, no es así?. – Preguntó con seguridad cruzando los brazos en el acto, ignorando por completo la presencia de los transeúntes.

Supongo que recuerdas mi identidad, pero para evitar parloteo innecesario, me presentaré de todas formas… soy Octavius, el hijo del emperador. – Sentenció categorico, a la espera de una posible respuesta por parte del que tenía las respuestas que él estaba buscando.
Octavius
Octavius
Dios/a
Dios/a

Reino : Olimpo
Templo de la Guerra

Ataques :

Las calles del mercado - Página 11 2af71yAD - Dead Vermillion (3700)
Las calles del mercado - Página 11 29wsihdAD - War Cry (3800)
Las calles del mercado - Página 11 2qlsew7AM - Demon Eyes (4700*)
Las calles del mercado - Página 11 A1jtxfAF - Dénouement (4900)
Las calles del mercado - Página 11 2qlsew7AFa - Colony Drop (5900)



Defensa :

Las calles del mercado - Página 11 29wsihd Boiling Blood
Las calles del mercado - Página 11 Vrt5a9 DE - Blazing Skin

Cantidad de envíos : 256

Volver arriba Ir abajo

Las calles del mercado - Página 11 Empty Re: Las calles del mercado

Mensaje por Aspros Jue Feb 03, 2011 10:15 pm

Las indicaciones y pasos a seguir que Octavius se había ocupado en preparar eran más que suficientes para llevar a cabo cierto objetivo, así que simplemente no pude objetar nada, menudo estratega era el primogénito del Emperador…de verdad que su fama de leyenda viva no tenía nada de extraño. Dejando eso de lado, tan solo iniciamos la pantomima donde los peatones y mirones ocasionales tan solo pudieran ver que un ex-senador y un heredero hablaran de asuntos los cuales, simplemente no entendía debido a la complejidad con la cual estos eran presentados. La realidad era otra: en lugar de molestarnos en hablar sobre tópicos repetidos y exhaustivos, Octavius solo se ocupaba de localizar algo o mejor dicho a “alguien”…frente a nosotros estaba el sujeto cuya búsqueda me había supuesto iba a demorar mucho más pero por lo visto, la suerte nos sonreía de oreja a oreja.

Sin dejar pasar ni un minuto, ya el más alto del dúo se había dirigido hacia donde se encontraba el General Romano cuyo nombre era Talos, hombre de cabello blanco y considerado como uno de los 5 soldados más cercanos al ahora difunto Emperador…curioso, para ser un líder de armada, era bastante joven. Unos años por encima de mi pero nada despreciable, era hora de ver si con esa cantidad de lunas extras en su haber, tenía la suficiente capacidad como para sernos de utilidad.

Con su usual porte y voz de mando, mi “compañero” se presentó aunque claro, era innecesario al saberse ser una figura con tal fama. Por otro lado no pude evitar el colocarme al lado del heredero para decir con voz enteramente cautelosa y bien medida para que solo ellos dos pudieran escucharme con claridad. Tal vez no sea de interés, pero mi nombre es Aspros…General Talos, sugiero que nos siga…ya se habrá dado cuenta que la “invitación” que le ha extendido su Majestad, no es algo que pueda o deba rechazar. Por favor, sígame atentamente y no intente nada sospechoso. expresé con cierto tono maligno, sin evitar el dejo de autoridad que por lo visto, requería la situación. Una vez más, me ocupé de liderar el camino hacia el Coliseo…por lo visto, su uso no había sido plenamente concluido como me había dicho mentalmente hacía tan solo un rato atrás.
Aspros
Aspros
Caballeros Dorados
Caballeros Dorados

Reino : Santuario de Athena

Ataques :

Las calles del mercado - Página 11 Vrt5a9AD - Ignición (4200)*
Las calles del mercado - Página 11 10z61isAD - Disrupción (4300)*
Las calles del mercado - Página 11 2psg66vAM - Golpe Centrado (4500)*
Las calles del mercado - Página 11 21m5578AM - Sentencia (4600)*
Las calles del mercado - Página 11 2wcdtgiAF - Satan Imperial (4800)*
Las calles del mercado - Página 11 10z61isAF - Canción de la Muerte (4850)*
Las calles del mercado - Página 11 2qlsew7AF -Explosión de Galaxias (4900)*
Las calles del mercado - Página 11 2af71yAFa -Megiddo (5100)*

TS -Destrucción Dual
TE -Apoteosis


Defensa :

Las calles del mercado - Página 11 A1jtxf Otra Dimensión
Las calles del mercado - Página 11 2qlsew7 DE - Niebla Cósmica

Cantidad de envíos : 694

Volver arriba Ir abajo

Las calles del mercado - Página 11 Empty Re: Las calles del mercado

Mensaje por Talos Jue Feb 03, 2011 10:53 pm

Sus recuerdos y aquella calma que había logrado conseguir se vio interrumpida con la voz de un hombre, mejor dicho de un fantasma al cual no escuchaba por más de trece años, Talos seguía observando aquel amuleto de su collar mientras escuchaba atentamente al hijo mayor del fallecido emperador, aunque se encontrara en parte destrozado por la situación de Nicole no había perdido esa habilidad de esconderse bajo mascaras y mentiras, cerró los ojos, y se ubico frente a Octavius, viéndole con determinación , sabía que tarde o temprano algo así pasaría aunque hubiese deseado hablar primero con Vergilius ya que sabía que con el primogénito las cosas no serian tan fáciles, la leyenda viviente de Roma, el mejor guerrero de todo el imperio ante el mejor estratega de Roma, que interesante encuentro.
- Pensé que nunca vendría a buscarme –

Sonrió burlonamente mientras inclinaba ligeramente la cabeza en señal de respeto, ahora que lo recordaba podía darse ese lujo ya que el futuro de Roma en cierta forma dependía de él, se dirigió al cochero a quien le ordeno que por nada del mundo se fuese de aquel lugar y se mantuviera pendiente de la salud de Nicole, se sentía como un bastardo dejándola así, pero aquella conversación con Octavius era inevitable. Observo de reojo al acompañante del hombre de cabellos negros, aunque en su juventud había estado pendiente de sus estudios en el ejército y perfeccionar sus habilidades en el campo de batalla tuvo la oportunidad de conocer a todos aquellos niños que ahora eran los dirigentes de Roma, Aspros uno de los gemelos de Cambre, no recordaba mas de el así que debía ser un senador mas del imperio.
- No es necesario que me indique que hacer senador Aspros, no soy como los habitantes de Roma a quienes les dice que hacer o no.–

Talos le dirigió una sonrisa irónica ya que no le agradaba que le dijeran lo que debía hacer, no era un niño ni mucho menos una marioneta, su padre la había inducido ese odio innato por el senado el cual creció aun mas cuando este fue asesinado por uno de esos senadores aunque desconociera quien fue, por eso al senado era sumamente apático, siguió a los dos hombres, el peliplata era ligeramente más alto y robusto que Aspros pero la presencia que mas sin imponía sin duda alguna era Octavius.
Talos
Talos
Juez del Inframundo
Juez del Inframundo

Ataques :

Las calles del mercado - Página 11 2qlsew7 AD- Dynames (1800)


Defensa :

Las calles del mercado - Página 11 A1jtxf Kyrios

Cantidad de envíos : 150

Volver arriba Ir abajo

Las calles del mercado - Página 11 Empty Re: Las calles del mercado

Mensaje por Octavius Vie Feb 04, 2011 4:24 pm

Octavius escuchó tranquilamente la respuesta otorgada por Talos, agradeciendo que aquel sujeto no hiciera muchas preguntas ni tampoco escándalos para acompañarles. Habría sido algo molesto el tener que explicarle todo lo que pasaba en un lugar tan poco privado y para nada adecuado como lo eran las calles del mercado, siempre rodeadas de espías, vigilantes inescrupulosos y amigos de las verdades ajenas. Lo mejor sería sin lugar a dudas regresar hasta el sitio indicado por Aspros como la zona más privada dentro de todo el imperio, obviando al palacio real y lugares excesivamente alejados.

Vamos entonces… - Señaló con autoridad y calma, mientras que se daba media vuelta para proceder a caminar en la misma dirección desde la que habían llegado hacía tan solo unos instantes.

De momento no le comunicaría nada más al general Talos, y dejaría que él mismo pudiese sacar cualquier tipo de conclusión y ya una vez se encontrasen en una zona más apta y apropiada para charlar, hablaría sobre todas las dudas que tenía dentro de su cabeza para con el general provenido desde las tierras persas. Tiempo al tiempo, si se le quería decir. Tiempo para reflexionar y buscar la mejor forma de conseguir una verdad que hasta hacía esos segundos le era esquiva, no obstante, todo podría dar un giro inesperado si es que Octavius empleaba las palabras precisas en su dialogo venidero. Ya se vería, por ahora estaba bastante calmado y sentía un aire satisfactorio en sus hombros, producto de que todo le estaba llevando un tiempo de ejecución mucho más concreto y simple que el que pudo haber calculado en algún instante. Y lo agradecía, ya que tampoco es que él fuera un hombre con mucha paciencia para lograr conseguir lo que quería, siendo la única excepción si es que se encontraba en un verdadero campo de batalla con su armadura puesta y una gran espada en su diestra.

Suspiró para sus adentros y dejó que en su rostro predominara la seriedad contra todo aquel que osase mirarle. No estaba de ánimos para nada más que no fuesen los asuntos con el general, al menos de momento. En su cabeza los recuerdos de su época en las batallas masacrando gente y aldeas enteras no eran sino un anhelo reprimido que ya veía muy lejano y además, ajeno. Al tener nuevas responsabilidades para con su nación y su propia familia, pensar en tener una posición de guerra como antaño sería soñar demasiado. Así que… lo mejor era no entusiasmarse con nada, y hacerse la idea de que ahora ya no era sólo un muchacho que disfrutaba desmembrando cuerpos y arrancando cabezas a diestra y siniestra. Ahora, lo único que podía hacer era evitar que su nación se fuese abajo, y quizás, tan sólo quizás, tener suerte y poder eliminar a alguna escoria con sus propias manos.
Octavius
Octavius
Dios/a
Dios/a

Reino : Olimpo
Templo de la Guerra

Ataques :

Las calles del mercado - Página 11 2af71yAD - Dead Vermillion (3700)
Las calles del mercado - Página 11 29wsihdAD - War Cry (3800)
Las calles del mercado - Página 11 2qlsew7AM - Demon Eyes (4700*)
Las calles del mercado - Página 11 A1jtxfAF - Dénouement (4900)
Las calles del mercado - Página 11 2qlsew7AFa - Colony Drop (5900)



Defensa :

Las calles del mercado - Página 11 29wsihd Boiling Blood
Las calles del mercado - Página 11 Vrt5a9 DE - Blazing Skin

Cantidad de envíos : 256

Volver arriba Ir abajo

Las calles del mercado - Página 11 Empty Re: Las calles del mercado

Mensaje por Aixa Mar Feb 08, 2011 2:00 am

Mientras comía algunas almendras que acaba de adquirir hacía algunos minutos, no paro su marcha y llego a una zona donde solo eran calles con pocos puestos. Había muchos extranjeros, moros, hindúes y otras gentes. Curiosa como era, se acercó a un lugar donde había amontonamiento de gente. Al parecer todos estaban sorprendidos observando un espectáculo. Podía oír un extraño ruido de un instrumento musical pero no supo descifrar de qué se trataba.

- ¿Qué es lo que tanto llama la atención de todos? – le pregunto a una chiquilla que intentaba observar entre todas las personas.

- Hay un viejo que tiene una cobra dentro de una cesta y cada vez que toca su instrumento, ella lo obedece, se hace llamar encantador de serpientes – le respondió la pequeña.

Y abriéndose paso entre la gente llego al frente, para poder observar con atención el trabajo de aquel hombre.



Una vez que hubo acabo de hacer su “magia” la cobra volvió a meterse al cesto donde estaba y Aixa le dejo algunas moneas de oro al hombre de tez oscura. Había sido realmente interesante observar aquello.

- Me pregunto cual sera el truco para mantener a la serpiente entretenida y que no lo ataque...
Aixa
Aixa

Status :
Las calles del mercado - Página 11 Ojl8xv


Cantidad de envíos : 23

https://www.facebook.com/say.me.crazy

Volver arriba Ir abajo

Las calles del mercado - Página 11 Empty Re: Las calles del mercado

Mensaje por Ada Miér Feb 09, 2011 5:04 pm

Pasaba entre la multitud con gran rapidez no le importaba si se llevaba por delante hombres o mujeres que estuvieran llevando sus compras realmente aquella sensación era algo que por muchos años no había sentido asi como asi, un sujeto que llevaba unos canastos callo al piso mientras Madareth corria por las calles concurridas del mercado romano, este se limito a gritar un “oye” por que aquella muchacha ya se encontraba muy lejos cuando apenas se recuperaba de la caída. Aquel cosmos le recordaba a una persona, y esa persona solo podía ser a quien había estado buscando desde que se volvió consciente de lo que era en realidad, la capa que la cubria dejaba ver que llevaba consigo sus espadas del caos enfundadas en su espalda, que conveniente ya que sabia que las cosas no terminarían bien.

El brillo de sus ojos llego a cambiar era diferente a ese yo sádico y ansioso de sangre, era mas bien al alma de un guerrero y a un espíritu de lucha como si estuviese a punto de librar una gran batalla, sonreía con satisfacción sabia que por fin había llegado el momento de arreglar las cosas y buscar respuestas.

- Pense que esperarías mas – susurro mientras se dirigía al coliseo, irónicamente el sitio donde había empezado su aventura en Roma.
Ada
Ada
Berseker de Ares
Berseker de Ares

Reino : Olimpo
Templo de la Guerra

Ataques :

Las calles del mercado - Página 11 2qlsew7AD - Lanzas de la Guerra (1050)


Defensa :

Las calles del mercado - Página 11 2qlsew7 Ejercito de Esparta

Cantidad de envíos : 172

Volver arriba Ir abajo

Las calles del mercado - Página 11 Empty Re: Las calles del mercado

Mensaje por Arwen Miér Feb 09, 2011 7:20 pm

La dama se puso a recorrer las calles del mercado, pues le parecio curisoseco en verdad ver a todos vendiendo sus cosas, en Britania era algo diferente, pues era mas ordenado pero eso no le hizo querer regresar a su vieja vida que tenia ahi, debia enfocarse en buscar indicios, asi que empezo a ir de un lugar a otro para poder ver a a lguen que le pudiera dar informse, asi que se acerco a una chica que vendia muchas cosas, dificl de diferenciar que vendia en realidad, por lo que le pregunto - disculpa, me podrias decir en donde puedo encontrar el palacio del cesar??? -la dama solo sonrio y le explico

mira....estas muy lejos, toma el carruaje que lleva ala cuidad central, y pasaras por una edificacion muy grnade, ese es el palacio Romano, si quieres ir a las villas, deberas tomar otro carruaje en el centro de Roma...espero poder ayudarte mas, pero debo trabajar, suerte

Arwen solo le agradecio con una sonrisa y se dirguio a donde le habia dicho para ir al centro de la Cuidad, por lo que camino presurosa, pronto seria mas noche y no podria avazar mas y debia encontrar un lugar donde quedarse,asi que mientras paso, una chica de cabello rojo, se le hizo muy extraña, y cuando paso junto a ella sintio una energia muy extaña, en verdad muy extraña, pero hizo caso omiso y decidio seguir con su camino.
Arwen
Arwen

Status :
Las calles del mercado - Página 11 285mkn


Cantidad de envíos : 26

Volver arriba Ir abajo

Las calles del mercado - Página 11 Empty Re: Las calles del mercado

Mensaje por Ambrose Dom Feb 13, 2011 2:47 pm

Sali de aquel establecimiento cargando con las dos bolsas que me había dado el banquero, miré al cochero y se mostraba tan aburrido como lo había estado haciendo desde el momento en que su vida y la mia se cruzaron, abri el carruaje y tiré las dos bolsas y luego ingresé yo, me senté y permanecí en silecio por unos minutos, el cochero esperaba órdenes por lo cual replicó: - La llevo a algun lugar mi señora?

Permanací en silencio, pensando si debía arribar de nuevo al consultorio o simplemente buscar un buen lugar donde quedarme a dormir, mi mente no se decidía por lo que opté por seguir mis instintos, con la mano en mi barbilla y la cabeza gacha murmuré: - Debo mejor encontrar un lugar donde dormir, en caso de que Nicole recupere la consciencia ese hueco de consultorio no es el mejor lugar para recuperarse, la casa Casale por ahora esta en ruinas ... y ese generalucho nunca supe si contaba con un buen lugar donde quedarse... por lo pronto será mejor que nos quedemos en Roma, Nicole me podrá servir para decirme algunas cosas de este asqueroso imperio.

Levanté la cabeza, con mirada decidida le dije al cochero: - Confiaré en Ud. Señor, gusta llevarme al mejor hospedaje de esta ciudad.

El cochero agitó las riendas a los caballos y éstos comenzaron la marcha, ibamos a buen trote, mientras el desplazamiento se realizaba miraba por la ventana los lugares por los que pasabamos, a medida que atravesabamos las calles se mostraba el estatus y riqueza del lugar. Finalmente el cochero se detuvo y dedicándome unas palabras dijo: - Hemos llegado mi Señora, estamos en el Hospedaje El Imperio.

Asomé mi cabeza por la pequeña ventana, miré de arriba a abajo el lugar, se mostraba que no era cualquier lugar y que solo gente con dinero podría quedarse allí
Ambrose
Ambrose
Dios/a
Dios/a

Reino : Atlántida

Ataques :

Las calles del mercado - Página 11 29wsihdAD - Anunciación Marina (2400)
Las calles del mercado - Página 11 335eiplAM - Réquiem de Rosas Rojas Imperiales (2900)
Las calles del mercado - Página 11 21m5578Las calles del mercado - Página 11 10z61isAF - Llamado de las Estaciones (3600)


Defensa :

Las calles del mercado - Página 11 A1jtxf Puertas de la Atlántida

Cantidad de envíos : 173

Volver arriba Ir abajo

Las calles del mercado - Página 11 Empty Re: Las calles del mercado

Mensaje por Lady Dom Feb 20, 2011 6:45 am

Salía de la taberna abriendo aquella vieja puerta que chillaba desagradablemente, y luego la empujé con fuerza azotándole a propósito sin ningun problema, no me interesaba la que piensen, estaba furiosa por la actitud de mi compañera Madareth, al menos me hubiera dicho a donde iba pero no lo hizo y eso me molestó bastante aunque no era quien para juzgarla, la había conocido hace no mucho tiempo y sabía como era ella, de alguna forma sabía que en realidad la conocía hace mucho tiempo pero no quería hacerle caso a mis intuiciones.

Ahora que lo pensaba volvía a mi mente el rostro de aquel hombre con el que tantas veces había soñado, pensando en que era mi futuro dios Ares, había sentido su cosmos en el aire y ahora era más potente que antes, sentía como si el dios de la guerra hubiese despertado por fin de su largo sueño. Quizás hubiera sido una ventaja que lo hubiese encontrado y hablado con él desde un principio en vez de enredarme en aquella extraña en inconclusa historia con aquel senador que nunca volví a ver. Comenzaba a arrepentirme de no haber hecho las cosas bien desde un principio, ahora muchas cosas jugaban en mi contra. Pero en ese preciso momento nada de eso me interesaba mucho, era la misma vagabunda de antes pero con un "título" por así decirlo, mi próximo objetivo quizás era llegar al templo de la guerra, sabía que mi armadura me estaba esperando y estaría orgullosa de portarla sin lugar a dudas.

Sin pensarlo más comencé a caminar nuevamente por las calles del mercado sin nada que hacer, miraba para los lados pero ya no había rastros de Madareth había desaparecido del lugar. El viento comenzaba a soplar, mi cosmos se hacía presente, estaba pensando en llegar al templo de la guerra en busca de la armadura que me pertenecía, aunque luego de eso no sepa que hacer. Me abría paso por medio de la multitud, había muchos vendedores y no me importaba mostrar mi cosmos ante la gente común. Tan solo caminaba sin rumbo aún, pensativa, reflexionando acerca de mi próximo objetivo.
Lady
Lady
Berseker de Ares
Berseker de Ares

Reino : Olimpo
Templo de la Guerra

Ataques :

Las calles del mercado - Página 11 34g3dckAD - Violent Twister (2100)
Las calles del mercado - Página 11 34g3dckAD - Burning Winds (2200)
Las calles del mercado - Página 11 34g3dckAD - Icy Winds of Destruction (2400)


Defensa :

Las calles del mercado - Página 11 34g3dck Escudo de Viento

Cantidad de envíos : 196

Volver arriba Ir abajo

Las calles del mercado - Página 11 Empty Re: Las calles del mercado

Mensaje por Lestat Dom Mar 06, 2011 4:31 pm

Y en el mercado por fin aquella pareja de enamorados estaban. Lestat el joven general romano, desde la ventanilla admiraba de reojo un tanto serio como la gente se paseaba como si nada, y mientras se percataba del estado ambiental con ternura iba masajeando las manos delgadas y péquelas de Larissa. Cuando lo vio apropiado el rubio suspiró y con ello dio una orden estridente como era de costumbre para aquel joven:

-Cochero detenerte en este sitio, abrirnos las puertas pues es momento que mi señorita descanse del viaje y que mejor que caminar un rato tomados de las manos entre las extensas calles del mercado.

Al culmino de su orden el carruaje se detenía y con ello el jinete descendía para así abrir la puerta de la carrosa. Lestat era el primero en bajar para poder ofrecerle la mano a Larissa y ésta bajara con gran mesura. Inhalando los cientos de aromas que circundaba en su alrededor, el joven general extendía su mano hacia el frete, adentrándose al carruaje, dando una reverencia cortes, sonreía y con ello hablaba:

-Si usted me permite señorita el tener el consentimiento de tomar su cálida mano para poderle ayudar a bajar del carruaje seria para mi un gran honor.

Dicho eso Lestat sonreí y con ello le guiñaba el ojo derecho a Larissa, esperando con paciencia a que ella aceptara su invitación y así poder perder el tiempo entre las calles aglomeradas del mercado romano, previo a su boda, pues el joven estaba demasiado nervioso y quería despejar su mente antes de unir lapsos con la mujer que para ese entonces era la persona mas hermosa que había conocido.
Lestat
Lestat

Reino : Olimpo
Templo de la Guerra

Ataques :

Las calles del mercado - Página 11 Vrt5a9AD - Lingua infernum (1350)


Defensa : Las calles del mercado - Página 11 Vrt5a9 Mirror Ignis
Cantidad de envíos : 126

Volver arriba Ir abajo

Las calles del mercado - Página 11 Empty Re: Las calles del mercado

Mensaje por Talos Lun Mar 07, 2011 8:40 am

El joven termino su camino y llego hasta el consultorio medico, antes de entrar alcanzo a vislumbrar algo sumamente extraño en el cielo, en el coliseo donde hace poco había estado un tono rojizo se había apoderado del cielo en torno a este, seria algun regalo de la madre naturaleza? Era sumamente extraño y le causaba curiosidad pero no podía perder su tiempo en tal evento, tan pronto terminara podría ir a investigarlo o mandar algunos hombres a que lo hicieran.
Alcanzo a preguntarse que habría pasado con Octavius sin lugar a dudas la charla con el hijo mayor del emperador causo un cambio en el, no sabia como tomaria las cosas el promogenito al ver que todo el trabajo ya lo había realizado el general o si aun tenia intenciones de gobernar a roma, fuese lo que fuese Talos estaba preparado, por algo era un estratega y mantener planes de contingencia era algo natural para el, además sin lugar a dudas entregarle la cabeza de Diva seria un favor que el próximo emperador recompensaría de alguna forma.

Eran muchos los que odiaron a la eperatriz, una extranjera que a partir de la seducción y de la “conveniente” muerte de la verdadera emperatriz se alzo con el poder, y si sus sospechas de alguna forma fueron ciertas, la descabellada idea de pensar que ella maquino algo contra la verdadera madre de Roma, al final sus suposiciones serian confirmadas cuando se encontrara con la caravana fúnebre y las ultimas noticias que sus compañeros general alcanzaron a encontrar en Persia, mientras se preparaba el cuerpo del emperador.
Talos
Talos
Juez del Inframundo
Juez del Inframundo

Ataques :

Las calles del mercado - Página 11 2qlsew7 AD- Dynames (1800)


Defensa :

Las calles del mercado - Página 11 A1jtxf Kyrios

Cantidad de envíos : 150

Volver arriba Ir abajo

Las calles del mercado - Página 11 Empty Re: Las calles del mercado

Mensaje por Larissa Mar Mar 08, 2011 8:59 pm

Larissa escuchó la voz masculina de su novio indicándole al cochero que se detuviera, al fin estaban llegando a su sitio destinado y la mujer de ojos color avellana sintió el carruaje descender su velocidad hasta quedar plantado de una vez, su corazón se aceleró puesto que ya estaban en el mercado donde ella había conocido a su futuro esposo, y el sitio donde comprarían todo para el día más feliz de su vida, y no sólo ella se encontraba en ese estado, porque por mucho que Lestat lo disimulara ella podía darse cuenta de que el también estaba sintiendo ya el nerviosismo por aquel momento especial que ambos vivirían.

-Claro que te permito todo lo que tú desees amor mío, contigo iré a donde tú desees, porque eres el hombre más bello del mundo y te amo de una forma incontrable, quiero estar siempre a tu lado cada segundo del día.

Una vez que la chica de cabellos castaños dijo esto tomó la mano de su futuro esposo y avanzó dentro del carruaje para poner su pie derecho en la escalinata del mismo y su pie izquierdo en el piso de las calles llenas de gente de aquel sitio donde ellos iban a recrearse, una vez que se hubo bajado del carruaje Larissa se abrazó a su amante rodeándo la cintura el mismo con sus brazos y suspirando profundamente, aún no creía que ese hombre estaba ahí con ella dispuesto a hacerla muy feliz.
Larissa
Larissa
Berseker de Ares
Berseker de Ares

Reino : Olimpo
Templo de la Guerra

Ataques :

Las calles del mercado - Página 11 10z61isAD - Anima sola (1650)


Defensa :

Las calles del mercado - Página 11 10z61is Canzone d'amore nuovo

Cantidad de envíos : 123

Volver arriba Ir abajo

Las calles del mercado - Página 11 Empty Re: Las calles del mercado

Mensaje por Lestat Miér Mar 09, 2011 8:54 pm

El joven romano se sentía un poco nervioso al escuchar aquellas palabras de la señorita Larissa, ya que a el le habían inculcado de una forma distinta y los sentimientos de corazón sólo eran propios de dos y no de terceros, pero al parecer la dama tenia otra cultura por lo que se expresaba abiertamente, generando que unos cuentos ciudadanos romanos se detuvieran y cuchichearan con descaro.

Eso molestaba a Lestat demasiado pues no podía encararles y pedir respeto ante la dama que amaba, mas sin embargo declino sus deseos y siguió con su sonrisa. Cuando su prometida descendía del carruaje el general romano no pudo evitar quedarse con la boca abierta pues el sol iluminaba perfectamente su tersa piel dejando así un fulgor en su silueta que se veía muy seductora. Tragando saliva el general se ruborizaba al sentir como Larissa lo surcaba de la cintura en un abrazo, este reía como estúpido y asimismo se daba media vuelta, con ligeros esfuerzos cargaba a la dama de largos cabellos castaños y así daba vueltas en medio de la plaza, bajándola la tomaba de sus rosadas mejillas y fundía sus labios con los de ella, su lengua se entrelazó por efímeros segundos para así tras un suspiro se separara y le susurrara:

-Te amo mi linda dama… ya no aguanto las ganas para estar casado con vos… ahora bien ¿que deseas hacer? ¿ha donde quiere ir mi vida?, de las compras no te preocupes el cochero tiene la lista de donde debe de ir y que debe de comprar…

Tomando su diestra el caballero hacia que esta surcara su brazo izquierdo y sin más ni menos comenzó a caminar entre los senderos del mercado, sin despegar la mirada de su amada prometida Larissa.
Lestat
Lestat

Reino : Olimpo
Templo de la Guerra

Ataques :

Las calles del mercado - Página 11 Vrt5a9AD - Lingua infernum (1350)


Defensa : Las calles del mercado - Página 11 Vrt5a9 Mirror Ignis
Cantidad de envíos : 126

Volver arriba Ir abajo

Las calles del mercado - Página 11 Empty Re: Las calles del mercado

Mensaje por Larissa Jue Mar 10, 2011 3:37 pm



Larissa perecía estar viviendo un cuento de hadas, uno de esos con un final muy feliz que toda niña soñaba vivir, y Lestat obviamente era el príncipe que toda princesa quiere que valla a rescartarla de donde sea que esté encerrada; poco o nada le importaron las miradas de los demás o sus comentarios, nadie tenía el derecho de juzgarla por ser feliz y nadie jamás podría negar que su amor era puro y lo más hermoso del mundo.

Como si estuviera en un trance el general romano cargóa Larissa por y dio vueltas con ella haciendo que la chica de los cabellos color avellana se emocionara de sobremanera, puesto que sólo había jugado así con su padre cuando era pequeña, y le alegraba que un hombre adulto como él jugara así. Otro beso más se marco en los labios de la mujer de ojos avellana y una sonrisa apreció en su rostro; una vez que el juego estuvo acabado su futuro esposo la depositó en el suelo y aún sin dejar de mirarla empezó a caminar como embobado sonriéndole, pero antes de eso había hecho una pregunta y la joven mujer estaba aún pensando qué respnder a esta, hasta que al fin luego de caminar un rato dijo:

-La verdad no sé porque como sirvienta sólo iba a comprar abarrotes, pero seguro que tú mi querido prometidLo conoces algunos sitios más donde se pueda ir, por ahí recuerdo que tú dijiste tener hambre... Anda amor mío vamos a comer algo y luego podemos ir al mercado de telas, quiero que te compres una linda toga de color blanco para nuestro casamiento.

Larissa sonrió una vez más y fijó sus ojos en los castaños cabellos de su prometido, luego en sus hermosos ojos y por último en su mezquina pero seductora boca, estaba feliz y le gustaba caminar así con él ignorando los comentarios de los demás, que nada tenian que hacer en su cuadro mágico, en ese mundo que era sólo de los dos.

Larissa
Larissa
Berseker de Ares
Berseker de Ares

Reino : Olimpo
Templo de la Guerra

Ataques :

Las calles del mercado - Página 11 10z61isAD - Anima sola (1650)


Defensa :

Las calles del mercado - Página 11 10z61is Canzone d'amore nuovo

Cantidad de envíos : 123

Volver arriba Ir abajo

Las calles del mercado - Página 11 Empty Re: Las calles del mercado

Mensaje por Lestat Jue Mar 10, 2011 10:47 pm

El general romano escuchó con gran mesura las palabras que expresaba su prometida mientras caminaban ambos envueltos en su mundo de ensueño. Terminando Larissa de hablar éste suspiró y con ello se detuvo haciendo que la dama que le acompañaba hiciera lo mismos, acercando su rostro el caballero besó su frente y con ello suspiró, para así decirle con gran tranquilidad:

-La verdad amor hambre ya no tengo… tan sólo se mantiene mi apetito por probar tan exquisitos labios que te cargas pero… ¿Tú tienes hambre mi amor? Si es así podemos ir a comer y con respecto a la tela que quieres que ocupe yo para la boda, lamento declinar en tus deseos. Soy un general y seria apropiado que me casara con mi uniforme de guerra además Larissa (acercando a su oído para susurrarle) Estaré semidesnudo en el altar, tan sólo es mi capa, mis grilletes de oro cinturón de metal y un falda pequeña… mi abdomen y torso se mantendrá desnudo para apantallarte… jejeje (con discreción lamía su oreja y así se ponía recto para sonreírle) Pero claro acatare las ordenes de mi reina.

Dicho eso Lestat tomó el paso para que su dama también lo hiciera y así se adentraran a las calles del mercado, dejando al cochero donde habían descendido para iniciar su excitante recorrido antes de casarse. Además Lestat se notaba más seguro pues los planes ya estaban llevándose a cabo, la compra del vestido de Larissa y los anillos, mientras que en la villa adornaban el jardín, por lo tanto aquel suspiró y con ello una vez se detuvo en la área de comida que tenia las calles del mercado de Roma, besando las manos de su dama este ladeo su rostro y con ello dijo:

-Bueno pues ya estamos en el área de alimento amor… ¿Quieres comer? o ¿qué es lo que quieres que hagamos linda? yo me apego a tus ordenes para así tú estés contenta y no ensombrezca tan hermoso ojos amor.

Repasando las manos en su mejilla Lestat aguardo con tranquilidad las ordenes de Larissa, mientras el tiempo seguía transcurriendo en sus alrededores.
Lestat
Lestat

Reino : Olimpo
Templo de la Guerra

Ataques :

Las calles del mercado - Página 11 Vrt5a9AD - Lingua infernum (1350)


Defensa : Las calles del mercado - Página 11 Vrt5a9 Mirror Ignis
Cantidad de envíos : 126

Volver arriba Ir abajo

Las calles del mercado - Página 11 Empty Re: Las calles del mercado

Mensaje por Dahinten Sáb Mar 12, 2011 2:02 pm

Tras haber salido de la cabaña de don Amelio, Dahinten regresó a Roma, y antes de ir a la Villa de Cambre decidió ir a dar un paseo y a comprar algunas cosas al mercado Romano.

Iba paseando por las calles, curioseando y observando todo a su alrededor, todo en aquel lugar era movimiento, ruido y excitación. Muchas personas caminaban por aquella calle mientras hablaban sobre lo que querian comprar, vender o sobre las cosas curiosas de aquel lugar.

De pronto, a lo lejos; vió a un joven que iba junto a una chica muy hermosa. El joven caballero de cabellos rubios parecía ser del ejército, su forma de caminar y de moverse lo delataban, a pesar de que no era tan corpulento como Dahinten su cuerpo daba sensación de solidez.

La chica que iba junto a él tenia el cabello castaño, el talle fino y figura esbelta. Parecía muy delicada, Dahinten pensó que era hija de algun senador o alguien de la alta sociedad romana; porque tales eran las características de las mujeres jovenes de la sociedad romana.

Ambos parecían muy enamorados, Dahinten pudo ver en sus ojos la llama de la pasión y el amor que ardía incontrolablemente, esto hizo a Dahinten recordar a la chica pelirroja del coliseo, esa chica de la que no saía nada pero que era la que había creado un nuevo sentimiento en el corazón del rubio.

De pronto, Dahinten vió que al joven se le caía una bolsita de cuero que llevaba en el cinturón, parecía que no lo había notado. Un hombre al que le brillaron los ojos al ver la bolsita se agachó rápidamente y emprendió una loca carrera buscando huir de aquel lugar. Dahinten se movió rápidamente y con una de sus grandes manos tomó al hombre por un brazo, y sin decirle palabra le quitó la bolsa de la mano y lo soltó.

Viendo que el caballero y la dama iban mas o menos a 20 pasos de el, Dahinten corrió detrás de ellos y al darles alcance, tocó el hombro de aquel joven.

-Disculpe joven, solo quería devolverle esta bolsa que se le cayó.- Dijo Dahinten tendiéndole la bolsa que tintineaba alegremente con sonidos de plata y oro al joven.
Dahinten
Dahinten

Status :

Las calles del mercado - Página 11 285mkn


Cantidad de envíos : 68

Volver arriba Ir abajo

Las calles del mercado - Página 11 Empty Re: Las calles del mercado

Mensaje por Pandora1 Sáb Mar 12, 2011 5:08 pm

Hacía varios minutos ya había salido del templo de la discordia por una orden de mi diosa, me dirigía hacia la tienda de telas a comprar un bello vestido para asistir a aquella fiesta que muy cerca estaba de realizarse y debía ir bella, más bella que nunca para dar una buena impresión frente a los invitados. Siempre trataba de quedar bien en las reuniones que organizaba mi diosa y a las que mis hermanos fantasmas asistían, un poco de orgullo y soberbia había en mí, y no podía evitarlo, me sentía la mas fuerte y confiable de todos los fantasmas de Eris y hacía cosas siempre para demostrarlo. Era muy independiente pero cuando de ordenes de Eris se trataba paraba para cumplirlas.

Cabalgaba por las veredas del mercado sobre mi caballo fantasma, por supuesto que a simple vista parecía uno común y corriente, hacía lo posible para que así se vea. Mi mascota felina iba sobre mi hombro derecho, observando cada cosa que pasaba, estaba un poco asustado pues la calle se veía repleta de gente que iba y venía, especialmente con sus carrozas intercambiando mercadería y cosas así, después de todo era una zona repleta de tiendas y no se podía perder ni una sola oportunidad. Miraba cada rincón para poder encontrar esa tienda que tanto buscaba, tenía que encontrar una linda ropa para aquella ocasión especial y todavía tenía mucho tiempo de sobra. Pronto vi un local con la puerta abierta y un muchacho dentro, había mucos vestidos bonitos entonces decidí acercarme al edificio, me bajé de un salto de mi corcel y lo dejé en el lugar, sin siquiera amarrarlo a alguna columna, pues podía controlarlo con mi cosmos y no se saldría de ese lugar hasta que yo regrese. Mi pequeño felino bajó al suelo.


-Veamos que tienen aquí... creo que es el lugar adecuado...- Dije casi en un murmulloy me adelanté.
Pandora1
Pandora1
Espectro de Hades
Espectro de Hades

Reino : Giudecca
Inframundo


Ataques :

Las calles del mercado - Página 11 2af71yAD - Soul Squad (3900)*
Las calles del mercado - Página 11 2af71yAD - Soul Explosion (4000)*
Las calles del mercado - Página 11 2af71yAM - Sombra de la Muerte (4100)
AM - Cosmos Oscuro (4200)*
Las calles del mercado - Página 11 2af71yAM - Hell of Death (4300)*
Las calles del mercado - Página 11 2af71yAF - Demon Army (4500)*
Las calles del mercado - Página 11 2af71yAF - Muerte y Putrefacción (4600)*


Defensa :

Las calles del mercado - Página 11 2af71y Muro de Almas

Las calles del mercado - Página 11 2af71y DE - Phantom of Death

Cantidad de envíos : 523

Volver arriba Ir abajo

Las calles del mercado - Página 11 Empty Re: Las calles del mercado

Mensaje por Larissa Sáb Mar 12, 2011 9:19 pm


Larissa escuchó la voz de su amante decir una serie de cosas que hicieron que la misma se sonrojara, la verdad era que le gustaba mucho el saber que un hombre tan apasionado y amoroso como ella estuviera todos los días de su vida. Como su futuro esposo le había dicho que eligiera qué comer, o que le dijera qué hacer, pero la verdad era que Larissa estaba tan emocionada con lo de su casamiento que no tenía deseos de comer nada, su estómago se había cerrado para todo alimento, por lo que al final luego de sentir los besos de su amado prometido en sus hermosas manos, la mujer de cabellos color avellana dijo:

-La verdad no tengo deseos de comer nada, estoy tan emocionada con el hecho de casarme contigo que no me siento con deseos de comer, pero lo que sí quiero es que vallamos al mercado de telas, yo sí quiero hacerme una serie de vestidos para lucirlos frente a tí.

Larissa sonrió y le dio un beso en la mejilla a su prometido, seguido de una caricia sobre su mejilla derecha y una sonrisa en sus labios, sabía cuanto le gustaba a ese hombre de cabellos castaños el verla sonreír, por eso tenía la consigna de sonreír siempre que pudiera y estuviera en la presencia de su amado hombre.

-Antes de irnos respóndeme algo.- Larissa se recostó en una pared y miró al cielo mientras decía- ¿Alguna vez pensaste en casarte antes de conocerme?- Larissa cerró los ojos y dejó que el viento moviera sus cabellos acariciando también su rostro con su sutil paso sobre sus mejillas.

Larissa
Larissa
Berseker de Ares
Berseker de Ares

Reino : Olimpo
Templo de la Guerra

Ataques :

Las calles del mercado - Página 11 10z61isAD - Anima sola (1650)


Defensa :

Las calles del mercado - Página 11 10z61is Canzone d'amore nuovo

Cantidad de envíos : 123

Volver arriba Ir abajo

Las calles del mercado - Página 11 Empty Re: Las calles del mercado

Mensaje por Enya Sáb Mar 12, 2011 11:34 pm

El haber llegado a la calle principal del mercado fue un alivio para la lemuriana más la marea de personas, la hacían retroceder una y otra vez como era común desde que ella vino la primera vez, esta vez no se molesto ni nada prefirió estar tranquila y en paz con el lugar hasta al fin poder controlar bien su cuerpo para ir a donde ella quisiese entre medio de la muchedumbre sin que esta le molestara, el bullicio era algo común allí al igual que los robos por esto último siempre llevaba su dinero escondido en un lugar el cual no se atreverían a tocar al menos en un lugar así y además pasaba desapercibido gracias a sus dos grandes razones. Los distintos puestos de mercancías no le llamaron la atención puesto que lo que se hacía en Lemuria tenía más valor en términos monetarios y artísticos, los objetos tenían vida no eran cosas vacías que se creaban para obtener unas cuantas monedas eran algo más preciado, algo que no se podría describir en una ciudad tan banal como Roma.
- Que aburrimiento - dijo mientras estiraba sus brazos hacía el cielo desperezándose, miró para todas partes buscando algo de su agrado más no lo encontró, hasta que un olor comenzó a sentirse en el aire comida recién hecha se estaba sirviendo en un puesto del mercado, no pasó ni unos cinco segundos y llegó al puesto de comida, allí pidió de todo un poco y se lanzó a comer descontroladamente hace algunos días que no comía tanto y esto para ella era el paraíso sobre la tierra, al terminar de comer algo le llamó la atención en el lugar unas energías que no eran como las de los servidores de Athena, ni del otro dios oscuro se encontraban cerca, eso quería decir solo una cosa la guerra estaba más cerca de lo esperado, se levantó y pago para luego retirarse del lugar ocultando su presencia sin dejar rastro.
Enya
Enya
Amazona Dorada
Amazona Dorada

Reino : Santuario de Athena

Ataques :

Las calles del mercado - Página 11 2qlsew7 AD - Crystal Chrysalis (950)


Defensa :

Las calles del mercado - Página 11 2qlsew7 Crystal Sphere

Cantidad de envíos : 110

Volver arriba Ir abajo

Las calles del mercado - Página 11 Empty Re: Las calles del mercado

Mensaje por Lestat Dom Mar 13, 2011 6:47 pm

Lestat iba perdido entre la mirada de su amaba cuando de repente una serie de palabras por parte de la dama llegaba y a la vez ésta se recargaba en la pared cuestionando algo que hizo que el general se quedara serio. Tragando saliva éste se disponía a responder cuando una mano corpulenta tocaba su solido hombro eso genérenos que el caballeo romano se destejiera de tan hermosa vista: su prometida.

Girando su rostro podía divisar la figura corpulenta de un hombre quien amablemente le entregaba una bolsa de cuero donde oro y plata yacía albergada, tal parecía que se le había caído a Lestat minutos atrás y aquel honrado joven lo había percibido y con humildad entregaba el objeto a su dueño, Lestat sonrió y se puso recto y respondió:

-Muchas gracias joven honrado son muy pocos los hombres que hace tan bondadosa acción ¿como poderle pagar a usted por tal acciones justas?… veo que no es un hombre ansioso por el dinero por lo que seria ofensivo que le diera yo monedas, así que le parece ir a una fiesta que se llevara a cabo en la mansión del sol, la boda entre un general y una perfecta dama ésta noche, no falte me sentiría ofendido si no asistiera mi buen amigo.

Dicho eso regreso a lado de su prometida Larissa, quien tomándola de las manos y acercándola a su cuerpo, éste bajaba su rostro y con una ternura propia de el besaba sus labios par así susurrarle al oído:

-Amor ¿por que cuestionas tal cosa?… pero si mi dama me cuestiona tengo que contestarle con gran sinceridad… la verdad no, ya no quería pasar por esto Larissa, tenia miedo de conoce a otra mujer y que también ésta se alejara de mi, de la forma que fuera pero que al final me quedara solo de nuevo, pero te conocí a ti y la verdad esa cobardía por arriesgarme se pedio, fue reemplazada por una pasión y un amor que es tan sólo es para ti, te lo juro por los Dioses que te amo Larissa y quiero morir protegiéndote…

Dicho eso abrazaba con gran fuerza a la dama y así suspiraba con ternura para decir una vez más:

-No se que haría si estuviera lejos de ti, no lo soportaría te has vuelto mi razón de vida, el aire que necesito para poder respirar, la luz de mi sendero oscuro… el ángel que mas amo… esa eres Tú… Larissa ¿Qué haría sin ti?

Dicho eso la soltaba y posaba sus manos en los hombros de la damisela para besarla una vez más. El tiempo pasaba sobre ellos ignorándolos por segundos dejando que se extasiaran las lenguas y los labios de ambos al fusionarse en un fogoso beso. Pero todo eso cambio cuando una mano interrumpió, tocando la espalda de Lestat, éste se daba la media vuelta y divisaba que un mensajero del senado era quien interrumpía su apasionada acción de amor ante su dama.

-¿Hay alguna novedad mi querido mozo? ¿Problemas en el senado?

-Se ha solicitado una junta por parte del Senador Solomon y con ello solicito que los generales de las distintas legiones romanas a que se presentara… con más detalles de lo que se está debatiendo deberá asistir de inmediato general Lestat…

-Esta bien muchas gracias ahí estaré…

Lestat se ponía un poco nervioso y con ello veía como se alejaba el mensajero del senado. Dando media vuelta observaba a Larissa, estaba apenado por que le habían cortado la posibilidad de seguir a lado de su prometida, tomándola ente sus brazos éste la abrazó mientras hacia una seña por sus espaldas llamando al cochero, el cual llegaba rápidamente posando la carrosa y los caballos por detrás de ambos enamorados.

Separándose y tomando las mejillas de Larissa con un gesto de preocupación y dolor el general veía a su dama y con ello le sonreía dolorosamente para así decirle:

-Se me ha solicitado amor en las cámaras del senado, la razón no fue expuesta por lo que presiento que ha de ser una situación algo delicada, nuestra recreación entre el mercado temo que se ha terminado, no te preocupes Larissa las cosas ya están compradas adelántate a la villa y prepárate para la boda que yo estaré para antes de que el crepúsculo invada las llanuras de Roma… Las telas esperaran amor…Pero no me puedo ir si no antes tú me regalas una sonrisa… Cochero desata un caballo y dámelo de inmediato… Larissa prométeme que te pondrás hermosa para mi amor…prométeme que no te molestas con que te deje de esta forma… dame un beso que eso bastara para poder sobrevivir unas cuantas horas lejos de ti… acaríciame para no desarmarme y morir por no tenerte… Larissa amor.
Lestat
Lestat

Reino : Olimpo
Templo de la Guerra

Ataques :

Las calles del mercado - Página 11 Vrt5a9AD - Lingua infernum (1350)


Defensa : Las calles del mercado - Página 11 Vrt5a9 Mirror Ignis
Cantidad de envíos : 126

Volver arriba Ir abajo

Las calles del mercado - Página 11 Empty Re: Las calles del mercado

Mensaje por Dahinten Lun Mar 14, 2011 2:18 pm

El joven se volteó al sentir la mano de Dahinten sobre su hombro. Lo miró detenidamente y en sus ojos se reflejó agradecimiento sincero. Tomando la bolsa de la mano de Dahinten, el joven habló; le dijo a Dahinten que lo invitaba a su boda, que se realizaría aquella misma noche.

-Sería un gran honor para mí acudir a tal celebración señor.- Dijo Dahinten a media voz y se retiró de aquel lugar.

Realmente las personas de por aquí son muy amables, pensó Dahinten.

Mientras iba caminando por la atestada calle, Dahinten contemplaba a todos lados, buscando algo que darles a los futuros esposos, era cierto que hace poco había sido invitado y no había pensado antes en comprarles algo, pero la cortesía decía eso, que había que llevarles un presente.

Dahinten pensaba también en aquella muchacha de cabellos rojos, la muchacha del coliseo...Dahinten se preguntaba como se llamaba y donde se encontraría ahora.

De pronto, Dahinten vió una tienda en donde vendían telas muy hermosas y otros artículos. Tenía en su bolsa de viaje algunas cuantas monedas de oro y plata, las cuales había obtenido de las manos del Señor Mauritius. Entró a la tienda y empezó a curiosear, pensando en que comprar. Un joven de unos 15 años se le acercó y le preguntó amablemente:

-¿En qué le puedo ayudar caballero?-

-Vengo buscando algo que regalarle a una pareja que se casará el día de hoy joven, ¿que me recomiendas?-

-Tenemos esto, señor- Dijo el joven mostrándole a Dahinten un juego de vasos de plata muy hermosos.

Dahinten los admiró, eran relucientes y muy bien trabajados.

-Me llevaré estos- Le dijo al muchacho.

Rápidamente el muchacho se encargó de envolverlos en una hermosa tela de seda y entregarselos a Dahinten quien pagó por aquel regalo.
Saliendo de ahí, Dahinten se dirigió hacia la zona de comedores, y se hizo servir abundante comida y bebida para saciar su hambre y sed.
Dahinten
Dahinten

Status :

Las calles del mercado - Página 11 285mkn


Cantidad de envíos : 68

Volver arriba Ir abajo

Las calles del mercado - Página 11 Empty Re: Las calles del mercado

Mensaje por Larissa Mar Mar 15, 2011 2:52 pm

Larrissa estaba aun ensimismada en sus cosas, quería saber la respuesta de su amado, pero un joven corpulento se interpuso en la charla y le dio a su querido general una bolsa con monedas, las cuales había dejado caer en su desconexión con el mundo; como era de esperarse el general mostró la educación propia de un hombre como el, puesto que incluso además de darle las gracias por su accionar, y halagar su buen comportamiento, su amado prometido le había extendido una invitación a su ceremonia matrimonial.

-Cielos hay mucha gente ahora en este mercado, creo que todos se han puesto de acuerdo...

Larissa guardó silencio y sintió el tacto de su prometido sobre sus manos, luego un abrazo la aprisionó y un beso fogoso marcó su boca y la transportó otra vez a ese mundo hermoso que tanto le gustaba y que sólo vivía con él.

-Lamento haberme puesto a pensar esas cosas, fui una tonta la verdad, es que te amo tanto que quiero saber todo de tí, te quiero bastante y mi vida contigo es maravillosa ahora, y estoy segura que lo será más viviendo contigo. En cuanto a eso de morir por defenderme no me gusta que lo digas así tan a la ligera, mi querido general no me sentiría feliz si tú te fueras de mi lado, ya viví eso una vez y me pondría muy mal el estar pasando por eso otra vez.... Yo igual que tú siempre me preguntó ¿Qué haría sin tí?

Larissa miró a su prometido a los ojos y le sonrió, estaba maravillada viendo como su querido general se regocijaba al tenerla con él ahí tan cerca, sin embargo toda la alegría de la joven mujer de cabellos color avellanas se vio opacada por la preocupación, puesto que un enviado del senado estaba diciendo que se solicitaba su presencia en aquel lugar. Larissa no era una tonta, las cosas caían por su peso, y era más que de su conocimiento que la única razón por la que se solicitan generales, es que se va a llevar a cabo una guerra, la misma en la que se podía perder la vida de su prometido; la verdad era que no sentía deseos de sonreír, no estaba molesta para nada, porque al final de las cosas ella no podía hacer nada y no era culpa de él tampoco.

-No mi querido, no me enojaría por gusto mi cielo, estoy segura que regresarás pronto, y yo estaré esperando a que tú estés de regreso, porque ese es el deber de las mujeres, ellas tienen que esperar que sus hombres regresen sanos y salvos.- Larissa sonrió como pudo y pasó su mano derecha por la mejilla izquierda de su prometido y se acercó a sus labios para darle un beso apasionado, acto seguido se separó de él y luego lo miró con amor infinito mientras esperaba la llegada del cochero junto con el accionar de Lestat, quien tenía que irse, y cuyo destino dependía de lo que se hablara en ese senado.
Larissa
Larissa
Berseker de Ares
Berseker de Ares

Reino : Olimpo
Templo de la Guerra

Ataques :

Las calles del mercado - Página 11 10z61isAD - Anima sola (1650)


Defensa :

Las calles del mercado - Página 11 10z61is Canzone d'amore nuovo

Cantidad de envíos : 123

Volver arriba Ir abajo

Las calles del mercado - Página 11 Empty Re: Las calles del mercado

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 11 de 13. Precedente  1, 2, 3 ... 10, 11, 12, 13  Siguiente

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.